Historia de Rosario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de Rosario en 1858.

Este artículo se refiere a la historia de Rosario, una de las más importantes ciudades de Argentina y la principal de la provincia de Santa Fe. Rosario se alza a orillas del Río Paraná a unos 300 km al noroeste de la Capital de la República, Buenos Aires. Se trata de un destacado centro portuario, industrial, comercial y cultural.

Orígenes[editar]

Rosario no tiene fundador ni fecha de fundación, sino un proceso de formación espontánea dado por la situación favorable tanto a nivel geográfico como económico.

Siglo XVII[editar]

Rosario surgió hacia 1665 como una pequeña aldea rural en el Pago de los Arroyos, surcada por varios arroyos, que se encontraba al sur del río Carcarañá. Fue creciendo lentamente. Existe la posibilidad que sus primeros habitantes hayan sido de la etnia quilmes. La derrota ante los españoles a mediados de siglo XVII, en el levantamiento del llamado Felipe Calchaquí en la zona de Tucumán, motivó el traslado de los quilmes a menos de 30 km de la ciudad de Rosario. En una polémica que no ha tenido mayor investigación, la postura oficial afirma que Rosario creció alrededor de la veneración de su virgen. En el camino a Buenos Aires, gentes se tomaron un descanso y permanecieron en las inmediaciones de la actual ciudad de Carcarañá, El 29 de agosto de 1689, el capitán general don José Herrera y Sotomayor le dio la concesión de estas tierras al capitán Juan Romero de Pineda, a quien algunos historiadores tienen en cuenta como fundador dado que fue el primer habitante nominal. La ciudad nació sin acta fundacional a comienzos del siglo diecisiete, como Pago de los Arroyos. Sin embargo, desde que en 1689 el capitán Luis Romero de Pineda, recibió estas tierras por parte del gobierno de Buenos Aires en pago de servicios prestados a la Corona, se produjeron notables cambios.

Antes de esa fecha, merodeaban por el lugar indios calchaquíes , reducidos y atendidos por franciscanos, quienes formaron una población y se establecieron en el llamado Pago del Salado. Cuando los indios belicosos del Chaco destruyeron todo, Pineda recibió las tierras que conformarían luego el Pago de los Arroyos. Muerto Pineda, sus hijas lo heredaron y comenzó la fragmentación de las parcelas. A partir de allí se perdió parte de la historia.

Siglo XVIII[editar]

En el primer tercio del siglo XVIII había ya numerosas estancias en los alrededores. El censo de 1741 indicaba que entre blancos, indios y mulatos, se estimaba una población de 248 vecinos.

Santiago Montenegro fue de suma importancia en la historia de la ciudad. Se radicó en la zona para dedicarse a la explotación agro-ganadera, fue quien diagramó el basamento de la futura ciudad, reconstruyó la antigua capilla y en 1751 fue nombrado Alcalde.

Con anterioridad, la población de la zona era tan escasa que no había una autoridad especial. Se dependía directamente de la gobernación de Santa Fe, que a su vez dependía de Buenos Aires.

En Santa Fe se elegían dos alcaldes ordinarios y de la hermandad. Los de “hermandad” tenían autoridad indistintamente en todo el territorio de la ciudad.

En 1725 se eligió especialmente un alcalde de la Hermandad para el Pago de los Arroyos, el mismo funcionario tenía también a su cargo el distrito de Coronda.[1]

Siglo XIX[editar]

Años 1810[editar]

En 1812, el abogado y general Manuel Belgrano organizó las baterías Independencia y Libertad. El 27 de febrero enarboló por primera vez la bandera Argentina por él creada, haciéndola jurar por sus soldados. Por ello se dice que Rosario es la “Cuna de la Bandera“. El 27 de febrero de 1812 el comerciante y vecino rosarino Cosme Maciel, por encargo del general Manuel Belgrano, izó por primera vez la bandera celeste y blanca en las barrancas de la Villa del Rosario, en Santa Fe.

Este acto fue realizado a las 18:30 del 27 de febrero de 1812. El pabellón fue enarbolado en presencia del vecindario enfervorizado.


En 1819 las tropas porteñas mandadas por Juan Ramón Balcarce, en retirada luego de enfrentar a las montoneras del gobernador santafesino Estanislao López, incendiaron el poblado. Se salvó la capilla.

Años 1820[editar]

En los años 1820 la provincia de Santa Fe fue fuertemente golpeada por la guerra civil. Durante estos años el crecimiento poblacional fue extremadamente lento, aunque ya en 1823 era conocida como la Ilustre y Fiel Villa del Rosario.

Se nombraron las primeras autoridades:

  • Autoridad militar: el jefe militar, que dependía del gobierno central de Buenos Aires.
  • Autoridad política: el alcalde de la Santa Hermandad. Nombrado por el cabildo santafesino; los vecinos no tenían el derecho a elegirlo. El primer alcalde de la Santa Hermandad fue el sargento mayor Francisco Frías, quien es recordado por haber ocupado dicho puesto en cinco ocasiones y por haber muerto en la mayor pobreza. Fue enterrado de limosna, hecho que puede ser corroborado en el folio 37 del libro 1 de entierros de la catedral de Rosario.

A principios de 1826 el presidente de la Junta de Representantes de la Provincia de Santa Fe, Juan Manuel de Soto, comunicó el nombramiento de alcalde mayor del departamento Rosario, lo que implicaba reconocer a la Villa del Rosario el título de pueblo. Las atribuciones de esta institución estaban reglamentadas por las Leyes de Indias que tenían jurisdicción civil y criminal. La alcaldía mayor era un cargo no rentado y tuvo vigencia en estas tierras hasta 1832. Los alcaldes mayores se ocuparon especialmente del orden y de la tranquilidad pública. El comandante militar del departamento Rosario proponía una terna a la Junta de Representantes de la Provincia de Santa Fe y de la misma se elegía al alcalde.

Años 1830[editar]

En 1832 comenzó a construirse el templo de Nuestra Señora del Rosario, que fue terminado años más tarde.

En noviembre de 1832 se comisionó a Domingo Cullen para realizar la “organización administrativa del departamento Rosario”.

El cargo de alcalde mayor cesó a raíz de la creación del cargo de juez de paz por ley del 28 de enero de 1833. El capítulo 1º de la ley mencionada establecía la designación de un juez de paz en la Villa del Rosario, con jurisdicción ordinaria en todo el departamento. Este cargo sería rentado, tendría dos comisarios auxiliares en dicha villa y en la campaña se crearían los que fueran necesarios a propuesta del juez de paz y sin sueldo alguno. El mandato duraría un año y podía ser elegido nuevamente. Sus atribuciones eran muy amplias y resumían las que poseía en Santa Fe el juez de primera instancia en lo civil, en lo criminal, el juez de policía, el defensor general de pobres y menores, y el juez de paz propiamente dicho.

El 29 y 30 de septiembre de 1833 visitó la aldea Charles Darwin (1809-1882). La describió como un “pueblo grande” (de 2.000 habitantes).[2]

Años 1850[editar]

En 1850 se crearon el puerto y las aduanas.

El ingeniero estadounidense Allan Campbell proyectó el Ferrocarril Central Argentino —entre el Puerto de la Confederación en el Rosario y la ciudad de Córdoba—, la obra pública de mayor envergadura de la Nación (en ese entonces la Confederación Argentina no incluía a la provincia rebelde de Buenos Aires). Su realización a partir de 1863 se debió al también estadounidense Guillermo Wheelwright, quien conformó el grupo de capitales ingleses que lo construyó.

Declaración de ciudad[editar]

El 5 de agosto de 1852, el gobernador Domingo Crespo promulgó la ley que, sancionada dos días antes por la junta de representantes, declaró a Rosario como ciudad. Este hecho cristalizó la voluntad de los rosarinos de entonces de participar activamente en el proceso que condujo a la organización constitucional.

Los vecinos de la hasta entonces Villa del Rosario habían co-ayudado de manera decisiva a la campaña de Caseros, sublevándose y marchando a combatir con el general Justo José de Urquiza.

Con anterioridad, la villa —un conjunto de casas bajas y calles mal delineadas que no superaba los 3000 habitantes— había sufrido la postergación del centralismo de Buenos Aires.

Su puerto natural, que brindaba excelentes perspectivas desde el punto de vista del libre comercio, había sido cerrado a los buques extranjeros por un decreto del gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, el 22 de enero de 1841. Dicha disposición impidió la navegación por los ríos Paraná y Uruguay a los buques que no tenían patente argentina y postergó afanes progresistas de los rosarinos por 10 años.

Pero la voluntad de aquellos rosarinos en defensa de sus legítimos derechos se cristalizó el 25 de diciembre de 1851 en el célebre pronunciamiento del Hueco de Cardozo, donde un pequeño grupo de vecinos y la guarnición militar de la plaza adhirieron a la campaña de Urquiza.

Antes de que Urquiza entrara a la villa, lo hizo el teniente coronel Domingo Faustino Sarmiento (más tarde presidente de la Nación), trayendo con él la primera imprenta que se conociera en la ciudad, y en la que imprimió la primera hoja, que con su firma sentenciaba: “El Rosario está destinado por su posición topográfica a ser uno de los más poderosos centros comerciales de la República Argentina".

Tras la batalla de Caseros, en la que combatieron dos batallones de rosarinos bajo las órdenes del teniente general Agustín Fernández y del mayor Dámaso Centeno, los milicianos fueron especialmente felicitados por Urquiza, con la promesa de que ayudaría a la villa en sus aspiraciones de progreso.

Consecuencia de ello, el 9 de junio de 1852, Urquiza escribió al gobernador Crespo para que procurara erigir a Rosario en ciudad.

El mandatario provincial gestionó por sí mismo, ante la Junta de Representantes, para que sancionara la ley respectiva. Entre sus argumentos, se destacó “su posición local, que la pone en contacto directo con el interior y exterior, por su crecido número de habitantes y por su comercio activo con todos los pueblos de la república”.

Dicha declaración abrió además puertas a otros acontecimientos no menos relevantes, como la apertura de los ríos a la libre navegación, lo que significó terminar con el monopolio de Buenos Aires e iniciar camino para el desarrollo del puerto de Rosario.

El 25 de diciembre de 1851, un grupo de habitantes de la zona proclamaron su apoyo al caudillo entrerriano Justo José de Urquiza.

Estos habitantes participaron en la batalla de Caseros, en la cual Urquiza derrotó definitivamente a Juan Manuel de Rosas, en aquel momento gobernador de Buenos Aires.

Como recompensa, el triunfante Urquiza escribió una carta a Domingo Crespo, el gobernador santafesino, pidiéndole que eleve el grado de la villa a ciudad; lo cual este justificó ante la legislatura provincial basándose en la posición geográfica estratégica para el comercio internacional.

El 5 de agosto de 1852, Crespo promulgó la ley que declara ciudad a Rosario. Esta declaración permitió que —al abrir Urquiza (presidente de la Confederación) los ríos a la libre navegación— el puerto rosarino y su población se expandieran con increíble velocidad.

Años 1860[editar]

Vista del Puerto hacia 1868.

El 27 de marzo de 1867 fue fundado, bajo el nombre de Rosario Cricket Club, el Club Atlético del Rosario, que actualmente es el club más antiguo de la Argentina. Ese mismo año, sale a la luz por primera vez el decano diario argentino, "La Capital", justamente con la idea de hacer de Rosario la capital de la República.

En 1868 se fundó la Sociedad Rural de Rosario.

Años 1870[editar]

En 1870, tras la terrible Guerra de la Triple Alianza, se inauguró la línea Rosario-Córdoba del Ferrocarril central Argentino o "Gran Central".

En 1878 se exportaron las primeras remesas de trigo a Gran Bretaña.

Años 1880[editar]

La ciudad se desarrolló con el aumento de la producción agrícola y la intensificación de las actividades portuarias.

Para 1880 Rosario ya era el primer puerto exportador de la Argentina. Esto produjo un aumento demográfico importante, atrayendo a corrientes inmigratorias y migraciones internas que posteriormente le dieron a Rosario las características de ciudad gringa.

El crecimiento de los barrios de Rosario tuvo un desarrollo típico: primero la iglesia, frente a ella la plaza y los comercios, luego las escuelas, comisarías, residencias destacadas de los notables de la zona (generalmente comerciantes y profesionales) y luego las viviendas de los obreros y empleados. Y al crecer la población, el club social y deportivo, el cine y los bares.

En 1883 Carlos casado del Alisal construyó el primer tramo entre Rosario y Casilda del Ferrocarril Oeste Santafesino, primer emprendimiento de esta naturaleza con capitales locales y como concesión provincial; fue el segundo ferrocarril en la Provincia de Santa Fe.

En 1884 se fundó el Centro Comercial, la actual Bolsa de Comercio de Rosario. En ese mismo año, Isaac Newell fundó el Colegio Comercial Anglo Argentino, de cuyo patios nacería el Club Atlético Newell's Old Boys recién en 1903.

En 1886 como consecuencia de una epidemia de cólera, entre otras medidas sanitarias se instaló la red de aguas corrientes.

Ya en 1887, la población era de 50.000 habitantes, de los cuales el 40% eran inmigrantes, los cuales llegaron a la ciudad con sus diversas ideologías políticas y no dudaron en promoverlas.

A las 3:20 horas de la madrugada del 5 de junio de 1888 se produjo el Terremoto del Río de la Plata, con una magnitud de 5,5 en la escala de Richter, con Rosario a apenas 280 km en línea recta del hipocentro.

En el año 1889, más precisamente el 24 de diciembre, se fundó el Club Atlético Rosario Central.

Años 1890[editar]

En 1891 se inauguró el servicio de luz eléctrica en el centro de la ciudad.

En 1893, Rosario no fue ajena a la revolución provocada por la Unión Cívica Radical (que en aquella época era un movimiento combativo y social) que iba en contra del sistema fraudulento del Partido Conservador y que declaró a Leandro N. Alem como presidente. Inmediatamente fue reprimida por el ejército.

Siglo XX[editar]

Años 1900[editar]

Vista de la calle Córdoba a principios de siglo XX. Actual edificio del Liceo Avellaneda.

El intendente Luis Lamas inauguró el Parque Independencia en 1902; en el mismo año se colocó la piedra fundamental del puerto nuevo.

En 1903 se fundó el Club Atlético Newell's Old Boys.

En 1904, luego de estar varios años abandonado durante su construcción, se inauguró el Teatro de la Ópera. Este pasó a llamarse El Círculo desde que fue comprado por la Asociación Cultural El Círculo en 1943, para evitar su demolición.

En 1905 estalló una segunda revolución radical, igualmente reprimida.

Otro club importante de la ciudad, el Club Atlético Central Córdoba, se fundó el 20 de octubre de 1906. El 31 del mismo mes inauguró sus servicios la Compañía General de los Tranvías Eléctricos del Rosario.

Iglesia de Santa Rosa de Lima (calle Mendoza 1300), la segunda más antigua de la ciudad, inaugurada en 1909.

En 1909 se inauguró la iglesia de Santa Rosa de Lima, la segunda más antigua de la ciudad.

Años 1910[editar]

El 24 de julio de 1912 se inauguró la Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez, cuya piedra fundamental se había colocado dos años antes, el 7 de setiembre, a los cien años de la apertura de la Biblioteca Nacional.

En 1919 fue fundada la Universidad Nacional del Litoral.

Años 1920[editar]

En 1920 se realizó la primera transmisión radiofónica.

El 27 de julio de 1920 una fábrica pirotécnica estalla violentamente en un barrio del oeste de la ciudad. Mueren cerca de una decena de trabajadores y varios más resultan heridos, la detonación se oye en toda la ciudad y rompe vidrios y puertas en varias cuadras a la redonda.

En el año 1925 comenzó a operar la Compañía de Gas (de hulla) y se tendió la red subterránea de cañerías de acero para suministro de gas de alumbrado.

En noviembre de 1925 ocurrió la peor granizada del siglo XX con piedras de 250 g y 10 cm de diámetro, que dejaron un saldo de al menos diez muertos (provocados directamente por las piedras); la granizada fue acompañada de vientos arrachados de más de 100 km/h.

Años 1930[editar]

En 1930, las hermanas Leticia y Olga Cossettini comenzaron la Escuela Serena, inspirada en los principios de la Escuela Nueva.

En febrero de 1935 una explosión y posterior incendio en la costa rosarina, precisamente en las barracas del puerto destruye las instalaciones y deja más de 9 víctimas fatales y más de 60 heridos de distinta gravedad.

En 1937 se inauguró el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino.

La frabrica de pólvora "Etna" estalla violentamente en marzo de 1939, ubicada en la zona oeste de la ciudad. Provocó 12 muertos y 10 heridos.

Escudo de Rosario[editar]

Tradicionalmente las ciudades poseen este distintivo —que las identifica y representa al gobierno local— generalmente otorgado por su fundador.

Los escudos significan la autonomía, y desde la independencia de la corona española, las ciudades adoptaron este modo de representación de la soberanía popular.

En 1939, la provincia de Santa Fe autorizó por ley a los municipios a adoptar y usar escudo. Rosario tenía el suyo desde mayo de 1862, diseñado por el concejal Eudoro Carrasco. Distintas interpretaciones se dieron de ese original, necesitándose una norma que fijara en detalle su diseño.

En 1964 se sancionó la ordenanza n.º 1737, adjuntándose en un anexo un croquis pintado por Julio Vanzo, quien se basó en un boceto del año 1957, que había sido elaborado por el ingeniero Ángel Guido (diseñador del Monumento a la Bandera y del edificio del correo).

El Concejo Municipal, por decreto n.º 15810 de 1998, dispuso que este escudo fuera de uso obligatorio en el frente de las dependencias y documentos del municipio.

Descripción oficial del escudo

Forma ovalada dividida en 2 campos por la línea del horizonte. El campo superior color celeste cielo está ocupado por el sol naciente de 16 rayos flamígeros y rectos, la cara del sol con ojos rasgados tipo indígena, cejas y comienzo de nariz. En el campo inferior aparece a la derecha una isla perfectamente definida y las costas de otras dos islas; en el centro el río Paraná surcado por un barco a vela y otro barco a vapor, finalizando en la parte izquierda con un bastión o batería emplazada sobre la barranca de cuyas almenas aparecen tres cañones y de su interior, levantado, el brazo que sostiene hacia el centro del escudo. En la barranca figura una gavilla de trigo, una gavilla de maíz, ancla, hoz y arado colocados armónicamente. Por último el óvalo es circundado por la derecha por una rama de laurel y por la izquierda una de olivos unidas al pie con un lazo celeste y blanco de nuestra enseña patria. Corresponde por colorido: oro al sol, islas y barrancas sinople (color verde), azul su río, gules (color rojo) la batería, celeste el cielo, dorado las mieses y tono gris acerado los implementos agrícolas.

Años 1940[editar]

El gobierno decidió en 1942 la nacionalización del puerto y, a pesar de las grandes obras emprendidas, desde entonces su crecimiento sería mucho más lento.

En el mismo año se fundó el Coro estable de Rosario. Cristián Hernández Larguía lo dirigiría por casi sesenta años, desde 1946 y sigue en la actualidad.

Años 1950[editar]

El 20 de junio de 1957, luego de varios proyectos fallidos, se inauguró el Monumento Nacional a la Bandera, símbolo de Rosario y único en su tipo que, con marcado nacionalismo, conmemora el nacimiento de la insignia patria a la que alude su nombre.

Años 1960[editar]

Bajada de Av. Puccio hacia 1971.

Al comenzar la década (1960) se realizó la primera transmisión televisiva en blanco y negro, por coaxil del canal 7, en la frecuencia aérea VHF del Canal 8. La estación transmisora sigue, en 2006, en la torre del Edificio de Telecomunicaciones de la ex Entel (Telecom).

En 1964 el Canal 5 de Rosario comenzó a transmitir al aire; un año después, lo haría la otra de las dos señales de aire rosarinas, Canal 3.

Edificios del Barrio Martín hacia 1971.

Se decidió el desdoblamiento de la Universidad Nacional del Litoral. Las facultades rosarinas se organizaron como la Universidad Nacional de Rosario desde 1968.

Al finalizar la década (1969) se produjo el Rosariazo, manifestación en adhesión a una huelga de los trabajadores ferroviarios y otros reclamos sociales. En medio del clima de disconformidad general, en el que hubo protestas que llegaron incluso a destruir y quemar trolebuses.

Años 1970[editar]

Durante la década de los setenta Rosario, igual que el resto del país, experimentó cientos de atentados terroristas que se cobraron víctimas civiles y también de los cuerpos de seguridad. Secuestros extorsivos y otras acciones que convirtieron a la ciudad en un polvorín. Existen estudios estadísticos serios y autorizados que nos relatan "la otra historia", la que desde los fueros ahora oficialistas impiden difundir a las nuevas generaciones que siguen ignorando hechos que desataron que la mayoría de la sociedad civil pidiera la intervención armada de los militares argentinos para pacificar las calles tomadas por los violentos. Los grupos de ultra izquierda radicalizados buscaban el poder para llevar al marxismo a la misma casa Rosada, pero también grupos trokistas o anarquistas compartían la lucha armada como herramienta para cumplir con sus objetivos.

Plaza Sarmiento en los años '70.

Durante el gobierno de facto militar del general Jorge Rafael Videlala ciudad es una de las subsedes de la Copa Mundial de Fútbol de 1978. Los encuentros se disputaron en estadio del Club Atlético Rosario Central; aunque no estaba previsto, la Selección Argentina de Fútbol también hizo su presentación en dicho estadio.

A principios de septiembre de 1976 se detona una bomba ubicada en plena calle mientras circulaban colectivos y peatones, la explosión mata a 11 personas en su mayoría policías, hiriendo a otras 30. Es uno de los tantos atentados terroristas que hubo en Rosario. Un incendio intencional destruye la whiskeria Rilke II en diciembre de 1979 ubicada en pleno centro rosarino y mueren 15 personas.

Comienza a florecer tímidamente pero con fuerza la contracultura en los bares rosarinos como el Savoy o el Cairo. Se reunían artistas, profesores universitarios, poetas, librepensadores y se llevaron a cabo proyectos independientes desde el año 1977. La revista Risario posterior a la Cebra a Lunares marcaría un antes y después en la edición gráfica de humor rosarino. Eran años prolíferos para grupos como Cucaño quien "rompía reglas" en actos formales culturales con sus intervenciones espontáneas donde el desconcierto que causaba daba paso a la mejor época de libertad cultural underground vivida por los rosarinos. Se renuevan las facultades rosarinas, se empieza un ciclo de excelencia educativa donde se separan los claustros académicos de la actividad política que durante años había reemplazado la voluntad de estudio académico por el ejercicio de militancia.

Empieza unos años de absoluto orden para la mayoría de los ciudadanos, aumenta el égido empresarial a escalas notables.

Surgen mejoras para obreros gracias a la intervención del ministro Liendo que junto con Videla plasman el decreto-ley de Seguridad en el trabajo 351/79 totalmente innovador para toda América latina donde se defendía el derecho a la salud de los trabajadores y la posibilidad de denunciar a empresarios que los vulnerasen.

Años 1980[editar]

El 30 de marzo de 1984 la planta de silos ubicada en Puerto Norte registra tres explosiones y un incendio que conmocionan a la ciudad. 11 operarios mueren y otros 21 resultan heridos, es una de las mas trágicas explosiones de cereal en la Argentina.

El 26 de abril de 1986 una fuerte tormenta descarga sobre la zona de Rosario 160 mm. de lluvia, el Arroyo Ludueña que atraviesa la zona norte de la ciudad se desborda y cubre durante 3 días a 7 barrios, 20.000 casas y se ven afectados 80.000 vecinos. Mueren varias personas y es quizás el peor desastre natural en la historia de la ciudad.

El 11 de abril de 1987 la ciudad de Rosario recibio la visita del Papa Juan Pablo II en el marco de la ultima visita del papa al a Republica Argentina, luego de dar una misa debajo del Monumento a la Bandera, el Papamovil recorrio las calles rosarinas siendo seguido por miles de fieles catolicos que recorrieron la ciudad en ese historico momento. Fue la unica vez que un Papa visitaba esta ciudad

A fines de mayo de 1989 en la ciudad de producen violentos saqueos e incidentes en comercios y supermercados que dejan 7 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos. El gobierno nacional declara el estado de sitio y la emergencia en la ciudad por 30 días, movilizando miles de efectivos de seguridad para garantizar el orden.

Años 1990[editar]

En 1992 se inauguró el Parque de España, con fondos aportados por ese país. Se empezaron a desmantelar las rejas que impedían la visión y el paso a la barranca (de unos 15 m de altura) sobre el río Paraná a lo largo de toda la ciudad.

En 1999 se realizó la apertura del Pasaje Juramento, una callejuela que corre entre el Palacio de los Leones (el ayuntamiento) y la Basílica Catedral de Nuestra Señora del Rosario y sale al Monumento a la Bandera, en la costa del río Paraná.

Siglo XXI[editar]

Luego de más de un lustro de construcción, en 2003 se inauguró el Puente Rosario-Victoria sobre el río Paraná, por el cual se unen las provincias de Santa Fe y Entre Ríos (a través de 65 km) y hace de la ciudad un punto central del Mercosur.

En noviembre de 2004 se realizó el Tercer Congreso Internacional de la Lengua Española, que reúne a escritores y catedráticos del mundo.

El 20 de junio de 2005 se inauguró, aunque sin estar totalmente terminado, en el Parque Nacional a la Bandera, el Monumento a los Caídos en la Guerra de las Malvinas. Sería terminado unos días después.

El 15 de noviembre de 2006 se repitió la granizada de 1925: vientos de 115 km/h. 5 muertos y mas de 400 heridos por la historica tormenta.

Durante los últimos días de marzo de 2007 llueven sobre la ciudad y la región más de 500 mm. de lluvias en 5 días. Grandes zonas del noroeste de Rosario y ciudades vecinas se ven fuertemente afectadas por graves inundaciones que obligan a evacuar a más de 4.000 personas y provocan 4 muertos.

En la noche del 21 de diciembre de 2012 se producen serios disturbios e incidentes en decenas de locales comerciales de los barrios más alejados de la ciudad. Los saqueos recuerdan a los ocurridos en 2001 y 1989 aunque menos extendidos, en la ciudad mueren 4 personas, 150 son detenidas y docenas resultan heridas.

El día 6 de agosto de 2013 a las 09:38 hs. local una perdida de gas de gran magnitud origina una gigantesca explosión y posterior derrumbe de un edificio en el centro de Rosario, provocando varias víctimas mortales, heridos, desaparecidos y daños diversos en 500 metros a la redonda en lo que es catalogado como el peor desastre en la historia de la ciudad.

Movimientos políticos en la historia[editar]

Anarquismo en Rosario[editar]

A principios de 1900, Rosario era “la Barcelona del Río de la Plata” debido a la importante concentración obrera y al predicamento del acratismo, su influencia ideológica en Rosario es comparable con el anarquismo en Barcelona, superando a Buenos Aires.

Existen testimonios de personas no comprometidas sin intención de agigantar su incidencia. El Dr. Juan Bialet Massé, por ejemplo, en su informe sobre la situación de los trabajadores en el interior del país a principios del siglo XX, expresa que el anarquismo “imperaba en las clases obreras de Rosario como único señor”.

Testimonios parecidos se hallan en los dirigentes socialistas coetáneos: Enrique Dickman, apreciando que la actividad libertaria se percibía más en Rosario que en Buenos Aires, la definía como la “Meca del anarquismo argentino”. Adrián Patroni, otro líder socialista, testimonia dicho fenómeno en el periódico socialista La Vanguardia, del 20 de noviembre de 1901.

La Unión Cívica Radical en Rosario[editar]

El último intendente rosarino proveniente del radicalismo fue Horacio Usandizaga. Fue electo en 1983 (con el retorno de la democracia). En 1987 reelecto, pero prometió que si ganaba la presidencia Carlos Saúl Menem, él renunciaría a su cargo. En 1989 tuvo que cumplir su palabra.

Actualmente, el Partido Radical forma una alianza con el Partido Socialista y otros partidos a nivel provincial y urbano, la cual ganó las elecciones de 2005 y 2007.

El Partido Justicialista en Rosario[editar]

Durante la primera era peronista (1946-1955), la provincia de Santa Fe se convirtió en un fuerte baluarte, especialmente la ciudad de Rosario, conocida como la “capital del peronismo”.

El Partido Socialista en Rosario[editar]

En la actualidad, este es el partido de mayor que gobierna la ciudad en un frente (el frente progresista) con varios partidos mas entre otros la U.C.R. . Esta última se ha convertido en un bastión socialista a nivel nacional, por ser la ciudad en hacer conocido a algunos políticos pertenecientes a este partido.

La gestión socialista comenzó en 1989, año en que ganó las elecciones Héctor Cavallero; fue reelecto en 1991.

Lo siguieron Hermes Binner, electo en 1995 y reelecto en 1999, Miguel Lifschitz, electo en las elecciones de 2003 y reelecto en 2007 y Mónica Fein electa en 2012.

Intendentes entre 1983 y 2011[editar]

Intendente Inicio Fin
Cont. Víctor N. Cabanellas 28/02/1983 11/12/1983
Dr. Horacio Usandizaga 11/12/1983 10/12/1987
Dr. Horacio Usandizaga 11/12/1987 22/05/1989
Carlos Ramírez 22/05/1989 10/12/1989
Dr. Héctor Cavallero 10/12/1989 10/12/1991
Dr. Héctor Cavallero 10/12/1991 10/12/1995
Dr. Hermes Binner 10/12/1995 10/12/1999
Dr. Hermes Binner 10/12/1999 10/12/2003
Ing. Miguel Lifschitz 10/12/2003 10/12/2007
Ing. Miguel Lifschitz 2007 2011
Ing. Mónica Fein 2011 2015

Crisis institucionales y económicas[editar]

Crisis institucionales[editar]

La vida democrática rosarina se vio afectada por los sucesivos golpes militares ocurridos a nivel nacional. Los intendentes eran reemplazados por delegados de facto. Las interrupciones fueron:

  1. De 1955 a 1958.
  2. De 1962 a 1963.
  3. De 1966 a 1973.
  4. De 1976 a 1983.

Crisis económicas[editar]

Las rebeliones desatadas por las profundizaciones de las crisis económicas más importantes fueron en 1989 y en diciembre de 2001.

En la primera, lo que desató la desesperación popular fue la hiperinflación, la cual fue mayor a 3000%; y en la segunda, la desocupación, la cual en Rosario fue la cifra más alta del país (21,1%).

En ambas, Rosario se caracterizó por ser una de las primeras en desatarse los saqueos a los supermercados.

En 2001, el hecho lamentable más significativo fue el asesinato de Pocho Lepratti, voluntario en un comedor marginal, fue matado a sangre fría por la policía. León Gieco le dedicó una canción: El ángel de la bicicleta, donde parafrasea sus últimas palabras: “Bajen las armas, que acá sólo hay chicos comiendo”.

Recuperación y actualidad[editar]

Los indicios más notables de recuperación provienen de la industria de la construcción. La ciudad está llena de edificios nuevos, en construcción o en demolición.

Además se puede advertir con la inauguración de dos centros comerciales: el Alto Rosario y el Portal Rosario.

Evolución poblacional[editar]

Año Habitantes Porcentaje de inmigrantes
1858 9.785 22%
1869 23.169 25%
1887 50.914 41%
1900 112.462 42%
1910 192.278 47%
1926 407.000 45%
1980 797.340 5%
1991 907.575 s/d
2001 908.163 s/d

2001 Población 908.163

Personajes destacables[3] [editar]

Visitas recordadas[editar]

El 29 y 30 de septiembre de 1833 visitó la aldea Charles Darwin (1809-1882). La describió como un “pueblo grande” (de 2000 habitantes).[2]

Eva Perón visita Rosario el 30 de setiembre de 1948, una foto recordada es la del balcón de calle Santa Fe esquina Moreno, Palacio de la Jefatura de Policía. En esa foto se puede observa el desborde del público por llegar hasta Evita con flores y cartitas.

Federico García Lorca visitó la ciudad a fines del año 1933.

El Papa Juan Pablo II visitó la ciudad en abril de 1987 [1].

Los Reyes de España, Juan Carlos y Sofía, visitaron la ciudad para el III Congreso de la Lengua Española, realizado en noviembre de 2004.

Curiosidades[editar]

Rosario (junto con Paraná, Pergamino, etc.) es de las ciudades argentinas formadas antes del siglo XIX, que no cuentan con un fundador. No nació de la voluntad oficial, ni en el marco de una política de poblamiento o de defensa estratégica.

En cuatro ocasiones Rosario fue declarada capital federal por ley del Congreso de la Nación (en 1867, 1868, 1869 y 1873, amén de la tentativa frustrada en 1872), pero en cada una de ellas la ley fue vetada por el Poder Ejecutivo, primero por Bartolomé Mitre y luego en tres oportunidades por Domingo Faustino Sarmiento (quien controvertidamente adujo que la decisión era inoportuna, aumentaría los roces entre Buenos Aires y el interior, y llevaría al desmembramiento del país).

Notas[editar]

  1. http://www.rosario.gov.ar/sitio/caracteristicas/historia/historia1.jsp
  2. a b AbarcusRosario.com.ar (Charles Darwin y su paso por Santa Fe).
  3. Una lista más extensa de personajes se encuentra en Lista de rosarinos destacados.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]