Gontrán I

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Gontrán I
Gontran et Childebert II.JPG
Gontrán y su sucesor, Childeberto II
Predecesor Clotario I
Sucesor Childeberto II
Información personal
Descendencia Gondebaudo (561-66)
Un hijo muero recién nacido (566)
Clotario (567-77)
Clodomiro (569-77)
Clotilde (573-600)
Childebert II (adoptado)
Padre Clotario I
Madre Ingonda
Nacimiento ca. 528
Fallecimiento 592
Chalon-sur-Saône

San Gontrán I ("cuervo de guerra", n. en Soissons h. 528/532- m. 28 de enero de 592), fue el rey de Borgoña desde 561 hasta 592. Era hijo (el tercero, el segundo de los que sobrevivieron) de Clotario I e Ingonda. A la muerte de su padre (561), se convirtió en rey de la cuarta parte del reino de los francos, y escogió Orleans como su capital.[1]

Luchó contra los bárbaros que amenazaban su reino e intentó reconciliar a sus dos hermanos Sigeberto I y Chilperico I. Tuvo algo de ese amor fraternal del que carecían sus hermanos, y el destacado cronista de la época, Gregorio de Tours a menudo lo llama el buen rey Gontrán, como se ve en la siguiente cita, donde Gregorio discute el destino de los tres matrimonios de Gontrán:

El buen rey Gontrán primero tomó como concubina a Veneranda, una esclava que pertenecía a uno de su pueblo, de quien tuvo un hijo llamado Gundobado. Más tarde se casó con Marcatruda, hija de Magnar, y envió a su hijo Gundobado a Orleans. Pero después de que ella tuviera un hijo Marcatruda se puso celosa, y procedió a tramar la muerte de Gundobado. Envió veneno, dicen, y envenenó su bebida. Y al morir, por el juicio de Dios ella perdió el hijo que tenía e incurrió en odio del rey, quien la repudió, y murió poco después. Después de ella, él escogió a Austregilda, también llamada Bobilla. De ella tuvo dos hijos, de los cuales el mayor se llamó Clotario y el menor Clodomero.[2]

Como se insinúa allí, Gontrán pasó por un período de intemperancia. Al final le sobrecogieron los pecados de su vida pasada, y pasó el resto de sus años arrepintiéndose, tanto por él como por su nación. Para compensar, ayunó, rezó, lloró y se ofreció a Dios. Intentó gobernar siguiendo principios cristianos. Según Gregorio, fue protector de los oprimidos, cuidador de los enfermos y tierno pariente para todos sus súbditos. Fue generoso con su riqueza, especialmente en tiempos de peste y hambruna. Fue estricto y justo, aplicando la ley sin tener en cuenta a las personas implicadas. Pero estaba dispuesto a perdonar las ofensas que se le hacían a él personalmente, incluyendo dos intentos de asesinato. Gontrán, con magnificencia, construyó y dotó muchas iglesias y monasterios. Gregorio de Tours relata los muchos milagros que se atribuían al rey, tanto antes como después de su muerte, y de algunos sostiene que él fue testigo personal.

En 567, su hermano mayor, Cariberto I murió y sus tierras (el reino de París) fue dividido entre los hermanos supervivientes: Gontrán, Sigeberto I, y Chilperico I. Compartieron su reino, poniéndose de acuerdo al principio en guardar París en común. La viuda de Cariberto, Teudechilda, propuso un matrimonio con Gontrán, el hermano mayor de los que quedaban vivos, aunque un concilio reunido en París en 557 habían considerado tal costumbre como incesto. Gontrán decidió albergarla con mayor seguridad, aunque con reluctancia, en un monasterio de Arlés.

A la muerte de Chilperico I, es llamado por Fredegunda para que la protegiese a ella y a su hijo Clotario II. Recupera el reino de París.

En el 587, adopta a Childeberto II, hijo de Sigeberto I y de Brunegilda.

Muere sin descendientes en el 592 y su reino pasa a Childeberto II.

Fue declarado santo casi inmediatamente después de su muerte, por su constante actitud de defensa de los oprimidos y su cuidado especial de los enfermos. Su memoria se celebra el 28 de marzo.

Referencias[editar]

  1. Ian Wood, The Merovingian Kingdoms 450–751, (Longman Group, 1994), 56.
  2. Medieval Sourcebook: Gregory of Tours: History of the Franks

Enlaces externos[editar]