Guerra civil irlandesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra civil irlandesa
Irish soldiers during the Civil War.jpg
Soldados irlandeses durante la guerra civil.
Fecha 28 de junio de 1922 - 24 de mayo de 1923
Lugar Estado Libre de Irlanda
Resultado Victoria del bando protratado
Beligerantes
Bandera de Irlanda Protratado: Irish anti-treaty flag.svg Antitratado:
Comandantes
Michael Collins
Richard Mulcahy
Liam Lynch
Joe McKelvey
Frank Aiken
Fuerzas en combate
A finales de la guerra:[7]
INA: ~55.000 soldados y 3.500 oficiales
AC: 10 aviones
NS: 1 navío
CID: 350 miembros
~15.000 milicianos[7]
Bajas
Militares muertos:[7]
800 soldados, 3 policías, 4 CID y 1 CDF
1.000-3.000 muertos y 12.000 prisioneros[7]

Unas 250 bajas civiles solamente en la batalla de Dublín.[8]
[editar datos en Wikidata ]

La Guerra Civil Irlandesa tuvo lugar entre 1922 y 1923 a causa de la división que provocó en el Sinn Féin la aceptación del Tratado anglo-irlandés, firmado en Londres el 6 de diciembre de 1921, por medio del cual se había establecido lo que sería el Estado Libre de Irlanda.

Causas del conflicto[editar]

La oposición al pacto en el Sinn Féin fue encabezada por el sector republicano intransigente, liderado por Éamon de Valera. Esta facción alegaba que el documento en cuestión no se ajustaba a las exigencias por las que se había luchado durante la Guerra de la Independencia Irlandesa (1919-1921), la fase esencial de lo que se ha dado en llamar la Revolución irlandesa, de la cual no sería sino su colofón.

El tratado establecía que el nuevo Estado Libre de Irlanda formaría parte de la futura Commonwealth británica, con la misma categoría que Canadá o Australia, por lo que la jefatura del Estado seguiría estando en el Rey de Inglaterra. Asimismo, la Corona británica estaría representada en el nuevo Estado por un Gobernador General, y los miembros del Parlamento irlandés tendrían que jurar lealtad a la monarquía británica. Aunque este convenio hacía inevitable la división de Irlanda, el punto clave de la disputa sobre el Tratado fue el rechazo a los símbolos de la monarquía de Gran Bretaña.

Arthur Griffith: fundador y primer líder del Sinn Féin (1905-1917).

Los partidarios del acuerdo, cuyos líderes eran Arthur Griffith y Michael Collins, señalaban que los términos ofrecidos eran los mejores que se habían propuesto hasta ese momento. El Estado Libre dispondría de Parlamento y gobierno propios y tendría pleno control sobre su economía y su defensa. Este sector reconocía que el Tratado no recogía todas las demandas por las que se había luchado durante la guerra contra el Reino Unido, pero brindaba una oportunidad para conseguir un mayor grado de libertad posteriormente. A su juicio, la oposición al pacto implicaría un nuevo conflicto armado contra los británicos que el Ejército Republicano Irlandés (IRA) no conseguiría ganar. El documento se debatió en el Parlamento del Sinn Féin (el Dáil Éireann, organismo que se convertiría posteriormente, con la misma denominación irlandesa, en el parlamento irlandés) desde el 14 de diciembre de 1921 hasta el 7 de enero de 1922, fecha en la que fue aprobado por un escaso margen: 67 votos frente a 57.

Este resultado ocasionó la división del Sinn Féin y del IRA en dos grupos, uno contrario al Tratado Anglo-irlandés y otro favorable. Las negociaciones para lograr la reunificación del movimiento se prolongaron durante seis meses, pero ambas posturas seguían siendo irreconciliables. Así pues, estalló una guerra civil a finales de junio de 1922.

Desarrollo de la guerra[editar]

En los seis meses siguientes a la aprobación del acuerdo, la facción que lo apoyó consolidó su postura. Griffith y Collins establecieron dos gobiernos paralelos y complementarios. El primero reemplazó a Valera como presidente del Dáil Éireann y formó un gobierno del Sinn Féin favorable al Tratado. Collins, por su parte, constituyó otro gabinete provisional para que las autoridades británicas pudieran realizar las transferencias de poder de departamentos e instituciones a Irlanda. Ambas administraciones se reunieron y trabajaron juntas como si de una sola institución se tratara desde abril de 1922: en el mes de junio, habían tomado el control de los organismos del régimen anterior y estaban formando un ejército y un cuerpo de policía, An Garda Síochána (en gaélico "Los guardianes de la Paz").

El ala del IRA contraria al acuerdo tomó el edificio Four Courts, situado en el centro de Dublín, el 13 de abril de 1922. El 26 de marzo, habían rechazado la autoridad del Dáil Éireann y elegido su propio órgano militar ejecutivo. La facción defensora del Tratado atacó a las fuerzas rebeldes del IRA el 28 de junio, ante la necesidad de consolidar su autoridad en el sur de la isla y la presión de Londres para que eliminaran los elementos que podían oponer resistencia armada al pacto. La batalla de Dublín duró una semana y supuso una victoria decisiva para los defensores del pacto. Éstos difundieron la noticia en los países vecinos y obtuvieron más victorias a lo largo de julio. A comienzos de agosto, el IRA quedó rodeado en el suroeste del país por una serie de desembarcos. La mayoría de las principales localidades y ciudades del sur de Irlanda estaban bajo el control de sus oponentes a finales de ese mes.

Griffith falleció a causa de una hemorragia cerebral el 12 de agosto. Collins, Comandante en Jefe de las Fuerzas favorables al Tratado Anglo-irlandés, murió diez días después en una emboscada al oeste de Cork, cuando realizaba un recorrido de inspección. El conflicto, que se prolongó hasta mayo de 1923, se convirtió en una guerra de agotamiento. Las fuerzas contrarias al acuerdo utilizaron a partir de septiembre la estrategia guerrillera, una táctica que les había proporcionado buenos resultados contra los ingleses. Atacaban tanto a las tropas enemigas como a la infraestructura del país, bombardeando puentes y carreteras e interrumpiendo las comunicaciones. En octubre, el nuevo gobierno presentó una ley que concedía al Ejército amplios poderes y permitía que todo aquel que se hallara en posesión de armas o actuara contra las Fuerzas del nuevo Estado fuera sometido a un consejo de guerra y condenado a la pena capital. En represalia, el Comandante en Jefe de las Fuerzas del IRA, Liam Lynch, dio orden de disparar contra los principales líderes partidarios del acuerdo. Los primeros asesinatos tuvieron lugar el 7 de diciembre, un día después de la proclamación oficial del Estado Libre de Irlanda. La respuesta del nuevo gobierno fue ordenar la ejecución de cuatro oficiales del Ejército enemigo que se encontraban presos desde junio; ante esta acción, el sector intransigente del IRA depuso su política de atentados.

La superioridad numérica de hombres y recursos de la facción gubernamental y la prosecución de las ejecuciones (77 en total) comenzaron a decidir la guerra a su favor, a comienzos de 1923. Lynch se negó rotundamente a aceptar la situación desesperada de las fuerzas del IRA y prolongó la lucha hasta que fue asesinado en un atentado cometido por las tropas enemigas en el mes de abril. Frank Aiken, que ocupó su puesto como Comandante en Jefe, deseaba poner fin al enfrentamiento.

Final del conflicto[editar]

Aiken y De Valera, los líderes de las facciones enfrentadas, solicitaron un cese de las hostilidades que habría de entrar en vigor el 30 de abril. El gobierno del Estado Libre se negó a reconocer el alto el fuego y Aiken dio la orden de interrumpir la lucha y deponer las armas el 24 de abril. Fue entonces cuando concluyó realmente la guerra; sin embargo, el gobierno del Estado Libre de Irlanda prosiguió durante varios meses su campaña militar contra las fuerzas que rechazaban el Tratado Anglo-irlandés.

Actualidad[editar]

En julio de 2012 los grupos disidentes más importantes del IRA contrarios a la paz al no haber alcanzado el objetivo principal (que Irlanda del Norte se incorpore a la República de Irlanda y que toda la isla sea un único Estado ajeno al Reino Unido) anunciaron que se unían en un solo grupo con el objetivo de volver a hacer diversas acciones con el objetivo de que la causa del IRA no se olvide.

El nuevo IRA está integrado por el IRA Auténtico (RIRA), una escisión del IRA Provisional (PIRA); la Acción Republicana Contra las Drogas (RAAD), formada por ex combatientes del IRA Provisional que iniciaron una batalla contra el narcotráfico, sobre todo en la ciudad de Derry; y por las Facciones Republicanas Independientes, una amalgama de distintos grupos de combatientes nacionalistas.[9]

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. En inglés: Irish National Army.
  2. En inglés: Air Corps.
  3. En inglés: Naval Service.
  4. En inglés: Criminal Investigation Department.
  5. En inglés: Citizens' Defence Force.
  6. En inglés: Irish Republican Army.
  7. a b c d Michael Hopkinson, Green Against Green, pp. 272–273
  8. Paul V. Walsh, The Irish Civil War. "A study of the conventional phase"
  9. http://www.heraldo.es/noticias/internacional/2012/07/27/tres_grupos_disidentes_unen_irlanda_del_norte_para_crear_nuevo_ira_197520_306.html Tres grupos disidentes se unen en Irlanda del Norte para crear un nuevo IRA llamado IRA 2012

Bibliografía[editar]

  • Michael Hopkinson (1988). Green against Green: the Irish Civil War. Dublin: Gill and Macmillan. ISBN 978-0-7171-1202-9.
  • Paul V. Walsh (1998). The Irish Civil War 1922-23: A Study of the Conventional Phase. Nueva York: NYMAS & CUNY Graduate Center.