Hendrik Cornelisz. Vroom

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Combate naval frente a una costa rocosa, óleo sobre tabla, 37 x 58 cm, Madrid, Museo del Prado.

Hendrik Cornelisz. Vroom (Haarlem, ca. 1562 – 1640), fue un pintor barroco holandés, especializado en marinas, género del que fue iniciador en los Países Bajos septentrionales.

Tras viajar por los Países Bajos, hacia 1585 embarcó en Róterdam con destino a España. Tras pasar por Sevilla viajó a Italia; visitó Livorno y Florencia antes de llegar a Roma, donde trabajó para el cardenal Fernando I de Médici y recibió lecciones de Paul Bril. Con él viajó a través de Italia para conocer Venecia, Milán y Turín. Aquí conoció a Jan Kraek de quien fue alumno según Karel van Mander, que escribió una biografía fabulada del pintor, convertido en héroe de aventuras. En torno a 1587 pasó a Francia. De Marsella viajó a Aix-en-Provence, Lyon, París y Rouen. De allí a Haarlem donde se encontraba de regreso el 28 de diciembre de 1589 y contrajo matrimonio. Dos años después viajó a Danzig con su esposa para visitar a su tío, el arquitecto Fredrik Hendriks Vroom, quien le instruyó en perspectiva y, según Karel van Mander, pintó un retablo para los jesuitas. Antes de finalizar el año se encontraba de nuevo en Haarlem, aunque por poco tiempo, pues en 1592 se ausentó de nuevo brevemente para viajar a Londres.[1]

Establecido definitivamente en Haarlem en 1592, se consolidó como pintor de marinas y proporcionó diseños para tapices. Además recibió en su taller como aprendices a Aert Anthonisz., Nicolaes de Kemp y Jan Porcellis, pintores marinistas y continuadores de su estilo, como sus dos hijos, Cornelis Hendriksz. Vroom y Frederik.[1]

Las marinas de Vroom se caracterizan por la ordenación del color en dos bandas, oscura la del primer término, creando el efecto de un mar agitado, e intensamente iluminada en la lejanía, donde se funden la desdibujada línea de costa y el cielo. En contraste, las naves, frecuentemente de guerra, se pintan con detallismo.[2] Por otro lado, el punto de vista elevado de sus primeras obras, con el efecto de visión panorámica, acabó sustituyéndolo en obras más avanzadas por horizontes más bajos, con un punto de vista más natural.

Notas[editar]

  1. a b RKD
  2. Combate naval frente a una costa rocosa, ficha en la Galería online del Museo del Prado.

Enlaces externos[editar]