Gran Logia de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Gran Logia de España es la principal obediencia masónica española por lo que se refiere a su número de miembros y logias bajo su jurisdicción. Forma parte de la corriente masónica encabezada por la Gran Logia Unida de Inglaterra y se ajusta a la interpretación que esta Obediencia hace de las leyes, tradiciones, usos y costumbres para definir la regularidad masónica. Esta obediencia entronca con la antigua Gran Logia de Londres que, fundada en 1717, es considerada como la primera obediencia masónica especulativa, a través de su unificación con la Gran Logia denominada "de los antiguos" creada en 1751.

Principios reguladores[editar]

La Gran Logia de España extiende su jurisdicción sobre sus logias en los tres primeros grados de la Masonería (Masonería simbólica), y su ámbito territorial es el del Reino de España. Pretende estar formada por hombres dignos y de sólidos valores éticos y filantrópicos (libre y de buenas costumbres); además de una creencia en un principio superior o causa de todo lo creado, al que se denomina comunmente como Dios, y que los masones, respetando siempre la libertad del individuo ante cualquier creencia particular, nombra como Gran Arquitecto del Universo. En línea con las demás Obediencias de esta corriente, no admite mujeres en sus filas. Como Orden iniciática Tradicional que busca el perfeccionamiento del ser humano, consiste en la transmisión y enseñanza de un método, el ritual y simbólico, por cuyo conocimiento y asimilación el masón está en condiciones de aplicarlo a sí mismo y a su entorno social. Realiza sus trabajos en presencia de las que considera las Tres Grandes Luces de la Masonería: la escuadra, el compás y el volumen de la Ley Sagrada. Propugna las libertad religiosa y política de sus miembros, no permitiendo la discusión sobre cuestiones políticas o religiosas en Logia ni el posicionamiento institucional sobre estos aspectos.

Ritos[editar]

La Gran Logia de España es una obediencia multirritual. Las logias adscritas a ella pueden elegir el Rito que desean practicar con la única limitación de realizarlo plenamente y siempre y cuando obtengan autorización para ello del Gran Maestro de la Gran Logia de España. Los Ritos practicados en la actualidad son:

La Gran Logia de España mantiene relaciones con cuerpos masónicos que desarrollan los altos grados de los diferentes ritos. En concreto con el Supremo Consejo del Grado 33 y último para España del Rito Escocés Antiguo y Aceptado afín a esta corriente masónica, el Arco Real, el Gran Capítulo Francés, la Gran Logia de Maestros Masones de Marca, el Gran Priorato Rectificado y la Órden Masónica del Temple, entre otras.

Esbozo histórico[editar]

Hasta fechas recientes, la Masonería simbólica española, que se ocupa de los tres primeros grados de aprendiz, compañero y maestro, no ha estado, en general, vinculada a la corriente de regularidad masónica. Sin embargo, a partir de la consgración de la Gran Logia de España en el año 1982, la misma es considerada, a nivel internacional, la única obediencia regular en el Estado español, siendo reconocida comp tal por el resto de grandes logias regulares del mundo.

De hecho, sólo en dos ocasiones ha ocurrido algo así. La primera, en 1728, en los primeros tiempos de la Masonería especulativa, cuando el Duque de Wharton, que había sido Gran Maestro de la Gran Logia de Inglaterra, fundó en Madrid la logia "Las Tres Flores de Lis" o "Matritense", inscrita en el registro de la Gran Logia de Inglaterra con el número 50. Esta logia estuvo formada sólo por ciudadanos británicos residentes en España. La segunda ocasión está relacionada con el Gran Oriente Lusitano Unido. Con la legalización de la Masonería en España en 1868, la obediencia portuguesa llegó a auspiciar una cincuentena de logias en España. En los años 1870, el Gran Oriente Lusitano Unido obtuvo y mantuvo durante unos años el reconocimiento de la Gran Logia Unida de Inglaterra y del resto de las potencias masónicas regulares, de esta corriente, como única obediencia regular para la Península Ibérica, rompiendo relaciones con el Gran Oriente de Francia, en 1877, a consecuencia de la decisión de esta obediencia francesa de eliminar de sus estatutos la necesidad de la creencia en Dios para sus miembros. Más adelante, sin embargo, el Gran Oriente Español, que fue la obediencia española más importante desde su fundación en 1889 hasta la ilegalización de la Masonería en España en 1937, quedó al margen del reconocimiento de las potencias de esta corriente de regularidad, volviendo a establecer relaciones con la corriente encabezada por el Gran Oriente de Francia.

Luis Salat i Gusils puede ser considerado como el impulsor de la implantación de esta corriente de la Masonería regular en España tras el retorno de la democracia. Iniciado en 1935 en la Logia Hermes del Gran Oriente Español, Salat, estando a punto de acabar la Guerra Civil, marcha a Francia siendo internado en un campo habilitado por el gobierno francés para los españoles que huían de la inminente victoria franquista. Después, gracias al amparo de la Masonería, es saacado del campo de concentración y llevado a Buerdeos; posteriormente eligió como destino Colombia. Allí conoce a la que fue su esposa Dña. Anzuria Verdú, y ocupóo diversos cargos en la Gran Logia de Colombia, entre ellos el de Gran Secretario, lo que le permitió establecer contactos masónicos en toda América, Venezuela, Colombia y [[México]. Colaboró con el gobierno de Estados Unidos en el esfuerzo bélico contra el nazismo durante la II Guerra Mundial, organizando el suministro de caucho desde Manaos (Brasil). A finales de los sesenta, Salat entró en contacto con J. Roux, dirigente de la Gran Logia Nacional Francesa. La Gran Logia Unida de Inglaterra manifestó su respaldo a la iniciativa de que la Gran Logia Nacional Francesa abriera logias en Occitania compuestas por españoles. A finales de los setenta, al contrario que otros miembros del antiguo Gran Oriente Español (GOE), Salat cree que la solución de la Masonería en España pasa por comenzar de nuevo. La constumbre en Masonería, aconseja que cuando en un país no existe masonería o esta ha sido abolida, el país limítrofe se encaga de reinstalarla. Como en Portugal no existía la Orden (el dictador Salazar, como otros tantos dictadores, la persiguió), la Masonería Francesa creó las dos primeras logiasa con españoles en Perpiñan: San Juan de Catalunya nº208, el 14 de marzo de 1977 y San Jordi nº227, el 15 de octubre de 1978; liderada esta labor por El norteamericano Nat Granstee y el francés Jean Crozet. En Barcelona y existía la logia Perseverança dirigida por Lusi Salat, que no dependía de ninguna obediencia y en una ceremonia celebrada en Tolosa, sede de la Gran Logia Provincial de Ocitania, esa logia pasó a ser la nº 246 de la G.L.N.F. el 10 de octubre de 1979. El 18 de octubre de 1.980, tras la sentencia del Tribunal Supremo número 47.103 de 3 de julio de 1979 que, a instancias del Grande Oriente Español, obliga al gobierno a inscribirle como una Asociación legal en los Registros del Ministerio del Interior, legalizando con tal sentencia la Masonería en España, la Gran Logia de España obtuvo su inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior. El 16 de junio de 1980, fue consagrada la Gran Logia de Distrito de España. Por las mismas fechas, el efímero Grande Oriente Español Unido, formado a partir de un grupo de masones españoles separados poco antes del Grande Oriente Español, establece las bases para su integración en la Gran Logia de Distrito de España, lo que se realiza con la autorización previa del Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa.

El 17 de junio de 1.982, se solicitó al Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa la constitución de la Gran Logia de España. y Jean Mons,el 2 de julio de 1.982, creó la Gran Logia de España, de la que fue primer Gran Maestro, hasta su fallecimiento en 1.996, Luis Salat i Gusils. Y así mismo, Jean Mons, transfirió las diez Logias españolas a la jurisdicción de la Gran Logia de España. La Gran Logia de España fue definitivamente formalizada (consagrada), en Madrid, en el acto (cermonia) dirigida por Jean Mons, el seis de noviembre de 1.982, celebrando su primera Gran Tenida (Gran Reunión masónica) anual el 19 de marzo de 1.983.

A partir de su consagración, la Gran Logia de España fue reconocida por las Grandes Logias Regulares del mundo entero, siéndolo por la Gran Logia Unida de Inglaterra el 16 de septiembre de 1.987.

En el año 2001 el antiguo Gran Oriente Español, que mantenía su estructura administrativa y algunos miembros en su registro, se incorpora a la Gran Logia de España, uniéndose, de este modo, la línea tradicional de la Masonería española a la línea de regularidad de la corriente internacional de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Grandes Maestros de la Gran Logia de España[editar]

Desde su fundación en 1981, la Gran Logia de España ha sido dirigida por los siguientes Grandes Maestros:

Enlaces Externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • GLE. LA MASONERÍA ABRE SUS PUERTAS. Editorial ATANOR EDICIONES, 2012. ISBN 978-84-939-6175-6
  • Esteban Cortijo (Coordinador). Masoneria y Extremadura. Edita Ateneo de Cáceres y Caja de Ahorros de Extremadura], 2008. ISBN 978-84-691-4233-2