Helen Bickham

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Helen Bickham en la apertura del Valle de Bravo, México

Helen Bickham es una artista mexicana, de Eurasia, su padre americano y su madre ucraniana. Ella nació en Harbin. Manchuria, es la ciudad más grande y capital de la provincia de Heilongjiang, en la antes República Popular China. Su familia se mudó a los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Ella comenzó a dibujar a la edad de seis años. Su primera exposición fue en 1963, pero Helen considera personalmente 1975, el inicio de su carrera como profesional. Vivió en Europa por un tiempo, pero se estableció en México en 1962, después de hacer una visita turística y enamorarse del país. Ha realizado setenta exposiciones individuales, participó en más de 300 colectivas y ha sido miembro del Salón de la Plástica Mexicana desde 1997. Su obra es figurativa, por lo general usa una o más figuras en uno o más paisajes, se describe como introspectiva, con el objto de transmitir un sentimiento o estado de ánimo en lugar de una persona u objeto.

Vida[editar]

Helen Bickham nació el 9 de junio de 1935 en Harbin, Manchuria, provincia de Heilonngjiang, en el momento de la ocupación japonesa. Su madre, Nadezna Ivanofnof Rachoak, era de una familia ucraniana / asiana mixta y su abuelo materno trabajó para el ferrocarril Transiberiano.[1] [2] Su padre, Howard Montgomery, fue un oficial estadounidense de la Marina de los EE.UU., murió en la Segunda Guerra Mundial, cuando Helen Bickham sólo tenía ocho años. Antes de su muerte, su madre y ella salieron de China rumbo a los Estados Unidos, ellas llegan justo antes del ataque a Pearl Harbor.[2] [3]

Helen Bickham creció en diversas partes de los Estados Unidos, como hija única.[4] [2] Ella y su madre tuvieron momentos difíciles y dificultad para adaptarse a la vida en los Estados Unidos. Su madre no hablaba inglés, tuvo que trabajar en trabajos humildes como la costura y que aceres domésticos, socializar con otros refugiados euroasiáticas que hablaban ruso.[2] [3] Ella estaba sola en casa mucho tiempo cuando era niña, porque su madre tenía que trabajar, Helen B. pasaba la mayor parte de su tiempo en la lectura y el dibujo.[5] [2] [6] Atrapada entre 2 culturas, como niña, a menudo se encuentra a sí misma como un observador solitario, dibujar lo que veía desde los seis años. Ella recuerda que cuando los niño, a menudo le pedían que dibujara cosas por ellos, tales como la imagen de una "momia", "doctor”, etc. Si ellos no se especificaban, que tipo de persona o oficio tenía que dibujar, dibujaba imágenes sin ropa, como muñecas de papel, para añadir más tarde, la ropa que deberían de llevar, pero esto le causó escándalo a una de las madres, llamándola "degenerada".[4] Su madre no estaba de acuerdo que su hija dibujara o se dedicara al arte. Sin embargo, Helen recibe cierto apoyo de la escuela.[7] Mientras estaba en la escuela primaria en Virginia, tuvo permiso de salir de clase para dibujar murales que iban a estar en los pasillos, por lo general con temas como la acción de gracias, realizados sobre papel de estraza.[2]

Bickham trabajando en una de sus obras en su estudio

Ella era un persona muy inquisitiva, no se conformaba con las respuestas que su familia y la iglesia le daban.[2] Aunque su madre y su padrastro creían que la universidad era apropiada para mujeres, se las arreglo para obtener una beca y entrar en la Universidad de California en Berkeley. Las clases que tomo no las tomo por gusto sino simplemente porque alguien decía que eran las más difíciles. Se especializo en la civilización Americana debido a que era una inmigrante y quería entender las ideas que trajeron los primeros pobladores Europeos.[2] [8] No se especializo en arte aunque tomo una materia, Apreciación del Arte. En esta materia había un trabajo, de crear una acuarela, su determinación causo que el profesor la llamara una artista.[7] También le pidieron visitar un museo en San Francisco, ella no le gustaba la idea pero fue de mala gana, pero al ver la primera obra original de Édouard Manet, quedo asombrada y regreso a casa feliz a mostrarle el boleto de admisión a su profesor.[7] [9] Ella contrajo matrimonio por primera vez a finales de los 50’s tuvo a su primer hijo Geoffrey justo antes de que se mudaran a Europa.[10] [3]

Cuando vivió en Florencia, Italia, tuvo una señora de servicio que era pintora.[9] Helen también tuvo varias oportunidades de ver obras originales de artistas famosos y reconocidos, pasando mucho tiempo en museos por toda Europa en los museos de Italia, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica. Ella se regresó a Estados Unidos donde nació su segundo hijo Brett.[3] Ella vivió en las afueras de Indianápolis, pintando paisajes y bodegones. Ella conoció al pintor Bill Majors, él vio las acuarelas de Helen, al ver como pintaba, usando técnicas de oleos, le compro un juego de oleos.[9] En 1962, viajo a México por seis semanas de vacaciones. Durante su estancia en México, una de sus amigas de Indiana metió tres de sus pintoras a un concurso. Estas fueron elegidas para entrar en un grupo de 600; las tres obras ganaron premio.[8] [5]

En su estancia en México, se enamoró del país e instantáneamente decidió quedarse permanentemente, queriendo ofrecerles una experiencia bi-cultural a sus hijos.[3] [10] Ella considera a México su casa porque a pesar que vivió en Estados Unidos y Europa, en México es donde más tiempo ha vivido.[11] Cuando decidió vivir en México era madre soltera con un hijo enfermo que necesitaba cuidados de tiempo completo.[12] Helen no fue una extranjera privilegiada, sin embargo trabajo dando clases de inglés.[8] [13] Inicialmente vivió en un pequeño pueblo llamado San Lorenzo Acopilco, ubicado en el Municipio de Cuajimalpa de Morelos. Fue difícil para ella debido a que la zona era muy pobre, pero le otorgo el silencio y la paz que necesitaba. Más tarde se mudó a la Ciudad de México por el servicio médico que su hijo necesitaba. Ahí se dedicó a maestra de inglés en “THE GARSIDE SCHOOL” y el Instituto Politécnico Nacional en Zacatenco.[3]

Durante esos años Helen continuó pintando, pero cambió de pintar paisajes a pintar personas debido a que quedó impresionada con las personas que conoció en el país.[5]

La mayor parte de su vida, nunca consideró convertirse en una pintora profesional. Era una hobby, un pasatiempo y una pasión, una manera de expresar sus más íntimos sentimientos.[4] [5] De 1962 a 1975 ella estuvo ocupada criando a sus hijos y dando clases de inglés. Sin embargo, debido a que ella no tenía mucho capital, asistía a exhibiciones en su tiempo libre, conociendo a muchos artistas quienes después de verla varias veces la invitaron a sus casas. Ella renunció en el IPN cuando le negaron el permiso que pidió para ir a Europa por un año para llevar a sus hijos.[9] En Inglaterra ella represento a México presentando una carta de un reconocido curador Fernando Gamboa para el agregado cultural en la embajada de México en Londres. Helen más tarde fue invitada a exponer en el país como una artista Mexicana.[7] Ella continuó exhibiendo con éxito, tras regresar a México se convirtió en pintora de tiempo completo.[9]

Hoy en día Helen vive en la Colonia Roma en la Cuidad de México. Su departamento tiene grandes ventanas desde las cuales se puede ver la Plaza de las Cibeles con su magnífica fuente, en su departamento se provee de una excelente luz natural. Sus pinturas cubren la mayor parte de sus paredes excepto las de su cuarto debido a que por las noches las bajaba y se ponía a retocarlas, Helen pinta por las mañanas después de levantarse, ya sea al lado de su ventana o en el techo del edificio en el que vive.[2] [9]

Físicamente tiene un apariencia frágil pero sus ojos han sido descritos como alegres, usualmente se transporta en bicicleta por toda la ciudad.[14] [5] [15] Ella dice que tiene un gran amor para dos cosas, las personas y la naturaleza.[1] Ella puede recordar durante muchos años lugares y/o personas que la impresionan.[10] Helen ha viajado a una gran parte del mundo y ella cree que existen emociones universales que nos hacen humanos. También cree que es posible un mundo multicultural y multiétnico donde las personas pueden vivir en paz.[14] [10] Ella sigue muy unida a México diciendo que la gente tiene una humanidad impresionante en ellos, son capases de sonreír y ser amables con otros incluso cuando tienen problemas económicos severos.[1] Esto ha sido una influencia en su arte, incluso en una exposición entera en la UNAM nombrada “México a través del pincel de Helen Bickham” para demonstrar sus impresiones de México.[16]

Carrera[editar]

View of studio/apt in Colonia Roma

Su primera exposición pasó en 1963, pero dice que su carrera realmente empezó en 1975 porque pudo dedicarse a la pintura completamente, sin hacer otro trabajo.[9] [17] Desde entonces, tiene más de setenta exposiciones individuales y participa en más de 300 colectivas, en ciudades en México como la Ciudad de México, Monterrey, [[Acapulco) y Puerto Vallarta, también en el extranjero en los Estados Unidos, Inglaterra, Escocia, Suiza, Argentina, y Canadá.[2] [8]

Sus exposiciones notables incluyen las de la Arts Association of the State of Indiana (1963), Galería May Brooks en la Ciudad de México (1965), Foreign Friends en Acapulco (1970), Thomas V. Robinson Galleries en Houston (1978) Pacific Design Center en Los Angeles (1980), Hotel Ritz-Carlton en Boston (1982), Howard Coron Collection en New York (1985), Zum Blauen Gallery en Winterthur, Suiza (1989), Galería de Arte Misrachi en la Ciudad de México (1995), Universidad Autónoma Metropolitana Casa de la Primera Impresora (1996), Museo de la Ciudad de Querétaro en Santiago de Querétaro (2003), Museo Ex Convento del Carmen en Guadalajara (2006), Galería Hecaro en la Ciudad de México (2007) y el Forum en Xalapa (2010).[18] [19]

Sus obras más notables son En el Jardín del Desierto, En su Mente, Hacia el Abismo, Llegando al Fin del Día, Cuatro Puntos y un serie de pintura con el título de Cacería en el Norte.[18]

Aparece en un libro sobre el arte Mexicano contemporáneo de la Universidad de Texas, publicado en los años 60.[8] Es aceptada como miembro del Salón de la Plástica Mexicana en 1997 y actualmente es miembro del Consejo.[20]

Estilo[editar]

Paintings at the Valle de Bravo exhibit in 2012

Bickham trabaja con varios técnicas como son la acuarela, oleo, tinta, litografía, grabado y repujado. Generalmente crea obras de formatos medios y grandes con bases de tela, aglomerado y cartón (museum board).[1] [6] [21] Pero también experimenta con medios mixtos como dibujos sobre wash y técnica mixta de pinta, dibujo y repujado, un ejemplo es Palomas, que contiene palomas repujadas, que huyen de las manos de una mujer dibujado en una manera clásica o académica.[22] [23] Inicia y borra elementos de sus obras hasta estar satisfecha con la imagen. Dice que todas sus obras son "UN PROCESO" mientras están en sus manos, por esta razón no pone fechas en las obras.[7]

Sus imágenes se enfocan en la gente común, las que ve en su vida cotidiana. Dice que tienen menos reservaciones sobre sus emociones.[5] Su arte es figurativo pero no son fotográficos, prefiere capturar un sentimiento que el sujeto.[2] [15] Sus obras de sus primeros años en México se enfocaron en imágenes muy características del país, como músicos en la calle, mujeres humildes inclinadas, ya sea lavando ropa en lavadero o en el metate moliendo maíz, hombre recolectando la basura, gente en mercados tradicionales, campesinos, etc.[24] Las figures en su obra más reciente plasma a personas de aspecto genérico occidentales, pudiendo ser estas de cualquier parte, en lugar de la clásica imagen que representa a mexicanos, pero los paisajes si son de México. Se compara sus obras con las de Diego Rivera, Rafael Coronel y Marysole Wörner Baz.[23] [24]

El enfoque de sus obras no es representar personas o paisajes, es la introspección.[22] Las figuras son anónimas, compuesta de varios elementos. Aparecen en primer plano y otros elementos en planos segundarios, generalmente un o dos paisajes.[1] Las figuras en una obra puede ser un hombre o una mujer solos, una pareja o grupo de chico, de personas que hacen cosas cotidianas como trabajar, jugar o solo existir. El escenario es común con nada diferente, pero muchas veces hay algo sobre las posiciones y/o expresiones de las figuras humanas que indica tensión. Helen indica que su meta es expresar las emociones interiores que tienen la personas cuando hacen cosas ordinarias.[21] Describe sus obras como "Una ventana para mirar un instante de su vida" (inglés: "window on an instant").[6] Un ejemplo es en “El Jardín del Desierto”, tiene un hombre y una mujer al lado, pero separados por un maguey grande, indicando que no se pueden relacionarse.[11] En esta obra, como muchas otras, las figuras miran directamente al espectador, como si quisieran empezar una conversación.[24] Sus obras son narrativas aunque la historia puede ser obscura. Generalmente, las historias se tratan de las relaciones, el aislamiento, la introspección y la readaptación.[11] Dice que la meta de muchas obras es mostrar travesía, física o espiritual, representando el desarrollo personal.[1]

Sus inspiraciones surgen de la observación de la gente común, una mirada o movimiento puede destacar y decide ella que puede atraer al mundo.[1] Encuentra este tipo de inspiración en varios partes de México, tanto como en Escocia y Nueva York.[1] [13] Sus obras reflejan sus ideas filosóficas que se derivan de sus experiencias de la vida como viajes, encuentros personales, etc.[4] Retrata expresiones universales, que no necesitan referencias culturales.[7] Dijo que "La emoción humana cruza todas las fronteras del mundo". La condición humana me interesa. Todos nosotros experimentamos muchas dificultades.[2]

Porque las relaciones humana se cambian, experimenta condípticos y trípticos para que se puede arreglar los dos o tres pinturas en varios arreglos. Todaviá coinciden, pero en manera diferente.[11]

Creó algunas obras relacionadas a los eventos mundials como la Guerra de Bosnia,El levantamiento en Chiapas y los Femenicidios en Ciudad Juárez pero cree que los espectadores deben interpretar sus imagenes. Nunca retrata la violencia porque cree que no es fundamental a la naturaleza humana, la violencia es aberración.[1] [2] [7]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i Merry Mac Masters (19 de mayo de 1993). «El aparador de Helen Bickham en la estación Zócalo del Metro» (en Español). Ciudad de México: El Nacional. 
  2. a b c d e f g h i j k l m Kristen Smith (11 de julio de 1996). «Artist captures universals on Canvas». Ciudad de México: El Universal. p. 5. 
  3. a b c d e f Helen Krauze (December 17, 1971). «Helen Bickham». Ciudad de México: Novedades. p. 16. 
  4. a b c d Katania Castañeda (9 de Abril de1996). «From Any Point of View». Ciudad de México: Mexico City Times. p. 16. 
  5. a b c d e f Helen Krauze (21 de octubre de 1974). «Revelación: Helen Bickham». Ciudad de México: Excelsior.  Parámetro desconocido |Idioma= ignorado (se sugiere |idioma=) (ayuda); Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  6. a b c Andrea Herrera Gonzalez (25 de mayo de 1995). «Helen Bickham, abre una ventana al color y al sentimiento en su obra plástica». Cuidad México: Novedades.  Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  7. a b c d e f g Ernesto Lozano (18 de Julio del 2010). «Cuerpos y momentos mágicos de Bickham». Ciudad de México: La Razón.  Parámetro desconocido |paginas= ignorado (se sugiere |páginas=) (ayuda)
  8. a b c d e Leonor Donodo (4 de octubre de 1971). «Helen Bickham, el arte y la comunicación humana». Ciudad de México: El Día.  Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  9. a b c d e f g Merry Mac Masters (16 de abril de 1996). «Pintar siempre fue algo que hice para mí misma: Bickham». Ciudad de México: La Jornada. 
  10. a b c d «Sobre los Senderos obra plástica de Helen Bickham». Universidad Autónoma Metropolitana. 1 de abril de 1996. 
  11. a b c d John Shown (16 de junio de 1995). «Postmodernizing Forests, Rivers and Relationships». Ciudad de México: The News.  Texto «idioma: ingles » ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  12. Speech given at Gallerie for Opening of Art Exhibit of Artist Helen Bickham. Galerie zum blauen Schild Winterthur Switzerland. 26 Septiembre de 1985. 
  13. a b Helen Bickham. 28. London: Arts Review. April 3, 1976. 
  14. a b Celia Sanchez Flores (Julio 11, 1996). «Muestra Plástica “Nuestras Raíces” Obra de la Artista Helen Bickham». Tlaxcala, México: El Sol de Tlaxcala.  Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  15. a b «Helen Bickham, pintora autodidactica con gran dominio en el manejo del color». Tlaxcala, México: Síntesis. 12 de julio de 1996.  Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  16. México a través del pincel de Helen Bickham. 2. Ciudad de México: UNAM. June 4, 1984.  p. 11. 
  17. Tras el tiempo Pinturas y dibujos de Helen Bickham. Ex Convento del Carmen, Guadalajara. 2 de abril de 2006. 
  18. a b «Sobre los senderos [Over the paths]» (en Spanish). La Semanario de UAM (Mexico City: Universidad Autónoma Metropolitana) 11 (24):  pp. 10–11. April 8, 1996. ISSN 405-177X. 
  19. THelen Bickham Oleos y Dibujo. El Departamento del Distrito Federal. 2 de enero de 1995. 
  20. «Miembros del Salón» (en spanish). Mexico City: Salón de la Plástica Mexicana. Consultado el 1 de septiembre de 2012.
  21. a b Robert F. Challen (May 26, 1993). «Helen Bickham Finds Some Cultural Space». The News (Mexico City). p. 24. 
  22. a b Silvia Gillardon (November 18, 1982). «Laughing eyes in front of stingy pictures». Zürichbeiter (Zurich). 
  23. a b Eduard Gage (February 23, 1976). «Drawings seen as an end in themselves». Scotsman (Edinburgh). 
  24. a b c Jorge J. Crespo de la Serna (September 25, 1974). «The Magical Realism of Helen Bickham». Novedades (Mexico City).