Héctor De Benedictis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Héctor De Benedictis
Hector De Benedictis.jpg
Pichi
Datos generales
Nombre real Héctor De Benedictis
Nacimiento 1 de enero de 1955 (59 años)
ciudad de Rosario,
provincia de Santa Fe,
República Argentina
Ocupación compositor fotógrafo músico
Información artística
Otros nombres Pichi
Género(s) música, fotografía, arte
Instrumento(s) guitarra
piano
acordeón
corno francés
Artistas relacionados Juan Carlos Baglietto, Jorge Fandermole, Trova Rosarina, Fito Páez, Rubén Goldín, Adrián Abonizio, Lalo de los Santos, Silvina Garré.
Web
Sitio web www.pichidebenedictis.com.ar

Héctor Pichi de Benedictis (Rosario, 1 de enero de 1955) es un músico, fotógrafo, gestor cultural y periodista argentino.

…en la vida he explorado distintas artes. Empecé con el teatro, el cine, la poesía. Luego decanté en la música y la fotografía, en donde me afinqué

Héctor De Benedictis

Héctor De Benedictis dice que se hizo profesional del canto desde muy chico: «Un tío mío tenía un bar en La Paz y San Martín, y solía pedirme que me suba a una mesa a cantar. La paga ofrecida era una gaseosa llamada Riky, un misterioso brebaje de color verde que me encantaba». Esto es sólo una gota pequeñísima de la catarata de hitos que caen del currículum de este músico, periodista y gestor cultural; un nombre, mejor dicho un apodo –Pichi– que suena en esta ciudad,en los lugares donde se produce esa entidad intangible llamada cultura, desde hace bastante más de tres décadas. En síntesis, para referirnos a lo que ha hecho el señor De Benedictis en su vida hace falta una Wikipedia exclusiva para él.

Andrés Conti, revista UnaMano, n.º 63[1]

De Benedictis y la música[editar]

Fundamentalmente músico, De Benedictis cuenta con una larga y sinuosa carrera como artista múltiple que lo ha llevado desde el escenario mayor de Cosquín hasta la organización de una sibarítica sociedad, de las giras con la Trova Rosarina al staff de una revista de informática, de la fundación de un foro de funcionarios culturales del Cono Sur a la creación de la Editorial Municipal.

Fernanda Gonzáles, periodista del diario Página/12

Los primeros grupos musicales que integró De Benedictis fueron experiencias realizadas mientras cursaba el colegio secundario. Su primera presentación artística se produjo en 1972 y, desde entonces, su carrera como músico se prolonga hasta la actualidad. En aquel año formó el dúo Nubes junto a David Leiva y en 1973 dio forma a Llanto del Padre Sol, junto a Richard Grassi y Daniel Torreiro

Con algo más de experiencia y pretensiones artísticas acumuladas, en 1974 nació Objetivos Comunes, un grupo que llevaría el germen de las futuras realizaciones de Pichi De Benedictis. En esa agrupación tocó junto a Charly Pagura, Alberto Callaci, Irene Cervera, Maru Gayol, Rafael Bielsa y Melvin Moore, entre otros que pasaron por ella. Fue uno de los creadores de Amader en 1973 y en 1975 integró el Núcleo de Canto Popular Rosario. Esos dos momentos de su vida anunciaron su futuro protagonismo en la vida cultural de la ciudad de Rosario. El afán de concretar proyectos colectivos comenzó a urgirlo en los primeros años de los años setenta y es una inquietud que conserva en la actualidad. Su actividad profesional continuó con la creación del dúo Canto Simple, junto a la cantante Ethel Koffman. Tras protagonizar una serie de presentaciones en escenarios de Rosario, Córdoba y Catamarca, entre otras ciudades, en 1978, el dúo obtuvo el premio del Festival pre-Cosquín en su categoría, y el premio Revelación del mismo festival.

Fuera de foco
Soy uno de los que está ahí
En la foto
Demasiado inquieto como para estar en foco
No sé cuál
Pero estoy
Soy
El que fue signado por el acordeón de Nazareno.
El terco que insiste en escribir con luz.
El que subvierten los hipócritas y los caretas.
El Salieri de todos.
El enigma de sí mismo.
El crédulo. El suspicaz.
El hijo imperfecto de Hilda y Nardo.
El padre enajenado, el amigo ausente.
Soy uno de los que está ahí,
En la foto,
Fuera de foco.
El que tocó con don Alfredo aquella milonga fugaz en México
El fantasma del área.
El peor cornista de la camada.
El que lee los mensajes ocultos en el vino.
El que corría al águila de papel en la quinta de mandarinas.
El que no quiere ser el que los otros quieren que sea,
pero no puede ser el que quiere ser.
Soy uno de los que está ahí
en la foto
fuera de foco.
El inmaduro, el insensible, el vulnerable. El inasible.
Un memorioso al que no le cicatrizan los setenta.
El más optimista de los pesimistas.
El que mandaron a una guerra que no fue, el degradado.
El maestro rural de música.
El más transa de los socios del Bitter Club.
El que alguna vez se calmó, pero no sintió nada.
Soy uno de los que está ahí
No sé cuál
Pero ahí estoy
Fuera de foco
Sin merecer el brindis de los blasfemos
Ni las plegarias de los piadosos
Sordo a los cantos de las sirenas que llaman al olvido
y atento al bullicio de los negros grillos de las tinieblas.
Que el tiempo siga su curso como los océanos y las golondrinas.
Que nada sea lo que no deba, o sí.
Que todo se mueva.
Que brille lo que deba brillar.
Mientras yo sigo ahí
Oculto y encandilado por la luz que hace de cada uno, uno.
En la foto
Cómodo y escondido de mí mismo
Fuera de foco
Héctor De Benedictis

En 1979, De Benedictis integró el trío Acalanto junto a Irene Cervera y Charly Pagura, con quienes realizó una gira latinoamericana que incluyó actuaciones en Uruguay, Costa Rica, Ecuador y México. En este último país el grupo grabó su primer disco de larga duración para el sello Pentagrama. A su regreso a la Argentina, el grupo se transformó en quinteto y quedó formado por De Benedictis, Charly Pagura, Patricia Larguía, Luis Giavón y Alberto Callaci.

Paralelamente a sus actuaciones con Acalanto, De Benedictis siguió sumándose a los movimientos artísticos. Fue parte de los núcleos fundacionales de Amader y Canto Popular Rosario, en 1977 creó, junto a otros músicos, Espectáculos del Juglar, una productora de actividades musicales independiente, y en 1979 integró El Altillo ―agrupación que tenía como objetivo la producción de espectáculos y la representación de artistas rosarinos―. También integró el movimiento de músicos popularmente conocido como la Trova Rosarina que logró trascendencia nacional tras ser conocido en Buenos Aires luego del éxito obtenido por Juan Carlos Baglietto en 1982. Algunos de los integrantes de la Trova Rosarina fueron Fito Páez, Jorge Fandermole, Rubén Goldín, Adrián Abonizio, Lalo de los Santos y Silvina Garré.

Entre otros reconocimientos, en 1991 su música creada para la película La balada de la primera novia obtuvo «mención del jurado a la mejor música original» en el Concurso Nacional de Cine Independiente de Cipolletti. En 2009, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile incluyó su canción «La censura no existe» entre las 40 canciones emblemáticas del periodo de lucha contra la dictadura militar chilena (1973-1990).

Compuso música para teatro, danzas, publicidad, artes visuales, video y cine de paso reducido.

Obras de teatro y títeres llevan la música de Héctor De Benedictis, como La mandrágora (1996), La divina tragedia (1996), New spider cabaret (1997), El patito feo (1998), El pintor de la utopía (1998), Cinthia Scoth (1998), Tenedores (1999), El organito (2000), Per urimau (2000), Zapatones (2005), Sonus (2009), entre las más relevantes. En 2004, su disco El tortelín y el canelón fue postulado para el Premio Gardel en la categoría «Disco infantil».[2] En video y cine, De Benedictis musicalizó Entre al mundo… (de Alejandro Lamas, 1973), Padre e hijo (de Orlando Benedetto, 1981), Extraña casa (de Hugo Heinzman-Jorge Vidoletti, 1983), Peripecias de un radiólogo (de Orlando Benedetto, 1983), Los comensales (Armentano- Mandrini-Grau, 1987), Todo en orden (de Ernesto Figge, 1988), Tierra dura (Cuatroscientas Líneas, 1996), y Cachilo, el poeta de los muros (de Mario Piazza, 1999, entre otras. También creó y dirigió la obra de teatro-danza Danza de los camalotes (1987), para bailarines y actores basada en una investigación sobre mitos, leyendas, supersticiones e imaginaciones populares, que fue coreografiada por Marta Subiela e interpretada por el grupo de danza contemporánea La Troupe y los actores Rodolfo Pacheco y José Luis Jaimes.

En 2009, tras un paréntesis en sus presentaciones artísticas, De Benedictis hizo conocer un disco triple solista que denominó Fuera de foco. La obra incluyó «Agua», «Estudios sobre la monotonía y su relación con los cuerpos ingrávidos» y «Piezas para circos y glorietas». La particularidad de esta creación radica en que está compuesta por tres discos, con estilos claramente diferenciados, en los que el artista asumió diferentes personalidades para componer e interpretar sus obras.[3] Ha realizado actuaciones en distintas ciudades de Argentina, Uruguay, Brasil, Costa Rica, Colombia, Bolivia y Ecuador.

Discografía[editar]

Sus canciones han sido grabadas o ejecutadas por Juan Carlos Baglietto, Leo Maslíah, Los Trovadores, Jorge Fandermole, Luis Pescetti, Santiago Feliú, Enrique Llopis, Felo, Julio Lacarra, Ethel Koffman, Marcela Passadore, entre otros.

  • Acalanto, disco del grupo homónimo grabado en México, Discos Pentagrama, 1981.
  • Acalanto II, Buenos Aires, Ediciones Alfa Centauro, 1982 (inédito).
  • Un globo al viento, infantil, Ediciones Alfa Centauro, 1983.
  • Como enfrentando cenizas, disco del grupo Acalanto, CBS, 1984.
  • Desconcierto, Acalanto, sello Redondel, 1988.
  • Danza de los camalotes, Reedición, solista, sello Perro Andaluz (Uruguay), 2006.
  • Danza de los camalotes, Reedición, solista, sello Perro Andaluz (Uruguay), 2006.
  • Danza de los camalotes, solista, 1987.
  • El tortelín y el canelón, Reedición. Sello Perro Andaluz (Uruguay), 2003.
  • El tortelín y el canelón, Reedición, sello EPSA (Argentina), 2004.
  • El tortelín y el canelón, Orfeo (Uruguay), 1989.
  • El tortelín y el canelón, Leo Maslíah-Héctor De Benedictis, infantil, sello El Chancho Records (Argentina),
  • Prueba de Artista», solista, Sello Alternauta, 1996.
  • Fuera de Foco», tríptico, solista, sello Blue Art (Argentina), 2009. Incluye los discos:
    • Agua
    • Estudios sobre la monotonía y su relación con los cuerpos ingrávidos y
    • Piezas para circos y glorietas.

De Benedictis y la fotografía[editar]

«Postal 1», fotografía de la serie Las Vacaciones de Clara. Clara y Pichi De Benedictis (2011).
«Fuera de foco», fotografía.
«Postal 2», fotografía de la serie Las Vacaciones de Clara. Clara y Pichi De Benedictis (2011).
«Lo urgente generalmente atenta contra lo necesario»», fotografía de la serie Sobre la Chinitud. Pichi De Benedictis (2012).
«Sobre la naturaleza cercana», fotografía de la serie Sobre la Fugacidad. Pichi De Benedictis (2011).
«Libro rojo», fotografía de la serie Sobre la Chinitud. Pichi De Benedictis (2012).
«Sobre la incertidumbre», fotografía de la serie Sobre la Fugacidad. Pichi De Benedictis (2011).
«El descanso», fotografía de la serie Las Vacaciones de Clara. Clara y Pichi De Benedictis (2011).

Soy uno de los que está ahí, en la foto. Demasiado inquieto como para estar en foco.

Héctor De Benedictis

Su inquietud por la fotografía viene desde su infancia. Tras algunos años dónde realizó experiencias con la pintura y la xilografía que influencian su obra actual, pero recién comienza con sus trabajos en el género en los años 80, produciendo fotos para discos y medios de comunicación. En el año 2010 realiza su primer muestra y desde ese momento no ha dejado de exponer en distintos espacios de la Argentina.

De Benedictis trabaja con el placer de la contemplación y deja su gesto en la imagen como lo haría un pintor. Coincide en esta búsqueda con Alfred Stieglitz quien fue uno de los reafirmar la posición de la fotografía, investigando la composición y las texturas como se hace en todas las disciplinas del arte. El artista pareciera manejar hábilmente lo que se llama “el punto ciego”, técnica cinematográfica referida a hacer la toma de una imagen, sugiriendo que el resto que queda afuera del encuadre, el resto del mundo, no pertenec a la inefable clama a la que hace alusión, la que vemos en la obra; es más, nos señala el caos restante con delicada amabilidad.
Su punto de vista es enigmático y consciente de tener al espectador en una espera interminable frente a esas imágenes que inquietan por lo que nos obligan a descubrir, aunque, por sí mismas respetan nuestro tiempo. El artista mismo es un espectador, que se obsesiona y nos busca una ubicación aparentemente privilegiada; nuestro ojo debe recorrer, leer, buscar.

María Santa Cecilia, artista y crítica de arte

En sus imágenes fotográficas, no es la luz la que escribe, sino la que cae sobre las cosas para mostrarlas y termina siendo el auténtico sujeto de la foto. Lo decisivo sigue siendo el gesto del artista, que deja el obturador abierto en exposición lenta y mueve la cámara de lado a lado para así borrar los detalles y revelar lo que importa: una cierta atmósfera, una cierta luminosidad. Sus obras reflejan su inquietud pictórica, plástica, y la cámara es una herramienta de ese deseo.

Beatriz Vignoli, crítica de arte, novelista, poeta y traductora

Algunas de las muestras que realizó[editar]

  • «Chinitud», instalación fotográfica con Silvia Armentano. Galería Cultura Pasajera, Rosario, 2012.
  • «Sobre la fugacidad», muestra individual en Galería Insight, Buenos Aires, diciembre de 2011.
  • Phos, galería de fotografía (inauguración). Muestra individual. Pilar (provincia de Buenos Aires), septiembre de 2010.
  • Arte BA, muestra colectiva, agosto de 2010, 2011 y 2012.
  • Participación en Expotrastiendas, Buenos Aires, Galería Cultura Pasajera.
  • Feria La Fugaz, Museo Castagnino, diciembre 2009.
  • «Paisajes revelados», muestra fotográfica en la galería Cultura Pasajera. Rosario, mayo de 2009.
  • ''Inauguración de la muestra "Sobre la fugacidad.[4] 26571.html?device=desktop «Sobre la fugacidad», artículo en el sitio web Vía Rosario.</ref>[5]
  • «Samara, Sonali y los otros», fotografías 2014, Pilar (Buenos Aires), Posadas (Misiones), Rosario (Santa Fe) 2014.

http://www.sololideres.com/contenidos/2014/07/29/Editorial_1290.php http://www.viarosario.com/arte-y-dise%C3%B1o/samara-sonali-y-los-otros-fotograf%C3%ADas-de-pichi-de-benedictis

De Benedictis y la labor docente[editar]

La docencia siempre fue una de sus pasiones ejerciéndola en diferentes niveles. Durante 10 años fue profesor de música en el jardín de infantes Los Principitos ―de la Escuela Integral de Físherton (de Rosario)―, y desde el año 1987 como profesor de música para la escena en la Escuela Provincial de Teatro y Títeres de esa ciudad en las carreras de Dirección Teatral, Actor y Profesor de Títeres.

Proyectó y fundó la Escuela de Músicos de Rosario, espacio dedicado a la transmisión y sistematización de la música popular. En la misma tuvo a su cargo los cursos de Información Profesional, Iniciación Musical Expresiva y Guitarra.

Su labor educativa y cultural sumada a la pasión por la música lo impulsan durante los años noventa proyectar y fundar otros espacios educativos: Escuela Municipal de Expresión Musical de Carlos Pellegrini, Escuela de Expresión Musical del Club Atlético San Jorge en la ciudad homónima y la Escuela de Música de Royal House.

Durante más de diez años fue coordinador del convenio de intercambio y asistencia docente entre la Escuela Nacional de Teatro, el Centro de Expresiones Contemporáneas, la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario y el Centro Cultural Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires.

En 1983, junto al músico uruguayo Luis Trochón, De Benedictis conformó el grupo coordinador de los talleres latinoamericanos de música popular, encuentros que se realizarían durante cinco años consecutivos en Montevideo (Uruguay), Rosario (Argentina), Río de Janeiro (Brasil), Sucre (Bolivia) y Bogotá (Colombia). En 1984 creó junto a otros músicos el taller argentino de música popular que tuvo sedes en Rosario, Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe.

De Benedictis y la función pública[editar]

Qué mejor que un creativo para seguir impulsando acciones en la ciudad

Mónica Fein intendenta de Rosario

Políticamente independiente, De Benedictis ocupó distintos cargos en la función pública. Manteniendo la concepción de que los ciudadanos deben involucrase en la gestión del Estado fue parte de gobiernos de diferentes signos, quienes lo convocaron fundamentalmente para trabajar en áreas culturales. En este contexto sus cargos más destacados fueron el de Secretario de Cultura, Educación y Turismo de la Municipalidad de Rosario 1993-1995 y el de Secretario de Turismo y Presidente del Ente de Turismo (desde 2010) de la misma ciudad. Entre los años 2004 y 2011 fue director de Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC) de Rosario, espacio público que fundara en 1995. Allí desarrollo un modelo de gestión cooperativa entre el sector público y los artistas independientes, que generó actividades tan particulares como 45Db, un ciclo de música que al mismo tiempo era programa de televisión; o el CEC sale, creando una sala en un shopping para atraer nuevos públicos; o La fugaz, un feria de arte efímera que entre otras actividades tuvo una original subasta: con el fin de demostrar el valor del arte sobre el dinero se remataron billetes intervenidos por artistas argentinos consiguiendo que se llegara a multiplicar 420 veces el valor de moneda de los mismos.

En el año 2008 el municipio le encarga el diseño del proyecto Franja Joven (hoy Ciudad Joven), que buscaba reconvertir la zona central portuaria de la ciudad de Rosario en un multiespacio destinado a las economías creativas y el desarrollo de la juventud. Además, fue presidente del Comité Ejecutivo de la Fundación Parque de España, presidente de la Comisión Organizadora del Encuentro de Colectividades y fundador del Foro de Secretarios de Cultura Municipales del Cono Sur. Miembro de la junta coordinadora del Plan Estratégico Rosario Metropolitana 2010-2018. Asesor del Ministro de Educación de la Provincia de Santa Fe. 2000-2001.Asesor de la Comisión de Cultura del Honorable Concejo Municipal de Rosario, 1998-2003. Coordinador General de Museos, Escuelas y Organismos Estables de Música de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario (agosto de 1992 a junio de 1993). Coordinador de música de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario (febrero a agosto de 1992).

De Benedictis y las economías creativas[editar]

A comienzos del siglo XXI, De Benedictis comenzó a investigar y desarrollar sobre las economías creativas. Estos conocimientos fueron luego aplicados en el desarrollo de proyectos como la reconversión de los galpones portuarios de la ciudad de Rosario en espacio creativos y en el desarrollo del proyecto cultural del Barrio Verde Funes Norte.

Ha dictado cursos, conferencias, y coordinado talleres sobre el tema en Montevideo, Punta del Este y La Paz (Uruguay), Porto Alegre, Recife y San Pablo (Brasil), Bogotá (Colombia), Sucre (Bolivia), Asunción (Paraguay) y en Capital Federal, La Plata, Rosario, etc.

En 2010 ganó el concurso de la Organización de los Estados Iberoamericanos con su proyecto «Investigación en economías creativas», Barcelona, Bilbao, Vitoria y Madrid.[6]

Referencias[editar]

  1. Conti, Andrés: Entrevista a Pichi de Benedictis en la revista UnaMano.
  2. «Tortelín y canelón», reseña en el diario Página/12 del 21 de julio de 2003.
  3. «Fuera de foco», reseña en el diario Página/12 del 16 de mayo de 2009.
  4. «Sobre la fugacidad», artículo en el diario Página/12 del 30 de marzo de 2010.
  5. «Sobre la fugacidad», artículo en el sitio web Informate Digital.
  6. «Charla sobre economías creativas», video de Pichi de Benedictis en el sitio web Vimeo.

Enlaces externos[editar]

Videos[editar]

Entrevista realizada por Popono para Fuera de contexto [1]

Grabación realizada para especial de músicos rosarinos Canal Encuentro [2]

Juan Carlos Baglietto interpreta La censura no existe [3] [4]

Concierto del grupo Austria junto a Pichi De Benedictis marzo de 2011 en Rosario [5]

Recital Diciembre 2009 Participaron Rubén Goldin, Silvina Garré, Ethel Koffman y Pichi de Benedictis [6]

Robot Cebamates [7]

Navegar Pichi De Benedictis y Austria Museo Histórico Julio Marc [8]

A veces Pichi de Benedictis y Austria Museo Histórico Julio Marc [9]