Gutierre VI de Brienne

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gutierre VI de Brienne, por Justin-Marie Lequien, Galerie des batailles del Palacio de Versalles

Gutierre VI de Brienne (en alemán: Walter VI von Brienne, francés: Gautier VI de Brienne, holandés: Wouter VI van Brienne, italiano: Gualtieri VI di Brienne; Lecce, Italia 1302Poitiers, Francia 19 de septiembre de 1356) fue conde de Brienne, Conversano, y Lecce, y titular duque de Atenas. Gutierre era el hijo de Gutierre V, duque de Atenas, y Juana de Châtillon. Sucedió a su padre en 1311 como conde de Lecce y Conversano. Fue educado en la corte del rey Roberto I de Nápoles. Fue enviado por Carlos de Calabria a tomar posesión de Florencia el 17 de mayo de 1326. Reclamó el ducado de Atenas, apoyado por su suegro quien le concedió el título de "Vicario General de Romania". Después de desembarcar en Epiro en 1331, capturó la fortaleza de Vonitsa y la ciudad de Arta. Sin embargo, tuvo menos éxito contra los catalanes y regresó a Italia en 1332. Entró al servicio del partido popular en Florencia, fue elegido capitán de guerra y protector de la ciudad de por vida en 1342, pero fue expulsado el 26 de julio de 1343 después de que su tiránico comportamiento provocara disturbios. Entró al servicio del rey de Francia, fue nombrado Condestable de Francia por el rey Juan II el 9 de mayo de 1356, y murió en la batalla de Poitiers luchando contra los ingleses.

Biografía[editar]

Gutierre fue el hijo de Gutierre V, duque de Atenas, y Juana de Châtillon (muerta en 1354), hija de Gutierre V de Châtillon, conde de Porcien y condestable del rey Felipe IV de Francia. Como nieto de Hugo de Brienne (muerto en 1296), fue heredero de una extensa propiedad alrededor de todo el Mediterráneo. Después de la muerte de su padre en la batalla de Halmyros el 15 de marzo de 1311, Gutierre se convirtió en conde de Brienne, Lecce, Conversano, y duque de Atenas. Sin embargo, todo el ducado de Ateneas a excepción de Argos y Nauplia había sido invadida por la Compañía Catalana, y Gutierre pasó gran parte de su vida en una infructuosa lucha para recuperar la herencia de la familia de su abuela, hasta la década de 1340 cuando se trasladó a Italia y Francia y dejó que Argos y Nauplia fuera gobernada por guardianes.

El Ducado de Atenas no fue la primera derrota en su familia: el abuelo de Gutierre había sido rechazado de la sucesión de los reinos de Jerusalén y Chipre, y su tatara-tatara-abuelo había sido pretendiente del trono de Sicilia, como esposo de la hermana de Guillermo III de Sicilia. Habían recuperado apenas el Condado de Lecce, y todavía seguían reclamando el Principado de Tarento. Su madre Juana realizó una enérgica lucha contra los catalanes durante su minoría de edad, la cual, sin embargo, tuvo un pequeño efecto militar pero lo empobreció.


Para fortalecer su posición, Gutierre se involucro en un estratégico matrimonio con Margarita, la sobrina del rey Roberto de Nápoles e hija de Felipe I de Tarento con Tamar Angelina Comnena, en diciembre de 1325. En ese momento, Florencia solicitó el apoyo del rey Roberto en la protección de los intereses güelfos en Italia, y eligió a su hijo Carlos, duque de Calabria, como señor de Florencia por un período de diez años. La posición casi principesca de Gutierre VI en la corte angevina pronto le ganó el nombramiento como Vicario por Carlos de Calabria, un cargo que sólo ejerció durante unos meses en 1326.

En 1329, Gutierre obtuvo el apoyo de Roberto de Nápoles y el Papa Juan XXII, que declaró una cruzada para la recuperación de Atenas. Gutierre se embarcó hacia el Este en 1331, pero el precio por la ayuda de Roberto era reducir el Despotado de Epiro, como Vicario General del Imperio Latino. Ahí tomó Arta y obligó al déspota Juan Orsini a reconocer la soberanía de Nápoles. Sus intentos de recuperar Atenas y Beocia, sin embargo, se vieron frustrados por la alianza veneciana con los catalanes y fracaso de los catalanes a presentar batalla.

Su único hijo, Gutierre, murió de enfermedad durante la campaña, y regresó a Nápoles en 1332. También se ocupó de sus tierras en Francia, y fue lugarteniente del rey en Thiérache en 1339. Su esposa murió en 1340, y regresó a Italia en 1342, cuando la clase dominante florentina de ricos comerciantes lo llamaron para gobernar la ciudad. Desde 1339, Florencia había estado en las garras de una grave crisis económica provocada por enormes deudas inglesas con las casas de banca florentina, y por las astronómicas deudas públicas incurridas al tratar de obtener la cercana ciudad de Lucca de su señor veronés, Martino Della Scala.

La nobleza florentina miró a las potencias extranjeras para resolver los problemas financieros de la ciudad que parecían imposibles, y encontraron un aliado en Gutierre de Brienne. Aunque la clase gobernante invitó a Gutierre para gobernar durante un tiempo limitado, las clases bajas, que estaban hartos de la ineptitud de los predecesores de Gutierre, lo proclamaron inesperadamente señor de por vida.

Gutierre VI gobernó despóticamente, ignorando u oponiéndose directamente a los intereses de la misma clase mercantil que lo había llevado al poder. El "Duque de Atenas" impuso fuertes correctivos económicos sobre los florentinos, incluyendo el impuesto único estimo (impuesto a las ganancias), y el prestanze (aplazamientos de pago a la ciudad por préstamos forzados a los ciudadanos más ricos). Estas medidas enfurecieron tanto a los florentinos, y ayudaron a aliviar la crisis fiscal que se había estado cociendo durante años. Después de sólo diez meses, el gobierno de Gutierre de Brienne se vio interrumpida por una conspiración. Gutierre VI no sólo se vio obligado a dimitir de su cargo, sino que apenas escapó de Florencia con vida.

En 1344 se casó con Juana, hija de Raúl I de Brienne, Conde de Eu. Tuvieron dos hijas, Juana y Margarita, ambas de los cuales murieron jóvenes. Como no tenía hijos sobrevivientes, era evidente que su hermana heredaría el problema de sus bienes y reclamaciones. Fue nombrado Condestable de Francia en 1356 y en esa capacidad murió el 19 de septiembre 1356 en la batalla de Poitiers. Fue sucedido en sus títulos y pretensiones por su hermana Isabel y sus hijos. Como había dejado Grecia, el mayor de su sobrinos supervivientes Sohier de Enghien fue heredero del señorío de Argos y Nauplia. Cuando la herencia se dividió después de la muerte de Gutierre VI, el sexto hijo de Isabel Guido de Enghien recibió los pequeños remanentes de ese señorío griego.

Isabel III sobrevivió a su hermano y murió 1360. Su marido Gutierre d'Enghien había muerto en 1345. Por unos años, Isabel se convirtió en condesa de Lecce y Brienne, así como la titular duquesa de Atenas y otros títulos reclamados. Dado que su hijo mayor Gutierre había muerto antes de que Gutierre VI, su heredero fue su segundo hijo Sohier de Enghien.

Referencias[editar]

  • (R.P./N.S.) Adapted from Ingeborg, Walter. s.v. Brienne, Gualtieri di. vol. 14.
  • Dizionario biografico degli italiani, Roma: Istituto della Enciclopedia italiana, 1960. pp. 237–251; Schevill, Ferdinand.
  • The History of Florence from the Founding of the City through the Renaissance, New York: Harcourt Brace, 1936. pp. 217–225.