Guillermina de Hesse-Darmstadt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guillermina de Hesse-Darmstadt
Gran Duquesa consorte de Rusia
Natalia Alexeievna of Russia by A.Roslin (1776, Hermitage).jpg
Natalia Alexeievna de Rusia.
Información personal
Nombre secular Guillermina Luisa
Otros títulos Princesa de Hesse-Darmstadt
Nacimiento 25 de junio de 1755
Prenzlau, Flag of Hesse.svg Landgraviato de Hesse
Fallecimiento 26 de abril de 1776
(20 años)
San Petersburgo, Bandera de Rusia Imperio ruso
Familia
Dinastía Hesse-Darmstadt
Romanov
(Por matrimonio)
Padre Luis IX de Hesse-Darmstadt
Madre Carolina de Zweibrücken-Birkenfeld
Consorte Pablo I
[editar datos en Wikidata]

Guillermina Luisa de Hesse-Darmstadt. Nacida en Prenzlau el 25 de junio de 1755 y fallecida en San Petersburgo el 26 de abril de 1776, era la quinta hija de Luis IX, landgrave de Hesse-Darmstadt y de Carolina de Zweibrücken-Birkenfeld, Condesa Palatina. Fue la primera esposa del zarevich Pablo, el único hijo de la emperatriz Catalina II de Rusia.

Biografía[editar]

En 1773, la emperatriz de Rusia estaba buscando una esposa adecuada para su hijo, y pidió ayuda al rey Federico II de Prusia, quién pensó en las tres hijas solteras del landgrave de Hesse-Darmstadt. Sin decidir cual de las tres sería la más indicada, la emperatriz envió una invitación para visitar Rusia a Guillermina, y a sus hermanas Amalia y Luisa, extendiéndose también a la madre de las jóvenes. Apresuradamente, las princesas perfeccionaron su francés, ensayaron bailes, practicaron sus reverencias y completaron sus ajuares. La primera parada fue en Berlín, desde donde se marchó a la costa báltica para subir en una flotilla de cuatro barcos, enviada por la emperatriz Catalina, y que las llevaría a Rusia. Fue el mejor amigo de Pablo, el joven Andrei Razumovsky, quién estaba al mando de la fragata que llevaba a las señoras. Entonces comienza un coqueteo entre Andrei y Guillermina.

Dos días después de llegar a Rusia, el gran duque Pablo escoge a Guillermina como esposa. Era una joven muy bonita, alegre y exuberante, y Pablo quedó encantado con ella. Sus esponsales se celebraron con gran ostentación, el 29 de septiembre de 1773, pero antes la novia cambió su religión y su nombre: se convirtió a la fe ortodoxa como Natalia Alexeievna.

Durante los primeros meses de matrimonio, la alegría y espontaneidad de Natalia anima a toda la corte. La emperatriz estaba encantada con ella, pero con el paso del tiempo empezaron a surgir las dificultades, y el matrimonio de Pablo y Natalia se convirtió en un fracaso. La madre de Pablo escribió que Natalia "ama en extremos a todas las cosas. No escuchará ningún consejo, y no veo en ella ni encanto, ni ingenio, ni razón". Natalia se negó a aprender ruso e intrigó para ayudar a Pablo ganar el trono. Además se había enamorado del encantador Andrei Razumovsky, comenzando un romance. Desafortunadamente para Natalia, toda la corte conocía sus infidelidades. Andrei fue enviado fuera del palacio, pero Pablo, que no sabía nada de la situación, protestó en contra de la marcha de su mejor amigo. Al mismo tiempo, Natalia estaba embarazada, y no se sabía si el niño era de Pablo o de Andrei. Pero en verdad, para Catalina, lo que realmente importaba era que Natalia llevaba dentro al heredero al trono de Rusia.

El 15 de abril de 1776, en un largo y doloroso parto, Natalia dio a luz a un niño que nació muerto. El bebe era de mucho tamaño, y pese a todo, los médicos no realizaron la cesárea. Poco después, Natalia murió. Pablo se volvió loco de dolor e insistió en mantenerse con el cuerpo de su esposa. El caballero de Corberon cuestionó al cirujano Moreau durante una cena, y escribió, "Él [Moreau] me dijo en privado que, en su opinión, los cirujanos y los médicos de la corte fueron negligentes. La gran duquesa no debería haber muerto. En verdad, es sorprendente que no se tuviese mayor cuidado con una duquesa. La gente está muy disgustada, llorando amargadamente. Ayer y hoy, se escucha decir, a la gente en las tiendas, 'Las jóvenes señoras mueren; las viejas nunca mueren '. Esto último es una clara alusión a Catalina II.