Gran distribución

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La gran distribución o hipermercados es un sector de la distribución de los bienes de consumo, que ha sufrido una enorme extensión en el último cuarto del siglo XX.

Cuadro comparativo de las principales sociedades en Europa[editar]

Sociedad País Capitalización
a 9/9/2004
CA 2003 CA 2004
provisional
PER 2004
Carrefour Francia 29.369 70.943 73.529 13,9
Metro AG Alemania 12.373 53.595 56.725 14,6
Ahold Países Bajos 8.373 56.068 52.310 19,6
Tesco Gran Bretaña 30.104 43.719 49.893 14,9
Casino Guichard Perrachon Francia 7.079 22.983 23.490 11,9
Sainsbury Gran Bretaña 6.664 24.320 22.034 18,0
Delhaize Group Bélgica 4.352 18.807 18.237 10,8
Morrisson WM Supermarket Gran Bretaña 7.339 17.015 17.975 19,1
Guyenne & Gascogne Francia 642 1.360 1.195 12,3




Nota: Los grupos cooperativos (E.Leclerc, Intermarché, Coop, Spar, Système U) no figuran por el momento. Estas cadenas funcionan bajo un sistema de franquicia y por lo tanto no pertenecen a la sociedad, cabeza del grupo.

Análisis estratégico[editar]

(septiembre de 2004)

Los grandes grupos de la distribución, atacados por los "hard discounters" por una parte (Franprix, Leader Price, Lidl...), y por el dinamismo de las cadenas de establecimientos de proximidad, habían reaccionado estos últimos años volviéndose con determinación hacia la internacionalización, pero con resultados y éxitos globalmente decepcionantes.

Tras esto, algunos de ellos, como Carrefour reaccionaron a la competencia de los especialistas del descuento, gracias a:

  • una estrategia de reducción de los precios, sacrificando los márgenes de beneficios, compensados con ganancias de cuotas de mercado
  • un importante programa de apertura de nuevos almacenes
  • una política de consolidación de los existentes
  • la retirada de la política de crecimiento externa por la adquisición de otras sociedades internacionales. El n°1 mundial, el americano Wal-Mart, siempre al acecho desde hace algunos años, podría aprovecharse del PER históricamente escaso (normalmente a 20 para el sector) para realizar una adquisición principal de uno de los grandes grupos europeos de distribución.

En todo momento, suele obviarse la influencia que tiene la gran distribución sobre las relaciones sociales y los modelos de convivencia que se establecen en torno al consumo (ocio mercantilizado, socialización en espacios privados dónde las libertades civiles están ampliamente restringidas, despilfarro,...).

Una sociedad que reflexiona sobre la forma de distribución de los bienes y servicios producidos más allá de la rentabilidad a corto plazo, debe plantearse las consecuencias de la gran distribución y de la proliferación de centros de esta naturaleza. El declive de antiguos modelos (pequeño comercio de barrio, servicios de proximidad,..) supone pérdidas extra-monetarias que deben tenerse en cuenta a la hora de valorar este fenómeno.