Guerra turco-veneciana (1463-1479)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra turco-veneciana
Guerras turco-venecianas
Fecha 14631479
Lugar Morea (Peloponeso), Negroponte, Albania y el mar Egeo
Resultado Victoria turca
Tratado de Constantinopla (1479)
Cambios territoriales Morea, Negroponte y Albania conquistadas por el Imperio otomano
Beligerantes
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg República de Venecia
Flag of the Papal States (pre 1808).svg Estados papales
Coa Kastrioti Family.svg Liga de Lezhë
Rebeldesgriegos
Flag of the Ottoman Sultanate (1299-1453).svg Imperio otomano
Comandantes
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Alvise Loredan
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Giacomo Loredan
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Sigismondo Malatesta
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Vettore Cappello
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Antonio da Canal
Flag of Most Serene Republic of Venice.svg Pietro Mocenigo
Coa Kastrioti Family.svg Skanderbeg
Flag of the Ottoman Sultanate (1299-1453).svg Sultán Mehmed II
Flag of the Ottoman Sultanate (1299-1453).svg Turahanoğlu Ömer Bey
Flag of the Ottoman Sultanate (1299-1453).svg Mahmud Pasha Angelović
El Mediterráneo oriental en 1450, justo antes de la caída de Constantinopla. Las posesiones venecianas están en verde y rojo. Para 1463, el Imperio otomano se había expandido incluyendo el Imperio bizantino (en morado) y la mayor parte de los pequeños Estados balcánicos.

La Primera Guerra turco-veneciana o Primera Guerra otomano-veneciana fue un conflicto entre la República de Venecia y sus aliados con el Imperio otomano que duró de 1463 a 1479. Peleada poco después de la captura de Constantinopla y los remanentes del Imperio bizantino por parte de los otomanos, resultó en una pérdida de varias posesiones venecianas en Albania y Grecia, siendo la más importante de ellas la isla de Negroponte (Eubea), que había sido un protectorado veneciano por siglos. El conflicto también mostró la rápida expansión de la Armada otomana, que se volvió capaz de desafiar a los venecianos y a los Caballeros Hospitalarios por la supremacía en el mar Egeo. No obstante, en los últimos años de la guerra, la República logró recuperarse de sus pérdidas por la adquisición de facto del Reino de Chipre cruzado.

Antecedentes[editar]

Tras la Cuarta Cruzada (1203–1204), las posesiones del Imperio bizantino fueron divididas entre varios Estados cruzados católicos (latinos), anunciando el período conocido en griego como latinocracia. A pesar del resurgimiento del Imperio bizantino bajo la dinastía Paleólogo a fines del siglo XIII, muchos de estos Estados "latinos" sobrevivieron hasta el ascenso de una nueva potencia: el Imperio otomano. El más importante de ellos, la República de Venecia, que había fundado un extenso imperio marítimo que controlaba numerosas posesiones costeras e islas en los mares Adriático, Jónico y Egeo. En su primer conflicto con los otomanos, Venecia ya había perdido la ciudad de Salónica en 1430, luego de un largo asedio, pero el tratado de paz resultante dejó a las otras posesiones venecianas intactas.[1]

En 1453, los otomanos capturaron la capital bizantina, Constantinopla y continuaron expandiendo sus territorios en los Balcanes, Asia Menor y el Egeo. Serbia fue conquistada en 1459 y los últimos remanentes bizantinos, el Despotado de Morea y el Imperio de Trebisonda fueron dominados en 1460–1461.[2] El Ducado de Naxos controlado por Venecia y las colonias genovesas de Lesbos y Quíos se convirtieron en tributarios en 1458, mientras que la última fue directamente anexada cuatro años más tarde.[3] El avance otomano presentó inevitablemente una amenaza a las posesiones de Venecia en el sur de Grecia y, tras la conquista otomana de Bosnia en 1463, también en la costa adriática.[4] [5]

Referencias[editar]

  1. Finkel, 2006, pp. 40-41
  2. Finkel, 2006, pp. 60–62
  3. Finkel, 2006, p. 60
  4. Finkel, 2006, p. 63
  5. Shaw, 1976, pp. 64–65

Bibliografía[editar]