Giuseppe Siri

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cardenal Giuseppe Siri
Cardenal presbítero de S. María de la Victoria
Arzobispo emérito de Génova-Bobbio
Giuseppe Siri, 1962-65.jpg
Ordenación 22 de septiembre de 1928 por Carlo Minoretti
Consagración episcopal 7 de mayo de 1944 por
Pietro Boetto S.J.
Proclamación cardenalicia 12 de enero de 1953 por
el Papa Pío XII
Información personal
Nombre secular Cardenal Giuseppe Siri
Nacimiento 20 de mayo de 1906 en
Bandera de Italia Génova, Italia
Fallecimiento 2 de mayo de 1989 en
Bandera de Italia Génova, Italia
Alma máter Pontificia Universidad Gregoriana

Coat of arms of Giuseppe Siri.svg
'Non nobis, Domine
No a nosotros, Señor

Ficha en catholic-hierarchy.org
[editar datos en Wikidata ]

Giuseppe Siri (Génova, 20 de mayo de 1906Génova, 2 de mayo de 1989) fue un cardenal y teólogo italiano, arzobispo de Génova por más de cuarenta años que se destacó por su fuerte carácter conservador.[1] [2]

Biografía[editar]

Primeros años y sacerdocio[editar]

De origen humilde, Giuseppe Siri nació en Génova, hijo de Nicolò Siri y Giulia Bellavista. Giuseppe entró al Seminario Menor de Génova el 16 de octubre de 1916, y estuvo en el seminario mayor desde 1917 a 1926, siendo ordenado sacerdote por el arzobispo Carlo Minoretti el 22 de septiembre de 1928.[1] [3] Al salir del seminario, estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma, graduándose en 1929 con un Doctorado en Teología, que recibió la calificación summa cum laude.[4] [5]

De regreso en Génova fue capellán hasta 1930, cuando comenzó a hacer clases de Teología Dogmática en el Seminario Mayor de Génova, también enseñó Teología Fundamental durante un año. Además de sus deberes académicos, Siri era predicador, conferencista, y profesor de religión en el "Liceo Andrea Doria y Giuseppe Mazzini" desde 1931 hasta 1936. En 1937 fue rector del "Colegio Teológico de Santo Tomás de Aquino".[1]

Carrera episcopal[editar]

El 14 de marzo de 1944, Siri fue designado obispo auxiliar de Génova y obispo titular de Liviade por el papa Pío XII, recibiendo su consagración episcopal el 7 de mayo del mismo año por parte del cardenal Pietro Boetto, SJ, en la catedral de San Lorenzo.[3] El lema episcopal elegido por Siri fue: «Non nobis, Domine».[6] Ese mismo año, el 8 de septiembre, asumió como vicario general de la archidiócesis y durante su período como obispo auxiliar, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, fue miembro del Movimiento de Resistencia Italiano[2] y negoció con las tropas alemanas que amenazaban Génova, reuniéndose en secreto con líderes nazis, de lo que resultó un acuerdo de rendición que evitó un bombardeo a la ciudad.[4]

Después de la muerte del Cardenal Boetto, Siri fue nombrado arzobispo de Génova, el 14 de mayo de 1946, siendo elevado a Cardenal presbítero de Santa María de la Victoria por el papa Pío XII en el consistorio del 12 de enero de 1953.[3] En el momento de su proclamación, era el miembro más joven del Colegio Cardenalicio y se hizo conocido como el "Cardenal Minestrone" por su labor de voluntariado en comedores populares.[7]

En 1955, Pío XII lo nombró presidente de la Comisión Episcopal para la Dirección Superior de la Acción Católica Italiana y en 1957, lo envió como legado papal a España para el cuarto centenario de la muerte de San Ignacio de Loyola. El papa Juan XXIII le confió la presidencia de la Conferencia Episcopal Italiana el 12 de octubre de 1959, y permaneció en este puesto hasta 1965.[2] [8] [9] El 15 de diciembre de 1960 fue enviado a Bélgica para celebrar el matrimonio del entonces rey belga, Balduino I, recibiendo durante esta visita la condecoración de la Gran Cruz de la Orden de Leopoldo.[5]

Con la convocatoria al Concilio Vaticano II, Siri fue desde 1960 miembro de la Comisión Preparatoria Central, y fue también parte de la subcomisión de enmiendas en 1961.[5]

En los años setenta, hizo varios viajes al extranjero, visitando Senegal y Polonia en 1973, la Unión Soviética en 1974, Turquía en 1975, Venezuela en 1976 y Austria en 1977.[1] En 1979 y 1982 participó en las sesiones plenarias del Colegio Cardenalicio e incluso, contando con casi 80 años de edad, hizo varios viajes a diversos países: Irlanda (1979), Alemania Oriental y Checoslovaquia (1980), Francia (1981 y 1984), Polonia (1985) y España (1986).[2]

Durante su episcopado fue el administrador diocesano de la Diócesis de Bobbio, hasta que el 30 de septiembre de 1986 esta fue anexada a la de Génova, por lo que asumió el título de arzobispo de Génova-Bobbio.[2] En 1981, al cumplir 75 años, como lo exige el Código de Derecho Canónico, presentó su renuncia al papa Juan Pablo II, pero se mantuvo en el cargo hasta el 6 de julio de 1987, cuando se aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Génova, en la que gobernó hasta octubre como Administrador Apostólico.[1]

En el Concilio Vaticano II[editar]

Destacándose por sus opiniones fundamentalmente tradicionalistas,[9] durante el desarrollo del concilio, formó alianza con el arzobispo Marcel Lefebvre y con los cardenales Alfredo Ottaviani y Thomas Cooray, siendo parte de un grupo llamado Cœtus Internationalis Patrum. Aunque acerca de su opinión conservadora, en una entrevista dijo: «si tuviera que describirme, yo me definiría como un independiente, un hombre que camina solo y que no es miembro de ningún grupo».[4] Siri fue un ferviente opositor de muchas de las reformas progresistas de este concilio, afirmando que «la Iglesia tardaría muchos años en recuperarse de esta reforma».[10]

Candidaturas papales[editar]

Siri fue uno de los purpurados electores en los cónclaves de 1958, 1963 y en los de agosto y octubre de 1978. Giuseppe Siri fue, en los cuatro cónclaves, uno de los candidatos más relevantes al papado, contando con el apoyo de la curia romana y de los demás cardenales conservadores.[11]

Humo blanco saliendo de la Capilla Sixtina durante el cónclave de 2005.

Cónclave de 1958[editar]

Cuando se convoca el cónclave de 1958, que elegiría un sucesor para Pío XII, había dos fuerzas enfrentadas. Por los progresistas el principal candidato era Giovanni Battista Montini, arzobispo de Milán desde 1954, pero había un inconveniente: el papa no le había otorgado la púrpura cardenalicia. Por los conservadores la opción clara era Siri, pero sus 52 años de edad no lo favorecieron, ya que por ese entonces se tendía a que los pontificados no duraran mucho y a propósito de Siri entre los purpurados se decía: «Queremos un Padre santo, no un Padre eterno.».[12] [13]

Al no encontrar otro candidato que atrajera tantos votos como Montini y Siri, se optó por un "Papa de transición", que fuera aceptable para ambos sectores.[12] [14] [15] Este candidato fue Angelo Giuseppe Roncalli, patriarca de Venecia, quien se convertiría en el papa Juan XXIII.[16]

¿Gregorio XVII?

En el entorno del tradicionalismo sedevacanista ha sido sostenida la opinión de que en el cónclave de 1958, Siri fue elegido papa. El 26 de octubre de ese año los asistentes a la plaza de San Pedro tuvieron la impresión de ver salir de la chimenea de la Capilla Sixtina, durante varios minutos, el famoso humo blanco, lo que significaba que había sido elegido un nuevo papa; pasados los minutos el humo blanco fue convirtiéndose en negro.[17] [18]

La teoría es sostenida principalmente por el escritor y periodista Paul L. Williams, quien afirma haber examinado un informe de FBI del 10 de abril de 1961 en el que constataba que los servicios de inteligencia de Estados Unidos, habrían sido informados de que Siri había sido elegido legítimamente papa el día 26 de octubre de 1958, y que el mismo Siri había aceptado su elección y su voluntad de elegir el nombre de Gregorio XVII para su pontificado.[19] Pero que a pocos minutos de la elección los cardenales de la Europa Oriental le habrían obligado a renunciar, manifestando que se producirían «graves desórdenes y el asesinato de muchos clérigos que se encontraban detrás del Telón de Acero».[20] Pero según el presbítero y político italiano Gianni Baget Bozzo, otro fue el motivo que tuvieron los purpurados para hacer dimitir a Giussepe Siri: este era que en 1958 era muy joven, tenía 52 años de edad, y se consideraba que no estaba preparado para hacer frente al difícil escenario político de la Guerra Fría.[21] Algunos teóricos plantean que la frase dicha en su biografía por Siri: «He pedido perdón a Dios», se refiere al hecho de haberse negado a asumir la suprema dignidad.[12]

El día 28 de octubre de 1958, dos días después de la supuesta elección de Siri, contando con 77 años, fue elegido como nuevo sucesor de San Pedro Angelo Giuseppe Roncalli, ante la sorpresa del mundo entero y de los gobiernos del mundo occidental, escogiendo el nombre de Juan XXIII.[16]

Cónclave de 1963[editar]

La convocatoria del Concilio Vaticano II supuso para el catolicismo una difícil coyuntura. La muerte del papa Juan XXIII el 3 de junio de 1963 hizo que el cónclave de 1963 estuviera marcado por la preocupación general por la continuidad de las sesiones del concilio, aún en curso. Los cardenales pro-conciliares querían a un sucesor que continuara con la tarea reformista, mientras que los prelados anti-conciliares querían un pontífice que finalizara rápidamente con el concilio.[13]

Ante este contexto de rivalidad entre conservadores y progresistas, era Giovanni Montini un firme candidato de los progresistas, convencidos de que continuaría con la obra del difunto Juan XXIII.[22] Por los conservadores, Siri prefirió mantenerse al margen, por lo que el candidato de los tradicionalistas fue el cardenal Ildebrando Antoniutti. Se comentó en algunos medios que Siri apoyaba la idea de finalizar el concilio pero los obispos querían continuar con la tarea reformista. El cardenal elegido, luego de tres días de votaciones, fue Montini, que decidió llamarse Pablo VI.[23]

Cónclaves de 1978[editar]

Acaecida la muerte de Pablo VI, el 6 de agosto de 1978, Siri recibió las visitas de los cardenales Egidio Vagnozzi y Pietro Palazzini para pedirle que definiera su candidatura, a los que respondió que «no estaba pidiendo nada a nadie, ni negando nada a nadie», según cuenta en su biografía. Con esta declaración, dejaba abierta la posibilidad de su candidatura, y así lo entendió Vagnozzi, quien comenzó a difundirla entre el resto de los conservadores.[24] [25] [26]

Rumores nunca confirmados han sugerido que Siri habría obtenido la mayoría en el primer recuento de votos, en el cónclave de agosto de 1978, pero fue derrotado en última instancia por el cardenal Albino Luciani, que pasó a llamarse papa Juan Pablo I.[24] [27] Cuando fue elegido papa Albino Luciani, el 26 de agosto de ese año, diferentes purpurados declararon: «es una pena que no podamos contar lo que hemos vivido», «la elección la ha provocado literalmente el Espíritu Santo», «hemos sido testigos de un auténtico milagro moral».[28]

Después de la muerte de Juan Pablo I, días después de su elección, Siri era el principal candidato conservador, en oposición a Giovanni Benelli, arzobispo de Florencia y principal candidato liberal.[12] Se ha afirmado que el ganador de ese cónclave, Karol Wojtyła, que posteriormente sería el papa Juan Pablo II, habría sido elegido gracias a un compromiso entre ambos candidatos. A su vez, esta elección fue una "verdadera derrota" para la curia romana, que esperaba poder elegir nuevamente a un pontífice italiano.[29] El teólogo romano Gianni Genari, de carácter progresista, declaró por aquellas fechas que si Siri hubiera sido elegido Papa habría sido una verdadera desgracia para la Iglesia, que hubiera podido provocar el abandono del ministerio de miles de sacerdotes de todo el mundo.[10]

Tumba de Siri en la Catedral de Génova.

Muerte[editar]

Con la llegada de monseñor Giovanni Canestri para sucederlo como arzobispo de Génova-Bobbio se retiró a la Villa Campostano, ya que su benefactora la condesa Carmela Campostano en su testamento, había ofrecido hospitalidad al arzobispo.[2]

En abril de 1989 cayó enfermo aquejado de molestias en el corazón y problemas circulatorios. El 2 de mayo de ese mismo año, a los 82 años de edad, murió en su retiro de Villa Campostano. El solemne funeral tuvo lugar el 5 de mayo en la catedral de San Lorenzo, donde están sepultados sus restos.[5] [10]

«­Insto a la comunidad genovense a reunirse para recordar con afecto el mensaje del magisterio y la vida del difunto Pastor, que a todos propuso un camino inspirado en la primacía del Evangelio, con la convicción de que los caminos del bien personal y social pasan sólo a través Cristo

Mensaje del papa Juan Pablo II con motivo de la muerte de Siri.[30]

Honores[editar]

Honores otorgados a Giuseppe Siri, ordenados cronológicamente:[5]

Equestrian order of the Holy Sepulcher of Jerusalem BAR.svg - Caballero de la Gran Cruz de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén (1946)

Croix Croix du Mérite ordre de Malte ecclésiastiques.PNG - Alguacil de la Gran Cruz de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta (1956)

Grand Officer Ordre de Leopold.png - Oficial de la Gran Cruz de la Orden de Leopoldo (1960)

Cordone di gran Croce OMRI BAR.svg - Caballero de Gran Cruz de la Orden al Mérito de la República Italiana (1963)

Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio.png - Gran Alguacil de Justicia de la Orden Constantiniana de San Jorge (1985)

Publicaciones[editar]

Lista de libros escritos por el cardenal Siri:[31]

  • A te sacerdote
  • A te seminarista
  • Card. Giuseppe Siri. Omelie per l'anno liturgico (2008)
  • Catechismo sociale cristiano
  • Esame di coscienza pratico
  • Esercizi Spirituali
  • Getsemani. Riflessioni sul movimento teologico contemporaneo (1980)
  • I giovani e la vita di grazia
  • L’Immacolata messaggio di Dio
  • Ritorno alla S. Messa

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e cardinalsiri.it. «La vita del Card. Siri» (en italiano). Consultado el 12 de noviembre de 2010.
  2. a b c d e f Spiazzi, Raimondo (1990). Il Cardinale Giuseppe Siri, Arcivescovo di Genova dal 1946 al 1987: la vita, l'insegnamento, l'eredità spirituale, le memorie (en italiano). Edizioni Studio Domenicano. ISBN 978-88-709-4018-3. 
  3. a b c Cheney, David M., «Giuseppe Cardinal Siri» (en inglés), The Hierarchy of the Catholic Church, http://www.catholic-hierarchy.org/bishop/bsiri.html, consultado el 12 de noviembre de 2010 
  4. a b c nytimes.com (03 de mayo de 1989). «Giuseppe Cardinal Siri Of Genoa Is Dead at 82» (Impreso) (en inglés). New York Times. Associated Press. Consultado el 16 de enero de 2011. 
  5. a b c d e Miranda, Salvador (1998-2011). «SIRI, Giuseppe» (en inglés). The Cardinals of the Holy Roman Church. Consultado el 23 de enero de 2010.
  6. Sicari, Giovanni. «Siri Giuseppe» (en italiano). Araldica Vaticana. Consultado el 25 de enero de 2011.
  7. Karsh, Yousuf; Lees, David (14 de junio de 1963). «Great Princes of the Church». Life 54 (20):  pp. 31. «...was once called the "minestrone cardinal" for his charity work.». 
  8. Gheda, P. (2006). Il card. Giuseppe Siri e la Conferenza Episcopale Italiana al Concilio Ecumenico Vaticano II (en italiano). Florencia: Giunti. 
  9. a b Adornato, Giselda (2006). Pablo VI: El coraje de la modernidad. Bogotá: San Pablo. pp. 84, 138. ISBN 978-958-715-415-3. 
  10. a b c elpais.com (03 de mayo de 1989). «Fallece el cardenal Guiseppe Siri, cuatro veces candidato al papado» (Impreso). El País. Consultado el 12 de noviembre de 2010. 
  11. time.com (30 de marzo de 1962). «Religion: The Princes of the Church». Time Magazine. http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,895979-3,00.html. Consultado el 16 de enero de 2011. 
  12. a b c d Santolaria, José-Apeles (1999). Historias de los Papas. Barcelona: Plaza & Janés Editores. pp. 224–226. ISBN 978-84-015-4049-3. 
  13. a b Bedoya, Juan G (18 de abril de 2005). «Los dos grandes pontífices del Vaticano II y el misterio Luciani» (Impreso). El País. Consultado el 20 de enero de 2011. 
  14. Franzen, August (1974). Papstgeschichte (en alemán). Herder. p. 410. 
  15. Collins, Roger (2009). Los Guardianes de las Llaves del Cielo. Barcelona: Editorial Ariel. ISBN 978-84-344-8827-4. 
  16. a b Bendaña, Ricardo (2001). Ella es lo que nosotros somos y mucho más: síntesis histórica del catolicismo guatemalteco : II Parte, 1951-2001. Librerias Artemis Edinter. p. 28. ISBN 978-84-897-6689-1. 
  17. Durante la transmisión en directo de la Radio Vaticano el locutor, el padre Pellegrino, dice con alegría: «El humo es blanco, no hay duda, el Papa fue elegido...»
  18. Camacho, Santiago (2005). La biografía no autorizada del Vaticano. 
  19. Cooney, John (1984). The American Pope: The life and times of Francis Cardinal Spellman (en inglés). Nueva York: Times Books. ISBN 978-0-44010-194-9. 
  20. Williams, Paul L. (2003). The Vatican Exposed. Money, Murder, and the Mafia (en inglés). Prometheus Books. ISBN 1-59102-065-4. 
  21. Langone, Camilo (6 maggio 2006). «“Ieratico, pragmatico, grande attore liturgico”, Giuseppe Siri» (en italiano). Il Foglio. http://www.kattoliko.it/leggendanera/modules.php?name=News&file=article&sid=1228. Consultado el 15 de enero de 2011. 
  22. Santolaria, José-Apeles (1999). Historias de los Papas. Barcelona: Plaza & Janés Editores. p. 225. ISBN 978-84-015-4049-3. 
  23. Orlandis, José (1998). La Iglesia Católica en la segunda mitad del siglo XX. Madrid: Ediciones Palabra. p. 45. ISBN 978-84-823-9286-8. 
  24. a b Allen Jr., John L. (2005). «How a pope is elected» (en inglés). National Catholic Reporter. http://www.nationalcatholicreporter.org/update/conclave/how_to.htm. Consultado el 16 de enero de 2011. 
  25. Urdaci, Alfredo (2005). «El día que muera Juan Pablo II». Crónica de El Mundo (487). http://www.elmundo.es/cronica/2005/487/1107644420.html. Consultado el 15 de enero de 2011. 
  26. González, Enric (18 de abril de 2005). «Los cardenales se encierran en cónclave para elegir al primer papa del siglo XXI» (Impreso). El País. Consultado el 20 de enero de 2011. 
  27. time.com (11 de septiembre de 1978). «Religion: How Pope John Paul I Won» (en inglés). Time Magazine. http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,946069-2,00.html. Consultado el 16 de enero de 2011. 
  28. Infiesta Miguel, Jesús (1978). Juan Pablo I, alegría de los pobres. Madrid: Ediciones Paulinas. p. 104. ISBN 978-84-2850-718-9. 
  29. Arias, Juan (17 de octubre de 1978). «La elección del cardenal Wojtyla se considera en Roma como una derrota de la curia» (Impreso). El País. Consultado el 15 de enero de 2011. 
  30. cardinalsiri.it. «Omelia per i funerali del Card. Giuseppe Siri» (en italiano). Consultado el 22 de enero de 2010.
  31. cardinalsiri.it. «Opere del Cardinal Siri» (en italiano). Consultado el 22 de enero de 2010.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Cardenal Pietro Boetto
Arcbishoppallium.png
Arzobispo de Génova

19461987
Sucesor:
Mons. Giovanni Canestri