Guerras búlgaro-otomanas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerras búlgaro-otomanas
Fecha c. 1340-1396 (1422)
Lugar Península balcánica
Resultado Decisiva victoria otomana
Cambios territoriales El Imperio búlgaro es conquistado por el Imperio otomano
Beligerantes
Coat of Arms of the Bulgarian Empire.PNG Imperio búlgaro Flag of the Ottoman Sultanate (1299-1453).svgImperio otomano
Comandantes
Iván Alejandro
Iván Stratsimir
Iván Shishman
Dobrotitsa
Momchil
Murad I
Beyazid I
Lala Shahin Pasha
[editar datos en Wikidata ]

Las guerras búlgaro-otomanas fueron libradas entre el desintegrado Imperio búlgaro y el nuevo emergente poder turquico, los turcos otomanos en la segunda mitad del siglo XIV y principios del siglo XV. La guerra terminó con el colapso del una vez poderoso Imperio búlgaro en 1422. Los búlgaros restablecieron su estado después de casi cinco siglos de dominación otomana en 1878. Como resultado de las guerras el Imperio otomano expandió enormemente su territorio en la península Balcánica, extendiéndose desde el río Danubio hasta el mar Egeo. En Bulgaria, este período suele describirse como la lucha del pueblo búlgaro contra los invasores otomanos.


La situación en los Balcanes en vísperas de la invasión otomana[editar]

Desde el siglo XIII, los dos principales poderes balcánicos Bizancio y Bulgaria que solían ser fuertemente centralizados comenzaron el proceso de descentralización cuando los señores feudales locales se hicieron más fuertes y más independientes de los emperadores de Constantinopla y Tarnovo debilitando su poder militar y económico. Estos procesos se hicieron aún más fuertes en el siglo XIV con los numerosos nobles que sólo estaban nominalmente sometidos al gobierno central. En Bulgaria la poderosa casa de Shishman gobernaba la provincia de Vidin al oeste, mientras que al este el noble Balik estaba tratando de conseguir una mayor independencia de Tarnovo.

Mientras los dos imperios se enfrentaban a enormes dificultades internas, los serbios aprovecharon la favorable oportunidad para expandir su reino. Durante la guerra civil en Bizancio en 1320 y 1330, ellos lograron conquistar la mayor parte de Macedonia, que estaba en ese momento en manos bizantinas. En 1330 los serbios derrotaron al emperador búlgaro Miguel Shishman en Velbazhd y emergió como el estado más poderoso de la región y en 1346 su rey Esteban Uroš IV Dušan recibió el título imperial con la bendición del emperador búlgaro Iván Alejandro. Sin embargo, después de su muerte en 1355, su gran imperio se desintegró en numerosos estados completamente independientes. Al mismo tiempo en Bulgaria Iván Alejandro dio el gobierno de Vidin a su primer hijo, Iván Sratsimir en 1356 y en Dobrudja gobernó el déspota Dobrotitsa que fue sometido nominalmente a él. En 1341-1347 el Imperio bizantino se envolvió en una sangrienta guerra civil entre Juan V Paleólogo y Juan VI Cantacuceno.

A mediados de siglo los Balcanes tenían decenas de pequeños estados en constante guerra o conspirando uno contra al otro con ni un solo país fuerte con un gran ejército. Además de los principales países ortodoxos como Bulgaria, Serbia y Bizancio, había un número de posesiones católicas hacia el oeste y el sur en manos de Venecia, Génova y el Reino de Hungría así como el Reino de Bosnia cuya iglesia bosnia (estrechamente relacionada con los bogomilos) fue considerada herética por ortodoxos y católicos. La diversidad religiosa fue otra fuente de las constantes tensiones en la región.

Acciones militares durante el reinado de Iván Alejandro[editar]

Durante la guerra civil en Bizancio tanto Paleólogo como Cantacuceno estaban tratando de encontrar aliados externos y utilizaron mercenarios extranjeros. El emperador búlgaro apoyó al primer oponente cuyo bastión era Constantinopla. Juan Cantacuceno por otro lado regularmente contrató mercenarios turcos otomanos de Asia Menor, cuyas bandas pronto se convirtieron en algo común en Tracia. A pesar de ser sus aliados, los bizantinos no podían controlarlos totalmente y ellos arruinaron la región y lanzaron ataques regulares en el territorio búlgaro para saquear los pueblos.

El ejército de Momchil enfrentando al enemigo.
El emperador Iván Alejandro.

En 1344 el gobernante independiente búlgaro de las regiones del Ródope y el mar Egeo Momchil cuyo ejército creció a 2.000 hombres tomaron un papel importante en la guerra civil bizantina. Al principio apoyó a Juan Cantacuceno pero a partir de la primavera de 1344 renegó sobre él debido a las atrocidades de sus aliados otomanos. En junio él derrotó la flota otomana cerca de la bahía de Portogalos. En la noche él envió barcos que quemaron las naves enemigas ancladas. Poco después de este éxito él derrotó al ejército de Cantacuceno en Messinopolis.

Él estuvo entre los primeros gobernantes locales que se dieron cuenta de la amenaza de los otomanos. Momchil suplicó tanto a los emperadores de Bizancio y Bulgaria en busca de ayuda pero no recibió respuesta alguna. Aunque él continuó la resistencia en la parte oriental de las montañas Ródope. En mayo de 1345 los turcos dirigidos por Umur el León marcharon desde Asia Menor hasta la península de los Balcanes e hicieron una incursión devastadora en el territorio búlgaro alejando a muchas personas y ganado. Poco después, el 7 de julio de 1345 las fuerzas búlgaras fueron derrotadas en la batalla de Peritor cerca de la capital de Momchil Xanthi por las superiores por las fuerzas otomanas bajo Umur bey y Momchil pereció en la batalla.

Durante las guerras civiles en el Imperio bizantino Iván Alejandro recuperó el control de varias ciudades de Tracia y el Ródope pero sus frecuentes interferencias en los asuntos internos de Bizancio impidieron cualquier estrechamiento de relaciones entre los dos países a pesar de que estaban en paz desde 1332. En 1352 las nuevas fuerzas turcas invadieron Bulgaria, devastaron sus zonas sur y regresaron con un gran botín. Aytos, Diampol y Plovdiv sufrieron más. En ese mismo año los otomanos se apoderaron de su primera fortaleza en los Balcanes, Tsimpe en la península de Galipoli. Entre 1352 y 1354 ellos asolaron las tierras alrededor de Yambol y Plovdiv así como las partes bajas de los ríos Maritsa y Tundzha.

En 1355 los otomanos iniciaron una campaña en dirección a Sofía y fueron atacados por un ejército búlgaro bajo el hijo mayor y heredero de Iván Alejandro Miguel Asen en las cercanías de la ciudad, probablemente alrededor de Ihtiman. En la batalla consecuente los turcos prevalecieron. Ambos bandos sufrieron grandes bajas incluyendo al joven Miguel Asen pero al final los turcos no llegaron a Sofía.

La alianza no ejecutada[editar]

La derrota levanto un alerta no solamente en Tarnovo sino también en Constantinopla y Juan Cantacuceno se vio forzado a abdicar. Así uno de los principales responsables de la invasión otomana fue retirado de la escena política. Frente a esa amenaza, Bulgaria y Bizancio hicieron un intento de acercamiento. En 1355 la hija del emperador búlgaro, Keratsa se casó con el hijo del nuevo emperador bizantino Juan V, el infante Andrónico IV. Las nuevas relaciones entre las casas de Tarnovo y Constantinopla habían sido perjudiciales para los invasores pero a pesar de la expectativa el acuerdo no valió la pena.

Las tierras búlgaras a mediados del siglo XIV en vísperas de la invasión otomana.

En ese período los imperios búlgaro y bizantino fueron una vez más la principal potencia política en la península y los únicos países que fueron capaces de detener la penetración de los turcos otomanos y resistirse seriamente ante ellos. Después de la muerte de Esteban Dusan el 20 de diciembre de 1355 Serbia perdió su influencia política y la separación de su gran país en muchos estados. Entre 1354 y 1364 los turcos se hicieron dueños de Tracia y una serie de castillos y pueblos importantes cayeron bajo sus ataques incluyendo Plovdiv y Stara Zagora. A finales de la década de 1350 algunas compañías otomanas incluso llegaron los alrededores de la capital y el emperador tomó las precauciones necesarias para reparar los muros deteriorados de la ciudad. Se sabe por los registros del cronista otomano Seadeddin y otras crónicas que el avance otomano entre 1359 y 1364 implico destrucciones enormes y la despoblación total de ciertas áreas. Muchas ciudades fueron devastadas (Plovdiv, Stara Zagora, Sliven) mientras que otras como Venets y Sotirgrad desaparecieron para siempre. La devastación fue acompañada por la masacre en masa o deportación de la población a Asia Menor.

No sólo hubo una total falta de coordinación entre los dos imperios sino que también reñían por los puertos del Mar Negro de Nessebar y Pomorie que los búlgaros defendieron con éxito en 1364. La guerra arruinó completamente la relación entre los dos estados.

Los últimos años de Iván Alejandro[editar]

Aparte de la amenaza del sur, Bulgaria tenía otros problemas: en 1365 el rey Luis I de Hungría invadió el noroeste de Bulgaria, sitió la gran fortaleza de Vidin y capturó al hijo mayor del emperador, Iván Sratsimir. En vanos intentos por reconquistar Vidin Iván Alejandro incluso utilizó mercenarios otomanos. Sin embargo, en el verano de 1369 el emperador búlgaro restauró su autoridad en la provincia de Vidin con la ayuda del voivoda de Valaquia Vladislav I pero este resultó ser su último éxito - el 17 de febrero 1371 él fallece.

Después de la muerte de Iván Alejandro las tierras búlgaras fueron divididas en varios estados independientes. La mayor parte de la zona con el centro de Tarnovo quedó bajo su tercer hijo Iván Shishman, en Vidin gobernó su hijo mayor Iván Sratsimir, el déspota Dobrotitsa tenía Dobruja y Macedonia fue dividida en varios estados gobernados por nobles feudales serbios.

Referencias[editar]

  • Васил Н. Златарски, История на българската държава през средните векове, Част I, II изд., Наука и изкуство, София 1970.
  • Атанас Пейчев и колектив, 1300 години на стража, Военно издателство, София 1984.
  • Йордан Андреев, Милчо Лалков, Българските ханове и царе, Велико Търново, 1996.