Grundrisse

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los Grundrisse o Elementos fundamentales para la crítica de la economía política son una recopilación de anotaciones de Karl Marx, completada entre 1857-1858, que pueden considerarse borradores de su obra cumbre, El Capital.

Karl Marx escribió los Grundrisse durante su exilio en Londres, en uno de los momentos más difíciles de su vida, al tiempo que arreciaba la primera crisis financiera mundial.

Pero los Grundrisse también pueden considerarse como textos complementarios a El capital, ya que en éstos Marx alcanzó a desarrollar concepciones y elementos que quedaron fuera de esa obra. Se enfoca, como en toda sus obras, en la producción, considerándola como la parte primordial del orden social entero; desarrolla la producción primitiva en menor medida, pues hace hincapié en la producción dentro de la sociedad civil, por las relaciones de propiedad, las relaciones de producción, y las formales relaciones establecidas entre los sujetos sociales que este tipo de sociedad tiene como fundamento.

Desarrolla las raíces del capital en sí mismo y del trabajo social, esto es, la producción y la relación capital-trabajo. Marx afirma con crudeza y certeza magistral que un pueblo alcanza el culmen de su desarrollo industrial cuando el enfoque no está puesto ya en la ganancia, sino en ganar. Aplicando el materialismo, advierte que las diferentes condiciones específicas objetivas de las sociedades determinan la producción social, esto es factores climáticos, geográficos, o hasta tradicionales, psicográficos, etc.

Marx explica aquí cómo la producción determina necesariamente la distribución de los bienes materiales en los diferentes sujetos sociales, esto es, en las clases sociales. En cierto modo, desarrolla ampliamente todas las grandes declaraciones que realizó en el Prefacio de la Contribución a la crítica de la economía política y que, en este último libro, habían quedado inconclusas; es decir, desarrolló científicamente las bases y fundamentos del materialismo histórico.

Marx desarrolla en los Grundrisse aspectos fundamentales de su teoría, como el dinero como producto de las relaciones sociales y, a su vez, las contradicciones inherentes al dinero mismo y a las diferentes formas del dinero -formas posibles del dinero, porque a su vez descarta utopismos y fantasías señalando que hay monedas que son imposibles, como la moneda tiempo de trabajo-.

La importancia de los Grundrisse dentro del marxismo es fundamental, casi tan fundamental como El Capital, y es, junto con éste y la Contribución, una de las tres obras fundamentales (económicas) de Marx. Además, ya que fueron escritos personales -no de publicación-, nos encontramos con un Marx introspectivo, crítico de sí mismo, en pleno desarrollo de sus ideas, y con aclaraciones a sí mismo que enriquecen tanto el aspecto filosófico y económico como la parte humana o natural del escrito, en tanto se puede sentir al propio autor, en cierto modo, conversando con sí mismo, refutándose o reafirmándose; escindiendo, en pocas palabras, los fundamentos teóricos que luego culminarían con El Capital.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]