Gustavo I de Suecia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gustavo I de Suecia
Rey de Suecia
Gustav Vasa.jpg
Rey de Suecia
6 de Junio de 1523 - 29 de septiembre de 1560
Predecesor Cristián II
Sucesor Erik XIV
Información personal
Consorte

Catalina de Sajonia-Lauemburgo (1531-1535)
Margarita Eriksdotter (1536-1551)

Catalina Stenbock (1551-1560)
Descendencia
Casa real Casa de Vasa
Padre Erik Johansson
Madre Cecilia Månsdotter
Nacimiento 12 de mayo de 1496
Rydbo o Lindholmen
Fallecimiento 29 de septiembre de 1560
(64 años)
Estocolmo
Entierro Catedral de Upsala
Escudo de armas Vasa: Terciado en banda de Azur, Argén y Gules. Brochante sobre el todo, un Haz de Oro.

Gustavo I de Suecia, también llamado Gustavo Vasa (12 de mayo de 1496 - 29 de septiembre de 1560), Rey de Suecia desde 1523 hasta su muerte. En su tiempo fue llamado Gustavo Eriksson (hijo de Erik). El nombre de su familia, Vasa, no era empleado en esa época, sino hasta bien entrado el siglo XVII, cuando ese nombre fue creado, en referencia al escudo de armas de la familia. Sus padres fueron Erik Johansson y Cecilia Månsdotter.

En 1526 envió a Johannes Magnus y un séquito para pedir la mano de la princesa Eduviges Jagellón, hija del rey Segismundo I Jagellón el Viejo de Polonia, pero a pesar de su insistencia previa, el monarca polaco no le concedió la mano de su hija por la simpatía de Gustavo por el protestantismo. Se casó el 24 de septiembre de 1531 con la princesa Catalina de Sajonia-Lauemburgo, el 1 de octubre de 1536 con Margarita Eriksdotter y el 22 de agosto de 1552 con Catalina Stenbock.

Hijos con Catalina de Sajonia-Lauemburgo:

Hijos con Margarita Eriksdotter:

Gustavo Vasa fue enterrado en el "Coro Vasa", en la Catedral de Upsala.

Introdujo la monarquía en Suecia e independizó a Suecia de Dinamarca, evento que se celebra en Suecia como el "día nacional" el 6 de junio.

Sus primeros años[editar]

El padre de Gustavo Eriksson, Erik Johansson, estuvo involucrado en el grupo del regente Sten Sture el Joven y, por lo tanto, era opositor a la Unión de Kalmar, que reunía a Dinamarca, Suecia y Noruega bajo un mismo soberano.

Cuando el rey danés Cristián II, heredero de la Unión de Kalmar, reclamó su derecho al trono de Suecia, Gustavo Vasa formó parte del partido antiunionista, que rechazaba las pretensiones del rey danés y proclamaba una Suecia independiente. Cristián II decidió entonces invadir Suecia y se enfrentó al regente Sten Sture. Gustavo tomó parte en la batalla de Brännkyrka, el 2 de octubre de 1518, donde la victoria fue para los antiunionistas. Cristián, sin embargo, acordó un salvoconducto con Sten Sture, en el que se establecía que el monarca danés se retiraría de Suecia tras haber recibido cinco de los mejores hombres de Sten Sture como rehenes, los cuales serían liberados tras la salida de Cristián. Entre esos hombres se encontraba Gustavo Vasa. El rey Cristián no cumplió con esos compromisos y decidió llevarse a los rehenes a Dinamarca y ahí encarcelarlos.

Gustavo estuvo prisionero en el castillo de Kalø, al noreste de Århus. Logró escapar de la prisión en septiembre de 1519 y llegar a la ciudad alemana de Lübeck. El 31 de mayo de 1520 volvió a Suecia, desembarcando en Kalmar. Las condiciones del país eran otras, pues el 19 de enero de ese mismo año Cristián II, en una nueva embestida, había derrotado al ejército de Sten Sture en la batalla del hielo de Åsunden, donde el propio Sture fue herido de muerte. Poco después Cristián negoció con los suecos opositores, concediéndoles la amnistía, y fue coronado el 4 de noviembre de 1520. El 8 y el 9 de noviembre Cristián realizó una purga de posibles opositores, entre los que se encontraban el cuñado y el propio padre de Gustavo, Erik Johansson. Su madre, su abuela y tres de sus hermanas fueron enviadas a prisión a Copenhague. Estos asesinatos son conocidos como el Baño de sangre de Estocolmo.

Insurrección contra los daneses[editar]

Gustavo sobrevivió escondiéndose en Räfsnäs, de donde partió hacia Dalecarlia, en el noroeste del país. Desde allí intentó sublevar a los habitantes de esa provincia, al principio con muy poca fortuna. Gustavo se basaba probablemente en que un antepasado suyo, Kettil Karlsson, había echado de Suecia al rey danés Cristián I con el apoyo de gente de Dalecarlia.

En la ciudad de Mora, fue proclamado "gobernador de Dalecarlia y de Suecia", en enero de 1521. Entonces comenzó el levantamiento contra el gobierno danés. Tomaron Koparbergs gruva y Västerås, enfrentándose al ejército del obispo Gustavo Trolle. La insurrección pronto se extendió en toda Dalecarlia y en las provincias vecinas de Gästrikland, Västmanland y Närke, de las cuales Gustavo se proclamó gobernante. La rebelión duraría dos años, durante los cuales el ejército danés fue gradualmente derrotado. En el verano de 1521, logró la adhesión de suecos desertores del ejército de Cristián.

En la segunda mitad de agosto de 1521, Gustavo fue reconocido en la provincia de Östergötland como regente de Suecia.

No fue sino hasta 1523 cuando Gustavo logró adueñarse de toda Suecia, pues la falta de materiales de asedio dificultaba la toma de castillos y debía recurrirse al sitio por hambre. En los puertos, se contó con el apoyo de barcos de Lübeck a partir de 1522.

El 20 de junio de 1523, Gustavo hizo su entrada en Estocolmo. El 7 de julio del mismo año, entró victorioso en Kalmar, y en octubre se rindió la última resistencia en Finlandia.

Entrada de Gustavo Vasa en Estocolmo la víspera del solsticio de verano en 1523. Pintura de Carl Larsson, 1908.

Rey de Suecia[editar]

El 6 de junio de 1523, Gustavo fue elegido rey por el riksdag (parlamento) en Strängnäs, al sur de Estocolmo. Esa fecha se celebra como el día nacional en Suecia. Su ejército sitió la capital, y pudieron, finalmente, entrar en Estocolmo el 24 de junio.

La ceremonia oficial de coronación se realizó el 12 de enero de 1528, en la Catedral de Upsala. Con la coronación de Gustavo, se ponía fin a la presencia danesa en Suecia, y el partido contrario a la Unión de Kalmar pudo acceder permanentemente al poder.

La Reforma[editar]

Hasta el momento de tomar el poder Gustavo, el arzobispo en funciones era Gustavo Trolle. Trolle estaba aliado con el rey danés y había servido como regente de Suecia bajo sus órdenes. Por ello, cuando Gustavo fue elegido rey, Trolle se exiló en Dinamarca. Gustavo entonces solicitó al papa Clemente VII que designara en ese cargo a Johannes Magnus.

Sin embargo, y debido a lo aislada que estaba Suecia en el momento, el Papa, creyendo que Cristián había prevalecido en el poder, ordenó la restitución de Trolle en el cargo. El rey informó al Papa de las circunstancias, pero éste mantuvo su posición. Por ello el Rey nombró motu proprio a Laurentius Petri arzobispo, luego de escuchar las recomendaciones del estudioso luterano Olaus Petri (hermano de Laurentius). Desde ese momento, el Papa había perdido su influencia sobre la Iglesia sueca.

A partir de entonces los hermanos lideraron una campaña para introducir el luteranismo. Gustavo apoyó a los predicadores luteranos y la instalación de una iglesia independiente de Roma, incluso utilizó la violencia contra los intentos de quienes pretendían mantener el catolicismo en Suecia.

Gustavo tomó la decisión de tomar para el rey una parte de los ingresos monetarios eclesiásticos, medida que más tarde se extendió hacia otros bienes de la iglesia. El rey se proclamó como nuevo dirigente de la iglesia en Suecia. En 1526 se publicó la primera traducción del Nuevo Testamento al sueco. Entre 1540 y 1541 se publicó la Biblia completa en sueco, llamada la Biblia de Gustavo Vasa, basada en la traducción al alemán que en 1534 había hecho Martín Lutero.

La disposición de los bienes eclesiásticos fue tomada en parte por la crisis económica que reinaba en el país después de la guerra. Lübeck, que había apoyado el levantamiento de Gustavo, recibió en compensación beneficios en lo relativo al comercio en Suecia, que casi llegó a monopolizar.

Guerras[editar]

Para marginar a Lübeck del control del comercio sueco, Gustavo entró en la llamada Guerra del Conde, apoyando al rey danés Cristián III contra los alemanes. La victoria sería favorable a ambos monarcas, quienes acordaron un pacto militar ante la posible amenaza del emperador Carlos V. Posteriormente, la unión sueco-danesa se rompió, y Suecia emprendió una nueva guerra contra Dinamarca. Por otra parte, Gustavo comenzó una guerra contra Rusia, por disputas en la frontera de ese país con Finlandia.

Monumento al Rey Gustavo y la primera de sus dos reinas que están enterradas en la cripta en Catedral de Upsala.

El rey se dedicó a fortalecer al Estado y a sus representantes. El poder del monarca se hizo firme, y logró la adhesión de la aristrocacia, entonces tan debilitada tras la guerra contra Cristián II. El campesinado, por su parte, se levantó varias veces en armas. En Dalecarlia, se sucedieron tres levantamientos contra el rey (1524-1525, 1527-1528, y 1531-1533). En Småland, se levantó en armas Nils Dacke (1542-1543). Todas las revueltas fueron sangrientamente reprimidas.

El rey Gustavo llegó a tener un gran poder. La fortaleza de su gobierno recayó en un fuerte respeto a su persona y en el establecimiento de una monarquía hereditaria en Suecia, hasta entonces electiva. Basado en su fortaleza, estableció ducados hereditarios para su hijos menores.

Su muerte[editar]

Gustavo murió en el castillo de Estocolmo el 29 de septiembre de 1560, a los 64 años de edad, víctima de una enfermedad intestinal, que podría haber sido disentería o tifus. Yace junto con sus tres cónyuges en el Coro Vasa, en la Catedral de Upsala, rodeado de murales que representan escenas de su vida.


Predecesor:
Cristián II
Rey de Suecia
1523 - 1560
Sucesor:
Erik XIV