Historia de Bosnia y Herzegovina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Bosnia-Herzegovina a partir del siglo VII.

Alta Edad Media[editar]

El libro bizantino De Administrando Imperio recoge por primera vez la palabra Bosnia, refiriéndose a las tierras bañadas por el río Bosna que fueron pobladas por croatas el siglo VIII tras el llamamiento del emperador bizantino Heraclio para que lo ayudaran a exterminar a los ávaros que combatían al imperio.

Al tiempo de las invasiones avaras los romanizados illirios tenían su centro espiritual al sur de la actual Sarajevo, según recientes descubrimientos arqueológicos,[1] y mantuvieron su romanidad hasta los tiempos de Carlomagno.

Al establecerse los croatas las regiones comenzaron a diferenciarse de la Croacia de Eslavonia y Dalmacia, a tal punto que nacieron dinastías de reyes autóctonas como los Kotromanic o Hrvatinic.

En el año 925 Tomislav fue coronado como primer rey de Croacia y su control político se extendió a gran parte de la actual Bosnia-Herzegovina. Esta situación sólo duró cinco años, ya que en el año 930 la mitad oriental pasó a control del nuevo reino instaurado por los serbios, con Caslav Klonimirovic como monarca.

Con él los serbios se liberaron de la presión de los búlgaros. En torno a 960 la nueva ofensiva de bizantinos y búlgaros rompió la cohesión de Serbia.

Bosnia Oriental se fracturó en pequeños estados, unos bajo el yugo bizantino y otros bajo dominio búlgaro. En 968, el rey croata Mihailo Kresimir devolvió la unidad a las tierras bosnias, empezando un proceso de asimilación de las poblaciones autóctonas neolatinas. Pero todavía en 1230 AD un Rey de Bosnia (Ban Matej Ninoslav) declaraba que su reino estaba poblado por eslavos y por neolatinos.[2]

Imperio otomano[editar]

A fines del siglo XV los turcos otomanos la conquistan y asesinan al último rey Stjepan (Esteban) Tomasevic. Desde ese suceso la mayor parte de la población se convirtió al Islam en parte por las ventajas que ofrecía dicha conversión y se promovió por parte de los otomanos la inmigración de Serbios como obreros de la creciente nobleza croata islamizada.

Imperio Austrohúngaro[editar]

La región perteneció al Imperio otomano hasta 1878 cuando fueron ocupadas por el Imperio austrohúngaro que anexó la zona oficialmente en 1908. La región fue foco del enfrentamiento entre las tendencias nacionalistas serbias y las austroeslavistas de los croatas. La administración austrohúngara consiguió en sus 40 años de gobierno iniciar la modernización económica y social de esta región, manteniendo la paz social entre los tres pueblos que la habitaban.

En 1914 fueron asesinados el archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa, Sofía Chotek, en su capital, Sarajevo, lo que constituyó el detonante de la Primera Guerra Mundial.

Yugoslavia[editar]

Víctimas de la guerra.

En 1918, disuelto el Imperio Austrohúngaro, la región entró a formar parte del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos.

Amin al-Husayni Revistando tropas bosnias de las SS.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bosnia fue ocupada por estado "colaboracionista" de Croacia, siendo el campo de batalla cruzado entre el ocupante alemán, y sus aliados los fascistas croatas o Ustasis de Ante Pavelić, y los partisanos comunistas, y los nacionalistas Chetnik serbios de Draza Mihajlovic sufriendo grandes destrucciones.

Independencia[editar]

En 1992 durante la desmembración de Yugoslavia, se convocó un referéndum acerca de la independencia del país que fue aprobado por los bosniacos (76% de la población) y boicoteado por los serbios. Se declaró la independencia de Yugoslavia el 5 de abril de 1992 y se estableció la República de Bosnia-Herzegovina.

Así, comenzaron una brutal guerra, que incluyó el asedio de Sarajevo por más de tres años (15.000 muertos), así como de otras ciudades (Tesanj, Mostar, Gorazde, Maglaj, Bihac, etc), el asesinato y establecimiento de campos de concentración.

El pueblo bosnio con la ayuda del ejército de Croacia pudo iniciar una contraofensiva en junio de 1995 que equilibró la guerra y permitió la firma de los acuerdos de Paz de Dayton.

La guerra dejó más de 250.000 muertos, 2,5 millones de desplazados y la mayor parte de la infraestructura del país destruida. Tras la paz se inició la reconstrucción del país y la lucha por una convivencia multiétnica basada en el respeto mutuo.

En 1997 se dicta una nueva constitución que dio origen a la actual Bosnia-Herzrgovina.

Acercamiento con la Unión Europea[editar]

La primera misión de la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE) dio comienzo el 1 de enero de 2003, cuando la misión de policía de la UE de 500 oficiales reemplazó al grupo operativo de policía internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Bosnia-Herzegovina.

El EUFOR es una fuerza militar bajo las órdenes del Consejo Europeo, sus actuaciones actuales son en Bosnia-Herzegovina para hacer supervisar militarmente el cumplimiento de los acuerdos de Dayton, en relevo de la fuerza de la OTAN en 2004. El EUFOR está conducido por el Comité de Seguridad y Política Exterior de la UE y la implantación civil del tratado recae en manos de la Oficina de la Alta representación. Los esfuerzos de ambos son coordinados por el Alto representante de la política exterior común y de seguridad, Javier Solana.

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]