Hematoma epidural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hematoma epidural
Epidural hematoma.png
Hematoma Epidural no traumático en una mujer joven. El área gris en la parte superior externa es el hematoma, causando desviación de la línea media y compresión ventricular.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 I62, S06.4
CIE-9 432
DiseasesDB 4353
MedlinePlus 001412
eMedicine emerg/2898
MeSH D006407
Sinónimos
Hemorragia extradural
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

Un hematoma epidural es una acumulación de sangre que ocurre entre la duramadre que es la capa que rodea al sistema nervioso central y el cráneo.[1] Debido a que la duramadre también recubre a la médula espinal, un sangrado epidural puede también presentarse en la columna. En la mayoría de los casos se deben a traumas físicos y produce un aumento en la presión intracraneal e incluso puede verse reflejado en desviación de la línea media de las estructuras cerebrales, y puede llegar a ser mortal, por lo tanto, un hematoma epidural es una emergencia médica.[2] En la imagen por tomografía suele observarse una imagen biconvexa, a diferencia del hematoma subdural que muestra una imagen concava en su cara interna.

Etiología[editar]

Aproximadamente entre 15 y 20% de los pacientes con hematomas epidurales mueren como consecuencia del trauma.[3] En la mayoría de los casos, la hemorragia proviene de una ruptura de la arteria meníngea media que discurre por fuera de la duramadre. Tiende a tener una elevada asociación con fracturas del hueso temporal.

Cuando la sangre se acumula con rapidez se produce compresión cerebral y herniación transtentorial. En otros casos la sangre se acumula en cuestión de horas produciendo somnolencia, coma y muerte.[4]


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [MedlinePlus] (julio de 2006). «Hemorragia extradural» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 2 de octubre de 2008.
  2. Mishra A, Mohanty S (2001). «Contre-coup extradural haematoma : A short report». Neurology India 49 (94). http://www.neurologyindia.com/article.asp?issn=0028-3886;año=2001;volumen=49;número=1;spage=94;epage=5;aulast=Mishra. 
  3. Sanders MJ and McKenna K. 2001. Mosby’s Paramedic Textbook, 2nd revised Ed. Chapter 22, "Head and Facial Trauma." Mosby.
  4. Manual Merck de Información Médica para el Hogar (2005-2008). «Traumatismos» (en español). Consultado el 2 de octubre de 2008. «En un adulto, los síntomas de un hematoma epidural pueden ser una pérdida inicial del conocimiento, recuperación posterior del mismo (intervalo lúcido) y finalmente un nuevo empeoramiento de los síntomas de presión sobre el cerebro, como somnolencia y pérdida de la sensibilidad o de la fuerza. Sin embargo, en un niño pequeño, no se presenta el intervalo lúcido sino más bien una pérdida gradual de conocimiento que se desarrolla en minutos u horas, debido al incremento de la presión en el cerebro.».