Historia del mundo actual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Historia actual»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Historia del mundo actual, historia inmediata, historia del presente o historia del tiempo presente son distintos nombres para una disciplina historiográfica de reciente creación y de utilización no generalizada en el ámbito académico. Surge por escisión de la historia contemporánea, inevitablemente dilatada por el paso del tiempo.

Como nueva área de conocimiento historiográfico surge por la necesidad de recuperar el sentido del término "contemporáneo" como tiempo coetáneo al de la experiencia vivida. La delimitación de la historia del presente o del mundo actual depende no sólo de las vivencias de las diversas generaciones que coexisten en un momento dado sino de la conciencia histórica y del uso público del pasado por la política, los grupos sociales y los medios de comunicación. Los estudios sobre memoria histórica, de gran difusión en la actualidad, están estrechamente vinculados.

Con el uso de términos explícitamente ligados al presente y lo inmediato se insiste en la preferente aplicación preferentemente para referirse a la más reciente actualidad, con lo que su objeto está en permanente construcción.[1] La diferencia con el periodismo, que se ocupa también de la narracción de la actualidad consiste en la aplicación de la metodología propia de la ciencia histórica. El problema de la objetividad es el que más fácilmente puede afectar al historiador de la historia inmediata o del tiempo presente;[2] aunque tampoco ocurre que para épocas más pretéritas se consiga totalmente, a pesar de que para ellas debiera operar la perspectiva y la lejanía de intereses que da el paso del tiempo. Eric Hobsbawm argumenta que el historiador mantiene una relación muy personal incluso con el periodo no vivido directamente por él, pero que ha vivido de forma intermediada, influido por su familia u otros testimonios (lo que denomina zona de sombra).[3] Para periodos más lejanos en el tiempo, la identificación con una religión, una nación, una civilización o cualquier otro rasgo (que, aunque carezca de validez para el presente, puede ser incluso adoptado por el historiador) operaría en el mismo sentido.

Periodización[editar]

Tales etiquetas historiográficas son también utilizadas para periodizar el segmento más actual de la Edad Contemporánea, cuya determinación no ha suscitado un acuerdo generalizado entre los historiadores del periodo: pueden referirse al mundo posterior a la caída del muro de Berlín (1989) y la desaparición del bloque comunista ligado a la Unión Soviética; o al posterior a los atentados del 11-S (véanse las secciones Edad Contemporánea#La "historia inmediata" del "mundo actual": hacia la globalización y Edad Contemporánea#El 11-S y el mundo actual), aunque en su origen se acuñó (por historiadores franceses como Pierre Chaunu[4] o Jean-Pierre Azéma[5] ) para designar al mundo posterior a la Segunda Guerra Mundial (1945). Para las historias nacionales, como por ejemplo la de España, también se utilizan distintas fechas: 1939 (final de la Guerra Civil Española) o 1975 (muerte de Francisco Franco).

Qué fue la Edad Contemporánea[editar]

Conservando el espíritu del debate entre antiguos y modernos, la historiografía inglesa sigue llamando Modern Times al periodo que la historiografía francesa divide en Edad Moderna y Edad Contemporánea, separadas por la triple Revolución (revolución liberal, revolución burguesa y revolución industrial) que ponen fin al Antiguo Régimen y pueden concretarse en la fecha de 1789 (Revolución francesa) o en la de 1776 (Independencia de Estados Unidos) o en la de 1808 (Guerra de la Independencia española e inicio de las Guerras de independencia hispanoamericanas). En ese contexto, los historiadores burgueses y nacionalistas del siglo XIX hablaban de una historia contemporánea, es decir, cuyo tiempo compartían, al igual que Heródoto y Tucídides narraban hechos que habían vivido o que podían reconstruir por testimonios directos (como la actual historia oral)

El corto siglo XX[editar]

El siglo XX quedó claramente dividido en una primera mitad marcada por la crisis de los treinta años (1914-1945, expresión de Arno Mayer[6] parafraseando el título de un estudio de E. H. Carr prácticamente contemporáneo a los hechos[7] ), abierta y cerrada por las dos guerras mundiales y en cuyo período de entreguerras se desarrollaron la revolución soviética, los fascismos y la crisis de 1929; y una segunda mitad presidida por la Guerra Fría entre los dos bloques antagónicos liderados por los Estados Unidos y la Unión Soviética, la descolonización y el surgimiento del tercer mundo, la revolución científico-técnica, la revolución de 1968, la crisis de 1973 y la espectacular caída del bloque comunista en la revolución de 1989. Tal estructura justifica el encasillamiento debido a Eric Hobsbawm de un "siglo corto" terminado en 1989 ó 1991 (caída del muro de Berlín o desaparición de la Unión Soviética).[8]

Con ellos parece también haber caído la posición dominante del paradigma más característico de a mediados de siglo: el materialismo histórico o sus versiones más o menos adaptadas (notablemente las de la Escuela de Annales o y el marxistas ingleses); que sin dejar de seguir influyendo notablemente, viene siendo complementado por las aportaciones diferentes metodologías historiográficas, que van desde una historia más narrativa hasta la aproximación a otras ciencias sociales. Es de ese modo que coincide la renovación metodológica de la historiografía con la búsqueda de claves explicativas para el siglo XXI, periodo inaugurado con el atentado del 11 de septiembre de 2001, nuestra más radical contemporaneidad.

El siglo XXI[editar]

Francis Fukuyama había pronosticado con el triunfo de la democracia liberal el fin de la Historia, pero parece haber sido Samuel Huntington el que ha acertado con su choque de civilizaciones. El siglo XXI, que había pronosticado André Malraux (1976) que sería religioso o no sería, parece que está contemplando un auge de los fundamentalismos.

Institucionalización de la disciplina[editar]

La denominación Historia del Mundo Actual da nombre a algunas asignaturas universitarias.[9]

En Francia existe un Institut d'histoire du temps présent (Instituto de historia del tiempo presente)[10] ligado al CNRS, fundado por François Bédarida y dirigido por Christian Ingrao (otros investigadores son sus antiguos directores -Henry Rousso y Fabrice d'Almeida- Pierre Mélandri o Nicolas Werth).

Algunos autores españoles han reflexionado sobre este nuevo aspecto de la ciencia histórica, como Julio Aróstegui[11] y Abdón Mateos,[12] entre otros.[13] Este, entre otras autoridades, cita a Jean Sirinelli y Paul Ricoeur, sobre qué debe ser objeto de esta disciplina, si todo lo actual o sólo los procesos cerrados.[14]

Notas[editar]

  1. Historia inmediata en Historia a Debate; Carlos Barros Guimeráns La historiografía y la historia inmediata: La experiencia latina de Historia a Debate (1993-2006)
  2. Julán Casanova Secretos de Estado, El País, 03/12/2010:

    Los historiadores necesitamos años, décadas, para averiguar los hechos más relevantes del pasado, reconstruir el curso de los acontecimientos, sacar a la luz las intenciones de sus protagonistas. Una mirada rigurosa a la historia exige para nosotros, necesariamente, la aplicación de métodos críticos para evaluar las fuentes, la adopción de técnicas reconocidas para presentar y editar el material y un notable ingenio para detectar los errores en la transmisión de la información y determinar la fiabilidad de los testimonios individuales.

    Y, de repente, en apenas unos días, la filtración de una masa ingente de material diplomático, obtenida por Wikileaks y divulgada por algunos de los más prestigiosos medios de comunicación internacionales, proporciona una minuciosa crónica de la relación de Estados Unidos de América, el país más poderoso de la Tierra, con el resto del planeta. Un cuarto de millón de mensajes de más de 250 Embajadas, algunos enviados este mismo año. Estamos, sin duda, ante una ruptura de las leyes generales y de los principios morales que habían regido hasta ahora el conocimiento de las relaciones internacionales y del balance de poder entre los grandes Estados. La historia se acelera y ya no podemos aspirar a comprender las cosas pasado el tiempo, con el obligado reposo de las fuentes en los archivos, con el uso de métodos críticos para interpretar los textos y la información. Tiene que ser ahora, hoy mejor que mañana, aunque eso pueda conducir a una versión mutilada y deformada de los hechos.

  3. La Era del Imperio, Barcelona: Labor.
  4. El rechazo de la vida. Análisis histórico del presente, Madrid: Espasa Calpe, 1978. Citado en La historia del tiempo presente y la modernidad mundo, pg. 194
  5. La Secondc guerre Mondiale matrice du temps présent, en Institut d'histoire du temps présent, Heriré l'bistoire du temps présent, París, CNRS, 1992. Citado por Hugo Fazio Vengoa La historia del tiempo presente: una historia en construcción, en Historia crítica.
  6. Arno Mayer The Persistence of the Old Regime: Europe to the Great War, 1981. Perry, Matt: "Mayer, Arno J." The Encyclopedia of Historians and Historical Writing, pgs. 786-787.
  7. Véase en:The Twenty Years' Crisis. La primera edición es de 1939 y la segunda de 1945.
  8. Eric Hobsbawm Historia del siglo XX.
  9. Universidad Autónoma de Madrid; Universidad Complutense de Madrid
  10. «Institut d’histoire du temps présent - IHTP».
  11. Aróstegui, Julio (2004) La historia vivida, Madrid, Alianza, ISBN 84-206-4200-2.
  12. Mateos, Abdón (1998) Historia, Memoria, Tiempo Presente, accesible en hispanianova. Mateos, Abdón (2007) Historia y memoria democrática. Madrid, Eneida, ISBN 978-84-95427-78-6
  13. Josefina Cuesta Historia del presente (EUDEMA Universidad, 1993. ISBN 84-7754-127-2). María Elena Hernández Sandoica Los caminos de la historia: cuestiones de historiografía y método Síntesis, 1995. ISBN 84-7738-329-4.
  14. Abdón Mateos (1998) op. cit.

Enlaces externos[editar]

  • Asociación de Historia Actual (AHA).
  • Centro de Investigaciones Históricas de la Democracia Española (CIDHE).

Bibliografía[editar]

  • ARACIL, R., OLIVER,J., SEGURA,A (1998) El mundo actual. De la Segunda Guerra Mundial a nuestros días. Universidad de Barcelona.
  • MARTINEZ CARRERAS, J.U. et al (1996) Historia del mundo actual. Madrid: Marcial Pons.
  • Varios Autores (2000) Historia del Mundo Actual desde 1945 hasta nuestros días Universidad de Valladolid.