Gradiente geotérmico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina Gradiente geotérmico a la variación de temperatura, que aumenta con la profundidad en la corteza terrestre. el valor promedio de este gradiente es de 30 ºC/Km de profundidad, considerando que se avanza desde la superficie hacia el centro de la esfera terrestre. Físicamente se expresa en unidades de temperatura y unidades de longitud, como la razón entre la temperatura (T1) en un punto dado (P1) y otro punto situado a mayor profundidad (P2) con temperatura (T2). Consecuentemente el gradiente geotérmico queda dado por la expresión:

Gradiente Geotérmico = ( T2 - T1 ) / ( P2 - P1)

El Gradiente geotérmico no es un valor constante: El estudio de las ondas sísmicas ha demostrado la existencia de un núcleo interno sólido, y esto no sería posible si el incremento de la temperatura fuera constante, ya que, en ese caso el centro del planeta soportaría alrededor de 2 · 10^5 ºC, y se piensa que es de sólo 5000 ó 6000 ºC.

Gradiente geotérmico depende de las características físicas del material propias de cada zona del interior del planeta, o dicho de otro modo, de las condiciones geológicas locales, por ejemplo relación presión - temperatura, composición química y reacciones que producen, existencia de material radiactivo, presencia de movimientos convectivos y rozamientos, etcétera.

La razón por la que la temperatura aumenta a medida que se profundiza radica en las muy altas temperaturas que existen en el núcleo del planeta.

Los valores usuales se encuentran en el rango 10 a 66 °C/km, sin embargo, se ha medido gradientes de hasta 200 °C/km.

La utilización del gradiente geotérmico como fuente de energía geotérmica es una de las posibles soluciones a los problemas energéticos, que ya se está aplicando en algunos países.

Referencias[editar]