Higinio Morínigo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Higinio Morínigo
Higinio Morínigo
Franklin D. Roosevelt recibiendo a Morínigo en la Casa Blanca. Fotografía del 9 de junio de 1943.

7 de septiembre de 1940 - 3 de junio de 1948
Predecesor José Félix Estigarribia
Sucesor Juan Manuel Frutos

17 de mayo de 1940 - 7 de septiembre de 1940
Predecesor Eduardo Torreani Viera
Sucesor Paulino Ántola

Ministro del Interior del Paraguay
25 de enero de 1939 - 15 de agosto de 1939
Predecesor Arturo Bray
Sucesor Nicolás Delgado

Datos personales
Nacimiento 11 de enero de 1897
Paraguarí, Bandera de Paraguay Paraguay
Fallecimiento 27 de enero de 1983 (86 años)
Asunción, Bandera de Paraguay Paraguay
Partido Ninguno
Cónyuge Dolores Ferrari (1932–1983)
Hijos Higinio Emilio, Juan Alberto y Guillermo Gerardo
Profesión Militar
Alma máter Escuela Militar

Higinio Morínigo Martínez (Paraguarí, 11 de enero de 1897Asunción, 27 de enero de 1983) fue un político y militar paraguayo. Fue presidente del Paraguay entre 1940 y 1948, ejerciendo un régimen dictatorial nacionalista. En 1947 enfrentó una guerra civil junto al Partido Colorado, y contra una importante parte de las Fuerzas Armadas, apoyadas por civiles del Partido Liberal, del Partido Comunista y del actual Partido Revolucionario Febrerista (en aquella época Franquistas).

Trayectoria personal y militar[editar]

Primeros años[editar]

Nació en Paraguarí en 1897. Sus padres fueron Juan Alberto Morínigo y Pabla Martínez, el primero participó en la batalla de Acosta Ñu, durante la Guerra de la Triple Alianza mientras que su madre era originaria de Villeta. Vivió sus primeros años en su ciudad natal ayudando a sus padres, que se dedicaban a la agricultura. En 1906 se estableció en Asunción, donde cursó sus estudios primarios en la Escuela Normal y brevemente en el Colegio Nacional.

En 1916 ingresa en la Escuela Militar. Se graduó en la misma en 1919 ya con el rango de teniente segundo y prestó sus servicios en varias regiones militares del país. Más adelante cursó sus estudios en la Escuela Superior de Guerra.[1] Al estallar la Guerra civil de 1922-1923, Morínigo se abstuvo de participar en el conflicto. En 1926 fue promovido a capitán.

El 10 de diciembre de 1932 contrajo matrimonio con Dolores Ferrari, con quien tuvo tres hijos: Higinio Emilio, Juan Alberto y Guillermo Gerardo.[2] [3]

Participación en la guerra e inicios en la política[editar]

Al iniciarse la Guerra del Chaco en 1932, Morínigo se desempeñaba como director de la Escuela de Aspirantes a Oficiales de Reserva. Posteriormente es ascendido a Teniente Coronel y se encontraba en el Primer Cuerpo del Ejército como Jefe de Estado Mayor. Estuvo presente en la batalla de Zenteno-Gondra y continuó desempeñando otros cargos durante la guerra. Al finalizar la contienda fue designado como Jefe del Estado Mayor General.

Siendo coronel y durante la presidencia de Félix Paiva, ocupó el Ministerio del Interior. En mayo de 1940 fue designado Ministro de Guerra y Marina por el presidente José Félix Estigarribia; en junio del mismo año es ascendido a General de Brigada y más tarde a General de División.[1]

Ascenso al poder[editar]

El 7 de septiembre de 1940, ocurrió el trágico accidente aéreo en donde falleció el presidente José Félix Estigarribia. Con la nueva Constitución Nacional, redactada meses antes, la figura del vicepresidente había sido suprimida, y por consiguiente no había un sucesor directo para ocupar la presidencia. Mas según la Carta Constitucional, en caso de que la primera magistratura de la nación se encuente acéfala, la decisión de nominar al nuevo presidente recaía en el Consejo de Estado, constituido por los ministros del gabinete.[4]

Ese mismo día y contrario a lo estipulado en la Constitución, fue llevada a cabo una asamblea militar en la residencia del general Nicolás Delgado, entonces Jefe de las Fuerzas Armadas, con el fin de elegir al nuevo mandatario de la nación. El Partido Liberal, que era el partido de gobierno, no tuvo participación en esta reunión. Entre los principales candidatos se hallaban los generales Eduardo Torreani Viera, Higinio Morínigo y Paulino Ántola. Tras una ajustada elección y con la concordancia del ejército, finalmente Morínigo resultó como ganador y fue electo presidente provisional de la nación.[4]

Presidencia[editar]

Primeros tiempos en la presidencia[editar]

Con su llegada a la presidencia, se comprometió a respetar la Constitución de 1940 y a seguir con el programa de gobierno de su predecesor. Pero al poco tiempo transcurrido, Morínigo demostraría su determinación para consolidarse en el poder. En primera instancia, debía convocar a elecciones generales a corto plazo para que el nuevo gobernante completara el periodo constitucional de Estigarribia. Sin embargo, estas elecciones no se realizaron sino hasta 1943 y Morínigo permaneció en el cargo. Su primera acción de gobierno consistió en conferir el ascenso póstumo de Estigarribia al rango de mariscal. Después de su velatorio, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional de los Héroes.[4]

Morínigo se manifestaba antipartidista, y por sobre todo antiliberal, pero simpatizaba con las políticas fascistas y totalitaristas de la época, y aunque en un principio mantuvo el gabinete de su predecesor, que era compuesto en su mayoría por liberales, no tardó en romper las relaciones con este Partido. Morínigo sospechaba una conspiración en su contra por parte de los ministros liberales. Ante esta situación, el presidente destituyó a todo el gabinete hacia fines de septiembre de 1940 y desde ese momento en adelante excluiría a los liberales de todo cargo gubernamental.[4]

El nuevo gabinete de Morínigo quedó conformado en una entente cívico-militar. Si bien constituían sectores diferentes, ambos compartían la misma voluntad política e ideológica del mandatario. En la rama civil, encontró apoyo en el grupo de los denominados tiempistas. El Tiempismo, que debía su nombre al periódico «El Tiempo» que circulaba desde el 23 de febrero de 1939, era una agrupación integrada por profesionales del derecho, bancarios y académicos de inclinación derechista y católica, cuya orientación respondía al corporativismo al estilo de los gobiernos de António de Oliveira Salazar en Portugal y de Francisco Franco en España.[4] [5] Este periódico se centró en contra del liberalismo y el individualismo, considerándolos incapaces de resolver los problemas nacionales de esa época. Entre sus representantes destacados se encontraban los doctores Luis Argaña, Carlos Andrada, Celso Velázquez, Sigfrido Gross, Aníbal Delmás, entre otros.[4]

Mientras tanto, en la rama militar era asistido por el grupo denominado Frente de Guerra, que era integrado por militares que simpatizaban con el nazismo y admiraban al ejército alemán. Entre sus principales integrantes se centraban en el teniente coronel Victoriano Benítez Vera y los coroneles Bernardo Aranda y Pablo Stagni.[5]

Con estos componentes, Morínigo estaba listo para impulsar lo que él llamó la Revolución Paraguaya Nacionalista, que se centraría en una férrea y sistemática dictadura, pero que también procuraba una política de desarrollo, cuyas leyes reguladoras eran el orden, disciplina y jerarquía como normas de convivencia social.[6]

Las huelgas obreras y relaciones con la prensa[editar]

Entre las primeras dificultades que su nuevo gobierno debió afrontar fue el problema de los gremios sindicales, quienes reclamaban mejores condiciones laborales y económicas. Seguidamente los sindicalistas organizaron sistemáticas huelgas generales, que eran más bien huelgas de carácter político que procuraban remover al Frente de Guerra del gobierno de Morínigo antes que buscar las reivindicaciones económicas para los trabajadores. Esto obedecía a la visión que tenían los representantes de la Central Paraguaya de Trabajadores sobre la orientación pro fascista de Morínigo y el Frente de Guerra, que suponía el distanciamiento de las luchas democráticas alentadas por Estigarribia y Franklin Delano Roosevelt. Más tarde, el Magisterio de la Capital, diversos gremios del interior y organizaciones estudiantiles apoyaron las huelgas.[6]

Morínigo reaccionó sin contratiempos, y buscó poner fin a las movilizaciones mediante medidas represivas. Es así cuando en octubre de 1940 promulgó el decreto 3390 que designaba a la Isla Peña Hermosa como una prisión militar, que era una especie de «campo de concentración» que albergaban en precarias condiciones a personas que se oponían al gobierno del presidente.[6]

Pero esto no redujo los ánimos y las huelgas prosiguieron, es entonces cuando Morínigo promulgó el decreto 4545 del 8 de enero de 1941, la cual otorgaba al Departamento Nacional del Trabajo poderes para disolver sindicatos no alineados al gobierno y forzaba a una tregua sindical en el plazo de un año, esto es, consideraba que cualquier tipo de actividad sindical constituía un acto criminal, y en el caso que se produjeran, el Departamento estaba autorizado a militarizar los servicios básicos. Esto sirvió para poner fin a las huelgas y movilizó a los obreros a sus actividades normales.[4] [6]

Otro sector perseguido fue la prensa, la cual fue oprimida y dirigida. Con el comienzo de esta campaña por controlar la prensa, Morínigo entendió que sería más fácil de manejar la opinión pública. Entre los primeros periódicos atacados se encuentra el diario El País, que fue intervenido por el gobierno mediante un decreto del 27 de enero de 1941. En esta acción el dirigente del periódico, Policarpo Artaza, que era liberal, fue reemplazado por Leopoldo Ramos, un activo miembro del oficialismo. Todo periódico no alineado con el gobierno era dirigido o simplemente clausurado.[4]

El 22 de octubre de ese año, fue creado por decreto 9351 el Departamento Nacional de Prensa y Propaganda (DENAPRO),[7] que tuvo por objetivo el control de todas las actividades públicas e individuales. También esta institución promovió una política cultural nacionalista, rechazando la expresión cultural extranjera. La prensa, cine, teatro, todos debían ser previamente fiscalizados por las autoridades de esta institución antes de su exposición al público. Entre otras formas de controlar el ambiente político, aplicó la pena de muerte por traición mediante el decreto 7937 de Defensa de Estado, e implementó penas severas para hechos delictivos menores.[4]

La disolución del Partido Liberal[editar]

El Partido Liberal, aunque alejado del poder desde los inicios del gobierno de Morínigo, aún continuaba siendo una importante fuerza política dentro de la sociedad paraguaya, motivo por el cual era percibido por el mandatario como un obstáculo a sus pretensiones de consolidar su revolución nacionalista.[4]

Fue cuando el 21 de abril de 1942 se presentó la oportunidad y encontró un pretexto que serviría para deshacerse de ellos. El ministro de Relaciones Exteriores boliviano Enrique Finot, reveló una nota por parte de paraguayos exiliados en Buenos Aires que buscaba el apoyo de Bolivia para derrocar al gobierno en 1937.[4]

Aunque nunca se comprobó la complicidad de los liberales, Morínigo de igual manera los implicó en este hecho y consideró como un acto de traición a la patria. De esta manera, el 25 de abril de 1942, promulgó el decreto 12246 que declaraba al Partido Liberal disuelto y cuya personería política quedaba cancelada.[4]

Años después Morínigo justificó esta medida definiendo el desempeño del Partido Liberal a través de la historia como «antiparaguayista» y «legionario», cuya política beneficiaba los intereses extranjeros y su existencia ha perjudicado gravemente a la nación.

En 1943 fue elegido Presidente constitucional para un período de 5 años, pero no pudo completar su mandato.

Durante su gobierno, entre agosto y septiembre de 1946 tuvo lugar la denominada Primavera Democrática, caracterizada entre otras cosas por multitudinarias manifestaciones ciudadanas en el centro de Asunción, y el retorno al país del coronel Rafael Franco, del líder liberal José Patricio Guggiari, de dirigentes comunistas como Oscar Creydt y de otras figuras inminentes.

El 12 de enero de 1947 Morínigo realizó un autogolpe al colocar a miembros de la Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado) en los puestos de ministros de su gobierno, con lo cual se relegó a los militares, y también a otros partidos políticos. Esto, fue el detonante para el inicio de la segunda Guerra civil paraguaya que enfrentó a dicho partido contra liberales, febreristas, comunistas e independientes; y que se inició formalmente el 8 de marzo de 1947 con la insurrección de los militares de la Primera División de Concepción. Finalmente, luego de varios meses de batallas, el contar con mejores recursos y con la participación del campesinado colorado a su favor (entre otros motivos), le permitieron ganar la contienda,[4] que terminó formalmente el mismo año, en fecha 20 de agosto.

No obstante, fue derrocado del gobierno vía golpe de estado militar, el 3 de junio de 1948, siendo sustituido por el presidente del Poder Judicial Dr. Juan Manuel Frutos del Partido Colorado; cuando ya existía un presidente electo y solo le faltaban meses para cumplir con sus 5 años de gobierno. Con el fin del régimen, Morínigo fue el tercer presidente que más tiempo se mantuvo en el poder, sólo por detrás de Alfredo Stroessner y Carlos Antonio López.

Posteriormente, fue exiliado a la Argentina hasta 1954, año en que retornó al país.

Murió en Asunción en 1983, recibiendo los honores de presidente en actividad, el también dictador Alfredo Stroessner. Dejó un libro de memorias: "Testimonios de un Presidente" en forma de entrevistas, que fue publicado al año siguiente de su muerte por su autor, el periodista, después Embajador, Augusto Ocampos Caballero.

Homenaje[editar]

Durante su gobierno había ascendido a Stroessner a mayor en 1941, y luego a teniente coronel en 1945 y a coronel en 1947).[8] Esto sumado al apoyo que le dio cuando al anterior le tocó gobernar el Paraguay, y el haber permitido el ascenso del Partido Colorado al poder, le valieron (a pesar de haber sido un dictador, autócrata y uno de los responsables de la mayor guerra civil paraguaya) el que un pueblo lleve su nombre en el departamento de Caazapá, elevado a distrito en 1958. En el período democrático, aún veinte años después de la caída de este último, el lugar conserva el nombre de General Morínigo.

Obras de Gobierno[editar]

  • Ampliación de Servicios Aéreos Internacionales.
  • Ampliación de la Facultad de Odontología y adquisición de modernos instrumentales.
  • Ajuste de jubilaciones y pensiones.
  • Adquisición de reproductores para el mejoramiento pecuario.
  • Adquisición de la Residencia Presidencial Mburuvicha-Roga.
  • Agencia Nacional de Informaciones.
  • Administración Nacional de Subsistencia.
  • Aviación Comercial en el Paraguay.
  • Adquisición del Edificio para la Embajada del Paraguay en los Estados Unidos de Norteamérica.
  • Adquisición de un Laboratorio de Química.
  • Adquisición de laboratorios para los Colegios Nacionales de Concepción y Villa Rica.
  • Adquisición de 66 hectáreas de terreno en la capital para el Consejo Nacional de Cultura Física.
  • Becas a estudiantes para estudios superiores en el extranjero.
  • Apertura de sucursales del Banco del Paraguay en diversos sitios de la república.
  • Circuito telegráfico directo, con varios países de América.
  • Creación de diez distritos postales y telegráficos.
  • Creación de la Sección Filatélica.
  • Creación del Museo Postal y de Telecomunicaciones.
  • Creación de líneas aéreas de transporte dentro del Territorio Nacional.
  • Doscientas veinte cuadras asfaltadas.
  • Columbario Municipal.
  • Cuatrocientos ochenta y nueve títulos de propiedad otorgados a trabajadores en el Barrio Obrero.
  • Creación del Banco Municipal de Préstamos.
  • Creación de la Biblioteca Municipal.
  • Creación de la Marina Mercante Nacional.
  • Creación de la Marina Mercante Paraguayo-Brasileño.
  • Comité Interamericano de Salud Pública, enviado por el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.
  • Creación de la Escuela de Técnicos Industriales Nacionales.
  • Creación de la Academia Paraguaya de Arte Lirico.
  • Creación de la Academia Nacional de Artes Aplicadas para obreros.
  • Creación de la Dirección General de Música.
  • Contratación de profesores extranjeros para la Universidad Nacional.
  • Creación de la Escuela de Humanidades (1948).
  • Creación de la Segunda Sala del Tribunal de Apelación.
  • Construcción de cincuenta y dos edificios escolares modelos.
  • Creación de las oficinas regionales de Agricultura y Ganadería.
  • Crea la cadena paraguaya de radiodifusión.
  • Decreto-Ley reglamentario del trabajo de menores y mujeres.
  • Departamento Nacional de Propaganda.
  • Discoteca Nacional.
  • Demolición del Mercado Central y construcción de la Plaza de los Héroes.
  • Decreto-Ley por el cual se declara patrimonio nacional los edificios y objetos de carácter histórico tradicional.
  • Defensa Agrícola.
  • Departamento de Higiene.
  • División de Sífilis y Lepra.
  • Departamento de Salubridad Rural.
  • Delegaciones militares y navales paraguayas en maniobras de ejércitos extranjeros.
  • Dirección de Remonta y estancias fiscales.
  • Dirección General de Agricultura.
  • Estableció una nueva división territorial de la república.
  • Desagües y cloacas en Asunción.
  • Departamento de Nutrición.
  • Escuela de Policía.
  • Exaltación de la personalidad internacional del Paraguay.
  • Empréstito de 100.000 contos al 4% anual.
  • Extinción de las deudas de la Guerra de la Triple Alianza por parte del gobierno argentino.
  • Elevación al rango de embajadas a las representaciones diplomáticas en Estados Unidos de Norteamérica, Brasil, Chile, Mexico, Uruguay y Argentina.
  • Exposiciones geográficas e históricas.
  • Exposición Nacional de Artes Graficas.
  • Exposición del Libro Paraguayo.
  • Exposición de la Industria Nacional.
  • Exposiciones regionales de productos agrícolas e industriales.
  • Exposición periodística nacional.
  • Estabilización de la moneda.
  • Estadística ganadera.
  • Enseñanza Agrícola.
  • Escuelas regionales de agricultura en ocho pueblos.
  • Escuela de la Caballería.
  • Elaboración de leyes orgánicas de las Fuerzas Armadas.
  • Estaciones meteorológicas en todo el país.
  • Estadística vital.
  • Escuela Nacional de Ganadería y Estación Experimental de Zootecnia.
  • Expropiación de tierras en el Chaco para colonización.
  • Editorial Nacional.
  • Escuela Nacional de Locutores.
  • Fabrica municipal para vehículos en general.
  • Fomento del turismo.
  • Fomento de las Artes.
  • Fomento de nuevos cultivos: trigo, yute, tung, etc.
  • Fijación de precios de los productos del agro.
  • Fomento agropecuario.
  • Firma con convenios culturales con Perú.
  • Filmoteca Nacional.
  • Firma de convenios firmados con Argentina, EE.UU., Uruguay y Bolivia.
  • Obras municipales en todo el territorio de la república.
  • Establecimiento del Guaraní, como nueva unidad monetaria.
  • Gestiones financieras.
  • Construcciones militares en Campo Grande. Concepción, Chaco, Misiones, etc.
  • Hermoseamiento de la Recoleta.
  • Imprenta Policial.
  • Imprenta de Correos y Telecomunicaciones.
  • Imprenta de Obras Públicas.
  • Importantes convenios con Chile.
  • Imprenta Naval.
  • Intercambio cultural con Brasil.
  • Incorporación de la segunda enseñanza de tres colegios nacionales.
  • Intervención del Archivo Nacional.
  • Iniciación de las obras de la Cárcel Modelo.
  • Inspección Veterinaria.
  • Industrialización de Productos del Agro.
  • Instalación de un Laboratorio Central Agronómico.
  • Instituto de la salud de las personas y colectividades.
  • Instrucción superior de los cuadros de JJ. y OO. del Ejército y Armada.
  • Instrucción de tropas con material moderno.
  • Creación del Instituto de Previsión Social.
  • Instituto Agronómico Nacional.
  • Ley Orgánica de policías.
  • Leyes de protección al obrero.
  • Ley de préstamos y arriendo para la defensa común de las Américas.
  • Ley de control de cambios.
  • Ley de bancos.
  • Lucha antituberculosa.
  • Ley de organización sindical.
  • Ley de alquileres.
  • Laboratorio veterinario de la Dirección de Ganadería.
  • Mejoramiento de autoridades campesinas.
  • Mejoramiento de bibliotecas populares.
  • Mecanización de los servicios administrativos.
  • Moderna organización del Ministerio de Salud Publica.
  • Misiones militares en el exterior.
  • Mejoras notables en la sanidad militar.
  • Monumentos históricos en Lomas Valentinas y varios pueblos del interior.
  • Nuevas obras de hermoseamiento en el Parque Caballero.
  • Nueva Ley Orgánica del Magisterio.
  • Nuevo reglamento de enseñanza secundaria y comercial.
  • Nacionalización del Puerto Nuevo.
  • Nueva Ley del Impuesto en papel sellado y estampillas.
  • Nueva organización y estructuración del Ministerio de Educación.
  • Ocho mercados modelos.
  • Orientación de la cultura física.
  • Organización de la estadística y economía rural.
  • Organización moderna del Banco Agrícola del Paraguay. Organización de un gran Ejército moderno.
  • Protección de la nacionalidad paraguaya del personal de las empresas.
  • Planta receptora de control radioeléctrico.
  • Puestos de préstamos de equipos agrícolas en todo el país.
  • Protección de la ganadería.
  • Privilegios industriales.
  • Prestamos de maquinarias agrícolas.
  • Perfecta organización para las adquisiciones del Ejército y la Armada.
  • Perfecta organización del Departamento de Asistencia a excombatientes y deudos de los muertos en la Guerra del Chaco.
  • Primer Congreso Nacional de niños escolares.
  • Reorganización de Delegaciones de Gobierno.
  • Radioemisora del Estado.
  • Reparación de seiscientos cincuenta kilómetros de líneas telegráficas.
  • Restauración de templos jesuíticos.
  • Reorganización de las finanzas nacionales
  • Reajuste de sueldos de la Administración Nacional.
  • Refacción moderna y total del Edificio de Impuestos Internos.
  • Reorganización de la Dirección General de Estadísticas.
  • Reparación completa del Palacio de López. (Edificio y moblaje)
  • Reorganización del Consejo Nacional de Cultura Física.
  • Restauración del Escuadrón Escolta “Aca-Caraya”, como ejemplo viviente de la más pura y noble tradición.
  • Reorganización de la Dirección de Correos y Telecomunicaciones.
  • Reorganización de las oficinas regionales del Departamento de Tierras y Colonización.
  • Tratado definitivo de límites entre Paraguay y Argentina.
  • Tratado de prospección petrolífera en el territorio del Chaco.

[9]

Referencias[editar]

  1. a b Osvaldo Kallsen (1983). Imprenta Modelo S.A. (ed.): «Historia del Paraguay Contemporáneo 1869-1983». Consultado el 27-01-12.
  2. Diario ABC Digital. «Efemérides». Consultado el 29-07-12.
  3. ABC Digital (25-09-05). Luis Verón (ed.): «Los presidentes del Paraguay». Consultado el 29-07-12.
  4. a b c d e f g h i j k l m Gómez Florentín, Carlos (2011). El Lector (ed.): «Higinio Morínigo, el soldado-dictador». Consultado el 29-07-12.
  5. a b Última Hora (7 de marzo de 2007). Hérib Caballero Campos y Richard Ferreira (ed.): «A 60 años de la Guerra Civil del '47 y el inicio de una era de hegemonía colorada». Consultado el 09-02-13.
  6. a b c d José Carlos Rodríguez (2010). El Lector (ed.): «El Orden Militar sin héroe». Consultado el 09-02-13.
  7. Diario ABC Digital. «Efemérides». Consultado el 09-02-13.
  8. Neri Farina, Bernardo y Boccia, Alfredo (2009). El Paraguay bajo el Stronismo 1954-1989. El Lector. pp. 16. ISBN 9789995310851. 
  9. Bellani Nazeri, Rodolfo. Morinigo un Hombre de América

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
José Félix Estigarribia
Coat of arms of Paraguay.svg
Presidente de la República del Paraguay

19401948
Sucesor:
Juan Manuel Frutos