Hermanas Diabólicas Cubus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Hermanas Diabólicas Cubus (en inglés Diabolical Cubus Sisters), también conocidas simplemente como Hermanas Cubus, son unos de los muchos personajes ficticios de la serie de videojuegos The Legend of Zelda, siendo uno de los enemigos principales en The Legend of Zelda: Phantom Hourglass.[1] Son 4 hermanas fantasmas que habitan en el Barco Fantasma, siendo a su vez el jefe del mismo y el quinto enemigo importante del juego al que Link) deberá hacer frente. Son el único enemigo importante del juego, a excepción del segundo enfrentamiento con Bellum, al que Link se enfrentará en un lugar que no es un templo propiamente dicho.

Una vez que Link consigue localizar y entrar al Barco Fantasma, las 4 Hermanas Cubus se encuentran en distintos puntos del barco disfrazadas de pequeñas niñas inocentes. Encontrando Link primero a la hermana menor de ellas, ésta le agradece que haya venido a salvarla y le cuenta seguidamente que ella y sus hermanas vivían felices hasta que fueron secuestradas, permaneciendo recluidas desde entonces en el Barco Fantasma esperando un salvador. La hermana pequeña le pide entonces a Link que vaya a buscar al resto de sus hermanas y que las traiga junto a ella para volver a estar todas juntas. Una vez que Link ha liberado y reunido a las 4 hermanas, les pregunta si saben donde se encuentra Tetra para poder salvarla también, pero ellas únicamente accederán a ello si primero Link se enfrenta a ellas en un juego llamado "voleibol infernal", desvelando entonces su verdadera identidad.

En su enfrentamiento con Link en la proa del Barco Fantasma, 3 de las Hermanas Cubus lanzan rayos al suelo desde el aire mientras que la menor de ellas lanza a Link bolas de energía que éste tendrá que devolver para golpearle. Una vez Link consigue devolverle dos bolas y golpearle dos veces, ésta desaparece quedando únicamente 3 hermanas. 2 de las 3 hermanas restantes siguen lanzando rayos al suelo mientras que la tercera le lanza nuevamente bolas de energía a Link, teniendo éste que devolverle la misma bola varias veces para poder golpearla en esta ocasión. Una vez que Link ha conseguido deshacerse de 3 de las hermanas y solo queda una de ellas, ésta le lanza 3 bolas de energía a Link de las cuales únicamente solo podrá golpear y devolver una de ellas. Tras golpear 3 veces a la última de las Hermanas Cubus, cae finalmente derrotada y le entrega la Llave Fantasma, permitiéndole abrir la puerta que mantiene encerrada a Tetra en el segundo sótano del barco. Una vez que las Hermanas Cubus han sido derrotadas, los Erróbitos y el resto de enemigos que habitaban en el barco desaparecen por completo.

Cuando Link tiene la Llave Fantasma en su poder y se dispone finalmente a rescatar a Tetra, se encuentra con que ella ha sido petrificada debido a que le han absorbido toda su fuerza vital, apareciendo entonces Siwan también en el barco. Siwan les cuenta finalmente a Link y compañía toda la historia relacionada con Bellum y el Barco Fantasma, confesando que él es el legítimo Rey del Mar y que se encuentra en ese estado debido a que Bellum le absorbió parte de los poderes al igual que ha hecho con Tetra.

Referencias[editar]

  1. viciojuegos.com (ed.): «Jefes finales: Hermanas Diabólicas Cubus, Dongorongo, Griok y Eox». Consultado el 14-11-2008.