Giovanni da Pian del Carpine

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Giovanni da Pian del Carpine
Nacimiento hacia 1182
Cerca de Perusa, Península Itálica
Fallecimiento 1252
Bar
Nacionalidad Italiana
Ocupación Misionero
[editar datos en Wikidata ]
Mapa mostrando el viaje de Giovanni da Pian del Carpine a Oriente (su ruta está indicada en azul oscuro)

Giovanni da Pian del Carpine (ca. ¿1182? - 1252), misionero franciscano italiano.

Biografía[editar]

Fue conocido también como Juan de Plano Carpini (o Carpino) o como Joannes de Plano, es probable que naciera en 1182 o en los años inmediatamente posteriores. Oriundo de un pueblo cercano a Perusa, sobre las orillas del lago Trasimeno, pueblo llamado entonces Pian di Carpine, y que hoy lleva el nombre de Magione.

Fue uno de los primeros discípulos de San Francisco de Asís y en 1221 fue designado por dicho santo para predicar la fe a los teutones,[1] que aún eran paganos. Muy posiblemente fue enviado por el Papa Gregorio IX como embajador ante el rey de Túnez; regresó a Europa en 1241 nombrándosele provincial de Colonia.

El nuevo Papa Inocencio IV le envió a negociar la paz cristiana con el Khan mongol. En el momento de la marcha hacia el imperio mongol, tenía sesenta y tres años, siendo además hombre corpulento y pesado, de forma que, según cuenta la crónica franciscana, sólo podía desplazarse sobre un asno bien robusto; así pues el 5 de marzo de 1245, el Papa le otorgó su bendición y le entregó una carta destinada «al rey y al pueblo de los tártaros» en la que reprocha al Khan el haber asesinado a muchos cristianos, recomendándole que cesen las matanzas y persecuciones.

El 4 de abril de 1245, día de Pascua, acompañado de otro monje llamado Esteban de Bohemia, salió de Lyon para dirigirse hacia el imperio mongol utilizando la Ruta de la Seda. Esteban se descompuso cerca de Kiev y se tuvo que quedar; tras buscar consejo de su viejo amigo el rey Wenceslao I de Bohemia, en Breslavia se reunió con otro franciscano menor, Benedicto de Polonia, quien lo acompañó en carácter de intérprete.

Durante las cuatro semanas que estuvo en la corte mongola, fue un hábil diplomático capaz de hacer hablar a cuantos le rodeaban, llevando a cabo lo que se podría llamar una labor de espionaje. Allí recoge multitud de informaciones sobre el origen y genealogía mongola, la organización del imperio, la constitución del ejército, su armamento y tácticas guerreras, etc. Este viaje al corazón del Imperio mongol duró hasta 1247. A su regreso escribiría Historia Mongolorvm y su Relación Tártara que constituirían las primeras historias medievales europeas acerca de los mongoles y sus dominios del Asia Central,[2] siendo su propio viaje uno de los primeros contactos europeos con Oriente anterior a la Era de los Descubrimientos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Marie-Armand d'Avezac, Relation des Mongols ou Tartares: première éd. complète, publiée d'après les manuscrits de Leyde, de Paris et de Londres, et précédée d'une notice sur les anciens voyages de Tartarie en général, et sur celui de Jean du Plan de Carpin en particulier, 1838.
  2. Michel Jan, Le voyage en Asie centrale et au Tibet, Bouquins, Robert Laffont, 1992, p. 4.

Enlaces externos[editar]