Historia del ajedrez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Questo Libro y imparare Giocare la Scachi, el tratado Damiano Beja, publicado en 1512.

La historia del ajedrez tiene origen controvertido, pero es posible afirmar que el juego fue inventado en Asia. Actualmente, la versión generalizada es que han surgido en la India con el nombre de chaturanga y desde allí se extendió a China, Rusia, Persia y Europa, donde se estableció la normativa vigente. Sin embargo, investigaciones recientes indican un posible origen chino desde el siglo III a.C., la región entre Uzbekistán y la antigua Persia (actual Irán)

Uno de los registros literarios más antiguos sobre el ajedrez es el poema persa Karnamak-i-Artakhshatr-i-Papakan, escrito en el siglo VI, y, a partir de esta era, su evolución está más bien documentado y ampliamente aceptada en el mundo académico. Tras la conquista de Persia por los árabes, estos asimilaron el juego y la difusión en Occidente, que lo llevó al norte de África y Europa, e incluso la actual España e Italia alrededor del siglo X, desde donde se extendió al resto del continente que viene a la región de Escandinavia e Islandia. En Oriente, el ajedrez se ha expandido desde su versión china, el Xiangqi, a Corea y Japón en el siglo X.

En el siglo XV, el juego fue ampliamente difundido en Europa y entre las variantes existentes del juego, la europea fue el que se destacó por la velocidad indicada por la inclusión de la dama y el alfil. A pesar de que ya existían literatura de ajedrez es esa época, fue en este período que comenzaron a surgir el primer análisis de aperturas debido a las nuevas posibilidades de juego.

Los partidos comenzaron a ser registrados con mayor frecuencia y se han publicado más estudios teóricos. En el siglo XVIII se fundó los primeros clubes para la práctica de ajedrez y federaciones deportivas en Europa, y debido a la gran cantidad de pequeños torneos que ocurren por todo el continente, en 1851 se celebró el primer torneo internacional en Londres. La popularidad de las competiciones internacionales ha llevado a la creación del título de campeón del mundo, ganado por Wilhelm Steinitz en 1886, y, en 1924, se fundó la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), en París, que organiza la primera Olimpiada de Ajedrez y el mundial femenino, ganado por Vera Menchik.

Con la popularización de las computadoras a finales de la década de 1950, comenzaron a surgir los primeros programas que juegan al ajedrez, que acompañaban la evolución del tratamiento de la información e introducirían el juego en la era moderna con competiciones on-line y facilitando el análisis de las partidas.

Origen[editar]

El origen del ajedrez sigue siendo una cuestión de debate entre los historiadores del ajedrecismo,[1] [2] [3] , pero sin embargo la teoría más difundida[4] es que fue creado en la India durante el Imperio Gupta alrededor del siglo VI.[5] Esta teoría se confirma por los primeros registros literarios persas y por el análisis de la etimología de las palabras utilizadas en el juego y su co-evolución con el ajedrez.[6]

Sin embargo, las teorías alternativas proponen que el ajedrez fue creado durante un período anterior, en diferentes lugares, como China[7] , Irán[8] y Afganistán.[9] Estas versiones exploran evidencian arqueológicas, militares[10] , y literarias de la evidencia filogenética[11] para desafiar la teoría de la India. Las similitudes entre Chaturanga y el Xiangqi, considerado la versión china de ajedrez, son exploradas indicando que estos juegos podrían haberse influido entre sí por medio del contacto entre las civilizaciones a través de la ruta de la seda, asimilando algunos aspectos de sus reglas y formando versiones híbridas,[12] que podría remontarse a la antigua Grecia y la conquista de Alejandro Magno, sobre Asia Menor en el siglo III antes de Cristo.[13] Existe la perspectiva de que, en el futuro, nuevos análisis de la literatura existente y descubrimiento de más objetos arqueológicos en la India y China permitan esclarecer definitivamente el origen del ajedrez.[3]

India[editar]

Krishna y Radha jugando al chaturanga en un tablero del Ashtāpada.

Según Harold Murray, el análisis filológico conecta el juego con claridad a la palabra chaturanga[14] , que designaba a las cuatro partes del ejército indio - carros, elefantes, caballería e infantería — desde el siglo V a.C.[15] En un principio, el partido se jugó en el consejo de Ashtāpada, otro juego cuya significación se estableció alrededor del siglo V a.C., y sugirió un objeto familiar.[16]

El chaturanga es considerado el juego más antiguo con características esenciales de la definición del juego encontradas en las versiones posteriores - dos jugadores se enfrentan en un acuerdo inicial y simétrico de las piezas, con piezas de movimientos diferentes y la victoria dependiendo de la captura de una única pieza.[17] No está claro si el chaturanga utilizaba dados para designar a sus movimientos, aunque la gran mayoría de los juegos indios los utilizasen.[18]

Una de las leyendas sobre el origen indio, relatada en el poema persa Chatrang Namag (c. Sec VII) y el libro persa Shāh-nāmeh (c. siglo XI) relata que un rajá indio[nota 1] envió a su visir Tâtarîtos a la corte de Cosroes I Anôšag-Ruwan, Shah de Persia, con tributos y un desafío para descubrir las reglas del chaturanga. Cosroes solicitaron cuatro días para resolver el enigma, después de haber tenido éxito en el tiempo previsto.[19] [20] [nota 2]

El libro Shāh-nāmeh describe dos leyendas más sobre el origen del ajedrez. La primera cuenta la historia del brahmán Sessa Ibn Daher, quien creó el juego a petición de un rajá indio y, como recompensa, le pidió un grano de trigo por el primer escaque del tablero, duplicando progresivamente la cantidad por cada nuevo escaque [nota 3] La otra historia cuenta que el juego fue inventado, a petición de la madre del rey Gav para probar que éste no había provocado la muerte de su hermano Talhend durante una batalla, reconstituida sobre el tablero.[22]

China[editar]

Una teoría alternativa afirma que el ajedrez surgió del Xiangqi o de sus predecesores, que ya existían en China desde el siglo II a.C. David H. Li, un contador jubilado y traductor de textos chinos antiguos, formuló la hipótesis de que el general Han Xin se inspiró en una versión anterior del juego Liubo para desarrollar una versión primitiva del ajedrez chino en el invierno de 204-203 a. C.[23] El historiador alemán Peter Banaschak, no obstante, señala que la teoría de Li no tiene fundamento, afirmando que la obra "Xuanguai lu", escrita por el ministro de Niu Sengru (779-847) de la dinastía Tang permanece como el primer fuente aceptada de la variante china Xiangqi.[24]

Irán[editar]

Historiadores iraníes cuestionaron la ausencia de evidencias arqueológicas anteriores al siglo IX indias, mientras que evidencias persas ya fueron encontradas desde el siglo VI, como una hipótesis del origen del ajedrez pertenecente a la antigua Persia, actual Irán.[25] De hecho, a pesar de la literatura india anterior al siglo VI sea rica, ella no hace ninguna mención específica al chaturanga como nombre de un juego, y que las evidencias más claras en este sentido surgieron solamente en el siglo IX.[26] La etimología tampoco sería objetiva con respeto al uso de la palabra en sánscrito chaturanga, que solo significaría "ejército", no quedando claro si es una referencia al ajedrez o a algún otro juego. La influencia persa en la nomenclatura, de cuyo idioma (pahlavi) proviene la mayoría de las palabras relacionadas con el ajedrez, también se considera como un argumento a favor de la teoría iraní.[27]

La figura del elefante como justificativa para el origen indio también es cuestionada. Estos animales no son exclusivos de la India, siendo conocidos desde la dinastía ptolemaica en Egipto, y se utilizan regularmente en los ejércitos persas[28] . Las obras persas Chatranj namâg y Shāh-nāmeh, que indican el origen del juego como de otro reino al oeste, relatado como Hind y que trajo el chaturanga a la corte persa, podrían indicar una provincia oriental del imperio persa que incluye la provincia moderna de Sistán y Baluchistán, que durante el Imperio aqueménida era una extensión de la provincia de Juzestán.[8]

Difusión[editar]

Persia antigua[editar]

Ilustración del libro Shāh-nāmeh, mostrando una partida en la corte persa.

El poema Mâdayân î chatrang, o simplemente Chatrang nâmag, es la primera evidencia literaria que describe las piezas de ajedrez y la llegada del chaturanga a Persia, aunque la datación del texto es polémica - los historiadores estiman que data entre los siglos VII y IX.[29]

Hacia el siglo VII otro poema, Xusraw Kawadan ud redag​​, escrito en idioma pahlavi, menciona el chaturanga, el Ashtāpada y el nard, el predecesor de backgammon. Cosroes fue el Shah de Persia de 531-579 y entre las posibilidades exsistentes, sería la primero en recibir un conjunto de piezas de ajedrez provenientes de la India.[nota 4]

En la región de Persia fueron encontrados los restos arqueológicos más antiguos del juego, localizados en el sitio arqueológico de Afrasiab, cerca de la ciudad de Samarcanda, en el actual Uzbekistán. Las denominadas piezas de Afrasiab son siete en número (1 Rey, 1 Torre, 1 Visir, 2 Caballos y 2 Peones), con un tamaño medio de 3 cm, y fueron fechadas en el siglo VII.[31]

Las primeras adaptaciones al chaturanga fueron la traducción del juego, que pasó a llamarse Chatrang, y de las piezas que mantuvieron el significado indio de representar en el juego los cuatro componentes del ejército en la época: carros, caballería, elefantes montados y soldados reunidos más allá del soberano y su consejero.[32] Los persas también introdujeron expresiones en el juego como Shah, actual jaque, utilizado para amenazar al rey adversario, Shāh-mat (jaque mate) que el rey emboscado, capturado o muerto, que indica el final de una partida[33] y Shāh-rukh, que indica una doble amenaza al Rey y la Torre, que hasta entonces era la pieza más fuerte.[34]

Desde el inicio el juego fue popular, habiéndose creado variantes citadas en diferentes manuscritos, como por ejemplo Murûj adh-dhahab y la enciclopedia Nafâ'is al-funûn, que describen un total de siete variantes practicadas en la época se han establecido, aunque eran ya desarrollado bajo el dominio árabe sobre Persia. La primera describe el ajedrez oblonga, el ajedrez decimal, el circular, celestial (al-Falakîya) y el Limbo (al-Jawârhîya). La segunda describe también el Ajedrez ciudadela (al-Husûn) y el ajedrez grande (al-Kabîr), conocido posteriormente como Ajedrez de Tamerlán.[35]

Los persas introdujeron el chatrang en el Imperio Bizantino alrededor del siglo VII que fue asimilado con el nombre de zatrikion. Sin embargo, la primera evidencia de zatrikion de la cual es posible establecer una fecha correcta es del siglo XII, en un pasaje de la biografía del emperador Alejo I Comneno, escrita por su hija Ana Comneno. No se conocen con exactitud las reglas del juego que se practicaba en la corte bizantina y con la caída del imperio en 1453, la versión actual del juego fue sustituida por la versión turca que vendría a ser posteriormente sustituida por la versión europea.[36]

La conquista árabe[editar]

Conjunto de piezas del Shatranj que datan del siglo XII.[37]

Cuando los árabes dominaron Persia en 651, el Profeta Mahoma ya había muerto, lo que provocó un largo debate entre los teólogos islámicos sobre la legalidad del juego la práctica. Por último, se permitió sus prácticas bajo determinadas condiciones, que incluían no apostar, no llevar a disputas o blasfemia, y a no representar las piezas figurativamente.[38]

El juego se hizo popular entre los califas como Harún al-Rashid, que patroneaban los mejores jugadores de su corte, y al final del siglo IX, fue ampliamente aceptado y difundido en el mundo árabe, siendo llevado al norte de África, Sicilia y la península ibérica. Entonces surgieron los primeros grandes jugadores, destacados en sus tiempos, por la capacidad de jugar incluso dando ventajas de peones y hasta torres a sus oponentes. Al-Adli, Al-Razi y As-Suli fueron los grandes nombres de este período, habiéndose destacado tanto en el ajedrez como en las artes y ciencias.[39] [40]

Los árabes fueron los primeros en estudiar con un fases del método de análisis de las aperturas, medio juego y finales, tratando de explotar las debilidades existentes en cada uno de ellos. Crearon numerosos problemas, llamados mansūbāt, representando los finales típicos de una partida, utilizando las reglas de Shatranj, versión arabizada del Chatrang persa. De este período también es la primera referencia a una partida de ajedrez a ciegas, relatado por Al-Safadi en un manuscrito árabe del siglo XIV.[40] [41]

Expansión por Asia[editar]

El análisis etimológico de las piezas de ajedrez indica que el ajedrez fue introducido en Rusia desde el chatrang, de origen persa. Mientras que en Europa la figura del fers ya se había transformado en dama, en Rusia la pieza permaneció masculinizada como ferz, y el alfil y la torre figurados como un elefante y un barco, respectivamente. La evidencia arqueológica más importante fueron excavadas en la ciudad de Novgorod, indicando que el juego fue introducido hacia el siglo IX.[42]

Cuando europeos tuvieron contacto con la cultura rusa, el juego ya estaba completamente establecido y la versión europea de las reglas lentamente sustituyó a las reglas de Chatrang, aunque todavía en el siglo XVIII algunas tribus en el Lejano Oriente hicieran uso de las viejas reglas. Al igual que en Europa, la monarquía también demostraba interés en el juego, patronando a los mejores jugadores. El zares Iván IV de Rusia, Catalina II de Rusia y Pedro I de Rusia están entre los monarcas que han mostrado tal interés.

La teoría del ajedrez actual establece que Xiangqi es el resultado de la asimilación de Chaturanga. El propósito de la variante china es similar al juego de la India, es decir, capturar al rey del oponente, que es denominado "general". El Xiangqi también incorpora elementos del juego de tablero Go, conocido en China desde el siglo VI antes de Cristo, en el que las piezas se mueven en las intersecciones de las líneas en el tablero, en lugar de los escaques. En el ajedrez chino las piezas tienen generalmente la forma de disco, como en las Damas, diferenciándose por ideogramas en la parte superior.[43] En China, el chaturanga fue posiblemente introducido por la camino de seda entre la región de Cachemira y el imperio chino alrededor del siglo VIII.[44] Sin embargo, el imperio chino se cerró al contacto con el exterior, dificultando la penetración del juego, que solo se cambió después de la Segunda Guerra Mundial y el estrechamiento de las relaciones exteriores con la Unión Soviética.[45]

Llegada a Europa[editar]

El Shatranj fue introducido en Europa por los árabes alrededor del siglo X, a través de la conquista de España, donde rápidamente llegó a ser popular, alcanzando todo el continente europeo a finales del siglo XI.[46] Las restricciones religiosas en la práctica del ajedrez se mantuvieron, a pesar de que siguen siendo desobedecidas tanto por el tribunal europeo como el clero. El primer registro literario en suelo europeo, el poema Versus de Scachis, encontrado en un monasterio en Suiza, describe el movimiento de las piezas de ajedrez, las reglas del juego y el tablero con el patrón dicromático estándar empleado actualmente. Las reglas descritas todavía eran las mismas que las del Shatranj; sin embargo, este poema hace la primera mención de la Dama (Regina, en latín), aunque todavía con los mismos movimientos del fers y diferentes reglas para la promoción del peón, que impedían la presencia de dos damas en el tablero, siguendo la orden de mantener la normativa de la monogamia real.[47]

Templarios disputando una partida de ajedrez en una miniatura del Libro de los juegos (1283).
Rey europeo disputando una partida de ajedrez en una miniatura del Liber de Moribus, (aprox. 1300).

Así como entre los teólogos islámicos, la práctica del ajedrez fue discutida entre los teólogos católicos y prohibida, a pesar de las diferencias del derecho canónico. Una carta de Pedro Damián, obispo de Ostia en aproximadamente 1061, para el Papa electo Alejandro II discutió el asunto.[48] [49] Hasta aproximadamente el siglo XIV, la práctica del ajedrez fue prohibida en varias ocasiones en diferentes países (Francia, Rusia, Inglaterra y Alemania) y religiones (Iglesia ortodoxa[50] , judaísmo[48] y catolicismo[49] ).

Poco a poco, el juego comenzó a ser aceptado por la nobleza, siendo considerado un entretenimiento adecuado para caballeros, soldados, cruzados y ministriles.[39] [48] También se le permitía a un hombre visitase la habitación de una Dama con la intención de jugar al ajedrez.[46]

Alrededor de 1250 surgieron los primeros sermones que utilizan el ajedrez como una metáfora para la enseñanza de ética y moral. Estas obras fueron llamadas moralidades y se hicieron muy populares en la época. La primera obra de su clase fue Quaedam moralitas de scaccario por Innocentium papum ("La moral Inocente"), de autoría atribuida al Papa Inocencio III (1163-1216), un prolífico escritor de sermones, y posteriormente a un fraile franciscano llamado Juan de Gales (1220/90).[51] [52] En la segunda mitad del siglo XIII, el monje Jacobo de Cessolis publicó los sermones Liber de moribus Hominum et Officiis Nobilium Sive Super Ludo Scacchorum ("Libro de las costumbres de los hombres y deberes de los nobles o el Libro de Ajedrez"), una obra que se hizo muy popular, siendo traducida a varios idiomas y la base del libro The Game and Playe of the Chesse, uno de los primeros libros impresos en inglés.[48]

Origen del juego moderno[editar]

A finales del siglo XV, el juego sufrió la principal alteración en su historia, con la sustitución de los lentos Fers y Fil por la Dama y el Alfil respectivamente. Esta nueva versión del juego surgió en el sur de Europa y rápidamente se hizo popular por el continente, volviéndo obsoleto todo el conocimiento adquirido previamente sobre la teoría de aperturas y finales, debido a la gran movilidad de las piezas nuevas.[53] Surgieron entonces los primeros análisis y libros contemplando nuevas reglas de Luis Ramírez de Lucena en Repetición de Amores y Arte de Axedrez (1497), Damiano en Questo Libro e da Imparare Giocare a Scachi (1512) y Ruy López de Segura en Libro de la invención liberal y arte del juego del axedrez (1561), siendo este último el jugador más fuerte de la época[54] y el primero en formalizar las reglas del enroque en un solo movimiento[55] y la captura al paso[56] . Surgieron otros nombres como Paolo Boi, Polerio y Greco que eran patronados en diferentes cortes, produciendo una gran variedad de manuscritos con nuevas teorías en aperturas.[53]

Las escuelas de pensamiento[editar]

Grabado de Philidor en L’analyze des échecs. Londres, segunda edición, 1777.

En 1749, Philidor publicó su libro L'analizar des échecs, discutiendo en detalle la estrategia como un todo y la importancia de la estructura de peones en el juego como un factor posicional. Su libro incluía catorce partidas y varias anotaciones ficticias medio juego discutiendo características como peones aislados, doblados, retrasados, pasados y la isla de peones.[57]

Philidor fue el mejor jugador de ajedrez de su tiempo y su libro sigue siendo una obra de referencia del ajedrez moderno por más de un siglo, siendo traducido a varios idiomas.[58] Sus ideas sirvieron de base para la primera escuela de pensamiento del ajedrez, la Escuela de Philidor. Sin embargo, la escuela italiana, desarrollada por Ponziani, Lolli y Del Rio alrededor de 1750, abogaba, en oposición a Philidor, un rápido desarrollo de las piezas y el ataque directo contra rey adversario, dominando el desarrollo de la teoría hasta finales de la década de 1840.[57]

En el mismo período, surgieron en Londres y París la primeras cafeterías que popularizaron la práctica del juego. La Slaughter's (en Londres) y el Café de la Régence (en París) fueron testigos de la primera confrontación entre los mejores jugadores del período, como Stamma, Kermeur y Philidor.[59] Ya a principios del siglo XVIII, surgieron los primeros establecimientos dedicados exclusivamente a la práctica del ajedrez, los clubes de ajedrez en Londres, Praga, Viena y París. Esto aumentó la necesidad de formalización de las reglas, visionando la realización de torneos en las asociaciones - a partir de 1803 los clubes comenzaron a publicar sus conjuntos de reglas.[60]

Por la década de 1840, el centro de ajedrez europeo aún estaba en Francia, que celebró los mejores jugadores de la época, como Bourdonnais y Saint-Amant. Sin embargo, después de la victoria de Staunton sobre el último, llegó a Inglaterra como un centro mundial de ajedrez, a partir de la escuela de pensamiento inglesa.[61] Lasa, Staunton y Jaenisch (de forma independiente) publicaron los primeros libros de reglas de ajedrez al final de este período, que fueron la base de las competiciones posteriores. Lasa fue co-autor del Handbuch des Schachspiels (1843), utilizado en idioma alemán, y Staunton publicó el libro Chess Praxis (1860).[60] [62]

Nacimiento del deporte[editar]

En 1851 se celebró en Londres el primero internacional, ganado por Adolf Anderssen.[63] A partir de entonces, se realizaron varios torneos en las principales ciudades de Europa, como Londres (1862)[63] , Paris (1867)[64] , Baden-Baden (1870)[65] , Viena (1873)[66] , Berlim (1881)[67] e Hastings (1895)[68] .

En este período también aparecieron los primeros jugadores profesionales de ajedrez, primero en Londres, el principal centro de ajedrez en la época, y después en otras ciudades. Inicialmente, estos jugadores lucharon partidos en sus clubes, muchas veces en simultáneas y a ciegas, cobrando pequeñas cantidades por ella. Con los torneos ganando popularidad, los mejores jugadores se dedicaron a estas competencias, como Joseph Henry Blackburne, Louis Paulsen, Wilhelm Steinitz, Johannes Zukertort, Cecil Valentine De Vere, Szymon Winawer, Isidor Gunsberg, Mikhail Chigorin, Samuel Rosenthal y Johannes Minckwitz.[nota 5]

En 1886 se jugó entre Steinitz y la primera carrera oficial de Zukertort por el título de campeón del mundo, aunque el término ya había sido empleado anteriormente.[71] Steinitz, el mejor jugador de la época, ganó la carrera y mantuvo el título hasta 1894, cuando fue derrotado por Emanuel Lasker.[72] Surgieron entonces los nuevos jugadores, además de Lasker, que utilizaban un estilo de juego más posicional, conocido como la escuela moderna de ajedrez, con nombres como: Siegbert Tarrasch, Frank Marshall, Dawid Janowski, Carl Schlechter, Akiba Rubinstein, Harry Nelson Pillsbury y Géza Maróczy.[73]

A pesar de los primeros conceptos de la escuela ortodoxa fueron propuestos por Steinitz, considerado fundador de esta, solamente esa generación de jugadores, reconoció el trabajo de Steinitz, incluyendo a Lasker, su sucesor.[74] Surgió entonces el prodigio cubano José Raúl Capablanca, que ganó el título mundial de Lasker en 1921, poniendo un fin el dominio germánico de jugadores europeos. Capablanca mantuvo un invicto de ocho años en competencia, siendo considerado ídolo del deporte y derrotado solamente en 1927 por Alexander Alekhine.[75]

Después de la Primera Guerra Mundial, el ajedrez comenzó a ser revolucionado por un nuevo estilo, denominado hipermoderno, de los teóricos Richard Reti, Savielly Tartakower, Gyula Breyer y notoriamente Aaron Nimzowitsch, principal autor del esta escuela con la obra Mein System (Mi sistema), que abogaba por el control del centro a la distancia y el uso de los alfiles flanqueados y aperturas abiertas.[76]

Surgimiento de la FIDE[editar]

A partir del torneo de San Petersburgo de 1914, crecieron las iniciativas para la creación de un organismo regulador del deporte. Finalemente, en 1924 fue creada la FIDE. El primer evento organizado por la entidad fue la Olimpiada de ajedrez, ganado por el equipo húngaro, y el Campeonato Mundial Femenino de Ajedrez ganado por Vera Menchik, celebrados en Londres en el año 1927.[77] [78]

Véase también[editar]

Campeonato Mundial de Ajedrez[editar]

Los grandes torneos de la historia[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El texto original en pahlavi no indica claramente cuál rey hindú envió el chaturanga y los historiadores presentan como los más probables Dêwišarm (identificado como el rey de Kanauj de la dinastía Maukhari), Râe Hendi, Râe of Kanouj o el rey de Dabishlun.[19]
  2. A pesar de que la historia no sea considerada verídica para la creación de ajedrez, las teorías recientes sugieren que una regla matemática relacionada con el cuadrado mágico podía regir los movimientos de las piezas, lo que permitió la Buzurdjmir desentrañara el chaturanga.[21]
  3. Lo que resulta en 18 446 744 073 709 551 615 (18,4 trillones) de granos de trigo.
  4. El texto original usa la palabra Hind que según Majid Yekta´i no era utilizada para referirse a la India antes del siglo XI. Por lo tanto, la palabra puede referirse a otros lugares, como en Khuzestan o Baluchistán, como lugar de origen del juego.[30]
  5. Los torneos más importantes de este período fueronm Baden-Baden en 1870 y Hastings en 1895, de los cuales se considera que participaron los mejores jugadores de la época.[69] [70]

Referencias[editar]

  1. Yalom (2004), p.3.
  2. «The Origins of Chess» (en inglés).
  3. a b Meissenburg, Egbert (1998). «THE STATE OF CHESS RESEARCH» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  4. Lasker (1999), p.15.
  5. Leibs, Andrew (2004). Sports and games of Renaissance (en inglés). Greenwood. ISBN 0313327726. Consultado el 17 de mayo de 2010. 
  6. Kenneth, Whyld (1996). . Consultado el 17 de mayo de 2010.
  7. Banaschak, Peter (30 de mayo de 2000). «Chinese-Western contacts and chess» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  8. a b Calvo, Ricardo (1996). «SOME FACTS TO THINK ABOUT» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  9. Josten, Gerhard (2001). «Chess – a living fossil» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  10. Ferlito, Gianfelice and Sanvito, Alessandro (setiembre 1990). (en inglés)The Pergamon Chess Monthly 55. http://www.schachquellen.de/15017.html. Consultado el 17 de mayo de 2010. 
  11. Kraaijeveld, Alex (2001). «Origin of chess - a Phylogenetic perspective» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  12. Cazaux, Jean-Louis (2001). «Is chess a Hybrid game?» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  13. Samsin, Myron J. (2002). «PAWNS AND PIECES - TOWARDS THE PREHISTORY OF CHESS» (en inglés) (pdf). Consultado el 17 de mayo de 2010.
  14. Murray (1913), p. 26-27.
  15. Murray (1913), p. 42-43.
  16. Murray (1913), p. 32-33.
  17. Encyclopaedia Britannica (2010). «Chess: Ancient precursors and related games» (en inglés). Encyclopaedia Britannica Online. Consultado el 14 de mayo de 2010.
  18. Murray (1913), p. 45-47.
  19. a b «Explanation of Chess and arrangement of Vin-Artakhshir» (en inglés). Consultado el 15 de abril de 2010.
  20. Lasker (1999), p. 42-44.
  21. «Mystical Numerology in Egypt and Mesopotamia» (en inglés). Consultado el 15 de abril de 2010.
  22. Wilkinson, Charles K. (mayo 1943). «Chessmen and Chess» (en inglés). New Series 1:  pp. 271-279. http://www.goddesschess.com/chessays/chessmenandchess.html. Consultado el 14 de mayo de 2010. 
  23. Li, 1998.
  24. Banaschak: A story well told is not necessarily true - being a critical assessment of David H. Li's "The Genealogy of Chess".
  25. «The Origin of Chess: from archaeology» (en inglés). Consultado el 11 de abril de 2010.
  26. «The Origin of Chess: from the texts» (en inglés). Consultado el 23 de abril de 2010.
  27. Shapour Suren-Pahlav. «CHESS, Iranian or Indian Invention?» (en inglés). Consultado el 23 de abril de 2010.
  28. Connolly, Peter; et al. The Hutchinson Dictionary of Ancient and Medieval Warfare (en inglés). Inglaterra: Routledge. p. 28. isbn 978-1-57958-116-9. Consultado el 26 de abril de 2010. 
  29. «The Old Texts - Part 1» (en inglés). Consultado el 15 de abril de 2010.
  30. «On the origin of chess» (en inglés). Consultado el 13 de abril de 2010.
  31. WILLIANS, Gareth (2000). Master Pieces (en inglés) (1ª edición). Londres: Quintet Publishing Limited. pp. 15–16. ISBN 0670893811. 
  32. Lasker (1999), pp.29-30
  33. Jan Newton (Setiembre de 2003). «The King Isn't Dead After All!» (en inglés). Consultado el 19 de abril de 2010.
  34. Hooper (1992), p.75
  35. «Shatranj» (en inglés). Consultado el 13 de abril de 2010.
  36. Murray (1913), pp.161 - 168
  37. «Chess set (Glazed fritware) (1971.193a-ff)". In Heilbrunn Timeline of Art History. New York: The Metropolitan Museum of Art» (en inglés) (Abril de 2009). Consultado el 16 de abril de 2010.
  38. Yalom (2004), p.7
  39. a b Bill Wall (27 de setiembre de 2002). «Religion and Chess». Consultado el 28 de abril de 2010.
  40. a b Lasker (1999), pp. 48-55.
  41. Golombek (1976), p.72.
  42. «The History of Chess» (en inglés). Monroi. Consultado el 3 de marzo de 2011.
  43. Chinese chess (Encyclopedia Britannica 2007)
  44. Golombek (1976), p.21.
  45. Golombek (1976), p.24.
  46. a b Yalom (2004), pp. 56-66.
  47. Yalom (2004), pp. 15-18.
  48. a b c d Sunnucks (1976), p. 415.
  49. a b Yalom (2004), p. 29.
  50. Yalom (2004), p. 176.
  51. Giusti (2006), p. 10.
  52. «Earliest books of chess» (en inglés). Consultado el 29 de enero de 2010.
  53. a b Hooper (1992), p. 173-174.
  54. Hooper (1992), p. 234.
  55. Hooper (1992), p.73.
  56. Hooper (1992), p.???
  57. a b Hooper (1992), p.359.
  58. Hooper (1992), p. 303.
  59. Hooper (1992), p. 64.
  60. a b Hooper (1992), p. 221.
  61. Hooper (1992), p. 360.
  62. Sunnucks (1970), p. 433.
  63. a b Golombek (1977), p.185
  64. Golombek (1977), p.235
  65. Golombek (1977), p.20
  66. Golombek (1977), p.339
  67. Divinsky (1990), p.19
  68. Golombek (1977), p.137
  69. «Baden-Baden 1870» (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2010.
  70. Arthur Bisguier y Andrew Soltis llamaron Hastings de "mayor torneo del siglo XIX". Bisguier y Soltis, American Chess Masters from Morphy to Fischer, Macmillan, 1974, p. 53. ISBN 0-02-511050-0.
  71. Winter, Edward. . Consultado el 3 de junio de 2010.
  72. Hooper (1992), p. 396.
  73. Lasker (1999), p.120
  74. Weeks, Mark. «World Chess Championship 1894 Lasker - Steinitz Title Match» (en inglés). Mark Weeks. Consultado el 3 de junio de 2010.
  75. Hooper (1992), p.67-68
  76. Lasker (1999), pp.140-144
  77. Bill Wall. «FIDE History» (en inglés). Consultado el 27 de julio de 2010.
  78. Sunnucks (1976), p.313, 338

Bibliografía[editar]

  1. Lucena (1497), Repetición de amores, y Arte de ajedrez. Salamanca.
  2. Calvo, Ricardo (1991). Valencia, birthplace of modern chess. En: New in chess, Alkmaar, N. 7. pp. 82-87
  3. Calvo, Ricardo & Meissenburg, Egbert. (1992). Valencia: Geburtstätte des modernen Schachs. En: Schach-Journal, Berlin, N. 3, pp. 34-46
  4. Calvo, Ricardo & Meissenburg, Egbert (1995). Valencia und die Geburt des neuen Schachs. En: IFK (Internationales Forschungszentrum Kulturwissenschaften), Wien. pp. 77-89
  5. Westerveld, Govert (1994). Historia de la nueva dama poderosa en el juego de Ajedrez y Damas. (History of the new powerful Queen in the game of chess and draught), pages 103-225. Homo Ludens: Der spielende Mensch IV, Internationale Beiträge des Institutes für Spielforschung und Spielpädagogik an der Hochschule "Mozarteum" - Salzburg. Herausgegeben von Prof. Mag. Dr. Günther C. Bauer.
  6. Calvo, Ricardo (1997), Lucena. La evasión en ajedrez del converso Calisto. (Prólogo de Fernando Arrabal). Perea Ediciones, Pedro Muñoz (Ciudad Real). ISBN 84-7729-217-5
  7. Pérez de Ariaga, Joaquín (1997), El incunable de Lucena. Primer arte de ajedrez moderno. Ediciones Polifemo, Madrid. ISBN 84-86547-40-7
  8. Westerveld, Govert (1997), La influencia de la reina Isabel la Católica sobre la nueva dama poderosa en el origen del juego de las damas y el ajedrez moderno. En colaboración con Rob Jansen, Amsterdam. (Prólogo de Dr. Ricardo Calvo y Prof. Dr. Juan Torres Fontes). Editor Govert Westerveld, Beniel. ISBN 84-605-6372-3
  9. Castellví, Francí de; Vinyols, Narcís; Fenollar, Bernat (1475), (Scachs d'amor). El poema Scachs d'amor: (siglo XV): primer texto conservado sobre ajedrez moderno / análisis y comentarios por Ricardo Calvo. (Prólogo de José Antonio Garzón Roger). Editorial Jaque XXI, Madrid. ISBN 84-923279-3-6
  10. Garzón, José Antonio (2001), En pos del incunable perdido. Francesch Vicent: Llibre dels jochs partitis dels schachs, Valencia, 1495. (Prólogo Dr. Ricardo Calvo). Biblioteca Valenciana. ISBN 84-482-2860-X
  11. Westerveld, Govert (2004), La reina Isabel la Católica, su reflejo en la dama poderosa de Valencia, cuna de ajedrez moderno y origen del juego de damas. En colaboración con José Antonio Garzón Roger, Valencia. (Prólogo de Prof. Dr. Juan Torres Fontes). Generalidad Valenciana, Secretaria Automòmica de Cultura. ISBN 84-482-3718-8
  12. Garzón, José Antonio (2005), El regreso de Francesch Vicent: la historia del nacimiento y expansión del ajedrez moderno. (Prólogo Anatali Karpov). Generalitat Valenciana, Conselleria de Cultura, Educació i Esport: Fundació Jaume II el Just, Valencia. ISBN 84-482-4193-2
  13. Garzón, José Antonio (2005), The Return of Francesch Vicent: the history of the birth and expansion of modern chess; translated by Manuel Pérez Carballo. (Foreword Anatali Karpov). Generalitat Valenciana, Consellería de Cultura, Educació i Esport: Fundación Jaume II el Just, Valencia. ISBN 84-482-4194-0
  14. Valle de Ricote, Gofredo (2006), Los tres autores de la Celestina, el judeoconverso Juan Ramírez de Lucena, sus hijos Fernando de Rojas (Lucena) y Juan del Encina (alias Bartolomé Torres Naharro y Francisco Delicado). Tomo I: Biografía, estudio y documentos del antiguo autor de la Celestina, el ajedrecista Juan Ramírez de Lucena. (Prólogo Prof. Dr. Ángel Alcalá). Editor Govert Westerveld, Beniel. ISBN 84-923151-4-8
  15. Garzón, José Antonio (2007),Estudio del tratado ajedrecístico de Luca Paccioli. Valencia. Depósito Legal V-5124-2007
  16. Saidy, Anthony (1973), La batalla de las ideas en ajedrez, Barcelona, Ed. Martinez Roca, ISBN 84-270-0217-3
  17. Garzón, José Antonio (2010). "Luces sobre el Ingenio, el pionero libro del juego llamado marro de punta, de Juan Timonedo". Centro Francisco Tomás y Valencia, UNED Alzira-Valencia. ISBN 978-84-92885-00-8.

Enlaces externos[editar]