Guerra climática

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Genocidio de Darfur. Desplazados internos en el campo de Ardamata (El Geneina, Darfur Occidental).

Guerra climática es el conflicto bélico cuyo origen puede atribuirse a fenómenos climáticos, al cambio climático, al calentamiento global así como a los efectos de éstos que, al alterar de manera radical las condiciones de vida -disminuyendo el acceso a recursos básicos como agua y alimentos-, desencadenan la violencia, provocan el desplazamiento de refugiados y en numerosas ocasiones genocidios, limpiezas étnicas, terrorismo, desplazamiento de fronteras y, en territorios de estatalidad frágil o fracasada, la instalación de una guerra permanente. En definitiva, la guerra climática suele tener como consecuencia una catástrofe social o colapso societal.[1]

El término guerra climática también se usa para referirse a la modificación del clima mediante el uso explícito de armas como parte de una guerra con el objeto de desestabilizar los sistemas agrícolas y ecológicos en una zona o en todo el globo terráqueo.[2]

Catástrofes sociales[editar]

Las guerras climáticas se incluyen dentro de lo que autores como Harald Welzer denomina catástrofes sociales -en línea con algunas de las ideas expresadas por Jared Diamond en su libro Colapso.

El psicólogo social Harald Welzer en su libro Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI (en el original alemán Klimakriege. Wofür im 21. Jahrhundert getötet wird) describe el comportamiento social ante catástrofes sociales como el Holocausto, la Guerra de Vietnam y las Guerras de Yugoslavia en las que para el autor no hubo la menor conciencia del problema global que se estaba desarrollando ni siquiera en sus peores momentos. Las sociedades -tanto las que se desarrollaron los hechos como las exteriores- fueron incapaces de advertir el desastre que se estaba produciendo.

De la misma manera, señala el autor, ante las consecuencias del calentamiento global y el cambio climático, las sociedades se están mostrando incapaces de entender lo que está ocurriendo y se ven por tanto abocadas a sufrir catástrofes sociales que traerán una disminución de los recursos, un desplazamiento de poblaciones y mayor violencia.

Ante una catástrofe social los más afectados son los pobres, con escasos recursos, lo que incrementa la violencia potencial. Para Harald Welzer además,

Las catástrofes sociales destruyen las certezas sociales. Lo que antes confirmaba la base lógica de la vida cotidiana, pierde repentinamente su confiabilidad; las recetas que hasta ahora marcaban el comportamiento demuestran ser inadecuada, y las reglas, inválidas. El resultado es una profunda crisis de confianza en la propia cultura, en la capacidad de controlar los riesgos, pero también en la convicción depositada especialmente en las acciones planificadas y, por lo tanto, previsibles.[3] Si no hay instituciones estables capaces de regular los conflictos... los factores mencionados pueden desembocar en la violencia. En un tiempo increíblemente breve, las catástrofes tecnológicas, naturales y sociales (accidentes nucleares y químicos, terremotos y tsunamis, revoluciones y genocidios) pueden lograr que la inestabilidad sea la regla y la estabilidad, la excepción.[4]

Guerras climáticas[editar]

Aunque el Genocidio de Ruanda tiene raíces climáticas -escasez de recursos y tierra, sobrepoblación, etc., para Welzer el Genocidio de Darfur es la primera guerra climática contemporánea.

Historia de las guerras climáticas[editar]

Muchos de los conflictos y guerras a lo largo de la historia han tenido una causa climática -sequías, desertización, inundaciones, sobreexplotación de recursos-. El cambio climático puede ser de origen antropogénico (influencia del hombre sobre el clima) o no, pero su consecuencia más drástica siempre ha sido una catástrofe social (véanse los casos de la Isla de Pascua, los Anasazi e incluso la importante influencia de los cambios climáticos en la decadencia de la Cultura maya).

Cuando el cambio climático tiene orígenes antropogénicos las sociedades pueden, si alteran sus comportamientos, reducir sus efectos e incluso revertirlos, sin embargo en numerosos casos, la lentitud del deterioro producido por el hombre a lo largo de sucesivas generaciones hace que las sociedades no sean conscientes del colapso ecológico y por tanto de su propio colapso. Así puede apreciarse en los colapsos ecológicos de la Isla de Pascua, los Anasazi y el genocidio de Darfur pero también puede verse la falta de conciencia social en las catástrofes sociales del Holocausto, las Guerras Yugoslavas y el genocidio de Ruanda. Es muy posible que seamos incapaces de ver y corrgir otras nuevas catástrofes que ya están en desarrollo.[5]

Genocidio de Ruanda[editar]

Para Welzer, citando a Jared Diamond, el Genocidio de Ruanda no fue el resultado de una guerra climática pero tampoco se debió a hechos meramente políticos y sociológicos. El problema de la excesiva densidad de población fue un factor decisivo en el estallido del genocidio.[6]

Genocidio de Darfur: la primera guerra climática[editar]

En el Genocidio de Darfur o conflicto de Darfur es, según Harald Welzer, donde puede reconecerse la primera guerra climática.[7]

El Niño y las guerras civiles[editar]

Según el Instituto para la Tierra de la Universidad de Columbia el fenómeno climático El Niño sería el causante de numerosos conflictos surgidos tras la Segunda Guerra Mundial. Según los investigadores del Instituto para la Tierra los episodios más duros de El Niño habrían precedido al 30% de las guerras civiles en un centenar de países. El riesgo de un conflicto se doblaría respecto a los periodos de La Niña. Globalmente la aparición de excesivas temperaturas grandes sequías estarían relacionadas con el 21% de los 234 conflictos que el Instituto para la Tierra ha analizado desde 1950 a 2004.[8] [9]

Organizaciones relacionadas con el cambio climático[editar]

Consejo asesor científico sobre cambio climático - WBGU - Alemania[editar]

El Consejo asesor científico aleman sobre cambios globales del medio ambiente, Consejo asesor científico del Gobierno Federal sobre cambios globales del medio ambiente o Consejo consultivo alemán sobre el cambio global (en alemán WBGU, Wissenschaftlicher Beirat der Bundesregierung Globale Umweltveränderungen - en inglés German Advisory Council on Global Change) tiene su sede en Alemania.[10] [11]

Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático[editar]

El IPCC - (Intergovernmental Panel on Climate Change) se estableció en el año 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (WMO, World Meteorological Organization) y el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP, United Nations Environment Programme).[12]

Bibliografía[editar]

En español

Referencias[editar]

  1. Guerras climáticas.... Katz Editores, ISBN 978-987-1566-50-1, Argentina - ISBN 978-84-92946-27-3 España, pag. 112
  2. Guerra del clima: Atención a los experimentos militares de EE.UU., Michel Chossudovsky, Global Research, December 20, 2007
  3. [Elke M. Geenen, Kollecktive Krisen, Katastrophe, Terror, Revolution - Gemeisnsmkeiten und Unterschiede (Crisis colectivas, Catástrofes, terror, revolución: similitudes y diferencias), en Lars Clausen et al -ed.-, Entsetzliche soziale Prozesse (Procesos sociales terribles), Münster, 2003, p.15.
  4. Guerras climáticas.... Katz Editores, ISBN 978-987-1566-50-1, Argentina - ISBN 978-84-92946-27-3 España, pag. 238
  5. Guerras climáticas.... Katz Editores, ISBN 978-987-1566-50-1, Argentina - ISBN 978-84-92946-27-3 España, pag. 113
  6. Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, (trad. Alejandra Obermeier Klimakriege. Wofür im 21. Jahrhundert getötet wird), Katz Editores, ISBN 978-987-1566-50-1, Argentina - ISBN 978-84-92946-27-3 España, pag. 106]
  7. Guerras climáticas.... Katz Editores, ISBN 978-987-1566-50-1, Argentina - ISBN 978-84-92946-27-3 España, pag. 107
  8. Con 'El Niño' llega la guerra. Una quinta parte de los conflictos mundiales están relacionados con este fenómeno climático, 25/8/2011 - Público (España)
  9. El Niño in a changing climate. Sang-Wook Yeh1, Jong-Seong Kug1, Boris Dewitte, Min-Ho Kwon, Ben P. Kirtman & Fei-Fei Jin, Nature 461, 511-514 (24 September 2009), doi:10.1038/nature08316; Received 29 December 2008; Accepted 21 July 2009
  10. German Advisory Council on Global Change (WBGU)
  11. Wissenschaftlicher Beirat der Bundesregierung Globale Umweltveränderungen, en WBGU.de
  12. IPCC
  13. Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI
  14. Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, en Katz Editores
  15. Gefühlte Probleme, Rezension von Uwe Justus Wenzel, Neue Zürcher Zeitung, 12 de abril de 2008
  16. Ist das schon Häresie?, Rezension von Adam Olschweski, Frankfurter Rundschau, 8 de mayo de 2008
  17. Nichts für Optimisten, Rezension von Jörg Plath, die tageszeitung, 17 de mayo de 2008
  18. Die Dimensionen des Klimawandels, Rezension von Britta Fecke, Deutschlandfunk, 2 de junio de 2008]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

En español
En inglés
Videos en YouTube –en inglés con subtítulos en español-