Gustavo Gustavsson de Vasa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gustavo Gustavsson de Vasa.

Gustavo Gustavsson de Vasa (Estocolmo, 9 de noviembre de 1799 - Pillnitz, 5 de agosto de 1877). Fue el príncipe heredero de Suecia hasta 1809, año en que su padre Gustavo IV Adolfo fue derrocado. Posteriormente fue un pretendiente al trono sueco, además de utilizar los títulos de príncipe de Vasa y conde de Itterburg. Fue también un militar al servicio de Austria.

Biografía[editar]

Gustavo fue el hijo mayor de los reyes Gustavo IV Adolfo y Federica Dorotea Guillermina. Cuando tenía 10 años, el 13 de marzo de 1809 un golpe de estado terminó con el gobierno de su padre. La familia permaneció en arresto en el Castillo de Gripsholm.

Ante la situación, el rey dimitió voluntariamente en favor de su hijo el 29 de marzo del mismo año, pero el parlamento retiró los derechos dinásticos a todos los descendientes del rey. Tras la designación de Carlos XIII como nuevo rey, los gustavianos, partidarios de Gustavo IV Adolfo, buscaron en 1809 y 1810 que Gustavo fuese designado como príncipe heredero, pero no tuvieron éxito. En su lugar se nombraría posteriormente a un miembro ajeno a la familia real, primero a Cristián Augusto de Augustenborg y finalmente a Jean-Baptiste Bernadotte.

La familia decidió entonces partir al exilio hacia Baden, la tierra de la madre de Gustavo. Federica adquirió la propiedad del Castillo de Itterburg, en la localidad de Vöhl. Desde 1816 Gustavo comenzó a usar el título de Conde de Itterburg.

Al alcanzar la edad adulta, Gustavo entró a servir dentro del ejército austríaco. En 1826 era teniente coronel y en 1830 alcanzaba el rango de general. En 1828 se comprometió con la princesa Mariana de los Países Bajos, pero el compromiso se rompió debido a la presión que ejerció el rey sueco Carlos XIV Juan sobre la Casa Real de ese país.

En 1829 el emperador Francisco I de Austria le otorgó el título de Príncipe de Vasa, ante la inconformidad de Carlos XIV Juan por la insistencia de Gustavo en utilizar el título de príncipe heredero de Suecia.

El 9 de septiembre de 1830 casó con su prima, la princesa Luisa Amelia de Baden. Gustavo tuvo dos hijos. Sólo la menor le sobrevivió:

Gustavo aceptó bajo protesta la ascensión al trono de Óscar I en 1844 y la de Carlos XV en 1859, y mantuvo su reivindación como heredero. No protestó más cuando Óscar II fue coronado en 1872.

Visitó Suecia una sola vez, permaneciendo en la ciudad de Helsingborg, en calidad de turista. Falleció el 5 de agosto de 1877 en su palacio de Pillnitz, en Sajonia. Fue sepultado en la ciudad de Eutin, junto a familiares del extinto ducado de Holstein-Gottorp. En 1884 sus restos fueron trasladados a la Iglesia de Riddarholmen, en Estocolmo, al lado de los de su padre y los de su hijo menor.