Historia de la Nueva Granada (1819-1831)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Este artículo trata de la historia del actual territorio de Colombia entre el período entre 1819 y 1830.
División política durante la Gran Colombia en 1824. Enmarcada en rojo se muestra la Nueva Granada.

Creación[editar]

Entre 1800 a 1820, España había restituido su poder sobre el Nuevo Reino de Granada y restablecido por el Virreinato.

El control territorial no fue total, sin embargo, y varios focos de resistencia permanecieron en lugares como Boyacá y, especialmente, en los Llanos de Casanare y Arauca, así como en los llanos venezolanos.

En 1819, el ejército libertador comandado por Bolívar quien venía de su base de la Guayana y llanos venezolanos, y Francisco de Paula Santander quien logró unir los distintos ejércitos rebeldes ubicados en los Llanos neogranadinos y dirigía la resistencia patriota en Casanare y Arauca remonta los Andes para avanzar sobre Santa Fe, sede del Virreinato.

Tras la Batalla del Pantano de Vargas y la Batalla del Puente de Boyacá, en las cuales el ejército patriota venció al realista, Bolívar y sus hombres tuvieron vía libre hacia Santa Fe, ingresando a la ciudad el 10 de agosto de 1819. El virrey Juan Sámano, advertido en secreto de la derrota en Boyacá, huye de la capital. El virreinato ha dejado de existir de facto, pero los realistas aun conservan el poder en varias regiones del territorio, incluyendo a Popayán, Quito, Panamá, Cartagena y Caracas.

El 19 de agosto de 1820 es proclamada la República de Colombia, en Santa Fe, ciudad que de ahora en adelante sería conocida como Bogotá.

Pronto la república afianzaría el poder en el centro del país y varias provincias se adherirían a la república. A finales de 1819, Bolívar, presidente de facto de la República de Colombia, y Pablo Morillo, comandante de los ejércitos realistas en el Nuevo Reino, subscribirían una tregua, que le permitiría a la naciente república afianzarse políticamente.

Al término de la tregua, en 1821, se reanudan las hostilidades. La batalla de Carabobo abre las puertas a la liberación de Venezuela y se logra la liberación de Cartagena y Santa Marta en el norte y de Popayán en el Sur. Panamá declara su independencia y se une a la República de Colombia.

Pasto se conserva como un reducto realista impidiendo el avance de las huestes republicanas sobre Quito. El 7 de abril de 1822 se produce la batalla de Bomboná, una de las más sangrientas de la campaña y cuyo resultado no fue claro, siendo la tasa de muertes muy alta para ambos bandos. La ventaja estratégica fue, sin embargo, favorable para la república, permitiéndole avanzar hacia Quito y eventualmente conquistar a Pasto

El 24 de mayo de 1822, la batalla de Pichincha permite la liberación de Quito y su anexión a la República de Colombia. El control realista en el Caribe y los últimos bastiones realistas son dominados en 1823 con las batallas de Maracaibo (16 de junio) y Tausava (14 de octubre).

La derrota del ejército realista en Ayacucho termina la amenaza española sobre América del Sur.

Constitución de la República de Colombia[editar]

La República de Colombia es proclamada el 19 de agosto de 1819, pero su constitución legal viene del Congreso de Angostura, convocado el 15 de febrero de ese año, y el cual aprueba la Ley Fundamental de la República de Colombia, el 17 de diciembre de 1819.

Tras la liberación de Caracas, Cartagena, Popayán y Santa Marta en 1821 se convoca un nuevo congreso, en Cúcuta. El 3 de octubre de 1821 es proclamada la Constitución de Cúcuta, la cual estuvo vigente en la República de Colombia y, luego de su disolución, en la República de la Nueva Granada hasta 1832.

De este modo suele ser designada en la actualidad la vasta República que a instancias del Libertador Simón Bolívar fue fundada el 17 de diciembre de 1819 por el Congreso de Angostura, la cual dejó de existir en 1830. Pero en aquella época su nombre oficial, por el cual la llamaban todos, empezando por Bolivar, fue el de República de Colombia

Bolivarismo y Santanderismo[editar]

Tras el congreso de Cúcuta, Simón Bolívar fue nombrado presidente de la República y Francisco de Paula Santander su vicepresidente.

Santander propugnaba por una legislación robusta y un marco constitucional y legislativo que guiara a la nueva república. La prioridad de Bolívar fue continuar su proyecto de la liberación de la América española. Durante la campaña del sur, dirigida directamente por Bolívar, el Vicepresidente Santander estuvo a cargo del gobierno en Bogotá.

La crisis entre Bolívar y Santander (y sus respectivos seguidores) se ahonda con las diferencias entre Santander y José Antonio Páez y con la promulgación de la Constitución Bolivariana, escrita por Bolívar para la naciente república de Bolivia y que los santanderistas temen que Bolívar intente imponer en Colombia.

El principal recelo sobre la constitución bolivariana, surge del amplio poder dado a la figura presidencial, la cual es vitalicia y, de esta forma, asimilable a una monarquía.

El 9 de abril de 1828 se instala la Convención de Ocaña. Las diferencias entre santanderistas y bolivarianos eran evidentes, promulgando los primeros un federalismo y los segundos un poder central y presidencial fuerte. La convención, que tenía por objeto reformar la constitución de Cúcuta fue un fracaso, y los bolivarianos abandonaron el recinto proclamando a Bolívar como dictador.

La crisis culmina con el atentado a Bolívar del 25 de septiembre de 1828, en lo que se conoce como la noche Septembrina. La participación de Santander no es clara pero es condenado junto con muchos de sus seguidores, quienes son ejecutados por traición. La condena del propio Santander es conmutada por destierro, por orden de Bolívar después de un pedido explícito del ministro de guerra José María Córdoba.

La dictadura de Bolívar[editar]

Entre el 24 de junio de 1828 y marzo de 1830 Bolívar gobernó por decreto. Esto no impidió la separación de Venezuela el 27 de diciembre de 1829.

El 20 de enero de 1830 Bolívar convocó el Congreso Admirable con el fin de solucionar la crisis institucional. El congreso no pudo evitar la separación de Venezuela y sí evidenció la falta de apoyo con la que contaba Bolívar cuya salud venía deteriorándose notablemente.

Bolívar renunció el 8 de mayo de 1830, quedando Domingo Caycedo como presidente interino.

Disolución de la República de Colombia[editar]

Jurídicamente la República de Colombia continuó hasta el 21 de noviembre de 1831, siendo presidida por Domingo Caycedo (4 de mayo a 13 de junio de 1830 y 3 de mayo a 21 de noviembre de 1831), Joaquín Mosquera (13 de junio a 5 de septiembre de 1830) y Rafael Urdaneta (5 de septiembre al 3 de mayo).

En mayo de 1830, los departamentos de Quito, Guayaquil y Cuenca (Región Sur), declaran su independencia de Colombia conformándose la República del Ecuador[1] . La Gran Colombia queda constituida entonces, por los departamentos de Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena e Istmo, que geográficamete ocupaban la parte central del país.

En 1832, se crea la república de la Nueva Granada y es nombrado Francisco de Paula Santander como su presidente.


Predecesor:
Independencia de Colombia
Historia de Colombia
República del siglo XIX
Historia de la Nueva Granada
Sucesor:
História de la Nueva Granada

Véase también[editar]

Referencias[editar]