Historia de Kirguistán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Torre Burana, en Kirguisia.

Siendo poblada por tribus iraníes tales como los sogdios o sogdianos por muchos siglos y más tarde por inmigrantes turcos, el área de Kirguisia estaba en las garras del Imperio persa.

Los primeros descendientes del pueblo kirguís, quienes se cree son de descendencia mongol, turca y kipchak, se establecieron probablemente hasta el siglo X alrededor de lo que ahora es la región Tuvá de la Federación Rusa. Con el surgimiento del Imperio mongol en el siglo XIII, los kirguises migraron hacia el sur. No emergieron como un grupo étnico distinto hasta el siglo XV. Varios pueblos turcos los gobernaron hasta 1685, cuando se sometieron al control de los Oirotes mongoles. El Islam es la religión predominante en esta región, y la mayoría de los kirguises son musulmanes sunitas de la escuela Hanafi.

En los primeros años del siglo XIX, el territorio sur de Kirguisia se sometió al control del kanato de Kokand y el territorio fue incorporado formalmente por el Imperio ruso en 1876. La toma rusa instigó numerosas revueltas contra la autoridad zarista y muchos de los kirguís optaron por mudarse a las montañas Pamir y Afganistán. Además, la supresión de la rebelión de 1916 en Asia Central provocó que muchos kirguises migraran hacia China.

El poder soviético se estableció en la región en 1919, y el Óblast Autónomo de Kara-Kirghiz fue creado dentro de la SFSR rusa (el término Kara-Kirghiz -"kirguís negro", significando la palabra turca "kara":"negro"- fue usado hasta la mitad de los años veinte por los rusos para distinguirlos de los kazajos, a quienes se referían como kirguís). El 5 de diciembre de 1936, la República Socialista Soviética Kirguís (RSS) fue establecida como total República de la Unión de la URSS.

Enlaces externos[editar]