Himno a Briviesca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Himno a Briviesca fue compuesto por Fray Justo Pérez de Urbel, autor de la letra, y por el maestro Rafael Calleja, autor de la música en 1929. Desde entonces cada año es cantado por los briviescanos el día 16 de agosto como signo de amor a su tierra.

Letra[editar]

Himno a Briviesca (1929)

Estruendos, gritos y acordes:
la ronda pasa, (bis)
pasa cantando
de casa en casa.

Briviesca tiembla de gozo,
la copla estalla, (bis)
lleva los ecos
de la rondalla.

Lará, la rá, la...

Cantemos de la Patria
la canción,
resuene con su nombre
nuestra voz.

Lará, la rá, la...

¡Briviesca, tierra madre,
bella flor
y nido de amor!

De toda España Castilla
solar de gloria y valor,
de Castilla La Bureba
y en Briviesca está el amor.

El corazón es mi tierra,
deslumbrante brilla en él,
la hermosura de Briviesca
como espléndido joyel.

Relicario de arte,
cuna de hidalguía,
de la fe baluarte
¡dulce patria mía!;
inexhausto fuente
de virilidad,
defensora ardiente
de la libertad.

Estribillo

Suene el himno de Briviesca
como toque de clarín,
que levante nuestras almas
a un glorioso porvenir.

Aunque salga de mi tierra
ella va en mi corazón,
sus tesoros de alegría

la nobleza y el valor.

Ciudad vieja y ciudad nueva,
el celta nombre te dio,
mas después de tantos siglos
juvenil es tu vigor.

Bautismo bello de gloria
las piedras tienen en ti;
tus alcores y llanuras
consagraron héroes mil.

Briviesca adorada,
hogar de heroísmo,
tierra consagrada
por el patriotismo;
tu nombre decora
la gesta sin par,
de la Infanta Mora,
de Ruy de Vivar.

Estribillo

Son bellas tus arboledas
refugio de amor y paz;
en ellas dejó Casilda
su aroma de santidad.

Tu plaza vasta semeja
el más risueño jardín,
cuando tus hijas la inundan
con su encanto juvenil.

Mujer briviescana
rosa peregrina,
virtud castellana
belleza divina;
buena como el trigo
de nuestro trigal:
yo adoro y bendigo
tu gracia inmortal.

Estribillo

En ti anhelo, ciudad mía,
cuando muera, descansar,
al amparo de la Virgen
tu Patrona celestial.

Las aguas del Oca
caminan al mar
así hacia Briviesca

mis anhelos van.

Enlaces externos[editar]