Harina P.A.N.

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Harina PAN»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Es una marca venezolana de harina de maíz recocida, de color blanco, con la cual se elaboran las tradicionales Arepas, las cuales son también conocidas como el “Pan Venezolano”.

Harina P.A.N.
PARA LAS MÁS SUAVES Y DELICIOSAS AREPAS
Empreasas polar logo.PNG
Tipo Privada
Fundación 10 de diciembre de 1960
Sede Bandera de Venezuela Caracas, Distrito Capital, Venezuela.
Filiales Alimentos Polar, C.A.
Cervecería Polar, C.A.
Pepsi-Cola Venezuela, C.A.
Sitio web Empresas Polar
[editar datos en Wikidata ]

Historia[editar]

Para finales de los años cincuenta, en Venezuela, se observa el fenómeno de las migraciones del campo a las ciudades, el cual se inició cuatro décadas atrás y se había mantenido en el tiempo, debido al desarrollo de la industria petrolera nacional. De esta manera, la sociedad venezolana continuaba evolucionando y adecuándose a nuevos estilos de vida en las ciudades, donde exigencias obligaban a la gente a mantenerse más tiempo fuera de sus hogares. Dado lo anterior, muchos hábitos y costumbres comenzaron a cambiar e incluso a desaparecer, como fue el caso del uso del pilón y el molino como instrumentos para la obtención de la masa de maíz, de la cual se preparaban los distintos platos típicos como las arepas, las hallacas, las empanadas, entre otros.

Muchas de las actividades cotidianas que eran realizadas en el hogar, principalmente por las mujeres, ahora requerirían de acordes con los nuevos estilos de vida de las personas. Así por ejemplo, el largo y tedioso proceso para la obtención de la masa de maíz para las arepas debía simplificarse, o de lo contrario, ocurriría lo que efectivamente ocurrió: el consumo de la arepa comenzó a disminuir significativamente durante las décadas de los 40 y 50.

Ante esta realidad, surge una necesidad general de encontrar un medio rápido y accesible para disponer de las tradicionales arepas y demás platos a base de maíz, en todas las ocasiones de consumo donde fuera requerido. Es en este momento cuando Juan Lorenzo Mendoza Quintero, junto a algunos de sus colaboradores de la época, “comprendieron lo que los consumidores estaban buscando, eliminar lo largo y duro del proceso de obtención de una masa adecuada para hacer las arepas y poder fácil, rápida y económicamente elaborarlas en casa”.

La idea: Origen de la Harina P.A.N.[editar]

El origen de la Harina P.A.N. provino, según el Maestro Carlos Roubicek, del uso de las hojuelas de maíz empleadas en la producción de Cervecería Polar, “Juan tenía la idea de elaborar una harina para hacer arepas con las hojuelas de maíz que utilizábamos en la industria cervecera. Me reuní con algunos fabricantes de arepas - en areperas - que existían en el país y éstos consideraban que nuestro proyecto era muy complicado. Pensé que si cambiábamos la molienda y las humedades del “corn flakes”, podríamos obtener una harina precocida que no daría tanto trabajo al ama de casa. Llamé por teléfono a un técnico de Remavenca (creada en 1954 para el procesamiento y obtención de la hojuela de maíz para la cerveza), para que preparara una muestra y obtuvimos lo que queríamos”

La creación de la harina precocida de maíz a partir de la molienda de hojuelas se logró luego de un sin fin de pruebas y experimentos llevadas a cabo por un equipo de emprendedores y técnicos, hasta obtener la fórmula ideal de harina que posteriormente llevaría la marca P.A.N. Como afirma, Gerhard Wittl, se llevaron a cabo varias pruebas hasta obtener el primer resultado después de tres o cuatro meses y sucesivamente, se fue mejorando cada vez más. “La necesidad hace la invención, y allí salió la idea de mi padre (Juan Lorenzo Mendoza Quintero) y del maestro Roubicek, que trabajaban muy juntos en la dirección técnica realizando ensayos. Así nació Harina P.A.N.”

Para el momento algunos trabajadores y técnicos de la empresa llevaron parte del producto a sus familiares para conocer también su reacción. “Marko Markoff, Martín Van den Berg, Antonio Rado, Klaus Uhlig y Karl Eggers, también partícipes del proyecto, demostraron la harina a familiares, empleados de la empresa y amigos. Observaron que la aceptación era la esperada y constataron la versatilidad del producto, que permitía la elaboración de otras comidas tradicionales presentes únicamente en la memoria del venezolano. Es así como en 1960, sale al mercado Harina P.A.N.”.

Todos estos protagonistas, fueron colaboradores de los visionarios emprendedores Lorenzo Mendoza Fleury y su hijo Juan Lorenzo Mendoza Quintero, y pasaron por largas horas de trabajo y pruebas hasta que lograron desarrollar prototipos de harinas. Éstas debían tener un desempeño funcional apropiado para elaborar las masas requeridas para preparar las arepas y otras comidas a base de maíz. Como afirma Juan Lorenzo Mendoza Pacheco “fue mi papá (Juan Lorenzo Mendoza Quintero) el apasionado impulsador del proyecto y desde el punto de vista técnico estaba el maestro Roubicek” Según algunos relatos, el maestro Carlos Roubicek llegó a comentar entre sus colegas y amigos que él creía que el logro alcanzado con ese desarrollo “fue suerte, intuición, una idea: fue una revolución. Así nació Harina P.A.N.”. Ante los avances de tan innovadora idea, el maestro Carlos Roubicek se reunió nuevamente con varios fabricantes independientes de arepas - en areperas - para intercambiar opiniones, realizar consultas y someter a la prueba de éstos, el nuevo producto.

La harina de maíz se obtenía al pasar la semilla desgerminada por un molino, un cernidor para molienda, una envasadora, finalizando con el llenado manual en las respectivas bolsas de celofán. La gran preocupación que tuvieron estos emprendedores desde el principio era lograr una harina estandarizada, homogénea y de consumo masivo. Para esto último, fue requerido el apalancamiento en el robusto sistema comercial que para la época tenía disponible Cervecería Polar. De esta forma, en primera instancia, Harina P.A.N. pasaría a ser un producto con potencial de distribución a nivel nacional, pero requeriría ahora ser dado a conocer como el sustituto perfecto que reemplazaría al metate, pilón y molino.

Según recuerda Alfredo Guinand Baldó, “Juan Lorenzo fue uno de los que más entusiasmo le puso a esta idea de la harina precocida. Fue su principal impulsor, porque él decía que “era la manera de preservar el consumo de arepa en Venezuela (…) Un consumo que ya se estaba extinguiendo por el gran trabajo que da hacer arepas en forma casera (…)

“Harina P.A.N., fue una innovación tecnológica afortunada, la respuesta a la necesidad de aquel mercado que permitió el regreso triunfal de la arepa como infaltable en la mesa nacional y origen de la historia de la actual agroindustria nacional de la harina precocida de maíz”.

Los Inicios de Harina P.A.N.[editar]

Se lanza una gran campaña publicitaria en la que se utilizó el slogan "¡Se acabó La Piladera! ", debido a la dificultad que presentaba hacer arepas del modo convencional, lo que implicaba la limpieza, pilado, cocción, molienda y amasado del maíz, todo esto, aunado a las exigencias de la nueva vida urbana, desencadenó la disminución de su consumo y casi ocasiona su desaparición.

La creatividad, innovación y espíritu emprendedor de Lorenzo Mendoza Fleury, Juan Lorenzo Mendoza Quintero y el maestro cervecero Carlos Roubicek, comercializaron un producto que simplificó los procesos manuales de tratamiento del maíz y disminuyó significativamente los tiempos de preparación de la masa para hacer las arepas.

Este desarrollo industrial se convirtió en una nueva categoría alimentaria en el sector de consumo masivo en Venezuela y devolvió este alimento a la mesa criolla gracias a que garantizaba las mismas características de color, sabor y aroma de las arepas que habían consumido los venezolanos desde la época de la colonia.

El primer día de venta de Harina de maíz precocida "P.A.N.", el 10 de diciembre de 1960, se registraron ventas por 5.280 kilos y durante el primer mes se despacharon 50 mil kilos. A partir de entonces, miles de mujeres entrenadas por la compañía salieron a enseñar a las amas de casa como preparar las arepas con harina de maíz precocida, y éstas, a su vez, se encargaron de pasar de generación en generación la forma más fácil de hacer arepas. A raíz de esto, la imagen principal de los empaques de "Harina de maíz precocida P.A.N" es una mujer con un turbante blanco con puntos rojos y vestida con un traje típico venezolano, muy parecidas a las que se encargaron de enseñar y dar a conocer la "Harina de maíz precocida P.A.N.", distinto a la imagen de modernidad que ofrecía la conocida actriz América Alonso en el comercial de televisión. Para el año 1961, se vendía más de 1 millón de kilos mensuales, lo que significó un aumento extraordinario y una clara señal de la aceptación del producto por parte de los consumidores.

La Patente[editar]

Mientras estuviera vigente la patente, ninguna otra empresa podía hacer harina de maíz precocida a menos que Empresas Polar les diera el permiso. La patente del Ing. Caballero Mejías se venció en 1974 y por tanto no puede ser vendida pero otras empresas también pudieron implementar el proceso industrial; de allí surgieron Harina Juana, La Lucha, Venezuela, Promasa (Colombia), etc. En otras palabras, hoy cualquiera puede usar el procedimiento industrial inventado por Mejías para hacer harina de maíz precocida. Lo que no pueden es llamarla "Harina P.A.N.", porque es una marca registrada.

Evolución del Producto[editar]

Ya para 1989, el consumo per cápita de maíz en Venezuela era de 40,5 kg, es decir, el más alto de la década (casi 10% sobre el promedio de consumo del período).

Los años ‘90 representan la época de la renovación de la marca pues se realizaron los primeros ajustes significativos a la imagen gráfica del empaque. El nuevo diseño estilizó las letras del logo P.A.N., agrandó el logo azul y la mazorca e incorporó la cinta roja y un medallón con el mensaje “PARA LAS MÁS SUAVES Y DELICIOSAS AREPAS”. En 1993, fue enriquecida con vitaminas y minerales (tiamina, niacina, riboflavina, vitamina A y hierro). En 1997 Empresas Polar adquiere en Colombia la empresa Promasa, y se mantiene la comercialización de sus marcas Harina P.A.N. y Promasa en el territorio colombiano. En el 2002 cambia el empaque de papel a Polipropileno Biorientado (BOPP).

En junio de 2010, a pesar del control de precios sobre las harinas precocidas, la empresa optimiza y mejora varios procesos de producción que permitieran aumentar la capacidad de las plantas en las ciudades de Turmero y Chivacoa a más de 46 millones de kilos mensuales de Harina P.A.N.

La marca "Harina P.A.N." fue vendida en septiembre de 2011 a la corporación canadiense Deutsche Transnational Trustee Corporation Inc. (DTTI).

Curiosidades[editar]

  • En Venezuela se utiliza para la elaboración de otros platos típicos de su gastronomía como la hallaca, los bollos y la típica polenta italiana.
  • Desde el momento del lanzamiento de la marca se ha logrado mantener como la más vendida hasta hoy y la mayor recordada por los consumidores.[1]
  • El 23 de marzo de 2011 se otorgó el récord Guinness a la confección de la arepa más grande del mundo por parte de Empresas Polar, en Caracas, Venezuela, utilizando para su elaboración la Harina de Maíz Precocida Harina P.A.N. en el marco de la celebración de los 50 años de la marca y los 70 años de Empresas Polar. La arepa en cuestión requirió de 230 kg de harina, sal, aceite y agua para lograr una mezcla de 683 kg y obtener como resultado 493,2 kg de arepa perfectamente cocida y lista para comer luego de 50 minutos de cocción. El récord fue ratificado por el adjudicador oficial de Guinness, Ralph Hannah, quien saboreó la arepa e hizo oficial la nueva marca.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]