Historia de los judíos en Japón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los judíos son una minoría étnica y religiosa en Japón de cerca de 1.000 personas, o el 0,0008 % de la población total de Japón. Aunque el judaísmo ha existido y se ha practicado en una escala muy limitada en Japón, Japón es muy rico en historia judía, desde la conclusión de la política de aislamiento de Japón al extranjero hasta la Segunda Guerra Mundial.

Historia judía en Japón[editar]

Primeros asentamientos[editar]

Los primeros contactos comprobados entre Japón y la gente de ascendencia judía comenzaron durante la Era del Descubrimiento (siglo XVI) con la llegada de viajeros y de comerciantes europeos (sobre todo de Portugal y Holanda). Sin embargo, no fue hasta 1853, con la llegada del comodoro Matthew Perry, tras la Convención de Kanagawa que daba por concluida la política exterior japonesa de aislamiento, que las familias judías comenzaron a asentarse a Japón. Los primeros colonos judíos registrados llegaron a Yokohama en 1861, establecieron una comunidad diversa de 50 familias (provenientes de varios países occidentales) y edificaron la primera sinagoga de Japón. La comunidad se trasladaría más adelante a Kobe después del gran terremoto de Kantō en 1923.

Otro asentamiento judío temprano fue uno que se estableció en los años 1880 en Nagasaki. Esta comunidad era más grande que la que estaba en Yokohama, y estaba formada por más de 100 familias. Fue aquí donde la Sinagoga de Beth Israel fue construida en 1894. El asentamiento crecería y seguiría activo hasta que declinó eventualmente por la Guerra Ruso-Japonesa a principios del siglo XX. Los Rollos de la Torá acabaron siendo entregados a la comunidad judía de Kōbe, un grupo formado por los prisioneros de guerra liberados judíos rusos que habían formado parte del ejército del Zar y la Revolución Rusa de 1905.

Desde principios de los años 1900 hasta los años 1950 la comunidad judía de Kōbe era una de las comunidades judías más grandes de Japón. Estaba formada por centenares de judíos que llegaban de Rusia (desde la ciudad manchuria de Harbin), del Oriente Medio (principalmente de Irak y Siria), así como de países de Europa Central y del Este (sobre todo Alemania). Durante este periodo, la comunidad judía de Tokoo (actualmente la mayor de Japón) estaba creciendo lentamente con la llegada de judíos de los Estados Unidos y de Europa Occidental por razones múltiples. Formaron comunidades que se basaron en valores constitucionales junto con las organizaciones comunitarias que contaban con un presidente del comité y un tesorero y una estructura comunal. Actualmente, cada una de estas comunidades tiene su propia sinagoga.

El plan Fugu y la Segunda Guerra Mundial[editar]

El Plan Fugu (河豚計画 Fugu keikaku?) fue un ardid urdido por el gobierno japonés en los años 1930, centrado en la idea de crear una posición ventajosa para Japón en lo económico y en lo político mediante el asentamiento de refugiados judíos de la Europa nazi en la Manchuria japonesa. La motivación que había detrás del plan parece haber sido la aceptación sin reservas de la propaganda antisemita, como los Protocolos de los Sabios de Sion, que promulgaba la idea de que los judíos tenían una habilidad intrínseca y casi supernatural de acumular dinero y poder. Los llamados "expertos judíos", que eran líderes japoneses tales como el capitán Inuzuka Koreshige (犬塚 惟重), el coronel Yasue Norihiro (安江 仙弘) y el industrial Aikawa Yoshisuke (鮎川 義介), creían que este poder económico y político podía ser aprovechado por Japón mediante la inmigración controlada, y que una política migratoria que fuese en este sentido conseguiría, además, el favor de los Estados Unidos a través de la comunidad judía en dicho país. Aunque se hicieron esfuerzos para atraer inversiones e inmigrantes judíos, el plan estuvo limitado por el deseo gubernamental de no interferir con su alianza con la Alemania Nazi. Al final se dejó la fundación de asentamientos judíos al arbitrio de la comunidad judía internacional, y el plan fracasó por no haber conseguido atraer a una población estable a largo plazo y por no haber conseguido crear los beneficios estratégicos que esperaba el gobierno.

Irónicamente, durante la segunda guerra mundial, Japón fue considerado como un refugio seguro del Holocausto, a pesar de formar parte del Eje y ser un aliado de Alemania, quien perseguía a los judíos. Durante la segunda guerra mundial, los judíos que trataban de escapar a través de Polonia no podían traspasar las barreras cercanas a la Unión Soviética y el Mar Mediterráneo y fueron forzados a ir por el país neutral de Lituania (que fue ocupado por los beligerantes en junio de 1940, comenzando por la Unión Soviética, luego Alemania, y luego nuevamente la Unión Soviética).

De aquellos que llegaron, muchos (alrededor de 5000) fueron enviados a las Indias orientales holandesas con visas japonesas emitidas por Chiune Sugihara, cónsul japonés en Lituania. Sugihara ignoró sus órdenes y emitió a miles de judíos visas de entrada al Japón, arriesgando su carrera y salvando al menos 10.000 vidas. La mayoría de los judíos tenían permitido y eran alentados a trasladarse de Japón al asentamiento en Shanghai, China bajo ocupación japonesa durante la segunda guerra mundial.

En las postrimerías de la guerra los representantes nazis presionaron a la marina japonesa a diseñar un plan para exterminar a la población judía de Shanghai, y esta presión llegó eventualmente a ser del conocimiento de la directiva de la comunidad judía. Sin embargo, los japoneses no tenían intenciones de provocar aun más la ira de los aliados, y por lo tanto postergaron el requerimiento alemán por un tiempo, eventualmente descartándolo del todo.

La relativa seguridad de los judíos durante este período, en contraste con el tratamiento del tratamiento japonés contra los chinos durante la guerra, estaba enganchada con las conexiones judías en los Estados Unidos. Se pensaba que un buen trato a los judíos dentro del territorio japonés ayudaría a la causa de que Estados Unidos mirara favorablemente al Japón. Sin embargo, las condiciones en el Area Designada eran abismantes, particularmente durante los meses de verano.

Una famosa Orthodox Jewish institución que fue salvada de este modo fue la de los lituanos Haredi Mir yeshiva. El gobierno japonés y la gente le ofrecierom a los judíos refugio temporal, servicios médicos, alimentación, transportate, y regalos, pero preferían que ellos se movilizaran de modo de residir en Shangai, ciudad ocupada por los japoneses.

A lo largo de la guerra, el gobierno japonés rechazó permanentemene losrequeimientos del gobierno alemán para establecer políticas antisemitas. Al término de la guerra, alrededor de la mitad de estos judíos se trasladó al hemisferio occidental (como por ejemplo los Estados Unidos y Canadá) y el resto se fue a otras partes del mundo, principalmene a Israel

Antisemitismo[editar]

Con solamente una población judía relativamente pequeña, Japón no tenía ningún antisemitismo tradicional hasta que la ideología nazi y la propaganda influenció a un número pequeño del Japón. Mientras que el antisemitismo no se convirtió en un fenómeno extenso en el país, persiste incluso hoy, tomando una forma de subcultura. Los libros antisemitas y los folletos del conspiracismo se venden en librerías importantes, y los temas antisemíticos incorporan la cultura popular e incluso afectan a comunidad académica educada. El antisemitismo actual en Japón incluye muchos elementos del juego oculto e intelectual. Al fondo, algunas teorías como las teorías del diagrama (diagramas de Judíos, diagramas por el gobierno, SGI, el acto de los fantasmas, demonios).

Judaísmo en el moderno Japón[editar]

Después de la Segunda Guerra Mundial, pocos judíos estaban en Japón, la mayoría se fueron a Israel. Los que seguían siendo locales fueron casados y asimilados en la sociedad japonesa. Basan la embajada israelí y a su personal en Tokio. Actualmente, hay varios cientos familias judías que viven en Tokio, y un número pequeño de familias judías en Kobe. Un número pequeño de judíos se expatria de otros países vivos a través de Japón, temporalmente, para el negocio, la investigación, un año de graduación, o una variedad de otros propósitos. Hay siempre miembros judíos de las fuerzas armadas de Estados Unidos que sirven en Okinawa y en las otras bases militares americanas a través de Japón. Hay un número de sinagogas activas en Japón. La Sinagoga de Beth David es activa en Tokio. Hay una sinagoga ortodoxa activa en Kobe. La organización de Chabad Lubavitch tiene un centro en Tokio

Películas[editar]

Jewish Soul Music: The Art of Giora Feidman (1980). Dirigida por Uri Barbash.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

General
Ocultismo
Historia
Judaísmo en el moderno Japón
Judaísmo y Japón