Hídrox

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Hídrox, es una mezcla de gases, hidrógeno y oxígeno, que se usa como gas de respiración en el buceo a gran profundidad. Permite que los buzos desciendan cientos de metros.[1] [2] [3]

El hidrógeno es el gas más ligero (dos veces más ligero que el helio) pero todavía tiene un potencial narcótico.[2] [3]


Historia[editar]

Aunque el primer uso informado del hidrógeno parece ser por Antoine Lavoisier (1743-1794), quien hizo que los cobayas lo respiraran, los primeros usos de este gas en el buceo usualmente se atribuyen a ensayos clínicos por el ingeniero sueco, Arne Zetterström en 1945.[3]

Zetterström demostró que el hidrógeno se podía utilizar perfectamente hasta grandes profundidades. Tristemente, después de un fallo en usar el equipo de superficie, murió durante un buceo de demostración. El estudio del hidrógeno no se continuó hasta algunos años más tarde, primero por la Armada de los Estados Unidos, y después por la Compagnie Maritime d'Expertises (COMEX), que desarrollaron procedimientos que permitieron buceos de entre 500 y 700 m de profundidad, mientras se respiraban mezclas de gas basadas en hidrógeno, llamado hídrox (hidrógeno-oxígeno) o hidreliox (hidrógeno-helio-oxígeno).[1] [4]

Uso[editar]

Se puede usar el hídrox para combatir el síndome nervioso de alta presión (SNAP), que ocurre a menudo durante buceos muy profundos.[5]

Estos estudios tuvieron mucho éxito con un buceo simulado a 701 m, por Theo Mavrostomos el 20 de noviembre de 1990 en Toulon, durante los experimentos de COMEX en las cámaras de descompresión de Hydra X. Este buceo lo hizo "el buzo más profundo en el mundo".[6]

Descompresión bioquímica[editar]

La Armada de los Estados Unidos ha evaluado el uso de flora bacteriana para acelerar la descompresión del buceo con hídrox.[7] [8] [9]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Fife, W. P. (1979). «The use of Non-Explosive mixtures of hydrogen and oxygen for diving». Texas A&M University Sea Grant TAMU-SG-79-201. 
  2. a b Brauer RW (ed). (1985). «Hydrogen as a Diving Gas.». 33rd Undersea and Hyperbaric Medical Society Workshop. (Undersea and Hyperbaric Medical Society) (UHMS Publication Number 69(WS-HYD)3-1-87):  pp. 336 pages. http://archive.rubicon-foundation.org/4862. 
  3. a b c Ornhagen H (1984). «Hydrogen-Oxygen (Hydrox) breathing at 1.3 MPa.». National Defence Research Institute FOA Rapport C58015-H1. ISSN 0347-7665. 
  4. Rostain, J. C.; M. C. Gardette-Chauffour; C. Lemaire; R. Naquet. (1988). «Effects of a H2-He-O2 mixture on the HPNS up to 450 msw.». Undersea Biomed. Res. 15 (4):  pp. 257–70. ISSN 0093-5387. OCLC 2068005. PMID 3212843. http://archive.rubicon-foundation.org/2487. 
  5. Hunger Jr, W. L.; P. B. Bennett. (1974). «The causes, mechanisms and prevention of the high pressure nervous syndrome». Undersea Biomed. Res. 1 (1):  pp. 1–28. ISSN 0093-5387. OCLC 2068005. PMID 4619860. http://archive.rubicon-foundation.org/2661. 
  6. Lafay V, Barthelemy P, Comet B, Frances Y, Jammes Y (March 1995). «ECG changes during the experimental human dive HYDRA 10 (71 atm/7,200 kPa)». Undersea Hyperb Med 22 (1):  pp. 51–60. PMID 7742710. http://archive.rubicon-foundation.org/2203. 
  7. Ball R (2001). «Biochemical decompression of hydrogen by naturally occurring bacterial flora in pigs: what are the implications for human hydrogen diving?». Undersea Hyperb Med 28 (2):  pp. 55–6. PMID 11908695. http://archive.rubicon-foundation.org/2421. 
  8. Kayar SR, Fahlman A (2001). «Decompression sickness risk reduced by native intestinal flora in pigs after H2 dives». Undersea Hyperb Med 28 (2):  pp. 89–97. PMID 11908700. http://archive.rubicon-foundation.org/2373. 
  9. Fahlman, A (2000). «On the Physiology of Hydrogen Diving and Its Implication for Hydrogen Biochemical Decompression.». PhD Thesis. Carleton University, Ottawa, ON, Canada.. http://archive.rubicon-foundation.org/6579. 

Enlaces externos[editar]