Herri Alderdi Sozialista Iraultzailea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Herri Alderdi Sozialista Iraultzailea
HASI Logo.PNG
Presidente Santiago Brouard (1978-1984)
Secretario/a general Alberto Figueroa (1977-1978)
Txomin Ziluaga (1978-1987)
Fundación 1977 [1]
Disolución 1992 [2]
Ideología política Marxismo-leninismo, nacionalismo vasco, independentismo, izquierda abertzale
Posición en el espectro Izquierda revolucionaria
Partidos creadores Euskal Herriko Alderdi Sozialista (EHAS)
Eusko Sozialistak (ES)
Miembro de Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS)
Herri Batasuna (HB)
Publicación Eraiki
1 Integrado en Herri Batasuna (HB) desde 1978.
2 Al integrarse sus militantes en las estructuras locales de la Koordinadora Abertzale Sozialista.

Herri Alderdi Sozialista Iraultzailea, nombre en euskera traducible al español como Partido Socialista Revolucionario Popular, más conocido por su acrónimo HASI —que significa comenzar— fue un partido político alegal español, considerado generalmente como el brazo político de la organización terrorista ETA (m). Fue fundado el 3 de julio de 1977 como resultado de la fusión de los partidos Euskal Herriko Alderdi Sozialista (EHAS) y Eusko Sozialistak (ES). Su línea ideológica se enmarcaba dentro del nacionalismo vasco independentista y el comunismo. Fue uno de los principales integrantes tanto de la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) como de la coalición Herri Batasuna (HB). Se disolvió en 1992.

Miembros destacados del partido fueron Santiago Brouard, asesinado en 1984 por el grupo parapolicial GAL; Txomin Ziluaga, secretario general del Partido durante más de nueve años; Patxi Zabaleta, quien fue secretario general en Navarra durante un tiempo y Jokin Gorostidi, uno de los miembros de ETA condenados en el Proceso de Burgos de 1970.

Fundación[editar]

El objetivo de EHAS era formar «un único partido socialista revolucionario hertzale» (popular) unificando a todos los partidos nacionalistas de izquierdas.[1] No lo consiguió por las fuertes divisiones existentes entre los distintos pequeños partidos: entre los favorables y los contrarios a participar en las primeras elecciones legislativas de España; entre los partidarios de ETA (m) y los de ETA (pm); entre los partidarios del uso de la violencia y los contrarios a él; entre los declaradamente comunistas, los meramente marxistas y los socialistas no marxistas. El 3 de marzo de 1977 la asamblea general de Euskal Herriko Alderdi Sozialista (EHAS) celebrada en Pamplona decidió poner los cimientos para la creación de un nuevo partido político, iniciativa a la que sólo se sumaron el pequeño partido Eusko Sozialistak (ES), surgido del entorno de la Unión Sindical Obrera (USO) y crítico con la violencia de ETA, así como algunos independientes próximos a ETA (m).[1] [2] [nota 1]

HASI celebró su Asamblea Fundacional el 3 de julio de 1977 en Arechavaleta,[3] después de las primeras elecciones democráticas en España. Alberto Figueroa fue elegido secretario general, Santiago Brouard, delegado general, Txomin Ziluaga responsable de relaciones exteriores,[4] e integraron también la ejecutiva Natxo Arregi, José Manuel Ruiz, José Miguel Rincón, Enrique Urkijo, Joseba Agirreazkuenaga y Patxi Zabaleta.[5] HASI se definió como un partido socialista y revolucionario, y nada más nacer sustituyó a EHAS en la coordinadora KAS. La proximidad del nuevo partido a los postulados de ETA (m)[6] [7] hizo que la mayoría de los antiguos militantes de ES lo abandonaran en pocos meses.[8] Tampoco la sección francesa de EHAS se incorporó al nuevo partido y decidió continuar su existencia en solitario.[9] [10]

El partido solicitó ese mismo año 1977 su legalización mediante la inscripción en el Registro de Partidos Políticos, pero el Ministerio del Interior denegó finalmente la inscripción,[11] sugiriendo extraoficialmente que debería modificar sus estatutos eliminando o disimulando las referencias a su objetivo de independencia para el País Vasco.[12] HASI se negó siempre a realizar tal modificación, a diferencia de EIA, el partido que era todavía líder de la izquierda abertzale.[13] [nota 2]

Creación de Herri Batasuna[editar]

La Mesa de Alsasua[editar]

En menos de un año la cambiante situación de la izquierda nacionalista vasca dio un vuelco a favor del nuevo partido. El trabajo conjunto en la Mesa de Alsasua, organizada en torno a la denominada Alternativa KAS, propició la formación de nuevas alianzas.[14] Cada uno de los partidos participantes formuló una propuesta organizativa. La de HASI consistía en formar una coalición con una dirección unificada formada por representantes de los partidos integrantes y por independientes, que tomaría decisiones vinculantes por mayoría absoluta. Dicha «unidad popular» participaría tanto en la actividad institucional como en movilizaciones callejeras. Su programa debería ser moderado y no se identificaría con la «lucha armada» (lo cual era muy diferente a pedir que se censurase tal medio de lucha). La coalición nacionalista formaría una alianza con los partidos de extrema izquierda.[15]

Imagen de la Mesa de Alsasua. Su organización permitió formar la coalición Herri Batasuna, de la que HASI fue miembro fundador. En el rincón se puede identificar a Txomin Ziluaga, responsable de relaciones exteriores de HASI.

Como resultado de ello, el 27 de abril de 1978 se creó la heterogénea coalición Herri Batasuna (HB), nombre traducible como «Unidad Popular», formada por HASI, Langile Abertzale Iraultzaileen Alderdia (LAIA), Acción Nacionalista Vasca (ANV) y Partido Socialista Vasco (ESB-PSV). Los dos primeros partidos habían pedido la abstención en las elecciones de 1977; mientras que los dos últimos, más moderados, habían participado en el proceso con decepcionantes resultados. Sólo quedaron al margen EIA, cada vez más comprometido en la aprobación de un estatuto de autonomía para el País Vasco, y ESEI, cuya participación en la Mesa fue rechazada.[16] Además, por estas mismas fechas, LAIA propuso oficialmente a HASI la fusión en un nuevo partido que dirigiera a la izquierda abertzale.[17] [18] El proyecto de convergencia se barajaría por ambos partidos durante un tiempo.[19]

Crisis en HASI[editar]

En mayo de 1978 se celebró el I Congreso constituyente de HASI. Durante el mismo, los asistentes cesaron a gran parte de la antigua dirección debido al choque entre las dos posturas predominantes respecto a su relación con la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS).[20] Las bases, al igual que ETA militar, concebían KAS como el Bloque Dirigente donde cada integrante de KAS tendría asignada su función. Sin embargo, la mayor parte de la Dirección, de tendencia eurocomunista, consideraba a KAS única y exclusivamente como un marco de acuerdos preferenciales; es decir, que cada organización integrante podría tomar sus propias decisiones si dentro de KAS no se alcanzaban acuerdos. Varios de estos antiguos dirigentes de HASI, encabezados por el propio Alberto Figueroa, abandonaron el partido y formaron el colectivo Euskal Kidego Iraultzaile Abertzalea (EKIA), que acabaría más tarde integrándose en Euskadiko Ezkerra (EE).[21] Según su versión, en dicha asamblea hubo un auténtico golpe de mano contra la dirección orquestado por ETA militar, postura respaldada por algunos historiadores que atribuyen tal estrategia a Argala.[22] En septiembre de 1978 se celebró la segunda fase del I Congreso en Lekeitio, donde Santiago Brouard fue elegido presidente y Txomin Ziluaga, secretario general.[23]

Primeros pasos de HB[editar]

La primera decisión importante que hubo de afrontar Herri Batasuna fue adoptar una postura común ante el referéndum convocado para el 6 de diciembre de 1978 con el fin de ratificar el proyecto de nueva constitución. La posición negativa de HASI estaba fuera de dudas dada su naturaleza revolucionaria y las decisiones adoptadas por KAS. Sin embargo, otros partidos de la coalición, como Acción Nacionalista Vasca (ANV), habían mantenido posiciones más favorables a la negociación con otras fuerzas. La exclusión de Navarra de una eventual autonomía vasca (al menos en primera instancia), acabó por unificar las posiciones, y HB apoyó el voto negativo en la consulta,[24] posición en la que coincidió con EIA, el partido patrocinado por ETA (pm),[25] y, por razones opuestas, con la extrema derecha franquista. Pese a ello, el voto afirmativo fue claramente mayoritario en el País Vasco y Navarra, si bien en menor proporción que en el resto de España.[26] [nota 3]

Bandera de Herri Batasuna. HASI fue fundador de la coalición y ayudó a que la KAS la controlara.

Más complicado fue abordar el espinoso asunto de la participación en las elecciones a distintas instituciones que se habrían de celebrar en 1979: nuevas elecciones a las Cortes Generales y primeras elecciones municipales, a diputaciones forales, a juntas generales vascas y al parlamento navarro. La postura inicial de ETA (m), KAS, HASI y la mayoría de «independientes» era mantener el abstencionismo[27] que EHAS (el partido antecesor de HASI) ya había sostenido en las elecciones de 1977 con pobres resultados, pues consideraban que el nuevo régimen constitucional era una mera prolongación del franquismo.[28] [29] Sin embargo, los otros tres partidos presentes en Herri Batasuna y algunos destacados «independientes», como el navarro Patxi Zabaleta, eran firmes partidarios de la participación crítica en las instituciones.[30] Por otro lado, HASI era consciente de que la abstención significaba dejar el campo libre a su gran rival, EIA, el aliado de ETA (p-m), para entonces ya muy involucrado en la aprobación de un estatuto de autonomía para el País Vasco.[31] Finalmente se llegó a una precaria y contradictoria solución intermedia: la coalición participaría en todos los procesos electorales, pero sus candidatos electos sólo tomarían posesión y desempeñarían sus cargos en las instituciones forales navarras y en los ayuntamientos, boicoteando las instituciones propias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.[32] El acuerdo se demostraría conflictivo a medio plazo.

La coalición independentista tuvo un inesperado éxito en las elecciones legislativas de marzo de 1979,[33] en las que obtuvo tres diputados y un senador por el País Vasco. Aunque fue superada por el Partido Nacionalista Vasco (7 diputados), Partido Socialista de Euskadi-PSOE (5) y Unión de Centro Democrático (5), batió ampliamente a su más directo rival en el nacionalismo de izquierdas, Euskadiko Ezkerra, que sólo consiguió un diputado.[34] Las elecciones municipales y forales del mes siguiente confirmaron la nueva correlación de fuerzas.[35]

Pugna con EIA[editar]

Durante los años de la transición, y tras el giro dado por HASI en su I Congreso, existió una dura y sorda pugna entre HASI y EIA por el predominio en la izquierda nacionalista vasca, contando el primero con el apoyo de ETA militar[36] y el segundo con el de ETA político militar. El trasvase de militantes entre ambos partidos y entre sus respectivas coaliciones, Herri Batasuna y Euskadiko Ezkerra, fue constante, como en el caso de los ex-dirigentes de HASI ya mencionados o en el del diputado Francisco Letamendía. La lucha se extendió a diversos frentes[37] en un combate que Mario Onaindia describiría como una «partida de ajedrez» jugada entre él mismo y Argala.[38]

El conflicto se extendió al sindicato Langile Abertzaleen Batzordeak (LAB), creado en 1977 e integrante de la Koordinadora Abertzale Sozialista. En 1978, EIA tenía mayoría en la Secretaría Nacional de LAB y consiguió imponer el abandono de KAS y la participación en la negociación de convenios colectivos.[39] Sin embargo, al estar cada vez más centrado en la participación institucional, fue perdiendo terreno en el sindicato frente a la actividad de los militantes de HASI. En abril de 1980, cada facción del sindicato celebró su propio congreso, evidenciando la ruptura. El sector afín a EIA, ya minoritario, optó por unirse a ELA-STV,[40] el sindicato próximo al Partido Nacionalista Vasco. Los partidarios de HASI, respaldados por el líder sindical y miembro de Herri Batasuna Jon Idígoras, conservaron las siglas y la organización del sindicato. Unos meses más tarde, LAB se reintegraba en KAS.[41] [42]

Otro foco de conflicto fue el diario Egin, de tendencia nacionalista y progresista e inicialmente plural. La competencia de otros medios, y particularmente de Deia, vinculado al PNV, le ocasionó problemas financieros que exigían una ampliación de capital para su supervivencia. Ello dio lugar a aportaciones económicas de ambos bandos con el objetivo de controlar el periódico. Una vez más HASI fue más eficaz y el diario adoptó a partir de diciembre de 1978 una línea informativa afín a HB,[43] silenciando paulatinamente las voces no sólo de EIA, sino también de ESB-PSV, LAIA y ANV. La cobertura informativa de Egin fue determinante para el triunfo electoral de Herri Batasuna sobre Euskadiko Ezkerra.[44]

Lucha por el control de Herri Batasuna[editar]

El cada vez más evidente respaldo de ETA (m) a HASI reforzó el poder del partido dentro de la coalición. La inminente aprobación de un Estatuto de Autonomía para el País Vasco aprobado por la Asamblea de Parlamentarios Vascos y la proximidad de unas nuevas elecciones al futuro Parlamento Vasco reavivaron las diferencias con los otros partidos respecto a si el creciente número de cargos electos de HB debía participar o no en las instituciones.[45] [46] A ello se sumaba el debate respecto a si la coalición debía ser dirigida por los partidos o por la Koordinadora Abertzale Sozialista. HASI apoyaba la postura de KAS, oponiéndose a la participación en las instituciones vascas no municipales. Por otro lado, la propuesta de fusión hecha en 1978 por LAIA había sido interpretada por ETA militar como un cuestionamiento de su liderazgo, lo que concluyó con el abandono del proyecto y la expulsión de ese partido de la KAS. Fue la última vez que ETA (m) encontró oposición dentro de la «coordinadora».[47] [48]

Santiago Brouard, presidente de HASI. Su importancia viene dada por ser también un destacado dirigente de Herri Batasuna y de la Koordinadora Abertzale Sozialista y por mantener excelentes contactos con la dirección de ETA (m).[49] Fue asesinado por sicarios de los GAL.

Todo ello desembocó en un intento de los otros tres partidos por expulsar a HASI de Herri Batasuna para quedarse con las siglas de la coalición sin la tutela de ETA (m).[50] Sin embargo, en el congreso que ANV celebró en julio de 1979, su secretario general, Valentín Solagaistua, dimitió y dio paso a una nueva dirección favorable a partir de ese momento a las tesis de HASI.[51] Solagaistua dijo años más tarde que ANV había sido infiltrada por militantes de HASI.[52] Sin el apoyo de ANV, los otros dos partidos vieron su estrategia abortada y fueron derrotados en la batalla por el control de HB. El pulso se saldó definitivamente en febrero de 1980 con el abandono de la coalición por parte de ESB-PSV y LAIA, además de un sector de ANV.[53] Muchos historiadores y analistas políticos consideran que, a partir de este momento, Herri Batasuna se convirtió en una organización controlada por ETA(m).[54] Incluso la biografía más cualificada y elogiosa del líder de ETA (m) Argala sostiene que éste fue fundamental en la concepción y puesta en práctica de la coalición.[55] Sin embargo, los dirigentes de HB siempre sostuvieron que no había relación entre ambas organizaciones y que únicamente existía una coincidencia en los objetivos políticos que ambas buscaban.[56]

El Estatuto de Autonomía para el País Vasco[editar]

El nuevo Estatuto de Autonomía, apoyado por casi todas las fuerzas políticas vascas, fue sometido a referendum el 25 de octubre de 1979. Ante la previsión de que pudiera recibir un apoyo masivo, Herri Batasuna, sumida en el conflicto interno e imponiendo las tesis de HASI y KAS, optó por un rechazo indirecto pidiendo la abstención.[57] El apoyo al Estatuto superó el 90% de los votos emitidos,[58] [nota 4] pero HB reivindicó como propio el 40% de abstención pese a ser ésta inferior a la de las previas elecciones municipales.[59]

El 9 de marzo de 1980 tuvieron lugar las primeras elecciones al Parlamento Vasco con LAIA y ESB haciendo campaña en contra de Herri Batasuna. Ello hizo que la coalición bajara en un 3,93% su porcentaje de votos con respecto a las pasadas elecciones a las juntas generales;[60] [nota 5] un resultado asumible para HASI a cambio de deshacerse de la oposición interna. Además, pese a su descenso, la menguada coalición se convirtió en segunda fuerza parlamentaria tras el cada vez más poderoso Partido Nacionalista Vasco, consiguiendo once de los sesenta asientos.

La unanimidad presidió la celebración del II Congreso del partido en septiembre de 1983 en Rentería,[61] donde se aprobó una ponencia relativa al papel de KAS como «bloque dirigente» conteniendo propuestas para su reorganización.[62] Por entonces, su control de la coalición era total y su evolución posterior discurre en paralelo a la de Herri Batasuna.[63]

Asesinato de Santiago Brouard[editar]

Durante la tarde del 20 de noviembre de 1984, dos hombres armados entraron en la consulta pediátrica que Santiago Brouard tenía en el centro de Bilbao y le asesinaron de varios disparos.[64] Las investigaciones posteriores permitieron esclarecer que se trataba de pistoleros contratados por los Grupos Antiterroristas de Liberación,[65] organización de la que, años más tarde, se supo había sido financiada por altos funcionarios del Ministerio del Interior para desarrollar un contraterrorismo criminal contra ETA y sus simpatizantes. La muerte de su presidente supuso un duro impacto para HASI, pues Brouard era uno de los principales dirigentes de Herri Batasuna y de la Koordinadora Abertzale Sozialista, y mantenía excelentes contactos con la dirección de ETA.[66] El hecho tuvo también una gran repercusión social dada su condición de miembro del Parlamento Vasco.[67] Junto con el asesinato unos meses antes del senador socialista Enrique Casas por los Comandos Autónomos Anticapitalistas, marcó un salto cualitativo en el clima de violencia existente.[68] [69]

Últimas crisis y desaparición[editar]

Anagrama de KAS, en la que HASI acabó disolviéndose.

Última crisis[editar]

En 1987 hubo fuertes discusiones dentro de KAS sobre si ETA debería subordinar sus acciones armadas a las directrices de HASI, o si este papel le correspondía a KAS.[70] El intento de Txomin Ziluaga y sus partidarios de recobrar la autonomía del partido frente a ETA y KAS[71] y su crítica —no pública— del brutal atentado de Hipercor[72] [73] terminó con el cese de aquél como secretario general en el III Congreso celebrado en diciembre en Cestona.[74] Unos meses más tarde, Ziluaga y los suyos serían expulsados del partido, si bien permanecerían en Herri Batasuna.[75] [76] [77] Una vez más quedó clara la supremacía de ETA tanto dentro de KAS como de HASI.[78] [79] [80] En un Congreso Extraordinario celebrado en diciembre de 1988 en Cestona, la nueva dirección censuró a Ziluaga y los suyos, calificándolos de «escisión» y comparando su postura con la que en su día defendieron ETA político-militar y EIA, sólo que con elementos ideológicos no eurocomunistas.[81]

También hay indicios de que, en el mismo III Congreso, el partido debatió una posible flexibilización de la tradicional Alternativa KAS. Concretamente se propuso la sustitución de la tradicional petición de una nueva amnistía por una sucesión de indultos individuales; e igualmente, la aceptación de que en un eventual referendum para decidir acerca de la incorporación de Navarra al País Vasco sólo votaran los ciudadanos navarros, y no el conjunto de habitantes del País Vasco y Navarra como siempre habían defendido ETA, KAS y HB. Ambas propuestas fueron rotundamente rechazadas por ETA.[82]

Conversaciones de Argel[editar]

En 1988, mientras ETA y el Gobierno de España negociaban en Argel, HASI elaboró un documento en el que planteaba la estrategia a seguir una vez alcanzado un acuerdo entre ambas partes. El fin de la estrategia era conseguir un Estado vasco independiente gobernado por Herri Batasuna. Ya entonces, el partido mostraba su preocupación por una posible ilegalización de HB,[83] hecho que llegaría a producirse en 2003, cuando HASI y HB ya habían dejado de existir.[84]

Disolución del partido[editar]

El IV Congreso se celebró en diciembre de 1990 y careció de relevancia dado el sometimiento del partido a las directrices de ETA y KAS.[85] Posteriormente, y siguiendo aquéllas, se planteó incluso la propia desaparición de HASI y la integración de sus militantes en una remodelada KAS.[86] [87] El partido no tenía ya cabida en la estructura ETA-KAS-HB: pese a que ETA proclamaba su naturaleza exclusivamente «militar» y pretendía estar fuera del debate «político»,[88] había controlado a HASI cada vez que éste había mostrado deseos de autonomía; ETA dominaba la Koordinadora Abertzale Sozialista desde la expulsión de LAIA; y en la antigua coalición Herri Batasuna sólo subsistía una sometida ANV. El proceso de disolución se dio por finalizado en el V Congreso, celebrado en Vitoria en febrero de 1992.[89] [90] HASI no había llegado a ser legalizado en ningún momento desde la lejana y clandestina creación de su antecedente EAS en noviembre de 1974,[91] antes de la muerte del general Franco.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Otros partidos nacionalistas vascos de izquierda que no se sumaron al proyecto fueron EIA y LAIA dentro de la llamada izquierda abertzale, y los más moderados ESB-PSV, ANV y ESEI.
  2. Precisamente la legalización de todos los partidos políticos, junto con la amnistía total, había sido una de las condiciones que EHAS, el antecesor de HASI, había puesto para participar en las elecciones de 1977. El gobierno presidido por Adolfo Suárez, por temor a un golpe militar que acabara con el proceso democratizador en curso, no se atrevió a legalizar a los partidos independentistas, republicanos y comunistas a la izquierda del PCE. Sin embargo, las autoridades hicieron gala de una gran tolerancia a la hora de la presentación de candidaturas electorales y todos los que lo quisieron pudieron presentarse a las elecciones. Así, el Partido del Trabajo de España (PTE) y militantes de Acción Republicana Democrática Española (ARDE) se presentaron bajo el nombre de Frente Democrático de Izquierdas; Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se presentó junto al PTE bajo el nombre de Esquerra de Catalunya - Front Electoral Democràtic; y, en el propio País Vasco, EIA y EMK se presentaron juntos con el nombre de Euskadiko Ezkerra.
  3. En el total de España, los votos a favor de la Constitución supusieron el 87,87% y los negativos, el 7,87%; en Álava fueron el 71,39% y el 19,18%, respectivamente; en Guipúzcoa, donde más apoyo tuvo el rechazo, el 63,82% contra el 29,87%; en Vizcaya, el 71,62% y el 21,01%; en Navarra, la Constitución fue aprobada por el 75,70% de votos a favor frente al 16,95% en contra. Los datos pueden ser consultados mediante el enlace al Ministerio del Interior situado al final del artículo. HASI y los demás integrantes del denominado MLNV siempre han interpretado los datos de una forma peculiar: consideran que los votos negativos deben sumarse con los no emitidos (las abstenciones) y calculan el porcentaje de voto afirmativo sobre el total del censo electoral. De esta forma que, de hecho, suma también los votos nulos y en blanco a la causa del NO, concluyen que la Constitución tuvo un apoyo minoritario en el País Vasco y, por lo tanto, que fue rechazada por los ciudadanos vascos. Tan artificiosa construcción no explica por qué razón no se puede practicar el ejercicio contrario y computar los votos negativos sobre el total del censo electoral para concluir, conforme a la misma lógica, que sólo una pequeña minoría del censo se opuso a la Constitución.
  4. Pueden consultarse los resultados de la consulta mediante el enlace externo situado al final del artículo que conecta con la página web del Gobierno Vasco
  5. Pueden compararse los resultados de ambas consultas mediante el uso del enlace externo situado al final del artículo, que conecta con la página web del Gobierno Vasco.
  6. El presente enlace se situa aquí dada la relación que fuentes ideológicamente muy diversas establecen entre HASI y ETA militar, así como por la actitud que aquel partido mantuvo respecto a los atentados de la organización terrorista (nunca llegó a condenar ninguno y cuando su propio secretario general criticó el atentado de Hipercor en una reunión a puerta cerrada, le destituyó). Su inclusión aquí no intenta establecer un juicio moral o jurídico acerca de si HASI tuvo alguna responsabilidad en los atentados de ETA militar, sino permitir al lector consultar cuál fue la actuación de ésta organización terrorista durante el período tratado en el presente artículo. Los tribunales españoles nunca llegaron a ilegalizar a HASI (partido nunca inscrito en el registro de partidos políticos), cosa que sí hicieron después con Herri Batasuna y con la Koordinadora Abertzale Sozialista, organizaciones ambas a las que HASI perteneció hasta su desaparición.

Bibliografía utilizada[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Gaizka Fernández Soldevilla (2010). «"Ya no es todo blanco o negro". ETA, la izquierda abertzale y el cambio político en España (1974-1977)». II Congreso Internacional de Historia de Nuestro Tiempo pág. 412. Consultado el 9 de diciembre de 2012.
  2. Javier Angulo (2 de julio de 1977). «Constituida la Convergencia Reagrupamiento Abertzale Socialista». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «siendo finalmente EHAS, Eusko Socialistak y un gran número de independientes del entorno del KAS los que en marzo iniciaran el proceso de convergencia».
  3. Javier Angulo (6 de julio de 1977). «Constituido el Partido Socialista Revolucionario de Euskadi». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012.
  4. Egaña. p. 391.  Falta el |título= (ayuda)
  5. Fernández Soldevilla. 
  6. Francisco Letamendía Belzunce (2012). «ETA. La institucionalización de la comunidad anti-represiva: Herri Batasuna (1978-1987)». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 19 de agosto de 2012. «La izquierda abertzale radical se polarizó en torno a HASI-ETA militar».
  7. Casanova; Asensio. p. 282. «Pronto este partido se perfiló como el más cercano a los pensamientos de ETA m acerca del partido de vanguardia, ante el decantamiento reformista de EIA»  Falta el |título= (ayuda)
  8. Fernández Soldevilla. «los ex militantes de ES no tardaron en abandonarlo. En palabras de Javier Alonso, los líderes de HASI se habían convertido en «aprendices de brujo que desatan fuerzas que luego no pueden controlar»». 
  9. Ainhoa Arozamena Ayala. «Euskal Herriko Alderdi Sozialista». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 14 de enero de 2013.
  10. Asier Blas Mendoza (2009). «Evolución electoral y sistemas de partido en Euskal Herria». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 14 de enero de 2013. «Este listón empezó a alzarse en 1978 con el 3,59% que obtuvo EHAS (Euskal Herriko Alderdi Sozialista)».
  11. Jesús Ceberio (6 de octubre de 1977). «HASI presentárá recurso ante su no legalización». El País. Consultado el 28 de diciembre de 2012.
  12. Javier Angulo (3 de enero de 1980). «El partido "abertzale" HASI volverá a solicitar su legalización». El País. Consultado el 28 de diciembre de 2012. «la Administración no ha querido legalizar a HASI por negarse este partido a retirar ocuando menosa «disfrazar» el apartado de sus estatutos en que se autocalifica como independentista».
  13. Jesús Ceberio (19 de enero de 1978). «El Ministerio del Interior legaliza a ElA». El País. Consultado el 28 de diciembre de 2012. «EIA acordó modificar la primitiva redacción de modo que en los estatutos actuales aparece como objetivo del partido «la disolución del aparato estatal de la burguesía en Euskadi de cara a la constitución de un Estado»».
  14. Javier Angulo (1 de febrero de 1978). «Izquierda Vasca Unida, probable coalición para las municipales». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «estaría compuesto por las organizaciones que integran la «Mesa de Alsasua»: ANV (Acción Nacionalista Vasca), ESB (Partido Socialista Vasco), HASI (Partido Socialista Popular Revolucionario) y LAIA (Partido revolucionario de Trabajadores Patriotas)».
  15. Fernández Soldevilla. «La de HASI consistía en que los partidos abertzales fuesen el núcleo de una alianza transversal con la extrema izquierda y que participase tanto en las movilizaciones como en las instituciones. La dirección, que tomaría las decisiones por mayoría absoluta, estaría compuesta por los partidos y eventualmente por independientes. El programa sería bastante moderado y, lo que es más importante, «la unidad popular no se identificará con la lucha armada».». 
  16. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna. La Mesa de Alsasua». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 14 de julio de 2012.
  17. Fernández Soldevilla. «el 21 de abril de 1978, LAIA había propuesto formalmente a HASI converger en un nuevo partido que ejerciese la dirección de la izquierda abertzale y que participase en la lucha institucional». 
  18. Javier Angulo (23 de mayo de 1978). «HASI y LAIA se unifican». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  19. Javier Angulo (17 de mayo de 1978). «La línea radical domina el partido abertzale HASI». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Los cuatrocientos delegados asistentes al congreso estudiaron la posible convergencia con LAIA (Partido de los Trabajadores Revolucionarios Patriotas) -que lo han solicitado oficialmente-, mostrándose partidarios de un proceso abierto de fusión con esta organización y otros grupos políticos y populares situados en la izquierda abertzale».
  20. Javier Angulo (17 de mayo de 1978). «La línea radical domina el partido abertzale HASI». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «la línea dura del partido logró imponer como tareas básicas del mismo la intensificación de la lucha de masas y la ampliación de los métodos de lucha institucional, frente al sector partidario de invertir los términos».
  21. Egaña. p. 391. «Entre quienes optaron por dejar HASI se encontraba su propio secretario general, Alberto Figueroa (...) Los minoritarios crearon un colectivo denominado EKIA que más tarde se integró en Euskadiko Ezkerra»  Falta el |título= (ayuda)
  22. Gaizka Fernández Soldevilla (2010). «"Ya no es todo blanco o negro". ETA, la izquierda abertzale y el cambio político en España (1974-1977)». II Congreso Internacional de Historia de Nuestro Tiempo. Consultado el 01/09/2012. «"Argala decidió tomar el control del nuevo partido y desbancar a la mayoría de su dirección, proveniente de EHAS, que quería acercarse a EIA. Lo logró en su I Congreso en mayo de 1978, donde los "independientes" de ETAm, entrados en tromba, consiguieron la mayoría absoluta. El partido HASI se convirtió en el brazo político de ETAm, la coalición Herri Batasuna en su cobertura electoral.».
  23. Jesús Ceberio (3 de octubre de 1978). «HASI reafirma su identificación política con KAS». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «se difundió en la clausura un mensaje grabado de ETA militar -de unos diez minutos de duración-, en el que se insistía en la alternativa de KAS, presentada repetidamente como base mínima para negociar un alto al fuego, con el Gobierno».
  24. Javier Angulo (29 de noviembre de 1978). «"Rechazar el referéndum es propugnar la autodeterminación del pueblo vasco"». El País. Consultado el 5 de septiembre de 2012.
  25. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna, frente de rechazo». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 31 de agosto de 2012. «Los componentes de HB y EIA preconizarán el no en el referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978».
  26. Congreso de los Diputados. «Referéndum sobre el Proyecto de Constitución». Congreso de los Diputados. Consultado el 31 de agosto de 2012.
  27. Imaz. «frente al abstencionismo del bloque KAS, los tres partidos defendían la participación crítica». 
  28. Feliciano Fidalgo (27 de febrero de 1979). «ETA militar: "Los votos de Herri Batasuna permitirán contar nuestros simpatizantes». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «Como ya han manifestado otros militantes, ETA recuerda que España continúa siendo «una dictadura antivasca», y que la UCD es «un partido fascista»».
  29. Javier Angulo (4 de marzo de 1979). «Los diputados de Herri Batasuna adquirirán su condición de parlamentarios». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «La propuesta de Herri Batasuna -señala Castells- es de total ruptura democrática para acabar con el franquismo».
  30. Fernández Soldevilla. «LAIA, ANV y ESB defendieron acudir a ayuntamientos, Juntas Generales, Parlamento Vasco y, con matices, incluso a las Cortes. Algo a lo que, siguiendo los postulados de ETAm, se negaron HASI y la mayoría de los supuestos independientes.». 
  31. Javier Angulo (13 de febrero de 1979). «La defensa del Estatuto, punto central del PNV y Euskadiko Ezkerra». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «El núcleo central de los mítines del PNV y de Euskadiko Ezkerra fue la defensa del Estatuto elaborado por la Asamblea de Parlamentarios vascos, en cuya redacción participaron ambas fuerzas».
  32. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna: qué hacer con los votos». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «La entrada en los primeros Ayuntamientos democráticos no parece haber ofrecido dudas. No así en los organismos provinciales y supraprovinciales, en torno a los cuales la división de opiniones es evidente llegándose a la contradictoria resolución de entrar en las instituciones navarras pero no en las restantes.».
  33. «Euzkadi: Ganó el nacionalismo». La Vanguardia (3 de marzo de 1979). Consultado el 10 de septiembre de 2012. «El propio Santíago Brouard, presidente de Hasi y senador elegido en Vizcaya por la coalición Herri Batasunta, decía esta mañana a nuestro corresponsal (...) que ni ellos mismos hubieran podido creer en una respuesta tan enorme».
  34. Fernández Soldevilla. «En el País Vasco HB consiguió 149.685 votos frente a los 80.098 de EE. Herri Batasuna obtuvo tres diputados (Monzón, Letamendia y Periko Solabarria) y un senador (Miguel Castells), todos independientes. Excepto Monzón, los otros tres habían estado en las listas de EE en 1977. Pero no sólo los candidatos pasaron de una a otra coalición. El 24% de las papeletas de HB habían sido introducidas en las urnas por ex votantes de EE, el 23% por abstencionistas y el 22% por jóvenes que no tenían edad legal para votar en 1977. «La noche de las elecciones fue una de las más amargas de mi vida desde el punto de vista político», reconocía Onaindia. «Fue un terrible mazazo».». 
  35. Fernández Soldevilla. «Las elecciones municipales y forales de ese año no hicieron más que confirmarlo. En las forales HB obtuvo 169.653 votos y EE 63.879. En el tablero de la izquierda abertzale ETAm y sus aliados habían dado un jaque mate a EIA.». 
  36. «Nuevas disensiones en la izquierda nacionalista vasca». Informaciones (7 de septiembre de 1977). Consultado el 19 de septiembre de 2012. «un acontecimiento que ha agudizado estas divisiones ha sido la publicación de un comunicado conjunto de E.T.A militar y los grupos Bereciak de la rama político-militar criticando muy duramente a la dirección de E.I.A. (...) para terminar asegurando que sólo L.A.I.A. y H.A.S.I. pueden reivindicar las siglas K.A.S.».
  37. Patxo Unzueta/Javier Angulo (28 de febrero de 1979). «El País Vasco, entre la hegemonía, PNV-PSOE y las dos opciones abertzales». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «otras dos batallas parciales, pero de gran importancia, van a librarse en las urnas del País Vasco: (...) y la que dilucidará cuál de las dos coaliciones de la izquierda abertzale (Herri Batasuna o Euskadiko Ezkerra) es capaz de capitalizar la herencia política de ETA».
  38. Fernández Soldevilla. 
  39. Igor Ahedo Gurrutxaga (2011). «Sindicato LAB». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 27 de agosto de 2012. «por un estrecho margen, se imponen los postulados de los sectores afines a ETA-pm, de forma que LAB decidirá abandonar KAS. A este respecto, se debe subrayar que la ascendencia de los simpatizantes del sector polimili había marcado el nacimiento del sindicato desde sus orígenes.».
  40. «Langile Abertzaleen Batzordeak». Gran Enciclopedia Navarra. Consultado el 27 de agosto de 2012. «En el II, triunfó la línea pro-KAS, lo que llevó a la radicalización política del sindicato y al abandono del mismo por parte de algunos afiliados que orientaron su vocación sindicalista hacia ELA-STV, entre ellos parte del secretariado provincial; políticamente, los triunfadores se encontraban en torno a la Mesa de Alsasua (posteriormente HB) y los derrotados se dirigieron hacia Euskadiko Iraultzako Alderdia o EIA (actualmente EE).».
  41. Fernández Soldevilla. «HASI no se resignó y organizó la corriente interna LAB-KAS, que defendía un modelo asambleario, no negociador y abiertamente independentista. Las discrepancias tácticas no ocultaban que la cuestión fundamental era una lucha por el poder. Está documentado que ambos partidos se dedicaron durante dos años a intentar controlar la cúpula del sindicato mediante la infiltración de su militancia, con ventaja creciente para HASI». 
  42. Bustillo Kastrexana. pp. 6–8.  Falta el |título= (ayuda)
  43. Idoia Estornés Zubizarreta (2010). «Herri Batasuna. La mesa de Alsasua contra el Preautonómico». Enciclopedia Vasca Auñamendi. Consultado el 15 de septiembre de 2012. «se entabla la lucha por el poder dentro del periódico "Egin" que, fundado por miembros y cuentapartícipes pertenecientes a toda la izquierda abertzale, acabará siendo férreamente controlado por HB».
  44. Fernández Soldevilla. «El bando de los maximalistas puso más millones encima de la mesa, copó el Consejo de Administración e introdujo «comisarios políticos» en la redacción.». 
  45. Patxo Unzueta (18 de mayo de 1979). «Importantes divergencias internas en Herri Batasuna». El País. Consultado el 4 de septiembre de 2012. «ETA militar es contraria a la participación de los representantes electos de Herri Batasuna en las juntas generales, diputaciones y Parlamento Foral Navarro, a diferencia de ANV, ESB y LAIA».
  46. Patxo Unzueta (22 de mayo de 1980). «ANV pide autonomía dentro de Herri Batasuna». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «El debate planteado en su día sobre esta cuestión en el seno de la coalición se zanjó provisionalmente con un criterio contrario a la presencia en las corporaciones provinciales, quedando pendiente de un futuro debate la resolución respecto al Parlamento».
  47. Fernández Soldevilla. «ETAm entendió que se cuestionaba su caudillaje y pasó a la contraofensiva. Hubo un «cierre del grifo» lo que provocó una «desastrosa» crisis financiera de LAIA, que había sobrevivido hasta entonces gracias al dinero mili. En agosto de 1979 ETAm expulsó a LAIA de KAS. Todo indica que, a partir de entones, la Koordinadora estuvo dominada por la organización terrorista.». 
  48. Europa Press/El Mundo.es (8 de mayo de 2006). «El ex etarra Soares Gamboa afirma que ETA y KAS "siempre fueron lo mismo"». El Mundo. Consultado el 13 de septiembre de 2012. «la que realmente dirigía las acciones de la coordinadora abertzale era ETA, puesto que KAS "siempre cumplía sus directivas"».
  49. Egaña. p. 116.  Falta el |título= (ayuda)
  50. Imaz. «Como HB era legalmente una coalición de ANV y ESB (únicos partidos legalizados), ésta y LAIA intentaron obtener la adhesión de ANV a sus posiciones y quedarse con las siglas arrinconando a los partidarios de KAS». 
  51. Maite Albiz (17 de julio de 1979). «Josu Aizpurúa, elegido secretario general de ANV». El País. Consultado el 13 de septiembre de 2012.
  52. Ander Landaburu (18 de marzo de 2008). «"Con esta ANV no se puede ir ni a misa"». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «Lo que ocurre entonces es que ANV, como partido pequeño de la izquierda nacionalista, no fue capaz de superar una serie de acontecimientos por su propia debilidad. Gente de HASI y demás radicales entraron a saco y se adueñaron del partido y de sus siglas.».
  53. Fernández Soldevilla. «Conscientes de que en HB se habían convertido en convidados de piedra, LAIA y ESB abandonaron la coalición en febrero de 1980». 
  54. Fernández Soldevilla. «A pesar de que Zabaleta afirma que HB perdió su autonomía en 1981, tanto Txema Montero como otros miembros de la Mesa Nacional proponen 1979. El estudio de la documentación interna confirma que a partir de mediados de ese año HB escapó del control de los partidos fundadores, y que esta supeditación a ETAm se volvió irreversible en febrero de 1980, con la salida de LAIA y ESB. La propia izquierda abertzale confirmó este extremo: «la dirección política de HB es responsabilidad del KAS como bloque».». 
  55. Casanova; Asensio. p. 301. «La labor de Argala como orientador había sido fundamental, tanto en su concepción como en su plasmación práctica. No se puede olvidar la colaboración de muchos otros militantes que compartían este proyecto, pero es indudable que fue el genio político de Argala el que más ayudó a que esta iniciativa llegara a buen puerto.»  Falta el |título= (ayuda)
  56. Javier Angulo (9 de marzo de 1979). «"Herri Batasuna es la cristalización de un nuevo movimiento patriótico vasco, socialista y revolucionario" [Entrevista con Francisco Letamendía]». El País. Consultado el 15 de septiembre de 2012. «Hay coincidencias, tanto a corto plazo, como a nivel estratégico, de los objetivos que se plantean ETA y HB. En lo que difieren una y otra es que nosotros trataremos de conseguir nuestros objetivos por medios puramente pacíficos. Nosotros no tomaremos las armas.».
  57. Javier Angulo (21 de agosto de 1979). «Herri Batasuna propugnará la abstención "activa" en el referéndum del Estatuto vasco». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «El representante de ESB, quien recordó que su partido estaba por el «no al referéndum», pero asumía la abstención decidida por el conjunto de HB».
  58. Congreso de los Diputados (2003). «Referéndum sobre el proyecto de Estatuto de Autonomía para el País Vasco». Congreso de los Diputados. Consultado el 1 de septiembre de 2012.
  59. Patxo Unzueta (27 de octubre de 1979). «Cierto retroceso de la vía radical en el electorado vasco». El País. Consultado el 1 de septiembre de 2012. «En las elecciones municipales, la abstención fue en Euskadi de un 42%. Si a ese porcentaje se añade el obtenido por los partidos que, como HB, EMK y LKI, participaron entonces y se han abstenido ahora, el nivel previsible de abstención se hubiera situado entre el 53% y el 55%.».
  60. Euskobarómetro. «Elecciones País Vasco (1977-2009)» (pdf). Universidad del País Vasco pág. 4 págs. 127. Consultado el 1 de septiembre de 2012.
  61. Patxo Unzueta (26 de septiembre de 1983). «La unanímidad preside el segundo congreso de HASI, principal componente de Herri Batasuna». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012.
  62. «II Congreso de HASI (año 1983)». Reproducido en "Foro Comunista" (12/04/2012). Consultado el 18 de septiembre de 2012. «Reproducción de entrevista con Santiago Brouard».
  63. Egaña. p. 392. «Su presencia en la mayoría de estructuras de Herri Batasuna era abrumadora»  Falta el |título= (ayuda)
  64. Javier García (25 de noviembre de 1984). «Fallaron cuatro disparos a tres metros». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Los dos asesinos, considerados auténticos profesionales contratados, fallaron a muy poca distancia del dirigente de HB cuatro disparos».
  65. Julio M. Lázaro (26 de abril de 1995). «Supremo confirma las penas al asesino de Santiago Brouard». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «rechaza la nulidad del proceso por el hecho de que el asesinato fuese reivindicado por los GAL y, sin embargo, el juicio no se viese en la Audiencia Nacional».
  66. Javier García (25 de noviembre de 1984). «Brouard era pieza clave en la negociación con ETA». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «El papel de intermediario y decisivo interlocutor en la negociación del Gobierno con ETA del asesinado Santiago Brouard es absolutamente corroborado por Jon Idígoras, quien precisa que "Santi fue un hombre verdaderamente comprometido en buscar la paz en Euskadi. Tomaba contactos con ETA y con el Gobierno para buscar la negociación"».
  67. Patxo Unzueta (23 de noviembre de 1984). «Multitudinaria asistencia al entierro de Santiago Brouard». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «El llamamiento a la huelga general de todas las fuerzas políticas y sindicales vascas en repulsa por el asesinato, el pasado martes del dirigente de Herri Batasuna Santiago Brouard obtuvo ayer una amplia respuesta, comparable a la registrada tras el asesinato del senador socialista Enrique Casas».
  68. Tonia Etxarri (22 de noviembre de 1984). «HB piensa que el atentado "es obra del aparato parapolicial de la joven democracia española"». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «El clima de agitación en diversas localidades del País Vasco, incluyendo apedreamientos a varias sedes del PSE-PSOE, reflejaban la tensión que se respira en Euskadi tras el asesinato de Santiago Brouard. El lendakari, Carlos Garaikoetxea, que acudió a la capilla ardiente de la víctima, fue insultado por un grupo de simpatizantes abertzales.».
  69. «Tras el asesinato de un dirigente de Herri Batasuna, la situación en las provincias vascas se hace explosiva». ABC. 21 de noviembre de 1984. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1984/11/21/005.html. Consultado el 17 de diciembre de 2012. «grupos de militantes de HB se concentraron en la Alameda de Recalde, donde estaba la consulta de Brouard; cortaron el tráfico y corearon gritos contra el Gobierno y a favor de la banda terrorista ETA». 
  70. Egaña. p. 391 y siguientes. «Para el ejecutivo de HASI lo importante no era acumular sectores sino homogeneizar los que había en preparación de una hipotética fase insurreccional. Esta estrategia no era compartida en absoluto por ETA.»  Falta el |título= (ayuda)
  71. Germán Yanke (21 de enero de 2007). «Batasuna, el aparato fiel». ABC. Consultado el 26 de agosto de 2012. «En 1983 y 1987 queda palmariamente claro cuando el partido HASI, que forma parte de la coordinadora, pretende debatir críticamente el documento «Ponencia KAS Bloque Dirigente» (en el que ETA tiene el papel de dirigente del «proceso»)».
  72. J. Pagola (19 de junio de 2012). «Las "otras víctimas" de Hipercor». ABC. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Poco después de la matanza de Hipercor, que causó la muerte a 21 personas, entre ellas varios niños, y heridas a más de 40, Txomin Ziluaga, entonces secretario general de Hasi, el partido sobre el que se sustentaba Herri Batasuna, sugirió a ETA que se «tomara unas vacaciones»».
  73. Redacción (22 de diciembre de 1987). «HASI, el núcleo duro de Herri Batasuna, ha redefinido en su congreso el papel futuro de ETA». La Vanguardia. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Las críticas formuladas por Txomin Ziluaga —siempre en el ámbito interno de HASI y sin que el asunto trascendiera a la opinión pública— sentaron mal en los destinatarios de las mismas y en el sector más duro del propio partido».
  74. «El fundador de HB que se atrevió a ser crítico con ETA». El Correo (24 de octubre de 2012). Consultado el 17 de diciembre de 2012.
  75. El País (30 de abril de 1988). «El principal partido de HB expulsa a dirigentes que criticaron a ETA». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Las críticas al atentado de Hipercor vertidas por Txomin Ziluaga en una asamblea de HASI celebrada en junio del pasado año fue uno de los elementos utilizados por sus oponentes para lograr su descrédito político en el conjunto de HB y de ETA».
  76. Victorino Ruiz de Azua (30 de abril de 1988). «La pugna por el control de Herri Batasuna culmina con una depuración en su principal partido». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Ziluaga y sus compañeros de la dirección saliente defendían en el seno de KAS (Coordinadora Abertzale Socialista) una concepción marxista-leninista clásica. Según esta corriente, la dirección política de HB y de la propia coordinadora, integrada por ETA, HASI y otras organizaciones menores, correspondería al partido. La pretensión de dirigir políticamente ETA y HB suscitó recelos en ambas organizaciones.».
  77. Redacción (29 de abril de 1988). «Txomin Ziluaga ha sido expulsado de HASI por el sector duro del partido». La Vanguardia. Consultado el 26 de agosto de 2012. «A raíz del congreso, Txomin Ziluaga ha desaparecido de la vida pública por completo».
  78. Zuloaga, J.M.; Olave, C. (30 de abril de 1988). «ETA obliga a HB a zanjar su crisis con la expulsión de Ziloaga y su banda de los cinco». ABC. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1988/04/30/015.html. Consultado el 17 de diciembre de 2012. «"(...) la organización tuvo que vetar dicha práctica porque semejante lastre era inaceptable para hacer nuevos progresos"». 
  79. Tonia Etxarri (1 de marzo de 1989). «El principal partido de HB reconoce que ha realizado una purga de más de 100 militantes». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «La pretensión de Txomin Ziluaga en el congreso de diciembre de 1987 de convertir a HASI en el núcleo de la dirección política de Herri Batasuna y del resto de organizaciones integradas en el bloqie KAS, chocó con los otros sectores del entramado abertzale. Entre otras razones, esa propuesta ponía en cuestión la dirección política que ha venido desempeñando ETA en relación a todas las organizaciones que integran el bloque KAS y Herri Batasuna.».
  80. El País (23 de diciembre de 1987). «ETA impuso la nueva dirección del principal partido de HB». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «ante la imposibilidad de llegar a acuerdo alguno entre los casi 400 delegados al congreso, una delegación se trasladó al sur de Francia con objeto de entrar en contacto directo con la dirección de ETA, que aprobó el descabezamiento de la dirección saliente y el veto a algunos de sus miembros».
  81. Redacción (1 de marzo de 1989). «HASI depuró en su último congreso a toda la vieja directiva por intentar configurarlo como un partido». La Vanguardia. Consultado el 26 de agosto de 2012.
  82. Zuloaga, J.M.; Olave, Carlos (29 de febrero de 1988). «ETA rechazó dos propuestas de HASI que planteaban cesiones sobrer presos y Navarra». ABC. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1988/02/29/015.html. Consultado el 17 de diciembre de 2012. 
  83. J.Z. (12 de abril de 1988). «HB pretende crear un ejército popular vasco después de las conversaciones Gobierno-ETA». ABC:  p. 19. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1988/04/12/019.html. Consultado el 17 de diciembre de 2012. 
  84. Tribunal Supremo de España (27 de marzo de 2003). «Sentencia de ilegalización de los partidos políticos Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna». El Mundo. Consultado el 17 de diciembre de 2012. «Declaramos la ilegalidad de los partidos políticos demandados, esto es, de Herri Batasuna...».
  85. Aurora Intxausti (25 de abril de 1991). «La juventud vasca pierde conciencia nacionalista, según el partido HASI». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «Cree HASI que los jóvenes vascos han adoptado modelos que son ajenos a la especificidad nacional de Euskadi».
  86. Pedro Gorospe (25 de noviembre de 1991). «La reestructuración del entorno de ETA provoca la disolución del partido HASI». El País. Consultado el 26 de agosto de 2012. «A partir de su disolución, KAS estará formada por ETA, ASK (movimientos sociales), el sindicato LAB, y las organizaciones juvenil (Jarraí) y feminista (Egizan). En HB, al desaparecer HASI, uno de los partidos participantes en la Mesa Nacional junto a Acción Nacionalista Vasca, será KAS directamente la que llamada a ocupar su lugar.».
  87. Redacción y agencias (25 de noviembre de 1991). «KAS intenta la marginación de los sectores radicales cercanos a ETA». La Vanguardia. Consultado el 26 de agosto de 2012. «La Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), que agrupa a numerosas organizaciones de la izquierda radical vasca, entré ellas a ETA, estudia actualmente la desaparición de la estructura del partido Hasi».
  88. Gaizka Fernández Soldevilla (2009). Universidad del País Vasco (ed.): «Ellos y nosotros. La cumbre de Chiberta y otros intentos de crear un frente abertzale en la Transición.». Historia del presente, nº 13 págs. 97-132. Consultado el 18 de septiembre de 2012. «en septiembre de 1974, ETA se fraccionó en dos nuevas organizaciones. Por un lado ETAm (ETA militar), bajo la dirección de José Miguel Beñaran (Argala). Sus activistas, conocidos como milis, decían pasar a convertirse en la «vanguardia revolucionaria» con dedicación exclusiva a la «lucha armada». Por tanto, ETAm se automarginaba oficialmente de la lucha política, que debía quedar en manos de «los grupos obreros y populares independentistas»».
  89. Agencias (19 de febrero de 1992). «El partido HASI se disuelve y se integra en el bloque KAS». La Vanguardia. Consultado el 26 de agosto de 2012.
  90. «HASI se integra en HB: "Los mismos perros, con distintos collares"». ABC. 19 de febrero de 1992. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1992/02/19/023.html. Consultado el 17 de diciembre de 2012. 
  91. Victorino Ruiz de Azua (30 de abril de 1988). «La pugna por el control de Herri Batasuna culmina con una depuración en su principal partido». El País. Consultado el 22 de septiembre de 2012. «"Para nosotros HASI también es una organización clandestina, nos enteramos de muchas de sus cosas por los periódicos" señaló un representante de Herri Batasuna».

Enlaces externos[editar]