Goma arábiga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La goma arábiga (denominado E-414 en la industria alimenticia dentro de los Números E y acacia gum según la lista de aditivos de la Unión Europea) es un polisacárido de origen natural que se extrae de la resina de árboles subsaharianos (Acacia senegal y Acacia seyal) como parte del proceso de cicatrización de éstos conocido como gummosis. Esta resina de color ámbar se recolecta normalmente a mano una vez seca. El consumo de goma arábiga industrializada (sea en chicles, pastillas, etc.) puede producir alergias y dañar la actividad de diversas enzimas.[cita requerida]

Producción[editar]

La goma arábiga es una sustancia producida por las acacias para cerrar sus heridas y evitar de esta manera la entrada de gérmenes, etc. Para provocar su producción se suelen producir cortes longitudinales paralelos y poco profundos de 40/60 mm. Otros métodos marcan cuadrados u otras formas en la corteza. La cantidad obtenida varía mucho entre los árboles (100/2000 g por árbol) con una media aproximada de 250 g por árbol.

En el mercado internacional se gastan unas 45.000 t anuales (año 2000) de goma arábiga.

Historia[editar]

Ya los egipcios lo utilizaban en el proceso de la momificación y la elaboración de algunos cosméticos y perfumes. Tras haber caído en olvido fue redescubierto por navegantes europeos en el siglo XV en el África subsahariana. Incluso fue causa de la «Guerra de la Goma» en el siglo XVIII, tras la cual Francia se quedó con el monopolio para el mercado europeo.

Hoy en día la mayor parte se utiliza en la industria alimentaria para fijar aromas, estabilizar espumas y emulsiones, modificar la consistencia de alimentos o clarificar vinos. También se utiliza en la fabricación de algunos medicamentos.

Al no conocerse ningún efecto tóxico no hay límites establecidos.

También se utiliza en la elaboración de tintes.

La goma arábiga es incluida en la composición de grisallas para decorar vidrios. En ellas cumple una función de aglutinante y genera condiciones atmosféricas adecuadas durante su combustión en el tratamiento térmico de la pieza.

Composición y propiedades[editar]

Químicamente se trata de un polisacárido con cantidades variables de D-galactosa, L-arabinosa, L-ramnosa y algunos ácidos derivados como el ácido D-glucorónico o el 4-O-metil-D-ácido glucorónico.

Se trata de una sustancia de color amarillento a pardo, inflamable aunque con un elevado punto de inflamación (>250 ºC), muy soluble en agua (aprox. 500 g/l) y con un LD50 > 16.000 mg/kg.

Aplicaciones técnicas[editar]

En el siglo XIX se elaboró un procedimiento de impresión basado en goma arábiga modificada con cromatos llamada litografía. Esta mezcla es sensible a la luz y permite reproducciones casi fotográficas. Sin embargo ha quedado en desuso.

La goma arábiga también se halla en algunos pegamentos por ejemplo los utilizados en el papel de liar cigarrillos o antiguamente en sellos y sobres postales.

La goma arábiga se encuentra entre los ingredientes de algunos caramelos masticables (p. ej.: mentos).

La goma arábiga es también muy usada en los cortes de algunas drogas ilegales, para así sacarles mayor rendimiento económico. Un ejemplo puede ser el hachís de baja calidad, donde se mezcla goma arábiga con el propio cannabis.

La goma arábiga está autorizada también como coloide protector de los vinos jóvenes para mejorar su estabilidad en botella, al evitar que precipite la materia colorante inestable (pigmentos y tartratos) y aumentar el equilibrio y las características organolépticas del vino, reduciendo la amargura y la astringencia, incrementando la suavidad y el cuerpo y mejorando la sensación grasa del vino.

Se suele adicionar goma arábica, con el objetivo de estabilizar la mezcla, a fuegos artificiales y demás productos pirotécnicos. Se añade como agente aglomerante que cohesiona la mezcla y la protege de la humedad, garantizando además, que durante su almacenaje no se eche a perder.

Enlaces externos[editar]