Guidobaldo de Montefeltro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guidobaldo da Montefeltro»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guidobaldo da Montefeltro, en un retrato atribuido a Rafael y a Francesco Francia.

Guidobaldo de Montefeltro (Gubbio, 17 de enero de 1472Fossombrone, 11 de abril de 1508), hijo de Federico da Montefeltro y de Battista Sforza, fue un condottiero italiano y tercer duque de Urbino.

Biografía[editar]

Asumió el dominio de Urbino en 1482, en tiempos de gran incertidumbre política, a la edad de 10 años, guiado y ayudado por su tío paterno, el conde Octaviano Ubaldini della Carda, que fue nombrado su tutor, y su hermano Antonio de Montefeltro. El 1 de mayo de 1483 fue nombrado capitán general de los ejércitos de la liga entre el rey de Nápoles y el duque de Milán. Tuvo divergencias con el pontífice a próposito del Castillo de Petroia, pero con ocasión de la conjura de los Barones militó por la Iglesia contra el reino de Nápoles, convirtiéndose en uno de los aliados más leales del Papa.

Se casó el 11 de febrero de 1488 con Elisabetta Gonzaga, hija de Federico I Gonzaga, de diecisiete años. La pareja no tuvo hijos, a causa de la impotencia de Guidobaldo, pero Elisabetta se negó a divorciarse.

Estuvo contratado por Alejandro VI durante la nefasta invasión en Italia de Carlos VIII de Francia y la caída del reino de Nápoles (21 de febrero de 1495). Acto seguido marchó contra el mismo rey francés, militando por la Serenísima.

Habiendo ganado fama de valiente capitán fue llamado por los florentinos contra Pisa, pero no le sonrió la fortuna en esta guerra, debido a la habilidad estratégica de Lucio Malvezzi.

En la batalla de Valerano fue hecho prisionero por Battista Tosi, que militaba en las filas de los Orsini.

Cuando el duque Valentino se dio a la ocupación de la Romaña, Imola y Forli, las ciudades de Catalina Sforza, cayeron la una tras otra. Guidobaldo abandonó apresuradamente el ducado para salvar la vida, refugiándose primero en Rávena, después en Mantua; no pudo volver a Urbino hasta que no alcanzó el trono de Pedro el Papa Julio II, y le fueron reintegradas plenamente sus posesiones. Fue nombrado Capitán General de la Iglesia — y no Gonfaloniere, como ha mantenido más de un autor.

Adoptó a Francesco Maria della Rovere, hijo de su hermana y sobrino del Papa Julio II, uniendo así el señorío de Senigallia a Urbino.

Con solo treinta y seis años fue abatido por la pelagra, que lo había atormentado largamente, y murió en abril de 1508. El cuerpo fue trasladado a Urbino y enterrado en la iglesia de San Bernardino, al lado del de su padre Federico.

Fue sucedido por su sobrino Francesco Maria della Rovere quien al no tener hijos Guidobaldo, había sido nombrado como su heredero.

Guidobaldo y las artes[editar]

Guidobaldo fue un mecenas de las artes. Atrajo a su corte a diversos artistas y humanistas, entre ellos a Giovanni Santi, el padre del gran Rafael. A este último se atribuía un retrato de Guidobaldo que podría ser realmente obra de Francesco Francia. Siendo niño ya había sido retratado varias veces, ya que también su padre fue un importante mecenas. Hay que citar un famoso retrato de ambos juntos, pintado por Pedro Berruguete (Palacio Ducal de Urbino) y una efigie de Guidobaldo, de perfil, pintada por Piero della Francesca (Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza).

Bibliografía[editar]

  • P. Giovio. Istorie dei suoi tempi. 1570, Venezia.
  • F. Ugolini. Guidobaldo da Montefeltro in Imparziale fiorentino. 1857.
  • G. Franceschini. I Montefeltro 1970.
  • C. H. Clough, A. Conti, Guidobaldo da Montefeltro, duca di Urbino: fu mai gonfaloniere di Sancta Romana Ecclesia? in «Studi Montefeltrani», n. 27, San Leo, 2006.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]