God of War: Betrayal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
God of War: Betrayal
Desarrolladora(s) Javaground
Distribuidora(s) Sony Pictures Entertainment
Plataforma(s) Teléfono móvil
Fecha(s) de lanzamiento 2007
Género(s) Acción-Aventura
Modos de juego 1 jugador
Formato(s) distribución digital
God of War God of War: Betrayal God of War: Ghost of Sparta

God of War: Betrayal, también conocido como God of War Mobile, es un videojuego 2D de desplazamiento lateral basado en la saga God of War, lanzado el 20 de junio de 2007 por Sony Pictures Entertainment para los dispositivos móviles. Cronológicamente transcurre inmediatamente después del primer God of War, aunque por error se informó que la historia continuaba a God of War II.

A diferencia de los otros juegos de la serie, éste se juega en los teléfonos móviles. Actualmente está disponible para los operadores y portales de todo el mundo. Hay una demo para PC que se puede descargar de forma gratuita.

Argumento[editar]

Tras los acontecimientos del primer God of War, Kratos está al frente de su ejército espartano con el objetivo de conquistar Grecia. Si bien lucha junto a sus guerreros, es atacado por un número de criaturas dirigidas por el gigante Argos, que es enviado por Hera para detener la guerra que Kratos está llevando a cabo. Sin embargo, antes de que Kratos pueda derrotar a la bestia, Argos es asesinado por un desconocido, en un esfuerzo para destruir la reputación del anti-héroe ante los Dioses del Olimpo. Kratos lo persigue a través de Grecia con el fin de descubrir la identidad del líder del asesino, que está tratando de poner a los Dioses en su contra. Sin embargo, el hijo de Hermes, Cérix, es enviado a entregar un mensaje a Kratos de parte de Zeus, que está cada vez más preocupado con la cantidad de destrucción que deja atrás Kratos. Cérix ordena detenerse a Kratos, pero el Dios de la Guerra se niega e inicia una gran batalla contra el mensajero. Aprovechando la situación, el asesino se escapa. Kratos mata a Cérix y los soldados espartanos lo celebran, pero al observar el cuerpo del Dios muerto se da cuenta de que Zeus tomará medidas de este acto de rebeldía.

Historia[editar]

Tras los acontecimientos del primer God of War, Kratos está al frente de su ejército espartano con el objetivo de conquistar Grecia. Si bien lucha junto a sus guerreros, es atacado por un número de criaturas dirigidas por el gigante Argos, que es enviado por Hera para detener la guerra que Kratos está llevando a cabo. Sin embargo, antes de que Kratos pueda derrotar a la bestia, Argos es asesinado por un desconocido, en un esfuerzo para destruir la reputación del anti-héroe ante los Dioses del Olimpo. Kratos lo persigue a través de Grecia con el fin de descubrir la identidad del líder del asesino, que está tratando de poner a los Dioses en su contra. Sin embargo, el hijo de Hermes, Cérix, es enviado a entregar un mensaje a Kratos de parte de Zeus, que está cada vez más preocupado con la cantidad de destrucción que deja atrás Kratos. Cérix ordena detenerse a Kratos, pero el Dios de la Guerra se niega e inicia una gran batalla contra el mensajero. Aprovechando la situación, el asesino se escapa. Kratos mata a Cérix y los soldados espartanos lo celebran, pero al observar el cuerpo del Dios muerto se da cuenta de que Zeus tomará medidas de este acto de rebeldía.

Jugabilidad[editar]

Al igual que las tres entregas de la saga en las consolas de Sony, los combates con ligeros toques de plataformas son las principales características de God of War: Betrayal aunque, obviamente y dado el potencial de las plataformas móviles, el desarrollo es puramente en 2D, como un beat'em up de la época de los 16 bits pero con infinidad de enemigos y las sangrientas batallas que identifican la serie.

Los diez niveles de los que consta el juego, de una duración y rejugabilidad bastante alta dada la ajustada dificultad de los mismos, se pueden superar fácilmente en cuatro o cinco horas, mucho más de lo estándar de otros títulos del género aunque algunas fases pecan de cierta repetitividad por ciertos escenarios muy parecidos o pautas de los enemigos poco trabajadas. Esto último es debido a que algunos no atacan hasta que no efectuemos nosotros un primer golpe, por lo que muchas veces Kratos ya comienza con cierta ventaja. De todas formas todos los combates se realizan a una velocidad vertiginosa y en muchas ocasiones estaremos rodeados, literalmente, por enemigos, no muy variados pero bastante resistentes.

Para vencerlos contamos con muchos de los combos ya vistos en la primera entrega de la saga, de una alta facilidad de realización, y con un buen surtido de armas o poderes, que se nos irán otorgando a medida que derrotemos a los enemigos finales. Entre los poderes encontramos muchos del primer God of War, tales como la Ira de Poseidón, que hace caer un rayo alrededor de Kratos; la Mirada de Medusa, que petrifica a los enemigos; la Furia de Zeus, para lanzar rayos a larga distancia; y el Ejercito de Hades, para invocar a varias almas del inframundo. Cada uno de estos ataques especiales se efectúa con uno de los botones de las esquinas del móvil por lo que en ocasiones resulta ligeramente incomodo escoger el ataque más efectivo, sobre todo contra los jefes finales de fase, mucho más resistentes que las hordas de lacayos.

De todas formas los ataques simples muchas veces son los más eficaces y para ellos Kratos sigue contando con sus conocidas Espadas del Caos, con las que puede realizar multitud de combos combinando el botón de ataque (el botón central del móvil) con la cruceta, que sirve para el movimiento de nuestro personaje. Un control muy simple y efectivo y que no suele dar demasiados problemas. Igualmente las situaciones durante los combates son bastante variadas y tan pronto estamos moviéndonos en una cuerda tensada mientras eliminamos enemigos que superando a cientos de hordas que nos atacan por todos lados. Obviamente la dificultad de los enemigos va aumentando gradualmente y los últimos niveles son bastante complicados si bien en ciertos casos la Inteligencia Artificial rival no es demasiado alta y los rivales no actúan de la mejor manera posible, molestándose entre ellos debido a su alto número o no atacándonos cuando tienen oportunidad.

Para ir aumentando el poder y/o la vitalidad de nuestro personaje contamos con las Plumas de Fénix y los Ojos de Gorgona, respectivamente (al recoger seis de cada tipo aumenta su barra), que van dejando caer algunos enemigos al morir aunque también se pueden encontrar por libre albedrío en el escenario o escondidos en ciertos cofres. También hay en ocasiones algunos orbes azules, que nos hacen recuperar un poco de poder mágico, el cual se va restaurando paulatinamente, fundamental para utilizar más asiduamente los comentados poderes de Kratos.

Finalmente, aparte de los momentos de plataformas, que normalmente no ofrecen demasiados problemas (excepto algún salto muy ajustado) también hay una serie de sencillos puzzles durante la aventura, que se basan en su mayoría en situar ciertas cajas o activar algunos mecanismos en un ajustado límite de tiempo, algo no demasiado original pero suficiente dada la intensa acción del título.

Aspectos técnicos[editar]

Gráficamente God of War: Betrayal es uno de los títulos que más partido saca a las 2D gracias a unos escenarios llenos de detalles y un elevado número de frames por segundo, según sus desarrolladores tres veces superior al de los juegos actuales. Además de un móvil bastante potente el juego requiere una resolución de 176 x 220 o de 240 x 320 pero en ambas el framerate es muy estable, casi sin ralentizaciones (aparecen ocasionalmente cuando hay muchos enemigos en pantalla).

Pero donde más destaca el aspecto visual es en las animaciones de Kratos, cerca de 100 según sus creadores, que cumplen a la perfección y cuentan con una gran variedad, no así las de los enemigos, ni demasiado numerosas ni variadas, al igual que su aspecto. No obstante la paleta de colores está muy bien escogida y el juego cuenta con una gran ambientación, que nos hace recordar fácilmente a la de los juegos en PlayStation 2.

Dentro del aspecto sonoro no hay demasiado que destacar ya que, tanto en las melodías como en los efectos sonoros el juego cumple sin llegar a despuntar a pesar de contar con cierta variedad de gritos y efectos de las armas. En este termino el juego también recuerda bastante a los de sus versiones superiores aunque bastante limitado, obviamente.

Sistema de Juego[editar]

Armas[editar]

  • Espada de Artemisa: Espada entregada por Artemisa (diosa) en God of War Es una gran espada, de manejo lento pero devastador.
  • Espadas de Atenea: Espadas que fueron entregadas por Atenea sustituyendo las espadas del caos. Es el arma principal de Kratos.

Poderes[editar]

  • Ejército de Hades: Poder entregado por Hades en God of War. Kratos puede invocar a varias almas del Inframundo, que atacaran en un periodo breve a sus enemigos.
  • Mirada de Medusa: Poder entregado por Afrodita con la condición de cortarle la cabeza a Medusa en God of War. Puede petrificar a sus enemigos.

Reliquias[editar]

  • Ojos de Gorgonas: Por cada ojo, la vitalidad de Kratos aumentará.
  • Plumas de Fénix: Por cada pluma, el poder mágico de Kratos aumentará.

Curiosidades[editar]

  • Las especulaciones surgieron en relación a la verdadera identidad del asesino. Fuentes no confirmadas aseguran de que se trata de Hermes disfrazado, lo que sugiere que toda la trama contra Kratos fue orquestada por Hades, quien se unió a Hermes y a su vez el resto de los dioses contra Kratos.
  • Este es el primer y único juego de God of War que no fue puesto en libertad en una plataforma de Sony PlayStation. Al igual que el único sin trajes de bonificación y minijuegos sexuales.
  • Según la resolución de pantalla del teléfono móvil, ciertos niveles del juego son modificados en su extensión o en caso contrario pueden ser omitidos.
  • El juego también incluye un modo llamado Arena, en el cual Kratos debe derrotar a una cierta cantidad de enemigos para alcanzar los niveles más altos del escenario.

Vease también[editar]

Enlaces externos[editar]