Historia del idioma neerlandés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los cinco dialectos del neerlandés moderno.

El neerlandés es una lengua germánica occidental, descendiente de los dialectos bajo-alemanes al igual que el frisón y el holandés.

Orígenes[editar]

Como las otras lenguas indoeuropeas, el neerlandés tiene su origen en el proto-indoeuropeo.

Comparte con las otras lenguas germánicas un ancestro más reciente, parcialmente reconstruido, el protogermánico.

Edad Media[editar]

A partir del siglo III, los francos colonizaron el noroeste de Europa, llevando con ellos la lengua fráncica.

Al sur, esta fue absorbida por el latín. Pero más al norte, el fráncico perduró y evolucionó hacia el antiguo neerlandés. Este último, usado desde el siglo VII, puede ser considerado como el primer vestigio de la lengua neerlandesa.

Con los siglos, evolucionó a lo que se conoce como neerlandés medio, un grupo de dialectos germánicos occidentales, mutuamente inteligibles, hablados entre los siglos XII y XVI.

De los dialectos a la lengua neerlandesa[editar]

A partir del siglo XVI, un proceso de estandarización liga el mosaico de dialectos bajo-alemanes en una misma lengua nacional.

El afrikáans es una lenga derivada del neerlandés a partir del siglo XVII, y hablada en Sudáfrica. Conserva muchos arcaísmos y cuenta con una gramática simplificada.

Véase también[editar]

Referencias[editar]