Guerrillas en América Latina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Guerrillas en América Latina ó Centroamérica, son una serie de movimientos armados que se dieron en gran cantidad de países iberoamericanos, inicialmente, contra las distintas dictaduras e injusticias sociales que por muchos años han gobernado en el continente. También estos movimientos se originaron y se originan para intentar -por la vía armada- la toma del poder político en sus respectivos países, como extensión del castrismo o de alguna otra de las variantes del comunismo, especialmente en el marco de la Guerra fría. Su ideología política se basa tanto en la izquierda revolucionaria como en guerrillas de extrema izquierda; y a lo largo de la historia, las guerrillas han cosechado diferentes efectos en los países de la región. Por un lado, han recibido las críticas y el menosprecio de la opinión pública, como el caso de las FARC en Colombia, pero a la vez, han recibido el apoyo y el respaldo del público general, intelectuales y artistas, como el caso del EZLN en México. Las grandes mayorías populares de América latina, en general, han rechazado su acción, impidiendo así su instalación definitiva como gobierno en casi todos los países en que actuaron.

Trasfondo[editar]

A lo largo de las décadas del 60,70 Y 80 después llegar al poder democráticamente, las agrupaciones de izquierda solían verse derrocada por fuerzas militares represivas como sucedió en países como Guatemala (con el gobierno de Jacobo Arbenz) y Chile (con el gobierno de Salvador Allende), y el hecho de que casi todos los países de América Latina cayeron bajo crueles dictaduras de extrema derecha financiadas por Estados Unidos, como sucedió con el Paraguay de Alfredo Stroessner, el Chile de Augusto Pinochet, la Argentina de Jorge Rafael Videla, etc., diferentes grupos de izquierda conformaron guerrillas insurgentes que operaban de manera clandestina, algunas de las principales fueron:

Muchos países de América Latina tenían su propia guerrilla revolucionaria, pero sólo en Nicaragua esta guerrilla llegó a obtener el poder y al hacerlo, fuerzas reaccionarias financiadas por Estados Unidos conocidas como los Contras operaron para derrocarla usando el territorio de países vecinos como Honduras y Costa Rica.

Dicha guerra fue devastadora, tanto por las atrocidades cometidas por los regímenes de derecha que realizaron purgas de disidentes, secuestros políticos, desapariciones, torturas, violaciones y ejecuciones extrajudiciales, a veces de forma directa por parte de fuerzas militares y policiales, y a veces usando grupos paramilitares como La Mano Blanca de Guatemala, los Escuadrones de la Muerte de El Salvador ó los paramilitares de Colombia. También el otro bando cometió gran cantidad de atrocidades y violaciones a los Derechos Humanos como atentados terroristas, violaciones masivas de mujeres, secuestros y atentados homicidas como los que cometieron Sendero Luminoso (una de las más virulentas organizaciones extremistas), ó las actuales FARC colombianas.

Con el apaciguamiento en la región, la mayoría de las guerrillas de extrema izquierda sufrieron los mismos destinos; ó fueron totalmente disueltas y aniquiladas como Sendero Luminoso en Perú, ó se legalizaron como partidos políticos deponiendo las armas (URNG, FMLN, FSLN, por ejemplo), y llegando a gobernar ciertos mediante elecciones democráticas como sucedió con el FSLN en Nicaragua, los Tupamaros uruguayos que son miembros de la coalición gobernante Frente Amplio o el FMLN en El Salvador.

De las guerrillas que aún sobreviven son las FARC colombianas que recientemente se vieron envueltas en varios escándalos, lo que llevó a que Colombia violara el territorio soberano ecuatoriano en una acción militar contra las FARC. Y los supuestos vínculos de las FARC con importantes políticos de Costa Rica, si bien el entonces ministro de Seguridad de Costa Rica, Fernando Berrocal, denunció que importantes políticos (supuestamente del PUSC) tenían vínculos con las FARC, el mandatario tico Óscar Arias acalló a Berrocal y lo destituyó, por lo que aún es desconocido cuales políticos costarricenses tenían vínculos con el grupo guerrillero.

Otra guerrilla que aún opera de manera trascendental en Latinoamérica es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en México, que controla junto a los Municipios Autónomos Zapatistas ciertos territorios de Chiapas. En otro lado el grupo de extrema izquierda democrática Alfaro Vive ¡Carajo! en el Ecuador durante el gobierno de León Febres-Cordero Ribadeneyra. Ya que había sospechas de que tenía vinculo con el grupo armado Movimiento 19 de Abril (M19). A diferencia de las FARC, el EZLN goza de gran popularidad y apoyo dentro y fuera de México y se considera a sí mismo una "insurgencia pacificista" y "guerrilla posmoderna" con un proyecto comunitarista y antiestatista, en México otras guerrillas son el EPR y el ERPI que se localizan en las sierras de Guerrero y Oaxaca, y al igual que los zapatistas han sido víctimas de los ataques gubernametales que promueven la represión a través de homicidios, desapariciones forzadas y diversas violacones a los derechos humanos, principalmente en la figura de grupos paramilitares llamados contrainsurgencia.

Véase también[editar]

Referencias[editar]