Hielo negro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hielo negro en el camino.

El hielo negro[1] [2] (en inglés black ice,[3] en francés glace noire) se refiere a una fina capa de hielo vidrioso en una superficie.

Si bien no es verdaderamente negro, es virtualmente transparente, permitiendo que el asfalto de los caminos pueda ser vistos a través de él, y por eso el término de "hielo negro". Los valores típicamente bajos de fragmentos visibles de hielo, nieve, o aguanieve alrededor del hielo negro significa usualmente que las áreas con hielo son prácticamente invisibles para los conductores, y por consiguiente no sirven como buen indicador de que deberían reducir su velocidad.

Delgadas capas de hielo invisible similares que se forman a lo largo de las embarcaciones pueden causar que se vuelvan desbalanceadas. En las montañas, el hielo negro es un gran peligro para los escaladores.

El hielo negro se puede formar cuando la temperatura ambiente está varios grados sobre el punto de congelación del agua 0 °C (273°K), y si el aire se calienta rápidamente después de un frío prolongado que deja la superficie de los caminos con su temperatura bastante bajo el punto de congelación.

Caminos y aceras[editar]

Como representa solo una delgada acumulación, el hielo negro es altamente transparente y entonces difícil de ver, comparado con la nieve, la mezcla congelada de nieve con agua o capas más gruesas de hielo. Además, está usualmente intercalado con camino húmedo, el cual es casi idéntico en apariencia. Por esta razón conducir o caminar por las superficies afectadas es especialmente peligroso. La remoción del hielo con cloruro de sodio es efectivo hasta las temperaturas cercanas a los -18 °C. Otros compuestos como cloruro de magnesio o cloruro de calcio has sido usados para temperaturas muy bajas dado que la depresión del punto de fusión de sus soluciones es menor.

Puentes[editar]

Señal de advertencia para hielo en puente. En él se puede leer "Bridge May Be Icy" (el puente puede tener hielo).

Los puentes pueden ser especialmente peligrosos. El hielo negro se forma primero en los puentes porque el aire circula por encima y por debajo de la superficie del camino elevado, causando que la temperatura del pavimento del puente caiga más rápidamente. Las señales de advertencia de los caminos indican caminos potencialmente peligrosos sobre los puentes.

Véase también[editar]

Hielo negro en un río en los Países Bajos.

Referencias[editar]