Xilema

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hadroma»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Sección transversal esquemática de una hoja, el xilema está conformado por los círculos rojos de la figura 8.

El xilema (del griego clásico ξυλον, "madera"), también es conocido como leña, el cual se lo reconoce como un tejido vegetal lignificado de conducción que transporta líquidos de una parte a otra de las plantas vasculares. Transporta agua, sales minerales y otros nutrientes desde la raíz hasta las hojas de las plantas. La sustancia transportada se denomina savia bruta. Junto con el floema, forma una red continua que se extiende a lo largo de todo el organismo de la planta.

Consiste de varios tipos de células tubulares, caracterizadas por la presencia de una pared celular secundaria y la desaparición de los protoplastos durante el desarrollo.

Elementos del xilema[editar]

Los elementos conductores del xilema son las traqueidas, cuyas puntas semejan a la punta de una aguja hipodérmica y están perforadas con punteaduras. Son unicelulares, con pared secundaria lignificada y lumen celular. Poseen como función primaria la conducción, y como función secundaria el sostén.

En angiospermas[editar]

Las traqueidas también se encuentran en algunas Angiospermas primitivas (próximas a las Gimnospermas), aunque lo normal en este grupo es la presencia de vasos o tráqueas; además de fibras xilemáticas, cuya función es sostén; y parénquima xilemático o del leño, el cual está formado por células alargadas, con pared primaria celulósica, y cuya principal función es reserva de sustancias.

Xilema primario[editar]

El xilema primario está constituido por dos elementos xilemáticos:

  • Protoxilema: durante la ontogenia del xilema primario el primer tejido conductor que se diferencia es el protoxilema, que madura en órganos en crecimiento y está sometido a tensiones, por lo cual sus vasos son anillados o espiralados, engrosamientos que le permiten adaptarse al crecimiento.
  • Metaxilema: se encuentra cuando aún la planta es joven y está en crecimiento, pero maduran cuando el cuerpo vegetal completó su alargamiento. No necesita adaptarse al crecimiento, generalmente lo integran vasos escalariformes, reticulados y punteados.

Los vasos del metaxilema son de mayor diámetro que los del protoxilema.

Xilema secundario[editar]

El xilema secundario proviene del cambium, y se compone de:

  • Elementos conductores: tráqueas (vasos), cuyos elementos de la tráquea quedan unidos mediante perforaciones en sus paredes basales; y traqueidas, tubos cuyas células son parecidas a los elementos de las tráqueas, pero se superponen sin perforaciones de las paredes celulares basales.
  • Elementos no conductores: siendo el parénquima axial y radiomedular, y las fibras esclerenquimáticas (fibras del xilema).

Función principal[editar]

El xilema se encarga de trasladar la savia desde la raíz hacia la parte proximal de la planta; ésta es la llamada savia bruta, que se compone en su mayor parte de agua e iones inorgánicos, aunque algunos compuestos orgánicos pueden estar presentes. La energía para este transporte no la proporcionan los mismos elementos traquearios, que en el tejido desarrollado están de hecho muertos, sino por dos fenómenos físicos:

  • la ósmosis, que desplaza hacia arriba el agua acumulada en la raíz gracias a la diferencia en potencial soluble del tejido radical y la humedad del suelo; al absorber agua, la raíz impulsa hacia arriba parte de la misma. Este fenómeno, sin embargo, no basta para llevarla hasta las hojas, y su intensidad varía enormemente entre especies; en Vitis riparia alcanza los 145 kPa, mientras que en Celastrus orbiculatus es de virtualmente cero;[1]
  • la succión, que se produce porque el agua que se encuentra en las paredes celulares e interior de las células del mesófilo de la hoja de la parte aérea de la planta, pasa al estado de vapor y se pierde a la atmósfera. De este modo disminuye el potencial agua de estos tejidos respecto a los vecinos, generando un gradiente de potencial agua que hace posible el movimiento del agua entre los tejidos. Estos a sus vez toman agua de paredes vecinas y así sucesivamente hasta los vasos xilemáticos de la hoja. La pérdida de agua del xiléma crea una fuerza tensil en la columna de agua contenida en el xilema. Debido a las fuerzas de cohesión entre las moléculas de agua, esa tensión (presión negativa) se transmite en el continuum de la masa líquida del xilema hasta llegar al xilema de la raíz. De esta forma disminuye el potencial agua en el xilema de la raíz creando un gradiente que posibilita que el agua se mueva desde el suelo al xilema de la raiz y de allí a las hojas y finalmente a la atmósfera.

El xilema se presenta en tres formas principales como:

En las etapas de transición de las plantas que experimentan crecimiento secundario, las dos primeras formas pueden presentarse simultáneamente, aunque en la mayoría de los casos los haces vasculares contienen sólo xilema primario.

Referencias[editar]

  • Valla, Juan J. (2007). Botánica. Morfología de las plantas superiores. (1a ed. 20a reimp. edición). Buenos Aires: Hemisferio sur. p. 352. ISBN 950-504-378-3. 

Enlaces externos[editar]