Gutasaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Gutasaga (también Gutasagan o Historia de los gotlandeses) es una saga que trata la historia de Gotland antes de la cristianización. Escrito alrededor del siglo XIII ha sobrevivido en un solo manuscrito, el Codex Holm. B 64, fechado en 1350, y conservado en la Biblioteca Real de Suecia de Estocolmo junto al Gutalagen, el códice legal de Gotland. Está escrito en gútnico antiguo un dialecto del nórdico antiguo.[1]

Un mito para el descubrimiento de Gotland[editar]

La saga se inicia con el descubrimiento de Gotland por un hombre llamado Þieluar (Tjalve). Þieluar es una figura mitológica que aparece dos veces en la Edda prosaica y una vez en Gutasagan. Gotland permanece bajo las aguas durante el día y emerge por las noches. Þieluar tiene un hijo Hafþi (Havdi) y con su esposa Vitastjerna tuvo tres hijos: Graip, Gaut y Gunfjaun, los ancestros de los godos (Gutans).

La saga explica que tras la muerte del padre, Gaut fue elegido jefe y dio el nombre a la isla y a sus habitantes. Ellos compartieron Gotland, donde Gaut mantuvo control sobre el centro, Graip en el norte y Gunnfjaun en el sur. Gotland fue dividida en tres partes, una división reflejada en la realidad como tres tredingar, concepto territorial que se mantuvo legalmente hasta 1747[2] y todavía permanece como división episcopal en la Iglesia sueca local, que hoy conserva su división en tres parroquias.[3]

Emigración hacia el Sur de Europa[editar]

La saga menciona una emigración, asociada a la migración histórica goda:

durante mucho tiempo, los descendientes de aquellos tres se multiplicaron tanto que la tierra no puedo mantenerlos a todos. Se hizo una criba y a uno de cada tres se le invitaba a marchar, permitiendo quedarse con las posesiones y llevarlas consigo, excepto la tierra. ... se dirigieron al río Dvina, camino de Rusia. Llegaron tan lejos hasta llegar a la tierra de los griegos. ... se asentaron, todavía viven allí, y todavía mantienen algo de nuestra lengua.

Que los Godos tuvieron que marchar hacia la tierra de los griegos es un argumento consistente con la mención de fuentes clásicas: Eusebio de Cesarea reportando que devastaron Macedonia, Grecia, Pontus y Asia en el año 263 d.C.

La emigración tendría lugar en el siglo I d.C., y la pérdida de contacto con su pátria se mantendría durante otros dos siglos; el comentario citado que los emigrantes todavía mantienen algo de nuestra lengua advierte obviamente cierta separación dialéctica. Los hechos probablemente se transmitieron oralmente durante casi un milenio antes de que el texto fuera escrito.

La mención del río Dvina también confirma que históricamente los Godos siguieron el río Vistula, pero durante la Edad vikinga el Dvina-Dniéper se vio favorecida como ruta de intercambio de los varegos hacia Grecia para los Gutar (o Gotar en Nórdico antiguo), y no es un hecho sorprendente que reemplazaran el Vistula en la tradición migratoria.[4]

Ingreso en el reino de Suecia[editar]

Gutasaga contiene bastantes referencias a las relaciones entre Gotland y Suecia, y afirma que siempre bajo mútuo acuerdo, resaltando deberes y obligaciones del rey de Suecia y el obispo en sus relaciones con Gotland. No existe solo un esfuerzo por escribir la historia de Gotland, también la afirmación de cierta independencia a Suecia.[5]

Se atribuye a Awair Strabain como el hombre que negoció el acuerdo de mutuo beneficio con el rey sueco, un hecho que tuvo lugar a finales del siglo IX, cuando Wulfstan de Hedeby anunció que la isla estaba sometida a los suecos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Anónimo (2011) Historia de los gotlandeses, (trad.) Mariano González Campo, Milán, IPOC

Enlaces externos[editar]