Historia del Club Deportivo Guadalajara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Orígenes[editar]

Edgar Everaert, Fundador del Club Deportivo Guadalajara.

Fue el 15 de septiembre de 1904, cuando a la Casa Gas, L. Gas y Cía (Almacenes la Ciudad de México), con un sueldo de 5 pesos mensuales, habitación y alimentación; llegó un joven de nacionalidad belga, llamado Edgar Everaert, quien de forma inmediata hizo amistad con el francés Calixto Gas. Ambos que ya habían practicado el fútbol antes y tenían la inquietud de formar un equipo en Guadalajara.

A principios del Siglo XX, México vivía en una sociedad sumergida en el Porfiriato, es entonces que Edgar y Calixto empezaron a platicar sus anécdotas sobre el deporte que jugaron en Europa, juntaron a varios empleados de los almacenes "La Ciudad de México" y de "Las Fábricas de Francia", para formar el equipo que estuvo encabezado por los hermanos Rafael y Gregorio Orozco. Para 1906 eran comunes las platicas entre empleados sobre las hazañas futboleras de la capital del país, fue entonces que la iniciativa de Edgar Evereart fue totalmente aceptada.

En la Colonia Moderna de Guadalajara, los jóvenes entusiastas hicieron sus primeras prácticas, al mando de Evereart y Gass, estos intentaban enseñarles las reglas básicas del juego y cuando se consideró que los muchachos ya habían asimilado sus enseñanzas, se propuso la fundación de un nuevo club con el nombre de "Unión" significado de la amistad entre mexicanos, belgas y franceses. Es así, que el 8 de mayo de 1906 se dio oficialmente el inicio al equipo al que llamaron "Unión Foot Ball Club", el nombre salió de labios de don Sabino Orozco, tío de Rafael y Gregorio, quien también dio nombre a la Avenida Unión y Lafayette.

En ese entonces el equipo "Club Unión" estaba conformado por Calixto Gas, Max Woog, Bowmark, Ernesto Caire, Esteban y Francisco Palomera, Alfonso Cervantes, Ramón Gómez, Augusto y Calixto Teissier, Julio Bidart, J. Bonmarck, Luis Pellat, Pedro, Pablo y Juan O'Kellard, todos ellos dirigidos por Don Rafael Orozco. El primer partido que jugó este equipo fue contra el Atlético Occidental, con resultado favorable para el Unión, que vestía un uniforme completamente blanco en ese entonces.

Cuando el equipo Unión llevaba dos años de existencia, a Gregorio Orozco le empezó la inquietud de como lograr que el equipo tomara importancia y trascendencia, fue entonces que en 1908 junto con el señor Everaert llegaron a la conclusión que había que cambiar el nombre al equipo a Guadalajara, pues entre pláticas de ambos el belga comento que en Europa la gente sigue a los clubes que llevan el nombre de su ciudad, fue entonces que Gregorio supo que el equipo despertaría más pasión entre sus seguidores si llevaba el nombre de la ciudad.

Tiempo después se organizó una reunión en casa de la abuela de los hermanos Orozco, la señora Nicolasa Sainz, a ésta reunión sólo fueron invitados los mexicanos del Unión y se llevó a cabo en la sala de la casona ubicada sobre Pedro Moreno, en febrero de 1908. Gregorio propuso que el equipo se llamara Guadalajara y que su hermano Rafael fuera nombrado presidente, entre los asistentes se encontraban Everardo Espinosa, José Fernando "Tata" Espinosa, Guillermo Enríquez, Juan José Flores y Ángel Bolumar. Se aceptó el nombre y a Rafael como presidente, además se llegó al acuerdo de integrar un nuevo equipo exclusivamente formado por mexicanos, fue entonces que nació el Club Deportivo Guadalajara.

Época Amateur[editar]

Se le conoce como Época Amateur al período que abarca entre 1906 y 1943, desde la fundación del Club Deportivo Guadalajara hasta la profesionalización del fútbol mexicano y la formación de la Liga mayor. El Guadalajara empezó su participación en torneos organizados con el inicio de la llamada Liga de Occidente, que se fundó en el año de 1908, siendo uno de sus pioneros organizadores junto al Atlético Occidental y el Liceo de Varones. En estos primeros años también participó en otros torneos como la Copa Reforma ganada en 1911. A nivel amateur el Guadalajara conquistó 13 campeonatos,[1] [2] [3] [4] aunque algunas fuentes indican que fueron 12 los títulos logrados en esta instancia, siendo la temporada 1923-24 la que se encuentra en duda. El primero de los títulos es conquistado en la misma primera Liga de Occidente en la campaña 1908-09, el equipo que lo logró estaba formado por Edgar Everaert, Alfonso Cervantes, Joaquín Nieto, Miguel Murillo, Gregorio Orozco, Eugenio Charpenel, Calixto Gas, Agustín Arce, Carlos Luna, Adolfo Orozco, Zenén Orozco, Max Woog y Rafael H. Orozco, dejando en la orilla al Atlético Occidental. Una temporada después (1909-10) el Guadalajara lograría el bicampeonato con el mismo equipo, esta vez dejando como subcampeón al Liceo para varones, ratificándose así como el mejor equipo en los inicios del fútbol en Jalisco.

Inicios en el Profesionalismo (1943-1950)[editar]

"Este club vencerá o morirá, hasta el final, a base del talento y el esfuerzo de once jugadores mexicanos"
-Don Ignacio López Hernández, Presidente del Guadalajara, 1942.

En 1943 la Liga Mayor es fundada con 10 equipos de distintas ligas regionales del país. Los fundadores fueron Guadalajara y Atlas de la Liga de Occidente; América, Asturias, España, Marte y Moctezuma de la Liga Amateur del Distrito Federal (Primera Fuerza); y ADO y Veracruz de la Liga Veracruzana. Tiempo después otras ligas como la Liga del Bajío y la Liga de Norte dieron equipos para nutrir a la Liga Mayor.

El primer torneo ya en el profesionalismo fue la Copa México, el primer entrenador del Guadalajara fue Fausto Prieto, en pocos partidos, mientras se integraba el chileno Nemesio Tamayo. El domingo 6 de junio de 1943, fue la fecha que marco el inicio profesional para el Guadalajara, el primer encuentro fue contra un rival ya conocido, el Atlas de Guadalajara, en esa ocasión los rojiblancos fueron vencidos por los rojinegros por tres goles a uno en la cancha del Atlas Paradero con gol de Manuel "Cosas" López al minuto 30.

El debut del equipo en la liga profesional fue el 21 de octubre de 1943, en el Parque Asturias de la Ciudad de México enfrentando al Atlante, al cual derrotaría por marcador de 4-1. La alineación inicial para ésa temporada era: Pérez, Gutiérrez, Hidalgo, Wintilo, Orozco, Zarco, García, Prieto, González, Reyes y López. El primer gol en la historia profesional del Club Guadalajara fue anotado por el legendario Pablo "Pablotas" González, quien anotaría 2 ese día, se le unieron Luis Reyes con uno y Max Prieto con el restante. El debut se dio ante un lleno imponente, con un público que hasta derribó el alambrado, el Guadalajara se puso en ventaja 3-0 en el primer tiempo, con dos goles del "Pablotas" González a los 11 minutos por error del "Peluche" Ramos y a los 21 minutos a pase de "Tilo" García, finalmente a los 35 minutos Luis Reyes anotó el 3-0 a pase de Max Prieto. En el segundo tiempo el catalán Martí Ventolrà acortó la distancia a los 6 minutos, pero a los 33 Max Prieto anotó el cuarto gol rayado. Durante estos primeros años de profesionalismo, el Guadalajara no logró nada trascendente a nivel deportivo. En la primera década de existencia de la liga el equipo no logró sobrepasar la mitad de la tabla con excepción de la temporada 1948-49 cuando queda en segundo lugar (tercero por diferencia de goles) al igual que el Atlas con 38 puntos solo por debajo del León.

Debido a los malos resultados obtenidos en estas primeras campañas, un argentino residente de Guadalajara de nombre Baldomero propuso a la directiva de la institución que le escribieran a un entrenador húngaro que vivía en Buenos Aires, su nombre era Jorge Orth, y llegaría en la temporada 1946-47 para formar toda una escuela en el equipo que resultó ser la piedra angular del inicio de la grandeza del Guadalajara. Orth empezó por eliminar del plantel, a jugadores como el "Pelón" Gutiérrez, "Tilo" García y a Pablo "Pablotas" González, quienes eran muy queridos por la afición por lo que tuvo bastantes problemas tanto con los fanáticos como con los directivos, pero Orth no cedió y por a medidas disciplinarias separa a los jugadores del resto del equipo. En las propias palabras del entrenador húngaro se nota la confianza que él mismo tenía en el futuro que le esperaba al Guadalajara dentro de la Liga, "Lucharemos por conquistar nuestro primer campeonato, y si no llegara a ser así, será porque Dios no quiere; pero cuando yo muera y ustedes sean campeones, ¡porque habrán de serlo!, quiero que al partido siguiente, salgan con un listoncito negro",[5] decía Orth. Fue entonces que el Guadalajara quedo compuesto básicamente por jugadores como "El Rafles" Orozco, Vicente González, Max Prieto, Alfredo Bocanegra, "El Polis" Romero, Tomás Balcázar, Humberto Zamudio, Javier de la Torre, Rodrigo Ruiz Zárate, entre otros, y con estos elementos logró su mejor posición en la primera década, el segundo lugar de la temporada 1948-49.

Debido a los problemas económicos que se vivían en el país en aquellos años, el Guadalajara paso por una ligera crisis económica por lo que no pudo seguir pagando los servicios de Orth y es entonces que el húngaro se marcha para dirigir al Asturias F.C., en su lugar entraría Fausto Prieto teniendo una decepcionante campaña bajando hasta el 12vo. lugar general. En 1950 la Liga Mayor cambia su nombre al de Primera división mexicana y con ello una nueva página en la historia del Rebaño Sagrado se empezaba a escribir. Fue en estos años (1950s) cuando el equipo comienza a destacar.

Crecimiento de la institución[editar]

Dentro del primer lustro de la década de los 1950s, el Guadalajara contaba con un buen equipo, dominaba su juego y tenía grandes torneos, pero en la recta final siempre tenía una baja en su juego y acumulaba varios malos resultados, lo que les impedía ganar el torneo. Incluso quedó como subcampeón en los torneos 1951-52 y 1954-55, gracias a esto se ganó el mote de "Ya Merito" por parte de la afición.

Kit left arm white stripes.png Kit body chivas ym.png Kit right arm white stripes.png
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Uniforme del 'Ya merito'
 
Temporada Acontecimiento
1947-48 Pierde la final de Copa México 3-1 ante el Veracruz
1948-49 Queda solo 1 punto abajo del León que se corona campeón
1950-51 Pierde la final de Copa México 1-0 ante el Atlante
1951-52 Queda segundo lugar general, 1 punto por debajo del León
1953-54 Pierde la final de Copa México 1-0 ante el América
1954-55 Pierde la final de Copa México 3-2 (p) ante el América
1954-55 Queda segundo lugar general, 2 puntos por debajo del Zacatepec

Con la salida de Orth las bases de un gran equipo quedaron sentadas, para la temporada 1950-51 llega el escocés William Reaside, que llevaría al equipo a la primera gran oportunidad de coronarse. El campeonato se decidió en el último partido, que sería un Clásico Tapatío entre el Guadalajara y el Atlas; a las Chivas les bastaba con el empate para coronarse por primera vez en su historia, pero el Atlas dio la sorpresa ese 22 de abril de 1951 y ganó el partido con un penal anotado por el costarricense Edwin Cubero, dándole así el campeonato a los Rojinegros. El penal fue marcado por el árbitro "Cuate" Salceda, y según la mayor parte de la prensa de la época se dice fue inexistente.[6] Después de la derrota el Guadalajara descendió hasta la 5.ª posición con 25 puntos, por 26 de León, 28 de Necaxa, 29 de Atlante y 30 del campeón Atlas. Segundos antes de la ejecución del penal muere Ángel Bolumar, de un infarto al corazón, quien fuera uno de los grandes jugadores y capitán del Guadalajara en la época amateur, gran aficionado al conjunto Rojiblanco y que participó en el diseño del escudo del club. Se dice que prefirió morir antes de ver al Atlas coronándose campeón.[7] A partir de esa temporada, el Guadalajara empezó a mejorar su juego y logró ocupar altos lugares en la tabla general, pero el maleficio parecía continuar, aún jugando bien al final el equipo no podía coronarse, fueron dos ligas y tres copas perdidas en las que se tuvo que conformar con el subcampeonato. Es por ello, que empieza a surgir el mote "Ya merito", especialmente entre los aficionados del Atlas que lo utilizaban para mofarse. "El mote no dejaba de afectarnos porque los periodistas se referían así de nosotros", "Nos faltaba tomar conciencia de lo que debe ser un jugador profesional", dice Jaime Gómez el famoso "Tubo".[8]

En la siguiente temporada, William Reaside tuvo que dejar el puesto por complicaciones gástricas y fue sustituido por el argentino José María Casullo quien había hecho bicampeón al León en 1947-48 y 1948-49. Rápidamente el argentino empieza a impartir sus conocimientos de la cancha mostrándoles a los jugadores una manera más táctica de jugar y comenzó a armar lo que sería el Campeonísimo.

En la temporada de 1951-52 ocurrió el que quizás es el hecho más recordado de esa época del club; desde la Jornada 4 hasta la 21 el Guadalajara estuvo colocado en el liderato de la tabla general, faltando únicamente la jornada final para decidir el campeonato, el León que se mantuvo al acecho del Guadalajara durante toda la temporada, le arrebató el título al Rebaño, ya que el Guadalajara perdió ante el Puebla por 1-0, y el León empató ante el Necaxa quedando un punto arriba y coronándose campeón. Una cadena de derrotas en las últimas tres fechas de campeonato originó este fracaso, todo empezó con la derrota 2-0 en Veracruz durante la jornada 20, después perderían con el León 2-1 y finalmente la ya mencionada derrota ante Puebla 1-0. Otro capítulo del "Ya merito" se dio en la final de la Copa México de 1954, en un partido contra el América que duró 2 horas y 20 minutos. Debido a que en tiempo regular terminarían 0-0 y en tiempo extra 1-1, se tuvo que ir al cobro de penales; Casullo eligió a Juan Jasso como el responsable para cobrar dicha tanda y así darle la victoria al Guadalajara, el "Bigotón" logró el primer gol en su primer intento, al segundo intento se dio una jugada afortunada del portero Palmer quien detuvo así el disparo del jugador rojiblanco, y finalmente Jasso anotaría en su tercer intento, pero sería insuficiente pues el América anotó las tres penas máximas y se alzó como campeón. Casullo fue cesado de su puesto tras perder con Atlas en la temporada 1955-56, y en su lugar entraría Donald Ross.

La época dorada: El Campeonísimo (1956-1965)[editar]

El Campeonísimo fue el mote que se le dio al equipo de Guadalajara entre los años de 1956 a 1965, esto debido a su gran juego y a la cantidad de títulos tanto nacionales como internacionales que lograron; entre estos están 7 títulos de Primera división mexicana, 6 Campeón de Campeones, 1 Copa México y 1 Copa de Campeones de la CONCACAF, todo en menos de 9 años. La historia del campeonísimo inicia en la segunda mitad de la década de los 50's, llegaría Federico González a la presidencia Club Guadalajara, con ello la era de sequía y del mote "ya merito" llegó a su fin. En esa época surgieron y se formaron los hombres que en pocos años iban a estructurar el equipo al que se le llamaría el "Campeonísimo". Éstos jugadores fueron el "Jamaicón" Villegas, "Bigotón" Jasso, Salvador "Chava" Reyes, entre otros.

Referencia en competición nacional[editar]

Después de la gran época que se vivió con el Campeonísimo el equipo se fue relegando y fue bajando posiciones. En la temporada 1965-66 logró terminar como 2.º lugar (3ero por diferencia de goles) solo por debajo del América y del Atlas, lograría el tercer puesto en la temporada 1966-67 donde se coronaría el Toluca y caería hasta un 6.º puesto en el torneo 1967-68, esto hizo que varios pensaran que las Chivas estaban liquidadas y ya no darían más frutos, pero los nuevos talentos que surgieron de las fuerzas básicas se hicieron de valor y estuvieron apunto estuvieron de lograr otro campeonato en la 1968-69.

Hacia la recta final del torneo Chivas tenía una gran lucha, por el campeonato, con el Cruz Azul, fue entonces que se presentó la gran oportunidad para los dos equipos de quedar como líderes absolutos de la competencia, esta se dio cuando los dos equipos se enfrentaron faltando 3 juegos para concluir el torneo. El Cruz Azul salió ganador de la contienda con marcador de 1-0, ese día el jugador del Guadalajara Pedro Herrada falló un penal. Después de la caída el equipo perdió los dos siguientes partidos contra Toluca y León, haciendo que el Cruz Azul pudiera coronarse con 44 puntos por 38 de las Chivas. Aún seguían escuchándose loas para el Cruz Azul, que había sido campeón de la temporada 1968-69, cuando los diarios y revistas deportivas ya habían publicado el rol de juegos para el siguiente torneo Copa México, que esta vez llevaba por nombre Copa Presidente Gustavo Díaz Ordaz versión 1969-70, con la inclusión del Club de Fútbol Torreón. Las fechas se fueron liquidando y en la recta destacó la furia algodonera de los "diablos blancos" del Torreón, llegando a disputar la final ante el Guadalajara. El Torreón había sorprendido a todos al disputar la final copera apenas unos días después de haber ascendido al máximo circuito, pero el Guadalajara sacó la experiencia y ganaría el 25 de mayo de 1969 en el Estadio de la Revolución Mexicana por marcador de 2-1, y ocho días después el 31 de mayo en el Estadio Jalisco por marcador de 3-2, adjudicándose una copa más a sus vitrinas.

No pasó mucho para que el Rebaño pudiera conseguir de nueva cuenta un título, esto se dio en la temporada 1969-70. Faltando dos fechas para el fin de torneo, el Guadalajara contaba con 43 puntos y el Cruz Azul con 39, por lo que el título estaba casi asegurado, se necesitaba una catástrofe como perder los dos partidos restantes y que el Cruz Azul ganara los suyos para que los Cementeros forzaran a un partido de desempate. El 17 de diciembre de 1969, en el Estadio Jalisco, se jugó el Guadalajara - Atlante, partido que a la postre le daría el octavo título a las Chivas, con gol de cabeza de Alberto Onofre al minuto 71 el CD Guadalajara logró coronarse al triunfar 1-0.

Para 1970, se crea el torneo de "México 70" el cual fue jugado antes y después de la Copa Mundial de Fútbol de 1970 en México, debido al paro de actividades que hubo en ese período el torneo se dividió. En la primera etapa el equipo logró calificar como 3ero de grupo por debajo del Torreón y el Monterrey, y después del mundial se jugó la etapa final donde el Guadalajara logró obtener el subcampeonato de nueva cuenta abajo del Cruz Azul, tan solo por dos puntos.

Años 1970 y las Chivas Flacas[editar]

El Campeonísimo había quedado atrás, y su último rastro se iba con Sabás Ponce y José Villegas que se retiraron al final de los 1960s, era el momento para que nuevos hombres surgieran y nuevas leyendas se formaran. Un joven tapatío de agradable aspecto para las damas y de gran clase en la portería se echaría el equipo a sus espaldas, Ignacio "El Cuate" Calderón. Debutó en la temporada 1962-63 en un partido contra el Atlas, entró en sustitución del "Chilaquil" López, quien era el segundo portero en ese entonces, detrás del legendario "Tubo" Gómez. Calderón fue bajado de las gradas, no llevaba tacos ni rodilleras, le dijeron "vas a entrar", y él aceptó porque Guadalajara lo necesitaba, fue entonces que Javier De la Torre observo su potencial y a partir de la siguiente temporada (1963-64, se adueñó del puesto de titular. Después de coronarse en 3 ocasiones, Calderón se vio rodeado de un conjunto plagado de jóvenes canteranos, entre ellos su hermano Carlos, se vio en la necesidad de tomar las riendas del equipo basándose en su experiencia.

Después del subcampeonato del torneo "México 70" el equipo caería en un bache del cual le costaría mucho salir, en la temporada 1970-71 estuvo a punto de descender a Segunda división mexicana. El torneo se jugó con un nuevo sistema de competencia en el que se formaron dos grupos, los primeros lugares de cada uno se enfrentarían en la final que decidiría al campeón, el equipo cayó hasta el 14.º lugar. "No nos salía nada. Siempre nos anotaban un gol de más. Nos la pasábamos remando contra la corriente… cosas inexplicables que tiene el fútbol, porque éramos los mismos jugadores que fuimos campeones" comenta Ignacio Calderón.[9] Se contrataron jugadores como Guillermo "Pititos" Torres, Emilio Camacho, Gabriel L. Zapiáin, Manuel "Coruña" Chavarría y Vicente Mata, para buscar lograr los primeros puestos una vez más. Objetivo que lograron en la temporada 1971-72 al llegar a la liguilla final y colocarse entre los mejores 4 lugares, pero caerían contra el Cruz Azul.

En 1973, el legendario entrenador Javier De la Torre se retira del equipo y en su lugar entra el peruano Walter Ormeño pero los malos resultados seguirían. Jesús "Chuco" Ponce y el argentino Héctor Rial fueron otros nombres que circularon por el banquillo de Chivas en esos años, pero el equipo no parecía mejorar por lo que se les empezó a dar el mote de Chivas Flacas.

Calderón saldría del equipo en 1975 con destino a la U. de Guadalajara, "La afición del Guadalajara es muy especial. Si ubican que alguien del equipo juega bien, lo convierten en ídolo. Por eso me sentí muy mal, muy triste, cuando salí de Chivas porque todo lo que tenía, fama, dinero, popularidad, me lo había dado el Guadalajara", y con ello el último ídolo se iba de las filas del Guadalajara.

Para las siguientes campañas surgieron nuevos jóvenes de las fuerzas básicas del equipo y de la filial El Tapatío, jugadores como Fernando Quirarte, José Martínez, "El camote" Medina, Rafael Contreras, José Luis Real y Ricardo "El Snoopy" Pérez. Además se hicieron contrataciones como la del "Hijin" Cárdenas y Manuel Manzo, pero nada parecía dar resultado. Diego Mercado se hizo cargo de la dirección técnica, en la temporada 1978-79 y cayeron al 14.º lugar y fue reemplazado por Carlos Miloc quien dirigía al equipo en la 1979-80, siendo esta la campaña con menos victorias conseguidas, con apenas 10. Mercado regresaría para otra etapa, y con el inicio de los 1980s una mejor época se aproximaba para Chivas.

Máxima expansión y segunda época dorada[editar]

En la temporada 1980-81, el equipo tuvo un severo accidente en la carretera hacia Puebla de Zaragoza el 14 de febrero de 1981, el camión que transportaba al equipo fue arrollado por un trailer costándole la vida a José "Pepe" Martínez González, joven promesa del Guadalajara, a partir de ese momento el número 22 fue retirado. El equipo en esa temporada llegó a calificar a la liguilla final pero no sucedió mucho, en esta temporada debutaron algunos jóvenes como Carlos Rizo, Demetrio Madero, Celestíno Morales, José Gutiérrez, Alejandro Guerrero, Javier Dávalos, entre otros. Además se hicieron contrataciones como las de Samuel Rivas, Rigoberto Cisneros, Jaime Pajarito y Eduardo Cisneros.

Después del fracaso de la campaña 1981-82, donde se cayó hasta la 17.ª posición, Diego Mercado es destituido y llegaría otro entrenador que marcaría toda una época en el Rebaño, Alberto Guerra. Venía del Atlético Potosino, algunos se opusieron por la supuesta falta de experiencia del joven entrenador, pero Guerra sabía lo que significaba la institución pues al haber participado como jugador en ella conocía la magnitud y la importancia del equipo.

Al llegar Alberto, en la campaña 1982-83, se hicieron tres contrataciones Roberto Gómez Junco, Francisco Javier Mora y Sergio Lugo, el equipo logró llegar hasta la final contra el Puebla FC. El camino hacia la final empezó contra el Atlante en cuartos de final, después en semifinales se medirían ante el Club América ganándole por marcador global de 4-2, ganando el segundo partido en el Estadio Azteca por marcador de 3-0, esto provocó la furia de los jugadores americanistas que en su impotencia empezar una riña que termino por perjudicar en gran medida al Guadalajara ya que gran parte de su plantel titular fue expulsado y no pudo disputar la final contra el Puebla, la cual Chivas perdió en penales. en este partido hicieron su debut jóvenes como Alejandro Guerrero, Celestino Morales, Rodolfo Rodríguez, jaime león. "Todo comenzó porque Gómez Junco fue a festejar un gol por el lado de las bancas pero al pasar por la de América alzó los brazos haciendo alguna seña hacia el público. Entonces el doctor Gálvez se acercó y lo golpeó, desatando el merequetengue" dice Fernando Quirarte, jugador fundamental en esos tiempos en el rebaño.[10]

El año siguiente en la temporada 1983-84, llegaría de nueva cuenta un subcampeonato, esta vez se jugó la final frente al América. En este juego Chivas fallo de un penal cobrado por Eduardo Cisneros y la historia quedó a favor de los Cremas.

El equipo volvería a llegar a la final en la temporada 1986-87, esta vez frente al Cruz Azul, donde se lograría el noveno título, bajo el mando de Alberto Guerra. La campaña fue totalmente redonda para el equipo terminó como líder general, fue el equipo más goleador y el menos goleado. Al inicio, se hicieron tres buenas contrataciones Benjamín Galindo, Guillermo Mendizábal y Concepción Rodríguez, además de la cantera surgieron José Manuel De la Torre y Antonio Valdez. Eduardo De la Torre, Javier Ledesma, Omar Arellano, Demetrio Madero, Sergio Lugo y Fernando Quirarte complementaron la escuadra. Al terminar primero general se calificó directo a la liguilla final, ya en ella las Chivas se midieron en primera instancia al Monterrey, superándolo por 4-3 en el global con marcadores de empate 3-3 en el de ida y triunfo de 1-0 en el de vuelta. Para semifinales se enfrentaron al Puebla FC y triunfaron en los dos encuentros por marcadores de 3-0 y 1-0, para así llegar a la gran final contra el Cruz Azul. El primer partido se disputó en la capital del país y fue perdido por el Rebaño con un marcador de 2-1 con un dudoso gol casi al finalizar el partido, ese gol marcado como visitante en el Estadio Azteca lo hizo "El Cadáver" Valdez. El partido de vuelta se disputó el domingo 7 de junio de 1987 por la mañana, las Chivas salían con su cuadro estelar Javier "Zully" Ledesma en la portería; Sergio Lugo, Fernando Quirarte, Demetrio Madero, José "Pelón" Gutiérrez, Guillermo "Wendy" Mendizábal, José Manuel "Chepo" De la Torre, Omar Arellano; Antonio "Cadáver" Valdez, José Concepción "Concho" Rodríguez y Eduardo "Yayo" De la Torre. Manuel "Pituco" López entraría por Mendizábal en el segundo tiempo, y Alejandro Guerrero entró por Valdez. El partido fue ganado por el Club Deportivo Guadalajara, por marcador des 3-0 con goles de Fernando Quirarte y dos de Eduardo de la Torre, para así proclamarse campeones por novena ocasión en la historia. Una vez recibido el trofeo, la celebración se trasladó al vestidor, fueron casi tres horas de festejo allí dentro, "De pronto bajó el Gobernador de Jalisco y lo empapamos con sidra, refresco, cerveza y agua. Todos disfrutábamos al máximo, hubo lágrimas, abrazos, risas, gritos, agradecimientos… de todo" dijo Fernando Quirarte.

El inicio de La Promotora[editar]

Después del título en las siguientes 2 campañas se calificó a la liguilla pero sin resultados positivos, se hicieron contrataciones como las de Javier Aguirre y Rafael Chávez Carretero, pero fue más la gente que se marchó Concepción Rodríguez, Eduardo de la Torre, José Manuel "Chepo" de la Torre, Guillermo "Wendy" Mendizábal, José "Pelón" Gutiérrez, Fernando "Sheriff" Quirarte, entre otros.

Al inicio de los 1990s, el equipo empieza a confiar nuevamente en sus fuerzas básicas y surgen jugadores como Manuel Vidrio, Ignacio Vázquez, Manuel Martínez, Gabriel García, Camilo Romero y Noe Zárate. Varios entrenadores pasaron por las filas del Guadalajara como Ricardo La Volpe, Jesús Bracamontes, Arpad Fekete y Miguel Ángel "Zurdo" López. En 1993, al no obtener buenos resultados se pensó en la concesión del equipo a particulares para que lo manejaran en un período determinado, surgiendo así la "Promotora Deportiva Guadalajara". La Promotora estaba encabezada por el Lic. Salvador Martínez Garza y el Lic. Antonio Blanchet, al inicio se hicieron grandes contrataciones, la compra de jugadores como Alberto Coyote, Eduardo Fernández, Carlos Turrubiates, Alberto "Guamerú" García y Missael Espinoza, y el regreso de Alberto Guerra al banquillo hicieron pensar a la afición de que pronto llegarían los títulos, sin embargo los resultados no fueron los pensados, quedando el equipo eliminado en el repechaje por el Morelia en la primera campaña.

Para la campaña 1994-95 llegó Ramón Ramírez, Daniel Guzmán y Luis Flores, el equipo terminó como superlíder en la campaña regular y entró a la liguilla como claro favorito, en ese momento surgió el mote de Super Chivas. En la liguilla enfrentarían primero al Santos Laguna, después de un 3-3 global, el Rebaño avanzaría por el gol de visitante conseguido en Torreón por Daniel Guzmán. En las semifinales se enfrentaron a Necaxa, y esta vez el gol de visitante jugó en su contra pues el Necaxa avanzó después de un empate 1-1 en el Jalisco.

En 1995, Alberto Guerra deja el equipo y una vez más una serie de entrenadores desfilaron por la institución, primero llegaría Osvaldo Ardiles y Guadalajara pagó por su inexperiencia ya que rondo entre la mitad de tabla y los últimos puestos, después llegó Demetrio Madero y ganó el Clásico Tapatío de gran manera con un marcador de 5-2, después llegó la gran contratación de Leo Beenhakker quien se pensaba lograría repuntar al equipo pero que al final no logró ni calificarlo a la liguilla.

En 1996 antes del inicio de la temporada la Federación Mexicana de Fútbol decide cambiar el formato de competencia, quitando la modalidad de torneo largo que se venía jugando desde el inicio de la liga en 1943, con excepción de los torneos organizados en los años de los 2 mundiales en México. El cambio consistía en crear 2 torneos cortos (Invierno y Verano), los cuales se jugarían con sus respectivas liguillas y cada torneo tendría su campeón. Para el Invierno 1996, salieron Carlos Turrubiates, Daniel Guzmán, Alberto "Guamerú" García y Manuel Vidrio, y cuando parecía que las Super Chivas quedarían desmanteladas, se contrataron nuevos jugadores como Claudio Suárez, Salvador Mercado y Sergio Pacheco. En ese torneo, también se dio la contratación de Ricardo "Tuca" Ferretti como Director Técnico, lugar que ocuparía por 8 torneos cortos, una anécdota curiosa es que el club tuvo problemas con su proveedor Aba Sport y en el Clásico contra el Atlas usaron una playera de la marca Atletica quien seria su proveedor pero hasta el Invierno 97 después de un desacuerdo con Nike.

Ese mismo año el Guadalajara inicia el torneo de Copa México donde tiene una destacada participación llegando hasta la ronda de semifinales, y teniendo a Sergio Pacheco como goleador del torneo. En cuanto a la liga, el Invierno 96 dejó una de las goleadas más recordadas en un clásico, cuando el Guadalajara derrotó 5-0 al América,[11] irónicamente el portero de "Los Cremas" en ese entonces era Oswaldo Sánchez jugador que en un futuro sería figura en el cuadro tapatío. El pase a la liguilla se consiguió pero se perdió rápidamente ante Necaxa en Cuartos de final.

El torneo Verano 1997 empezó el 12 de enero de 1997 para Chivas, enfrentaba a Pumas en Ciudad Universitaria, el marcador fue adverso 2-1 con gol del Tilón al minuto 33 por parte de los Rojiblancos, fue un mal comienzo, pero lo que le esperaba al equipo en esa temporada era el título de liga después de 10 años de sequía. Siguieron otros dos partidos sin poder ganar, entre ellos el Clásico frente al América que quedo empatado a 0 anotaciones, esta sería la última ocasión en todo el torneo que Chivas no anoto en un juego.

En los últimos cinco partidos de local, el equipo obtuvo cuatro triunfos y un solo empate que fue frente al Atlas. Por otro lado, de sus cinco visitas a la capital sólo perdieron ante los Pumas, empataron con Cruz Azul, Necaxa y América y le ganaron al Atlante, vencieron también a Tecos, Monterrey y Toluca. El último partido de la temporada regular fue en el ante Toros Neza, obteniendo el triunfo por marcador de 2-0, con dos goles de Gustavo Nápoles.

La temporada regular acabo el 4 de mayo y el Guadalajara logró el segundo lugar general, con solo 1 derrota. En cuartos de final le tocaría enfrentar al campeón defensor el Santos Laguna, en el juego de ida jugado den Torreón hubo un empate 1-1 con un gol de tiro libre ejecutado por Ramón Ramírez, en el juego de vuelta el Guadalajara ganó por un abultado marcador de 5-0[1][2][3] [4][5] para un global de 6-1. En semifinales le toco enfrentarse al Atlético Morelia y se sufriría de más, Morelia venía de eliminar al superlider América y aunque todo apuntaba que el Guadalajara podía sacar el empate del Estadio Morelos en el partido de ida, los Ates lograron romper la racha ganadora de Chivas de 18 juegos sin perder, y se adjudicaron el triunfo por marcador de 1-0 con gol de Heriberto Ramón Morales al minuto 54. En el juego de vuelta todo indicaba que las Chivas vencerían pues aun mantenían su invicto en el Estadio Jalisco, pero fue más difícil de lo que se pensaba, el gol cayó 10 minutos antes del final del juego con una gran jugada individual del "Tilón" Chávez, con el marcador global empatado a 1 el Guadalajara avanzaba por mejor posición en tabla.

En la otra semifinal el Toros Neza, un equipo muy carismático que había llamado la atención de todo los espectadores mexicanos en esta temporada, superó al Necaxa 4-3 en el marcador global; por lo que disputaría la Chivas se puso al frente en el marcador al minuto 26 con un gol anotado por Manuel Martínez a pase de Felipe de Jesús Robles. El cuadro del Toros Neza logró empatar al minuto 79 con gol de Carlos Briseño.

El partido de vuelta se jugó el domingo 1 de junio de 1997 a las 12:00 del mediodía ante un Estadio Jalisco repleto a reventar, el primer tiempo acabaría 0-0 y parecía que el Toros Neza podía dar la sorpresa, pero Chivas se quitó la inseguridad y en la segunda mitad salió con todo en busca el triunfo y anotaría 6 disparos precisos apabullando a los Toros. El primer tanto fue de Gustavo Nápoles al minuto 50 a pase de Alberto Coyote, el 2-0 fue obra de Paulo César Chávez al minuto 51, al 55 Nápoles anotaría de nuevo esta vez de cabeza después de un gran pase que le puso Manuel Martínez, al 62 el mismo Manolo Martínez anotaría el 4.º gol y el título estaba asegurado, para cerrar la cuenta Nápoles anotaría otros 2 tantos al minuto 74 y 79, por parte del Toros Neza descontó el argentino Germán Arangio al 79'[6]. Esa tarde se implantaron dos récords que aún siguen vigentes, el de más goles anotados en una final con 7 tantos y el de más goles anotados en un juego final por un sólo jugador con los 4 de Gustavo Nápoles. Y así fue que el Guadalajara se coronó por décima ocasión en su historia.

En el Invierno 1997, la marca Nike se encargaría de fabricar los uniformes del Rebaño campeón, pero debido a desacuerdos se cambió por la marca Atletica, este cambio se hizo apenas en la jornada 5, en la 4 su odiado rival el América cobraba revancha de la goliza del año pasado, esto ocasiono el fin del convenio de Nike con el rebaño, la playera de dicho conjunto se ha vuelto un artículo único entre los aficionados del Rebaño debido a su descontinuación. A pesar de todos estos cambios lograrón llegar otra vez a la Liguilla pero su gran rival el América los elimina en Cuartos por marcador global de 4-1.

En 1998, junto con el América, participa por primera vez en la Copa Libertadores, en la cual es eliminado en primera fase enfrentandose inclusive contra el América perdiendo los dos encuentros, pero también logra dos triunfos uno ante el Vasco Da Gama y otro ante el Gremio, ambos en el Jalisco. Mientras tanto en el toreno local, sufre de un pesimo torneo con 8 derrotas,4 empates, y 5 victorias, lo que le impide calificar a la Liguilla.

Para el Invierno 1998, la situación parece mejorar, ya que incluso le ganan un Clásico al América para cobrar viejas deudas, llegando nuevamente a una final contra el Necaxa, la cual ganan los Rayos por 2-0 en el Jalisco. En el Verano 19999, sufren la perdida de su mejor jugador, Ramón Ramírez, esto ya que fue vendido al América, ya que a fines de 1998, la Promotora del Club tenía problemas económicos, y no había otra salida más que vender al jugador al odiado rival, a pesar de esto, incluso vuelven a ganar otro Clásico esta vez en el Azteca, y llegan hasta Cuartos de Final donde los elimina el Cruz Azul.

En el Invierno 1999, el club se refuerza con los reflejos de Oswaldo Sánchez recien salido del América, y llegan nuevamente a Cuartos, pero vuelven a ser eliminados por el América, irónicamente en esa temporada, Cuauhtémoc Blanco, le anoto tres goles a su ex-compañero,dos en el Clásico de la jornada 5, y uno en el juego de vuelta de los Cuartos de Final, todos en el Azteca. En el Verano 2000, vuelven a cobrar revancha ante su gran rival por marcador de 3-0, y llegan hasta semifinales donde los elimina el Toluca, siendo este el último torneo de Ricardo Ferretti al mando del Rebaño.

El Invierno 2000, se convierte en otra de sus peores temporadas con 9 derrotas,5 empates, y solo 3 victorias, incluyendo un 3-0 al América en el Azteca, por lo cual caen hasta el lugar 17 de la tabla general, en este torneo en reemplazo de Ferretti entra Hugo Hernández, y después Jesús Bracamontes que no pudo evitar que el Rebaño tuviera una mala temporada. Llegó el Verano 2001, pero las cosas en el Rebaño parecían no mejorar, pues apenas en la septima jornada, en la cancha del Jalisco, perdieron un Clásico ante su odiado rival el América, lo que provocó la salida de Jesús Bracamontes después de tres empates, tres derrotas y una sola victoria, por lo que en la jornada 8 se asignó a Jorge Davalos, que solo duro 3 jornadas, pues una derrota ante el Celaya, provocó la destitución del técnico, esto tras dos empates y una derrota, para lo cual en la jornada 11 se asignó a Oscar Ruggeri, con quien lograrón cuatro victorias, una derrota y dos empates, que no le alcanzaron al equipo perdiendo la oportunidad de ir a otra Liguilla. En ese mismo año participaron en la última edición de la Copa Merconorte, pero fueron descalificados, debido a negarse a jugar contra el MetroStars, perdiendo por default 2-0, además de una multa.

El Invierno 2001, pareció por fin levantar al club tapatío, pues con seis victorias, ocho empates y cuatro derrotas en las últimas jornadas, lograron acceder a la Liguilla finalmente, donde cayeron con el Toluca nuevamente. El Verano 2002, se convirtió en otro completo desastre para el Rebaño, pues seis derrotas, cinco victorias, y siete empates, lo alejaron otra vez de la Liguilla, en este torneo le ganaron un Clásico al América en el Azteca, que después de trece años, volvería a ser campeón en ese torneo.

El Apertura 2002, parecía que finalmente borraría las altibajas, pues se contrató como técnico a Daniel Guzmán, quien fuera pieza clave del Rebaño en los 90's, con solo cuatro derrotas, nueve empates, y seis victorias, lograron nuevamente volver a la Liguilla, en este torneo apenas en la segunda jornada, perdieron otro Clásico con el América en el Jalisco, después del Verano 2001. En Cuartos, se topan otra vez contra el Toluca que terminaría siendo campeón. El 31 de octubre del mismo año, Jorge Vergara compró al club dándole fin a la Promotora, y al final de la campaña destituyo a Guzmán porque según Vergara, con el al mando, no funcionaba el equipo.

La era Vergara (2002 - Actualidad)[editar]

En el Clausura 2003, con Eduardo De la Torre, vuelven a Cuartos de Final, para perder con el Morelia, quien llegaba a su tercera final después de perder la segunda el torneo anterior con el Toluca.

Rumbo al Apertura 2003, Jorge Vergara argumentó que el uniforme del Rebaño parecía un chilaquil por el uso de publicidad excesiva, por lo que para ese torneo, pidió que los uniformes ya no llevaran publicidad, además de que se cambió por la marca Reebok, en este torneo siguió Eduardo De la Torre, pero por acumular seis derrotas, tres triunfos y un empate, fue destituido, y en su reemplazo llegó el neerlandés Hans Westerhoff, con quien se logró llegar al Repechaje, eliminando incluso al América en la jornada 17, por 2-1 en el Azteca, en el Repechase caerían otra vez contra el Toluca. En el Clausura 2004, con Westerhoff se lograron diez triunfos, cuatro derrotas, y cuatro empates, nuevamente perdieron otro Clásico contra el América en el Jalisco, pero sabiendo que el hermano menor de los Cremas era el San Luis en la última jornada lo regresan a la Liga de Ascenso, en ese entonces aún llamada Primera División "A", al llegar a la liguilla eliminaron al Atlante en Cuartos, y eliminaron al Toluca cobrando la deuda del torneo pasado, y llegan a la final contra los Pumas, en el juego de ida por el empate a 1, el Rebaño solo necesitaba un gol para coronarse en el juego de vuelta, pero en CU, la historia del encuentro seria otra. Después de los dos tiempos reglamentarios, se vinieron los extra, donde no cayo el gol del desempate, por lo que el partido terminó en tanda de penales, en la cual los Felinos finalmente se coronaron por 5-4.

Para el Apertura 2004, llegó al timonel una de las leyendas de los Tapatíos, el Maestro, Benjamín Galindo, con quien comenzaron goleando al Atlante por 7-0, en dicho partido, Adolfo Bautista del Guadalajara y Rafael Cuevas arquero del Atlante, chocaron cuando Bautista abría el marcador, por lo que Cuevas tuvo que salir inmediatamente del encuentro, y en su reemplazo debutó el joven Alejandro Arredondo, quien no pudo detener los seis goles restantes del Rebaño, con Galindo se obtuvieron ocho victorias, entre ellas una goleada de 5-1 en cancha de los Pumas, cobrando su venganza de la Final anterior, cinco empates, y cuatro derrotas. En Cuartos de Final se vierón con su rival del Clásíco Tapatío, el Atlas, quien los elimino por marcador global de 4-3, ambos partidos jugados en el mismo Jalisco. El Clausura 2005, se convirtió en otra amarga temporada para el Rebaño, pues seis derrotas, cinco empates, y solo seis victorias bastaron para alejarlos de la Liguilla nuevamente.

El Apertura 2005, parecía no cambiar la suerte del Rebaño, pues después de la jornada 3, Galindo fue despedido por Vergara, y se le cedió a Juan Carlos Ortega, que solo duro dos jornadas y el resto de la temporada fueron dirigidos por Xabier Azkargorta, siendo uno de los peores años en la historia del club tapatío, por no haber calificado a la Liguilla en los dos torneos. Como único consuelo en ese negro año, llegaron hasta las semifinales de la Copa Libertadores, donde cayeron con el Atlético Paranaense, por marcador global de 5-2. Para el Clausura 2006, se prepararon los festejos por el Centenario del Club, principalmente haciendo uso de un uniforme histórico usado en los años 50, este uniforme se presentó en el segundo tiempo, en la jornada 2 contra los Pumas. En dicho torneo finalmente lograron ganarle otro clásico al América esta vez en el Jalisco, poco después apareció una nueva playera que tenía el logotipo de la empresa Bimbo, actual patrocinador, rompiéndose aquel acuerdo que tenía Vergara de que los uniformes no llevaran publicidad, esto también llegó a molestar a la afición, incluso, el Necaxa por tener parecido a los uniformes del Rebaño se vio en la forzosa necesidad de cambiar de patrocinio por Visa, en la jornada 8, donde el Rebaño presento dicha camiseta. En este torneo Hans Westerhoff volvió a dirigir al cuadro tapatío, pero un empate ante el Veracruz fue su salida definitiva. En la jornada 11 llega El Chepo, José Manuel De la Torre, al banquillo del Rebaño con quien llegaron hasta Semifinales siendo eliminados por el Pachuca, por mejor posición en la tabla general. En ese mismo año volvieron a la Libertadores y llegaron otra vez a semifinales donde cayeron por global de 4-0 ante el Sao Paolo

CD Guadalajara vs CD Toluca - Estadio Jalisco (Temporada regular 2006).

El Apertura 2006, lo comenzaron perdiendo contra su rival en la Final, el Toluca, pero lograrón llegar a la liguilla con cinco derrotas, siete triunfos, y cinco empates, entre ellos se incluye un 2-0 al América. En la liguilla, en el repechaje se enfrentaron al Veracruz, ganándole con un global de 6-1, por lo que al llegar a Cuartos se vieron las caras contra el Cruz Azul, también eliminándolo por global de 4-2. La semifinal fue una de las más esperadas:una contra el América, en la cual el Rebaño logro intimidar a su maxímo rival con un marcador de 2-0 global, dandole el pase a la Final. El domingo 10 de diciembre de 2006, con la modalidad de liguilla final, el Guadalajara derrota al Deportivo Toluca en la Bombonera por un global de 3-2, después de empatar 1-1 en el Estadio Jalisco, y de ir abajo en el marcador por 1-0 en el partido de vuelta, pero el "Rebaño Sagrado" reaccionó con anotaciones de Francisco "Maza" Rodríguez y de Adolfo "Bofo" Bautista para alzarse con la copa. En este juego, el Rebaño por fin lograba que el Toluca pagara las eliminaciones de torneos pasados, además en el club de los Diablos ya no militaba José Cardozo quien se había convertido en una verdadera pesadilla para el Rebaño. En una final cerrada, Chivas comenzó perdiendo pero logró dar vuelta al partido y derrotar por 1-2 al Toluca en calidad de visitante, logrando ganar el título del Apertura 2006 con un global final de 2-3. El duelo lo comenzó ganando Toluca con gol de Bruno Marioni en una primera parte en la que Guadalajara se vio nervioso y desorganizado, pero con un gran segundo tiempo, el equipo rojiblanco consiguió el gol del empate por conducto del "Maza" Rodríguez en una jugada a balón parado, con lo que mejoró en confianza y logró la fuerza necesaria para el que el "Bofo" Bautista hiciera un gol para ganar la Copa. El Rebaño Sagrado se coronó así Campeón en el cierre de sus festejos del Centenario y por primera vez con Jorge Vergara como dueño del equipo, llegando a su décimo primer título en la Primera División de México, colocándose de nuevo como el equipo con más Campeonatos superando por uno al Club América, que lo había logrado alcanzar en el primer puesto al ganar el torneo Clausura 2005. Este título fue el resultado de una gran Liguilla en la que fue el equipo que mejor fútbol mostró, con equilibrio, buen momento de sus hombres de ataque y con el mérito de entrar octavo a la Liguilla por lo que tuvo que cerrar siempre como visitante. En el Clausura 2007, el Rebaño quería darle el bicampeonato a su afición, pero a lo largo del torneo se darían cuenta de que no sería tan sencillo lograrlo. El Rebaño se enfrentaba nuevamente al Toluca en la primera jornada, pero los Diablos no pudieron cobrar su venganza todavía, durante el medio tiempo de dicho encuentro, el club presento su nueva playera con la undécima estrella y su nuevo patrocinio la automotriz Toyota. En la jornada 4 sufrieron su primera derrota contra el Pachuca, haciéndose similar al Invierno 97, en la cual el América abollaba el título del Rebaño recién campeón.

Pese a todos los obstaculos accedierón a la Liguilla y eliminarón a los Tigres, y en la semifinal se volvierón a encontrar a su máximo rival el América, quien ya les había ganado un Clásico en ese torneo, para cobrar algunas deudas pasadas, pero esta vez la historia fue distinta, pues con marcador de 2-0, las Águilas eliminaban a su gran rival evitando su bicampeonato, además en dicho encuentro, Gonzalo Pineda se convirtió en el primer jugador chiva expulsado del torneo, y pocos minutos antes de acabar el encuentro, la afición comenzó a arrojar a la cancha unas playeras que se les habían regalado afuera del estadio Jalisco, esto ya que no podían creer que el Rebaño perdiera la oportunidad de conseguir el bicampeonato y la duodécima estrella.

Para el Apertura 2007, el Chepo continuó al mando, pero en la jornada 9 fue destituido por una derrota contra el Toluca que finalmente cobraba revancha de la final del 2006, y fue reemplazado por Efrain Flores, quien los llevo hasta semifinales donde cayeron con el Atlante que en ese torneo cambio de sede a Cancún donde obtendría su tercer título de liga. En el Clausura 2008, obtienen el Liderato general con 11 juegos sin derrota, racha que corto el Necaxa en la jornada 12, siendo esta junto con el Monterrey las dos únicas derrotas que sufrió en el torneo, irónicamente, mientras el Rebaño tenía el liderato, su máximo rival el América se encontraba en el último lugar de la tabla general. En Cuartos caen contra el Monterrey con un escandaloso global de 8-5, en este mismo torneo aprovecharon que las Águilas del América se encontraban en un pésimo momento y cobran revancha por 3-2 en el Jalisco.

Para el Apertura 2008, Flores siguió al mando pero el Rebaño perdería otra liguilla, entre los encuentros se incluye un Clasíco contra América que ganarón por 2-1 en el Azteca, hazaña que no repetían desde el Apertura 2003 cuando se impusierón por el mismo marcador en el Coloso de Santa Ursula. En el Clasura 2009, aún con Flores al mando trataron de esconder el fracaso del torneo anterior pero en la jornada 11 al caer 1-0 ante los Tigres, fue destituido y reemplazado por Omar Arellano, que tampoco logro que el equipo se levantara, con una duración de solo dos jornadas, así que llega Francisco Ramírez quien inicia bien ganándole un Clásico al América en el Jalisco por 1-0, pero no fue suficiente para que el Rebaño se quedara sin otra liguilla.

El Apertura 2009 fue uno de los peores torneos cortos que han disputado las Chivas, lo comienzan con dos derrotas ante Toluca y Tigres, por lo que Ramírez sale del equipo brevemente, y lo sustituye Raúl Arias en el partido contra los Estudiantes Tecos, más al regreso de Ramírez, San Luis los golea 4-0 y da su salida definitiva y escandalosa, por lo que Arias se queda al mando, pero una derrota contra Morelia con un marcador de 3-1, además de un bello gol de Luis Gabriel Rey define su salida. Antes pierde un Clásico contra América en el Azteca por 1-0, para que las Aguilas cobraran deudas después de tres torneos sin poder ganarle al Rebaño, y finalmente llega José Luis Real, que ya tampoco pudo hacer siendo otro año sin liguilla para el conjunto tapatío siendo derrotados al final contra Cruz Azul.

El Torneo Bicentenario 2010, parecía levantar al Rebaño después de varios desastrozos torneos, comienzan con un triunfo contundente de 3-1 de local al Toluca destacando la actuación de Javier Hernández, después seguiría la racha de invicto contra equipos como Tigres de la UANL (1-3), Estudiantes Tecos (el partido más destacado de Chivas en el torneo, empezó perdiendo 0-2 y remontó con un 3-2 destacando la actuación de Javier Hernández autor de dos goles), Querétaro (0-2), CF Atlante (2-0), CF Pachuca (0-1), Puebla FC (3-2) y San Luis FC (2-0). Jaguares de Chiapas cortaría la racha con un abultado 4-0 en la jornada 9, también destacan los triunfos del Rebaño contra Santos Laguna con un abultado marcador de 6-2 en el Jalisco con una gran actuación de Javier Hernández, la curiosidad de este partido fue el último partido de Javier Hernández con la playera rojiblanca en la Primera División de México, el delantero mexicano firmaría con el equipo inglés: Manchester United, y el triunfo en el Clásico del fútbol mexicano contra el Club América con un marcador de 1-0 y destacando la actuación del portero rojiblanco Luis Ernesto Michel. Pero a pesar de que en las últimas jornadas estaban al borde de no calificar contra equipos como Monarcas Morelia con un descalabro de 0-3 en el Jalisco, Indios de Ciudad Juárez con un marcador de 1-0 y contra su rival del Clásico Tapatio el Club Atlas de Guadalajara con un marcador de 0-2 en contra. En la última jornada, con un empate a 1 ante el Cruz Azul pasan a Cuartos donde caen contra el Morelia con global de 5-2.

Años 2010[editar]

Desde 1970, las Chivas se han adjudicado el trofeo de campeón mexicano en sólo tres oportunidades. Malos manejos directivos y deportivos además del número creciente de extranjeros que llegan a la liga mexicana le han hecho difícil al Guadalajara poder competir con un plantel formado en su mayoría con jugadores de fuerzas básicas.

Sin embargo, el equipo se mantiene fiel a su tradición de darle oportunidad al futbolista mexicano de trascender y ser protagonista de las glorias del club.

Recientemente se dio la cuarta exportación al fútbol europeo de un jugador salido de las canteras del equipo, el defensa central Carlos Salcido que fue adquirido por el club neerlandés PSV Eindhoven donde pronto se ha convertido en un jugador destacado, y actualmente es el 1.er jugador salido de las chivas que logra un campeonato local europeo al conquistar la Eredivisie en el 2007.

Otra joven promesa surgida de la cantera que también dio el salto (aunque no llegó a debutar con el primer equipo) es el delantero Carlos Vela campeón con la selección mexicana en el Mundial Sub-17 2005 y que fue adquirido por el club inglés Arsenal, siendo cedido tiempo después al UD Salamanca de la Segunda División española mientras alcanzaba la mayoría de edad, equipo donde llegó a ser toda una figura y que le valió para lograr su pase al Osasuna donde actualmente se desempeña como delantero.

Otros jugadores de gran nivel como Marco Fabián de la Mora, Omar Arellano Riverón, Erick Torres Padilla, Jesús Sánchez García, Xavier Báez, Carlos Fierro y Alberto Medina resaltan la importancia de confiar en el jugador mexicano como una manera de beneficiar no sólo al club sino también al país.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]