Gran Rebelión de Encomenderos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Gran Rebelión de Encomenderos de 1544, fue una rebelión de los encomenderos españoles en el Perú contra la corona española, en protesta por la dación de las Leyes Nuevas de 1542 que protegían a los indígenas, y limitaban las acciones y abusos de los encomenderos, creadas por el rey Carlos I de España a propuesta de Bartolomé de las Casas. Su líder fue Gonzalo Pizarro, destacando también Francisco de Carvajal.

Tras la Conquista del Perú, y como antecedente, ya se había producido la Guerra civil entre los conquistadores del Perú entre los partidarios de Francisco Pizarro y los de Diego de Almagro, resultando Pizarro asesinado, y los seguidores de Almagro finalmente derrotados.

Durante la revuelta, Gonzalo Pizarro fue nombrado Gobernador del Perú (1544 - 1548). Derrotado por Pedro de La Gasca, en la batalla de Jaquijahuana (9 de abril de 1548), fue apresado, enjuiciado, condenado a muerte y decapitado.

Creación del Virreinato del Perú[editar]

En 1544, el rey de España envió a un representante al Perú, Blasco Núñez Vela, como primer virrey del recientemente fundado Virreinato del Perú, que se formó en reemplazo de la Gobernación de Nueva Castilla. Junto con él llegaron los oidores que conformaron la Real Audiencia de Lima. Núñez Vela tenía por encargo imponer la autoridad real en desmedro del poder adquirido por los conquistadores. Así, se le encomendó asegurar el cumplimiento de las Leyes Nuevas, promulgadas en 1542 para proteger a la población nativa del Perú. A pesar de este mandato real, Gonzalo Pizarro se negó a renunciar al poder y a la soberanía sobre el Perú que había recaído en él y en sus hermanos por la Capitulación de Toledo.

El virrey Núñez Vela llegó a Lima, la nueva capital del virreinato, y tomó el cargo el 17 de mayo de 1544. Poco después, encarceló a Cristóbal Vaca de Castro, ex gobernador de Nueva Castilla, y lo envió de regreso a España. El 18 de septiembre de 1544, los oidores, instigados por Gonzalo Pizarro, depusieron a Blasco Núñez Vela y lo embarcaron a España. El 28 de octubre, el ejército de Gonzalo Pizarro compuesto por 1.200 hombres, entró a Lima; sin embargo, estando en alta mar, Núñez Vela fue liberado y desembarcó en Tumbes, pasando luego a Quito donde reunió un ejército con el que se dirigió al sur para reclamar sus derechos reales como virrey y gobernador de Perú. Luego de algunos movimientos, ambos bandos se enfrentaron el 18 de enero de 1546 en la batalla de Iñaquito, en el actual Ecuador. La superioridad numérica y militar del ejército de Pizarro aseguró su victoria, en la cual Blasco Núñez de Vela fue decapitado en el campo de batalla. Con ello, se inició la lucha entre las fuerzas de Gonzalo Pizarro y las fuerzas realistas por el control del Perú.

El rey nombró a Pedro de la Gasca como nuevo Gobernador, quien llegó al Perú en 1547. No traía ninguna fuerza armada; solo el poder real de otorgar una amnistía para aquellos que hubieran cometido traición a la Corona española y que quisieran sumarse a conformar un ejército realista. Proclamó también que suspendería las Leyes Nuevas, cuya imposición había originado que gran cantidad de encomenderos se sumaran al bando rebelde de Gonzalo Pizarro. De ese modo, pronto La Gasca formó un ejército propio.