Gran Mancha Oscura de Neptuno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La gran mancha oscura de Neptuno con nubes blancas de metano a su alrededor.

La Gran Mancha Oscura de Neptuno (Great Dark Spot o simplemente "GDS" en inglés) era una mancha similar a la Gran Mancha Roja de Júpiter. Fue detectada en su hemisferio sur en 1989 por la sonda espacial de la NASA llamada Voyager 2. Aunque parecía ser un anticiclón como la mancha de Júpiter se cree que la gran mancha oscura podría haber sido un hoyo atmosférico al igual que en la capa de ozono de la Tierra.[cita requerida]

Características[editar]

La gran mancha oscura de Neptuno tomada desde la sonda espacial Voyager 2.

La mancha tenía casi el mismo tamaño que la Tierra, y en apariencia era muy similar a la Gran Mancha Roja de Júpiter. Al principio se creía que era el mismo fenómeno, sin embargo una vista más cercana reveló que se trataba de una oscura depresión en la atmósfera de Neptuno.

Los vientos de Neptuno son los más veloces del sistema planetario solar, y alrededor de la gran mancha oscura se llegaron a medir velocidades superiores a los 2.400 km/h (670 m/s o 1.500 millas por hora) siendo así los más veloces de todo el sistema planetario jamás registrados.[1] Nótese que se trata de velocidades supersónicas y que los vientos más rápidos jamás registrados en la tierra son del orden de 506 km/h medidos en un tornado F5 en 1999, Oklahoma (EE. UU.).

La mancha oscura podría ser un gran hoyo en la inmensa atmósfera de metano de Neptuno. La gran mancha oscura generaba grandes nubes blancas como los cirros en la Tierra. A diferencia de los cirros de la Tierra, cuyas nubes están formadas de pequeños cristales de hielo, en los cirros de Neptuno, estos están compuestos de pequeños cristales de metano congelado, y se disuelven a partir de las 36 horas, mientras que en la Tierra lo hacen en pocas horas.

Desaparición[editar]

Cuando la gran mancha oscura fue fotografiada nuevamente por el Telescopio espacial Hubble en 1994, ésta había desaparecido por completo dejando a los astrónomos con la duda de si fue un hoyo que se cubrió por completo, o si fue una tormenta que terminó de azotar la superficie de Neptuno.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Nemiroff, Robert y Bonnell, Jerry (1996) "Neptune's Great Dark Spot: Gone But Not Forgotten" en Astronomy Picture of the Day (en inglés). NASA. Publicado el 1996-05-08. Con acceso el 2007-11-28.