Hastein

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Hastein (también Hasting, o Haesten, Hæsten, Hæstenn o Hæsting [1] y apodado Alsting [2] ) (c. 853) fue un notable caudillo vikingo del siglo IX que lideró muchas incursiones de saqueo y pillaje en Europa. Dudo de Saint-Quentin lo describió como «cruel, rudo, destructor, pendenciero, salvaje, feroz, lujurioso, criminal, portador de muerte, arrogante, impío y todo lo que acompañe».

Poco se sabe de los primeros años de Hastein, descrito como un danés en la crónica anglosajona, a menudo emparentado como hijo de Ragnar Lodbrok.[3] El primer registro que se tiene constancia de su persona es el ataque vikingo al Imperio Franco, ocupando Noirmoutier en el año 843[4] y en el curso del Loira otra vez en el 859 precediendo su gran incursión en el Mediterráneo.

Península Ibérica y el Mediterráneo[editar]

Una de las más famosas incursiones de Hastein fue en el Mediterráneo[5] entre el 859 y 862, junto a su hermano Björn Ragnarsson, hijo y heredero de Ragnar Lodbrok con una flota de 62 naves. La primera expedición no resultó como se esperaba ya que fue derrotado por los astures y más tarde por los musulmanes del Califato de Córdoba en Niebla en el 859. Siguió el saqueo de Algeciras con mejor éxito, donde quemaron la mezquita y devastaron Mazimma en el Califato de la Dinastía Idrísida en la costa norte africana, seguido de otras incursiones contra los Omeyas en Orihuela, Islas Baleares y el Rosellón.

Hastein y Björn invernaron en Camargue, en la desembocadura del Rin, antes de arrasar Narbona, Nîmes y Arlés, para luego dirigirse al norte a Valence, antes de fijar su atención hacia Italia. A partir de ahí comenzaron las incursiones hacia el interior, llegando a la ciudad de Luni (que creían era Roma en aquel tiempo), pero fue incapaz de traspasar sus murallas. Para garantizar la entrada enviaron emisarios al obispo con la falsa información que Björn había muerto, había hecho conversión de Fe en su lecho de muerte, y su último deseo era ser enterrado en tierra consagrada junto a la iglesia. Consiguió de esa forma entrar en la capilla en su propio ataúd con una pequeña guardia de honor, sorprendiendo a los clérigos italianos consternados al ver saltando de su ataúd al caudillo vikingo y facilitando su camino hacia las puertas de ciudad, que él abrió, dejando entrar a su ejército mercenario.[6] La flota posiblemente llegó a atacar algunos puestos avanzados del Imperio bizantino.

A su regreso al Loira, hicieron una escala en el norte de África donde compraron bastantes esclavos (conocidos por los vikingos como «blámenn», los hombres azules, muy posiblemente tuaregs) que vendieron posteriormente en Irlanda. De regreso a casa, Hastein y Björn fueron derrotados por una flota sarracena a su paso por el estrecho de Gibraltar donde perdió cuarenta naves, pero todavía le quedaron fuerzas para arrasar Pamplona antes de regresar a Escandinavia con veinte naves.

Loira y Sena[editar]

Asentado en Bretaña, Hastein se alió con Salomón I de Bretaña contra los francos del imperio carolingio en el año 866, y como parte del ejército vikingo-bretón mató a Roberto el Fuerte en la batalla de Brissarthe.[7] En el año 867 devastó Bourges y un año más tarde Orléans. Hubo paz desde entonces hasta la primavera de 872 cuando la flota vikinga ascendió por el río Maine y conquistaron Angers, que siguió un asedio del rey franco Carlos el Calvo que desembocó en un tratado de paz en octubre de 873.

Hastein permaneció en el curso del Loira hasta 882, cuando fue expulsado definitivamente por el rey Carlos; su ejército se trasladó al norte del Sena y allí se mantuvo hasta que los francos sitiaron París y su territorio en la Picardía se vio amenazado. En este punto Hastein fue uno de los muchos vikingos que comenzaron a mirar a Inglaterra como una fuente de riqueza y nuevo objetivo de pillajes.[8]

El ejército de Hastein en Inglaterra[editar]

Hastein cruzó a Inglaterra desde Boulogne en 892 encabezando una de sus dos grandes compañías. Su ejército, el menor de los dos, llegó con ochenta naves y ocuparon la villa de Milton Regis, mientras sus aliados cercaron Appledore ambas en Kent con 250 naves.[9] Alfredo el Grande posició su ejército sajón entre ellos para evitar su unificación, y como resultado obtuvo unos términos de acuerdo favorable al bautismo cristiano de Hastein y sus dos hijos, y abandonar Kent por Essex. La sección más grande del ejército intentó reunificarse tras atacar Hampshire y Berkshire a finales de 893, pero fue vencido en Farnham por Eduardo el Viejo, hijo de Alfredo. Los supervivientes finalmente alcanzaron al ejército de Hastein en la Isla de Mersea, después de que un ejército aliado de sajones y del Reino de Mercia fracasaron en el desalojo de su fortaleza en Thorney.

El resultado fue Hastein comandando un formidable ejército y ocupando un campo fortificado (o burh) en Benfleet, Essex,[10] donde unió los hombres y barcos de Appledore y Milton.

Durante una incursión en Mercia, la mayor parte de su ejército estaba lejos y la guarnición fue derrotada por la milicia sajona de Wessex occidental capturando la fortificación, las naves, el botín recaudado, mujeres y niños. Fue un golpe decisivo para Hastein, que había perdido a su esposa e hijos en Benfleet,[11] pero retomó sus fuerzas combinadas en una nueva fortificación en Shoebury al norte de Essex,[12] y recibió refuerzos de los daneses de East Anglia y de los escandinavos de Jorvik. Recuperó a sus hijos cuando Alfredo el Grande y Etelredo I le apadrinaron en su bautismo cristiano a principios de 893.

Más tarde, Hastein lanzó a sus hombres en una vengativa expedición a lo largo del valle del Támesis y surcando el río Severn. Fue acechado en todo momento por Etelredo de Mercia y una alianza de los ejércitos de Mercia y sajones occidentales, reforzado por un contingente de guerreros procedente de los reinos galeses. Eventualmente el ejército vikingo se encontró atrapado en la isla de Buttingham cerca de Welshpool, pero lucharon por su liberación durante semanas, perdiendo muchos hombres, y regresando a su fortaleza en Shoebury. A finales del verano de 893, los hombres de Hastein emprendieron otra vez su camino. Primero trasladaron sabiamente su botín, mujeres y barcos a East Anglia, y tras obtener refuerzos marcharon hacia Chester para ocupar las ruinas de la fortaleza romana. La fortaleza hubiera sido una base perfecta para sus incursiones en el norte de Mercia, pero sus habitantes tomaron una drástica decisión aplicando la medida de tierra quemada destruyendo cosechas y matando al ganado en el lugar para privar de suministros a los daneses y echarles del territorio.

En otoño, el asediado ejército abandonó Chester y se desplazó al sur de Gales, devastando todo a su paso, los reinos de Brycheiniog, Gwent y Glywysing[13] hasta el verano de 894 cuando regresaron por Northumbria, las tierras medias danesas de los cinco burgos de Danelaw, y East Anglia para sentarse de nuevo en la fortaleza de la isla de Mersea. En otoño de 894, el ejército desplazó su flota por el Támesis hasta una nueva fortaleza en el río Lea. En el verano de 895 Alfredo llegó con el ejército sajón occidental y obstruye el curso del río Lea. Los daneses abandonan el emplazamiento y envían a sus mujeres a East Anglia iniciando una gran marcha por Midlands hasta llegar a otro emplazamiento junto al Severn (actualmente Bridgnorth), perseguidos por fuerzas hostiles durante todo el camino. Permanecen allí hasta la primavera de 896 cuando el ejército finalmente se dispersa y reparte entre East Anglia, Northumbria y el Sena.

Legado[editar]

Hastein desaparece de los registros históricos en el 896 por entonces un hombre anciano pues años atrás cuando llegó a Inglaterra ya fue descrito como lujurioso y terrible viejo guerrero del Loira y el Somme,[14] Hastein ha sido uno de los más notables vikingos de todos los tiempos, con múltiples expediciones e incursiones a docena de ciudades y reinos en Europa y Norte de África.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. PASE Index of Persons. The Prosopography of Anglo-Saxon England Database Project (2005): Hæsten 1 Revisaod el 19 de enero de 2008.
  2. Jones, Aled (2003). Transactions of the Royal Historical Society: Sixth Series Cambridge University Press ISBN 05-218-3076-1 p. 24
  3. Roots Web: Primeros Reyes Daneses Revisado el 20 de enero de 2008.
  4. Michel Dillange. Les Comtes de Poitou Ducs d'Aquitaine (778-1204). La Crèche : Geste éditions, 1995. ISBN 2-910919-09-9, pág. 54.
  5. Haywood, John (1995). The Penguin Historical Atlas of the Viking Penguin Books ISBN 0-14-051328-0 p58-59
  6. J. Brøndsted (1965), The Vikings, Baltimore, Maryland, p. 59–60.
  7. Kendrick T.D (1930). A History of the Vikings New York Charles Scribner's Sons
  8. Jones, Aled (2003). Transactions of the Royal Historical Society: Sixth Series Cambridge University Press ISBN 05-218-3076-1 p. 24
  9. Stenton, F. M. (1971). Anglo-Saxon England Third Edition Oxford: Oxford University Press ISBN 978-0-19-280139-5
  10. Stenton, F. M. (1971). Anglo-Saxon England Third Edition Oxford: Oxford University Press ISBN 978-0-19-280139-5
  11. Walker, Ian W (2000). Mercia and the Making of England Sutton ISBN 0-7509-2131-5
  12. Stenton, F. M. (1971). Anglo-Saxon England Third Edition Oxford: Oxford University Press ISBN 978-0-19-280139-5
  13. Stenton, F. M. (1971). Anglo-Saxon England Third Edition Oxford: Oxford University Press ISBN 978-0-19-280139-5
  14. Stenton, F. M. (1971). Anglo-Saxon England Third Edition Oxford: Oxford University Press ISBN 978-0-19-280139-5

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]