Gremlin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un Gremlin como mascota de la tripulación de los aviones B-17 en misiones sobre Alemania de 1942 a 1945

Un gremlin es una criatura mitológica de naturaleza malévola, popular en la tradición de países de habla inglesa y surgida probablemente a comienzos del siglo XX.

La historia popular describe a los gremlins como capaces de sabotear todo tipo de maquinaria. Esta percepción de las criaturas dio origen, por ejemplo, a que los pilotos ingleses de la Royal Air Force (RAF) de servicio en Oriente Medio durante la Segunda Guerra Mundial narraran un cuento que intentaba atribuir los accidentes frecuentes que sucedían en sus vuelos a la acción de estos seres fantásticos. Se comentaba que debido a que los gremlins eran animales que destruían todo, su existencia podía explicar las caídas de aviones, sin necesidad de fuesen atacados. Aludiendo a la misma historia, pero con signo exactamente inverso, también se utilizó como mascota para traer buena suerte a la tripulación de la fuerza aérea en sus misiones sobre Alemania (como puede verse en la imagen que se incluye a la derecha).

Existen narraciones de gremlins que son previas a la segunda guerra y algunas datan por ejemplo de los años '20, tras la Primera Guerra mundial.[1] Sin embargo, se atribuye al autor Roald Dahl, quien estuvo en la RAF en el Oriente Medio durante la guerra, la responsabilidad de la popularización del gremlin, al haber escrito sobre estas criaturas en su primer libro infantil, titulado precisamente Los gremlins (1943)[2] y que fue publicado por Walt Disney Productions.[3]

Por otra parte, las películas Gremlins (1984) y Gremlins 2 (1990), ambas dirigidas por Joe Dante muestran otra versión de unas criaturas malévolas.

También han tenido apariciones en caricaturas de la compañía Warner Bros. y de la misma en una película de The Twilight Zone, la cual presenta una criatura más aterradora y letal.

Otros usos[editar]

Por extensión, el término gremlin se ha incorporado, asimismo, a la jerga de las editoriales e imprentas[4] y de los correctores de textos, sobre todo para referirse a aquellas faltas de ortografía,[5] de gramática,[6] o errores tipográficos y similares que aparecen en un texto publicado, aun después de haberlo repasado en varias ocasiones antes de su publicación. Se supone que dichos gremlins aparecen en el camino entre el corrector de textos y la imprenta.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]