Henry Bessemer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Henry Bessemer.

Henry Bessemer (Charlton, Inglaterra, 19 de enero de 1813-Londres 15 de marzo de 1898) fue un ingeniero, fundidor de tipos de imprenta, pionero de la siderurgia moderna, e inventor del proceso de refinado de acero que lleva su nombre (el Proceso Bessemer, que se aplica en los Hornos Thomas-Bessemer de la siderurgia).

Desde su infancia mostró gran capacidad de trabajo e inventiva. Hizo su fortuna mediante una fórmula secreta para fabricar “polvo de oro”, una purpurina a base de polvo de latón y pintura que invadió el mercado y doró media Inglaterra; marcos de cuadros, interiores de palacios e iglesias, figuras de madera o escayola, carruajes, barcos, etc..

Durante la guerra de Crimea inventó un proyectil de artillería muy eficaz, sin embargo los técnicos militares informaron que los cañones de hierro fundido de la época no eran capaces de resistir la fuerza de este nuevo proyectil.

Bessemer se centró en resolver el asunto y así, en 1855, patentó un proceso de refino y reducción de hierro para producir acero en cantidades industriales a bajo costo. El procedimiento consistía en soplar aire a presión en el fondo de la cuchara donde se colaba el arrabio. El aire hace reaccionar su oxígeno con el silicio, luego el carbono, seguidamente del fósforo, los cuales son impurezas del hierro de la fundición. La reacción del oxígeno y el silicio es altamente exotérmica, lo que hacía que el metal se siguiera fundiendo sin necesidad de gastar más combustible. El aire se inyecta a presión por la parte de abajo del recipiente que tiene forma de una cuchara abierta, y se detiene hasta que surge una llama roja, la cual indica la oxidación del hierro.

Con el tiempo la cuchara abierta fue sustituida por la cuchara ovoidal abierta en la superficie superior, mecanismo aún se conoce como convertidor Bessemer. Actualmente el proceso Bessemer está en decadencia sustituido por sus herederos; los procesos Linde o LD de soplado a presión de oxígeno puro.

El impacto de este invento, en el contexto de la Revolución industrial, fue inmenso. Mientras nacía la industria pesada astilleros, ferrocarriles, maquinaria fabril...) se logró una materia prima abundante y barata. El acero que ahora se conseguía en grandes cantidades hizo factibles otros logros. Gracias a Bessemer se pudo ver buques de acero mayores, mejores y más baratos, puentes, mayores ferrocarriles, rascacielos, etc. Es decir todo lo que caracterizó al siglo XIX como impulsor del siglo XX.

Experimentó con la fusión de metales a través del uso de un horno solar de 305 centímetros de diámetro, construido con muchos espejos planos diminutos.

Referencias[editar]

  • Henry Bessemer F.R.S An Autobiography (1989) ISBN 090146249732215
  • Aden B. Meinel, Marjorie Petit Meinel. 1982. [Aplicaciones de la Energía Solar] "Applied solar energy: an introduction." Publicado por Reverté, S.A. Barcelona, España.

Enlaces externos[editar]