Historia de Benín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los primeros europeos que exploraron a las costas del país fueron los portugueses João de Santarém y Pedro de Escobar (1471-1473), a los que siguieron posteriormente comerciantes ingleses y holandeses. Poco se conoce sobre la historia del norte del actual Benin. En el sur, florecieron varios reinos que, durante el siglo XIX caerán en poder de los franceses.

El Reino de Dahomey[editar]

Guerrero de Benín, en 1797.

El reino de Dahomey se creó en el interior del territorio del actual país en el siglo XVII a manos de una etnia llamada adja, como un movimiento de autodefensa por parte de la población, diezmada por las frecuentes cacerías de esclavos.

Según la tradición oral, un grupo del pueblo adja emigró durante los siglos XII o XIII hacia el este desde Tado, en el río Mono, y fundó la ciudad de Allada, llegando a ser ésta la capital de Gran Ardra, un Estado que alcanzó su máximo poder desde comienzos del siglo XVI hasta entrado el siglo XVII, la población era de 3[1] a 5,7 millones.[2] Se estima que en el país se exportaron hasta 20 mil esclavos anuales en el siglo XVIII y 12 mil anuales en el siglo XIX hasta 1820.

Las disputas de poder entre tres herederos al trono supuso en 1625 el desmoronamiento del reino, quedándose Kokpon, como rey de Gran Ardra, mientras otro hermano, Mai-Aklin, fundó la ciudad-estado de Abomey y Agdanlin la ciudad de Ajatche o Pequeño Ardra (llamado Porto-Novo por los comerciantes portugueses). En Abomey o Dahomey se organizó un reino fuertemente centralizado y apoyado por un ejército profesional. A lo largo de los años, los adjas se fueron mezclándose con la población autóctona, dando origen al grupo étnico hoy conocido como fon o dahomey.

A lo largo del siglo XVIII, la principal actividad económica de Dahomey era el comercio de esclavos, que capturaban en sus incursiones contra las poblaciones vecinas y luego vendían a los tratantes europeos. Posteriormente, el reino quedó convertido en vasallo de los yoruba de Oyo. En el siglo XIX, la trata fue sustituida progresivamente por el comercio del aceite de palma y la región costera inició una época de desarrollo agrícola y de apertura exterior bajo el gobierno del rey Ghezo (1818 - 1858), durante su reinado la población del reino era de 1 millón de personas y la de las tribus que conquisto de otro millón más.[3] En 1880 se estima que en su capital Abomey vivían 15 a 90 mil personas.[4]

Conquista de Francia[editar]

Desembarco en Cotonou de las tropas del ejército francés, con tirailleurs senegaleses en primer término. Le Petit Journal, París, 21 de mayo de 1892

A lo largo del siglo XIX, Francia fue adquiriendo diversos establecimientos en la costa, como Cotonou.

En 1883, el reino de Porto-Novo aceptó el protectorado francés esperando recibir protección contra el dominio de Dahomey. Este protectorado formaba parte de las medidas coloniales del gobierno francés en su pugna con alemanes y británicos por hacerse con el control de la región. Para afianzar su posición, Francia intentó el acercamiento a Dahomey siendo rechazada por la resistencia armada del rey Behanzin (1889–1893), hasta la derrota de éste en 1892–1893. Entonces, Francia estableció un protectorado sobre Dahomey y desterró a Behanzin a la isla de la Martinica, en las Antillas Francesas. Entre 1895 y 1898 los franceses pusieron bajo su control nuevas zonas en el norte y, por los tratados franco-germánico de 1897 y anglo-francés de 1898, quedaron fijados los límites definitivos de la llamada colonia de Dahomey, que en 1904 fue incorporada al África Occidental Francesa.

Independencia[editar]

El 1 de agosto de 1960, Dahomey logra su independencia (también muchos otros países africanos lo harían en estos años), siendo nombrado primer presidente del país, Hubert Maga, apoyado por Parakou y el norte y por Sourou Migan Apithy, político de Porto-Novo. Desde un principio, el Dahomey independiente vivió en una permanente inestabilidad gubernamental, causada por problemas económicos (especialmente fiscales), por rivalidades entre el norte y el sur del país y por la inestabilidad social.

Inestabilidad política[editar]

En 1963, tras continuadas y multitudinarias manifestaciones antigubernamentales de obreros y estudiantes, las fuerzas armadas organizaron un golpe de estado exitoso y colocaron a Justin Ahomadegbé en el poder (en alianza con Apithy). En 1965 el ejército reemplazó al Presidente por el coronel Christophe Soglo. A finales de 1967, un movimiento de oficiales jóvenes dirigido por el teniente coronel Alley de Alphonse, destituyó a Soglo, comprometiéndose a restablecer el gobierno civil y la vuelta de los militares a los cuarteles. Pero en 1968, tras la celebración de elecciones en mayo, elecciones que se celebraron bajo un manto de sospecha (no se permitió la participación de los políticos importantes), los resultados fueron desaprobados. En 1968, el Dr. Émile Zinsou es nombrado presidente, para poco después, en 1969, ser sustituido por el teniente coronel Paul-Émile de Souza.

En 1970, Dahomey intentó celebrar nuevas elecciones, pero las graves discordancias entre políticos del norte y del sur llevaron a su cancelación. Se crea entonces un triunvirato militar formado por Maga, Ahomadegbé, y Apithy, que deberá hacerse cargo del gobierno, presidiendo el mismo, cada uno de ellos por un periodo de dos años. El primer líder fue Maga que en mayo de 1972, fue reemplazado por Ahomadegbé. Sin embargo, en octubre de ese mismo año, el ejército intervino de nuevo, retiró a Ahomadegbé de la dirección del gobierno y nombró al undécimo presidente desde la independencia, el mayor Mathieu Kérékou. En 1974, Kérékou proclamó su adhesión al “socialismo científico” y al año siguiente, para distanciar el Estado moderno de su pasado colonial, cambió el anterior nombre del país (Dahomey) por el de República Popular de Benín. Además, en diciembre de 1975 fue creado un partido único oficial, el Partido de la Revolución Popular de Benin (PRPB), estructurado según los moldes del Partido Comunista de la Unión Soviética. Apoyado por Togo, el ex presidente Zinsou intentó dar un golpe de Estado, pero fracasa.

Kérékou declaró a Benin como un Estado marxista-leninista, buscando el apoyo financiero de los gobiernos comunistas de la Europa Oriental y Asia. Las huelgas incesantes y los continuos intentos de golpes de Estado llevaron a la creación de una milicia represiva. En enero de 1977, mercenarios pagados por el Frente de Liberación y Rehabilitación de Dahomey, con sede en Gabón y con apoyo de Togo y Marruecos, desembarcaron en Cotonou para intentar derrocar a Kérékou, siendo derrotados por tropas fieles a este.

Benín actual[editar]

Durante la década de 1980, continuaron proliferando las huelgas, las protestas estudiantiles y las intentonas golpistas. Tras sucesivos fracasos económicos, en 1989 el Gobierno ya no tiene crédito en el exterior; incluso el mismo Banco Central de los Estados de Africa Occidental, con sede en Cotonou, le negó ayuda, pues el país había sobrepasado todos sus límites de préstamos.

A raíz de la decadencia política y económica del país, el gobierno de Kérékou renunció al marxismo como ideología estatal. En 1990, se convocó una Conferencia Nacional de las fuerzas vivas benianas que nombró para dirigir durante 11 meses un gobierno de transición al economista Nicéphore Soglo, antiguo funcionario del Banco Mundial y graduado en la Escuela Nacional de Administración de París.

Fue aprobada mediante referéndum una nueva Constitución y la celebración de elecciones multipartidarias. En éstas, que tuvieron lugar en abril de 1991, Nicéphor Soglo derrotó a Kérékou y fue elegido Presidente de Benin.

Enlaces externos[editar]