Guerras jázaro-árabes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerras Jázaro-Árabes
Expansión musulmana
Chasaren.jpg
Mapa del Janato Jázaro durante los siglos VII y IX.
Fecha 642-652
Lugar Cáucaso y alrededores
Causas Ambición de los omeyas de aumentar su poder en el Cáucaso.
Resultado Victoria táctica jázara.
Consecuencias Los omeyas no aumentan su poder en la región.
Beligerantes
Janato Jázaro Califato Omeya
(más tarde el abasí)
Comandantes
Alp Tarkhan
Barjik  Hazer Tarkhan  Ras Tarkhan
Abd ar-Rahman ibn Rabiah
Maslama ibn Abd al-Malik
al-Jarrah al-Hakami  
Sa'id ibn Amr al-Harashi
Marwan ibn Muhammad
Yazid al-Sulami

Las guerras jázaro-árabes fueron una serie de conflictos entre el Kaganato jázaro y el Califato Omeya (y su sucesor, el Califato abasí) así como de sus estados vasallos respectivamente. Esta serie de conflictos se agrupan en dos guerras: La primera guerra jázaro-árabe (642-652) y la segunda guerra jázaro-árabe (722-737).

Las hostilidades comenzaron cuando los jázaros frenaron a las fuerzas de los omeyas, quienes querían aumentar su poder en la región del Cáucaso. Comenzó así la primera guerra jázro-árabe, que finalizó tras la derrota de una fuerza árabe dirigida por Abd ar-Rahman ibn Rabiah a las afueras de la ciudad jázara de Balanjar.

Las hostilidades estallaron de nuevo entre el Kanato y el Califato en el año 712, con numerosas razias por el Cáucaso, pero pocas batallas decisivas. Los jázaros, dirigido por un príncipe llamado Barjik, invadieron el Nor-Oeste de Irán y derrotaron a las fuerzas omeyas en Ardabil en el año 730, matando al gobernador árabe al-Jarrah al-Hakami y ocuparon brevemente la ciudad.

Fueron derrotados (los jázaros) al año siguiente en Mosul, donde los árabes mataron a Barjik. Ejércitos árabes llevados por primera vez por el príncipe árabe Maslama ibn Abd al-Malik y luego por Marwan ibn Muhammad (más tarde el califa Marwan II) y se desplegaron a través del Cáucaso, con el tiempo (en el año 737) derrotaron a un ejército jázaro liderado por Hazer Tarkhan, ocupando brevemente la ciudad de Atil (capital jázara). La inestabilidad del régimen omeya hizo una ocupación permanente imposible, los ejércitos árabes se retiraron y la independencia jázara fue reafirmada.

La última gran batalla entre las fuerzas jázaras y califales se llevó a cabo en el año 799/800, cuando un ejército jázaro invadió Azerbaiyán y Arran, y fue rechazado por el gobernador local, Yazid ibn al-Mazyad Shaybani. Una guerra de baja intensidad continuó después en la región entre los jázaros y los principados musulmanes locales de la región del Cáucaso del Norte, hasta el colapso del Janato jázaro a finales del siglo X, pero no volvió a haber batallas tan grandes como en el siglo VIII.

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]