Gránulos de Birbeck

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los gránulos de Birbeck son orgánulos citoplasmáticos[1] en forma de barra o de "raqueta de tenis" con una densidad lineal central y aspecto estriado. Son un hallazgo microscópico característico en la histiocitosis de células de Langerhans (histiocitosis X). Su información es inducida por la langerina.[2] Su funcionamiento es debatido, pero una teoría es que migran a la periferia de las células de Langerhans y liberan sus contenidos en la matriz extracelular. Otra teoría es que el gránulo de Birbeck funciona en la endocitosis mediada por receptores, de manera similar a los pozos revestidos con clatrina. Los gránulos de Birbeck fueron descubiertos por Michael Stanley Clive Birbeck (1925-2005), un científico y microscopista electrónico británico que trabajó en el Chester Beatty Cancer Research Institute de Londres entre 1950 y 1981.[3]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]