Guerras otomano-húngaras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Guerras Húngaro-Otomanas se refieren a una serie de batallas entre el Imperio otomano y el reino medieval de Hungría. Después de la guerra civil bizantina, la captura otomana de Galípoli y la decisiva batalla de Kosovo, el Imperio otomano parecía listo para conquistar la totalidad de los Balcanes. Sin embargo, la invasión otomana de Serbia llevó a Hungría a la guerra contra los otomanos, por los antiguos intereses que tenía en los Balcanes y compitió por el vasallaje de los estados balcánicos de Serbia, Bulgaria, Valaquia y Moldavia.

El primer éxito de Hungría culminó con la Cruzada de Varna, aunque sin apoyo externo significativo, los húngaros fueron derrotados. No obstante los otomanos sufrieron otras derrotas en Belgrado,incluso después de la conquista de Constantinopla. En particular, fue el infame Vlad el Empalador que con ayuda limitada de Hungría resistió el dominio otomano hasta que los otomanos fueron capaces de sustituirlo por su hermano, un hombre menos temido y odiado por menos a la población en el trono de Valaquia. El éxito otomano se detuvo en Moldavia, debido a la intervención de Hungría, pero los turcos salieron triunfantes al final, cuando Moldavia y luego Belgrado cayó ante Bayaceto II y Solimán el Magnífico, respectivamente. En 1526, los otomanos aplastaron al ejército húngaro en Mohács con el rey Luis II de Hungría pereciendo junto con 14.000 de sus soldados de infantería. Tras esta derrota, la región oriental del Reino de Hungría (principalmente Transilvania) quedo como un estado tributario otomano, constantemente ocupado en guerra civil con la Real Hungría. La guerra continuó con los Habsburgo ahora afirmando la primacía sobre el conflicto con los Solimán y sus sucesores. Las partes norte y oeste de Hungría lograrón mantenerse libre de la dominación otomana, pero el Reino de Hungría, el estado más poderoso al este de Viena, bajo Matías I, se dividió, ahora y en constante guerra con los turcos.

Antecedentes[editar]

En el siglo después de la muerte de [Osmán I]], el imperio otomano comenzó a extenderse por el Mediterráneo Oriental y los Balcanes. La importante ciudad de Salónica fue conquistada a los venecianos en 1387 y la victoria turca en la batalla de Kosovo en 1389, marcó el fin del poder serbio en la región, allanando el camino para la expansión otomana en el resto de Europa.

La Batalla de Nicópolis se cree que es el primer encuentro importante entre Hungría y el Imperio Otomano, donde fueron derrotados una amplia alianza de los monarcas cristianos y la Orden de Malta por un ejército turco numéricamente superior (los otomanos también habían solicitado el apoyo de su nuevo vasallo, el Despotado de Serbia).

Guerras turcas y balcánicas de Luis el Grande[editar]

En 1344 Luis I de Hungría, que gobernó entre 1342 y 1382 y se ganó el epiteto de "El Grande" invadio Valaquia y Moldavia, conviritiendolos en vasallos.[1]

Luis, con su ejército de 80,000 hombres repelieron a los ejércitos serbios de Dušan en vojvodine de Mačva y principado de Travunia en 1349. cuando el Zar Dusan irrumpio en territorio bosnio fue derrotado por el bosnio Stjepan II con la ayuda de las tropas del rey Luis, y cuando Dušan hizo un segundo intento, fue derrotado de manera decisiva por el rey Luis el Grande, en 1354.[2] Los dos monarcas firmaron un acuerdo de paz en 1355.

Sus campañas posteriores en los Balcanes no se dirigierón tanto hacia la conquista y el sometimiento, sino al acercamiento de los serbios, bosnios, búlgaros y valacos a la fe católica romana y en la formación de un frente unido contra la amenaza turca. Fue relativamente fácil someter por las armas a los países ortodoxos de los balcanes, pero convertirlos a la fe católica no lo fue tanto. A pesar de los esfuerzos del rey Luis, los habitantes de los balcanes permanecieron fieles a la iglesia ortodoxa de oriente y su actitud hacia Hungría siguio siendo ambigua. Luis se anexo Moldavia en 1352 y estableció un principado vasallo allí. En la primavera de 1365, Luis I encabezó una campaña contra el Zarismo de Vidin de Bulgaria y su gobernante Ivan Sratsimir. Tomó la ciudad de Vidin el 2 de mayo de 1365; la región estuvo bajo el dominio húngaro hasta 1369.[3]

Los gobernantes de Serbia, Valaquia, Moldavia, y Bulgaria se convirtierón en sus vasallos. Sin embargo consideraban a la poderosa Hungría como una potencial amenaza para su identidad nacional. Por esta razón, Hungría no podía considerar a los serbios y valacos como aliados confiables en sus posteriores guerras contra los turcos.

En 1366 el emperador bizantino Juan visito Hungría para pedir ayuda contra El imperio otomano, que estaban en un creciente conflicto contra sus estados vasallos en los Balcanes. Luis derroto a los turco cuando el ejército hungaro y el otomoano se enfrentarón por primera vez en la historia en Nicópolis en 1366. La Capilla de Hungría en la Catedral de Aquisgrán fue construida para conmemorar la victoria. Volvería a derrotar al ejército turco en Valaquia en 1374

Tamerlán y el interregno otomano[editar]

A pesar de sus éxitos, los otomanos tendrían que empezar otra vez casi desde cero cuando en 1402, Timur el Cojo, del Kanato de Chagatai derroto y capturó al sultán otomano Bayaceto el Rayo (llamado así por la velocidad de su aplastante victoria contra sus oponentes cristianos, sobre todo en Nicópolis) en Ankara.Después de una década de cruentas batallas, Mehmed I emergio victorioso y reestablecio en imperio, aunque bajo la soberanía del imperio Bizantino.

Campañas de Murad II, 1421 - 1451[editar]

Murad II, sucesor de Mehmed I resultó ser un hombre de habilidades militares mucho mayores que las de su pacífico predecesor, cuya apreciación de la ayuda bizantina incluso le hizo llegar tan lejos como para aceptar el emperador bizantino como su soberano. En 1422 Murad II, renegando de su vasallaje al imperio Bizantino ataco la ciudad, sin embargo los defensores bizantinos ganaron la batalla. Los bizantinos contemporáneos y la tradición otomana atribuyen la salvación de Constantinopla a una intervención milagrosa de la Virgen.

Al dejar fuera de combate a la amenaza bizantina, Murad II inició su guerra santa contra sus adversarios cristianos, atacando Macedonia y conquistando Tesalónica a los venecianos en 1430. Entre 1435 y 1436, los otomanos hicieron una demostración de fuerza en Albania, pero el país sobrevivió gracias al apoyo del Reino de Hungría, cuyas fronteras ahora se acercaba a las del imperio otomano y por tanto decidió intervenir.

Campañas de John Hunyadi[editar]

La carga de la Guerra Otomana ahora recaía en él. En 1441 entregó a Serbia por la victoria de Semendria. En 1442, no lejos de Nagyszeben, en la que había sido obligado a retirarse, aniquiló una inmensa presencia otomana, y recuperando para Hungría, el soberanía de Valaquia. En febrero de 1450, firmó un tratado de alianza con Bogdan II de Moldavia.

En julio, venció un tercer ejército turco cerca de la Puertas de Hierro. Estas victorias hicieron Hunyadi un enemigo importante de los otomanos y conocida en todo el cristianismo, y le estimuló para llevar a cabo en 1443, junto con el rey Ladislao, la famosa expedición conocida como la larga campaña. Hunyadi, at the head of the vanguard, crossed the Balkans through the Gate of Trajan, captured Niš, defeated three Turkish pashas, and, after taking Sofia, united with the royal army and defeated Sultan Murad II at Snaim. The impatience of the king and the severity of the winter then compelled him (February 1444) to return home, but not before he had utterly broken the Sultan's power in Bosnia, Herzegovina, Serbia, Bulgaria, and Albania.

Batalla de Varna

Murad II no podía evitar que Hunyadi pidiese refuerzos de Europa Occidental. Pocos caballeros vinieron, pero los que sí ayudó en la captura de Nis el 3 de noviembre 1443, derrotando a otro ejército turco, que cruzó la Cordillera de los Balcanes y luego tomando otra victoria el día de Navidad. Navidad o no, suministros para el ejército cruzado se baja y Hunyadi llegó a la conclusión de un tratado de paz de 10 años con Murad II, probablemente en sus propios términos porque era húngaro, que entró triunfante en Buda en febrero de 1444. 10 años era el tiempo máximo permitido por la ley islámica para un tratado con un "infiel". Por desgracia para los húngaros, tal plazo no existía en la mente del legado papal, porque si lo hiciera, habría sido una muy pequeña - el cardenal Cesarini incitó a los húngaros a romper el tratado y atacar a los turcos una vez más. Fue un movimiento estúpido, durante gran parte de la fuerza de los ejércitos cruzados 'se había reducido debido a la pérdida (por deserción) de Serbia, Albania y el Imperio Bizantino. ideas fantasiosas se había discutido de los griegos hacer ataques de distracción en el Peloponeso. Incluso la reconquista de Jerusalén fue entretenido.


Referencias[editar]

  1. http://fmg.ac/Projects/MedLands/HUNGARY.htm#LajosIdied1382B
  2. http://www.archive.org/stream/austriahungarywa00ludwrich/austriahungarywa00ludwrich_djvu.txt
  3. Божилов, Иван (1994). «Иван Срацимир, цар във Видин (1352–1353 — 1396)». Фамилията на Асеневци (1186–1460). Генеалогия и просопография (en Bulgarian). София: Българска академия на науките. pp. 202–203. ISBN 9544302646. OCLC 38087158.